VERSIÓN PARA IMPRESIÓN
22/05/19

Llueve, abajo el gobierno

Esteban Valenti

Es tan deplorable ser fanático a favor, o en contra de algo, ser una foca de determinado color o del otro, aparentemente opuesto. La política más que nunca necesita racionalidad, para volver a tener en algún momento emociones y alma. Nos va a costar mucho trabajo.

Nadie podrá acusarme de no criticar lo que considero son los errores, los horrores o los desvíos morales del actual gobierno y del Frente Amplio, lo hice desde dos posiciones: los valores republicanos y democráticos que considero fundamentales y fundacionales del FA y, desde la información lo más precisa posible. Averiguando e investigando.

Para los "desinteresados" aclaro por milésima vez, que en estas elecciones, sólo votaré a Navegantes-La Alternativa, y si en alguna de las instancias no está presente por decisión de los electores, no votaré.

Por ello mismo estoy tranquilo a la hora de razonar y de no transformar a como dé lugar una situación en un mensaje electoral partidario o anti partidario de cualquier forma. Aunque hay alguna pobre gente, fanáticos que nunca podrán entenderlo.

Esta actitud es para mí el principal aporte que yo puedo hacer a la campaña electoral en tiempos de furores, de chicanas y de pequeñas movidas utilizadas a diestra y siniestra. No quiero ser foca de nadie.

Las redes son un instrumento muy útil para difundir ideas, agregarles algo de ingenio y humor y también para mentir y para exponer en toda su inmensa grandiosidad las aletas de las focas y los colmillos de los fanáticos. Llueve, abajo el gobierno, o su variante, ustedes lo hicieron antes mucho peor que nosotros.

Habrá política concentrada y condensada antes de junio, después de junio y hasta octubre, luego hasta noviembre y hasta mayo en las departamentales y las alcaldías. Así que todos seremos puestos a prueba. Y después tenemos cinco años para juzgar y para juzgar nuestras decisiones.

Voy a dar un ejemplo pequeño, casi banal. Si uno recorre la ciudad, las avenidas y en todos lados ve grandes mechones de pasto y yuyos que afean la capital de todos los uruguayos, hay que saber que eso es responsabilidad de la Intendencia y en las calles interiores de las alcaldías. Y la prolijidad no es un lujo, es un derecho por el que pagamos muy buenos impuestos y queremos una ciudad ejemplar.  No lo es. ¿Eso es política? Si, como no, y sobre todo cuando hay varios intendentes que se presentan a las elecciones. Tienen que responder por toda la mugre y el funcionamiento de la ciudad, como por ejemplo que no haya una señal de tránsito pintada en la calle que esté en buen estado y muchos detalles, porque vivimos entre los detalles.

Pero nadie nos impide cuidar nuestras veredas, arreglarlas, cuidar que los yuyos y el pasto no afeen nuestros barrios y nuestra propia casa o edificio. Miren con atención y verán el descuido generalizado.

La limpieza de la ciudad es responsabilidad de todos, y los montevideanos - el caso más evidente son las veredas - estamos despreocupados y egoístas con nuestra hermosa ciudad.

Pero también debo reconocer que hay obras en muchas partes de la ciudad, que a veces causan incomodidades, pero hay obras, y eso es lo importante. Claro que en comparación con la intendencia anterior, y la anterior, todo parece un milagro.

A la hora de las elecciones departamentales, es justo y necesario que los ciudadanos de Montevideo, hagamos un gran esfuerzo y tengamos memoria corta, media y larga. Se impone un balance de 30 años de gobiernos del FA. ¿Es esta la capital que nos merecemos los uruguayos? Porque es de todos.

Otro ejemplo. un camionero se da de punta con un enorme camión con zorra contra un puente y lo derriba, tres barcos chatarra se sueltan y chocan contra el puente de Carmelo y el ministro Victor Rossi viaja de inmediato y busca y, sobre todo encuentra, soluciones inmediatas al problema. Es política, si, por suerte y de la buena, sobre todo considerando la debilidad en cuadros dirigentes del actual MTOP.

El prepotente que, rodeado de otros prepotentes agrede e insulta al ministro, es parte de una realidad social y cultural que tiene que ver con todos.

Vuelvo del Este y en lugar de hacer la ruta de siempre, la interbalnearia, se me ocurre tomar la ruta 9 y la ruta 8 y veo con asombro los cambios, la doble vía, el desvío para no pasar por Pando y lo digo fuerte. ¿Es política? Si y lo reivindico.

El primer gobierno del FA fue un buen gobierno, con cambios importantes que luego se empantanaron y retrocedieron, a nivel fiscal, de los entes, de las políticas sociales, de las obras públicas, de la salud, de la educación y sin ninguna duda de la seguridad. Con una aclaración, el primer gobierno fue bueno, menos en la seguridad, allí comenzó el desbarranque.

Luego vino un gobierno que nos propuso "un país de primera" y lo único que nos dejó de primera fue el déficit fiscal y la deuda en ascensor y que hipotecó el país en la gestión de ANCAP y otras empresas del estado, en los faraónicos proyectos fracasados, en la lotización de ASSE y de otras estructuras del Estado y con una muy mala intendencia de Montevideo. Y muchos funcionarios y cargos de confianza "compañeros" Un mal gobierno, que hipotecó el futuro, por la corrupción en algunos sectores y por el despilfarro del dinero público.

Y un tercer gobierno plano, que hace la plancha, que cambió totalmente el tono del primer gobierno Vázquez y donde el único gran proyecto es UPM2 y el ferrocarril central. UPM 2negociada con los finlandeses con una bandera blanca en cada mano.

Hay tormentas que son culpas de los gobiernos. Pero para que exista y se mantenga una mentira hace falta que uno la cuente y otro la crea. Eso lo veremos en pocos meses.

Las emergencias en el Uruguay tienen una estructura para ser atendidas de manera inmediata, con la intervención de todas las instituciones a nivel nacional y departamental, los comités de emergencia muy superior a lo que se ve en los alrededores. Con recursos destinados desde el gobierno central y las intendencias. ¿Política? Si y a mucha honra. Hay tormenta no es culpa del gobierno, ni mucho menos.

La solidaridad social, desde diversas organizaciones sindicales, de la sociedad civil, de los ciudadanos, es parte fundamental de la identidad de una sociedad. En esta nave viajamos todos.

Lo que sucedió con la agresión a los médicos y funcionarios del Hospital Pasteur que atendieron como correspondía una emergencia de un motociclista que había robado una moto y se accidentó, es una pincelada de una parte de la sociedad. Hermanos, parientes y amigos del ladrón, que están muy cerca, pegados a su condición. Muchas veces hay ejemplos de reacciones en barrios, donde la delincuencia es protegida por feroces vecinos. ¿Delincuentes también ellos? Y, sí.

Viene floja la temporada turística luego de un crecimiento espectacular, es cierto, y la causa no es solo la diferencia cambiaria - que incide fuerte en los argentinos - es que en la vecina orilla están en plena crisis, con caída del PBI, una desocupación importante y más de 12 millones de pobres. El Ministerio de Turismo no tiene que tratar de arreglar la situación con declaraciones una detrás de otra, una situación que es material y tangible. El pico no arregla la realidad. Es política. Sí.

Pero si desde el conjunto de la sociedad, que incluye naturalmente los que viven del turismo, como empresarios y empleados, no existe una fuerte iniciativa, no lograremos utilizar todo nuestro gran potencial. Los uruguayos somos partes fundamental del turismo.

Punta del Este, está muy bien mantenida, con excelente calidad de los servicios y de las obras, sin ninguna duda, negarlo es miserable, pero las casillas de bañistas que costaron decenas de miles de dólares y sobre todo las gigantescas torres que se están construyendo con excepciones a las limitaciones en altura, son un despropósito para la personalidad y la calidad de ese balneario. Cuando el puerto espacial de Vignoly en el Hotel San Rafael esté pronto y lo comparemos con el puente que proyectó sobre la laguna Garzón, que es magnífico, o el aeropuerto de Montevideo que es maravilloso, nos dará vergüenza. Eso es política, pero sobre todo es plata y nada más que plata. Y los que votaron esos adefesios que se hagan responsables, en primer lugar el intendente de Maldonado y los ediles que levantaron sus manos.

Se va a construir un viaducto para entrar y salir del puerto de Montevideo, con un costo de más de 100 millones de dólares. Enhorabuena. Pero ¿Por qué lo tiene que pagar la ANP incluyendo 50 millones de dólares de endeudamiento con la Corporación Andina de Fomento? ¿Por qué no lo puede pagar UPM que lo va a utilizar a troche y moche o las empresas portuarias, sobre todo TCP que quiere ampliar otros 30 años la concesión de uso de su terminal de contenedores, que se verá ampliamente beneficiada por esa obra?

Las operaciones de la policía encabezadas por Gustavo Leal, en diversas zonas rojas de la capital, para combatir y desalojar a las bandas de delincuentes, hay que resaltarlas. Son la combinación de labor de inteligencia, de liderazgo y transmiten un correcto mensaje a la población y a los delincuentes. Es política, no tengan ninguna duda. ¿Por qué no la hicieron antes y los mandos naturales al frente de esas operaciones?

También es política, mirar con horror cantidad de afiches carreteros del FA que pululan por todas las rutas y avenidas y que son un horror. La consignas, el diseño con colores que se empastan totalmente y lo sabe cualquier diseñador gráfico en primer año de la UTU, y con una firma invisible. ¿Quién se los hace, el enemigo?

También es política, decirle a "LUIS" que queda mal aparecer atrás de unas letras que parecen barrotes en sus carteles carreteros. No pueden tirar la plata de esa manera.

Siempre se puede decir que las cosas tienen un sesgo o implican un aspecto político, pero ahora, este año tendremos una saturación de política, de la buena (esperemos), de la media, de la mala y de la  mediocre.

Me voy a permitir por último un comentario carnavalero. Atraído por las polémicas en las redes vi la actuación de Agarrate Catalina y la comenté en Twitter. Es muy creativa, muy crítica, con contenidos muy sutiles y muy duros a la vez, con generosidad en el homenaje a las murgas de La Teja. El mensaje no es a favor de nadie, es contra los políticos en general, aunque el letrista "vote a Mujica" como ellos lo confiesan. Enojaron a muchos fanáticos del FA, cuando en realidad su mensaje principal es contra los políticos en general, sintonizándose con un sentimiento muy extendido en la sociedad uruguaya, que se esconde detrás del esquema de las encuestas. Veremos cómo sigue.

Ahora, "calando" diversas actuaciones murgueras, no hay duda que los vientos cambiaron, ni siquiera en el carnaval, vienen de cola para el gobierno y el FA.

Mi exhortación, por lo que vale, es que los políticos nos esforcemos intelectualmente, estéticamente, ideológicamente y sobre todo políticamente a elevar el nivel de la campaña y, a los ciudadanos a no dejarse arrear por conceptos básicos y primitivos.

¡Arriba la política uruguaya!

¡Abajo el simplismo!

Esteban Valenti - Periodista, escritor, coordinador de Bitácora, director de Agencia de Noticias Uypress

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



Más información en:
https://www.uypress.net/auc.aspx?93703