*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Eppur si muove
Mónica Xavier Mónica Xavier
¡Uruguay no se detiene!
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Reclamamos régimen jubilatorio para trabajadores de Juan Lacaze
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Se la llama: crisis catalana. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
“La Nueva Sociedad”
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
América del Sur: zona de paz
Esteban Valenti Esteban Valenti
Barcelona el conflicto entre los recuerdos
Homero Bagnulo y Carlos Vivas Homero Bagnulo y Carlos Vivas
Cuando los comportamientos de los médicos comprometen el contrato social
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Energía y celulosa: medias verdades, medias mentiras
Jorge Larrobla Jorge Larrobla
Brou- El conflicto inventado
Dr. Federico Arregui Mondada Dr. Federico Arregui Mondada
De “ focas “, fachos y traidores
Daniel Feldman Daniel Feldman
Alejandro Rey, el personaje tras bambalinas en el Solís
Pablo Mieres Pablo Mieres
Nueve medidas por la transparencia y contra la corrupción
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
Clinton y Astori; ¿sin sex appeal, no hay nada..?
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Los hombres que produce el sistema penitenciario cubano
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Las sorpresas de ser orejano
Mauricio Toledo Mauricio Toledo
Obesidad y Depresión. Una buena manera de cuidar su salud afectiva es cuidar de su cuerpo.
Pablo de los Reyes Pablo de los Reyes
“La esperanza es lo último que se pierde”
Andrea recomienda: a los amantes Andrea recomienda: a los amantes
Diseño, Arte, Gastronomía & Co.
Omar Gil Omar Gil
Problemas abiertos: retos para la Matemática
Luis Fernández Luis Fernández
...¡Que viva España!!!
Joaquín Roy Joaquín Roy
¿En qué momento se jodió Catalunya?
Edgardo Sandoya Edgardo Sandoya
Angioplastia como placebo
Roberto Soria Roberto Soria
La imprescriptibilidad, asunto político
Héctor Musto Héctor Musto
Algunas cosas que viví con Daniel Viglietti
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Cien años después
Nathan Novik Nathan Novik
Condiciones para superar el conflicto árabe israelí
Adriana Marrero Adriana Marrero
Palabras que sobran, palabras que faltan
David Malowany David Malowany
Para el israelí Yuval Noah Harari los derechos humanos son fruto de la imaginación colectiva
Carlos Visca Carlos Visca
El desarrollo de la industria naval como parte de la economía y defensa nacional
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Otras literaturas: Mario Barité
Pablo Cúneo Pablo Cúneo
La confusión conceptual de Hoenir Sarthou
Dr. Charles Carrera Leal Dr. Charles Carrera Leal
Un circo de mentiras contra ASSE
más columnistas



 
MET-ROND-POINT_Banner200x73 (2)
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Adriana Marrero

El cántaro fresco: educación, hoy

Adriana Marrero

11.09.2017

El 5 de setiembre, hace hoy una semana, se inauguraron las VI Jornadas Binacionales de Educación en la ciudad de Rivera, en un salón de actos de la Intendencia colmado de docentes, estudiantes, investigadores y autoridades de la educación.

El día 6, en Tacuarembó, más de 300 docentes y estudiantes del Instituto de Formación Docente, colmaron el más grande salón del Instituto y cuando ya no entraba nadie más, acomodaron sillas en el patio para asistir a la conferencia mirando por las ventanas laterales del salón, y permanecieron allí durante las tres horas que duró la actividad, cerrada con una catarata de preguntas e intervenciones. Como saben quienes me siguen en Facebook, fui testigo privilegiado de ambas instancias, y quiero contarles lo que vi.

Vi, en primer lugar, a muchos cientos de docentes y futuros docentes. El entusiasmo, la necesidad de saber más sobre educación y de tomar contacto con las personas que piensan la educación y plantean soluciones para los diversos problemas que la aquejan, el impulso de acceder a más y mejor conocimiento, todo eso estaba visible en los rostros graves y atentos. Los más jóvenes, casi todas mujeres, con la mirada abierta y despierta, atendían ávidos, prontos a captar la más leve broma y soltar una risa breve, limpia y respetuosa. Los más experimentados, buscando en las palabras de los oradores, las pistas para la interpretación de su vida cotidiana como profesionales. Todos, de todas las edades, dispuestos a poner sobre un papel las preguntas e inquietudes que les quedaban pendientes, para hacerlos llegar a los conferenciantes.

Vi líderes académicos de sus comunidades. En Rivera, la Directora del CERP, Karina Nossar, formó un equipo de trabajo eficiente y cordial, con una capacidad de organización y de reunión de diferentes actores de la educación nacional, notable: autoridades de ANEP, del MEC, de la Universidad de la República, de otras universidades privadas, de la Intendencia de Rivera, académicos de tres países del Mercosur, y otras muchas personas, se hicieron su tiempo para estar en Rivera y acompañar las actividades. Es que, las VI Jornadas Binacionales, ya se han transformado en un evento académico a tomar en serio. A otra escala, en Tacuarembó, la Prof. Sheila Tarde, con mínimos apoyos, logró reunir a cientos de estudiantes y docentes alrededor de una jornada de trabajo sobre Género y Educación. No sólo había docentes y futuros docentes, también había líderes estudiantiles, jovencitas que se preguntaban sobre su lugar en la actividad sindical, académica, profesional y social.

Vi, en potencia, una sede universitaria. La actividad académica es mucho más que Conferencias y Jornadas. Detrás del evento puntual, se percibían los frutos de una actividad continuada con múltiples logros, típicamente académicos: Una revista académica, Tópos, arbitrada, y con la misma indexación de la revista del Departamento de Sociología de la UdelaR al que pertenezco; Actas de Jornadas anteriores publicadas, libros publicados por docentes de la institución y presentados en las jornadas, algunos en su segunda edición; en suma, producción de conocimiento nuevo. ¿Por qué otra cosa se caracteriza, finalmente, un centro universitario?

También hay cosas que no vi.

No vi docentes crispados. No vi reivindicaciones mal fundamentadas. No vi quejas sobre ningún "malestar docente". No vi lamentos ni desencantos ni rabia ni reproches.

No vi a nadie pedir atajos. No vi a nadie queriendo ocupar un lugar que no merece o recibiendo un título por el cual no hayan tenido que estudiar y esforzarse. No vi a nadie queriendo que le regalen un alto grado en una posible universidad, sin tener postgrados o sin dar concursos. No vi a nadie reivindicar la mera antigüedad en un cargo, como criterio para un ascenso. No vi más que gente honesta, cordial, dispuesta a abrazar su profesión y hacerlo de la mejor manera posible, con esfuerzo, y con alegría.

Estas experiencias son refrescantes y aleccionadoras. Nos muestran un país que frecuentemente no queremos o no podemos ver, interferidos por la cacofonía de demandas y recriminaciones. Nos muestran también el país que podría ser, si no menospreciáramos a los docentes y no les atribuyéramos al colectivo, las mezquindades, la defensa de privilegios, y el afán de poder que caracteriza a algunos de sus representantes más visibles y locuaces. Nos muestran, finalmente, el país que podemos construir si nos lo proponemos de verdad: un país centrado en el saber, el conocimiento y la educación, preocupado por los logros de la gente y no por los apellidos o linajes, regido por la ética personal y el compromiso profesional, que valore el esfuerzo y que no transe con inescrupulosos, arribistas o mentirosos.

Este Uruguay de hoy tiene que mirar hacia adelante y hacia arriba, firme en sus principios e ideales, buscando ser la mejor versión de sí, para orgullo de todos nosotros. En la educación y el conocimiento está la clave. La invitación, hoy, no puede ser más oportuna.

Adriana Marrero

adrianauypress@gmail.com



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net