*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
Las culpas en la izquierda uruguaya
Mónica Xavier Mónica Xavier
La histórica e impostergable reforma de la ley orgánica militar
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Transparencia en la información. Una exigencia ética de todo sistema de salud
Daniel Vidart Daniel Vidart
Ayestarán
Pablo Mieres Pablo Mieres
Antel Arena: ¿por qué se oculta información?
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Concentración de la riqueza: supernova especulativa
Enrique Canon Enrique Canon
Cuidado, no caigas
Jaime Igorra Jaime Igorra
Fuerzas Armadas uruguayas y el control de nuestras fronteras
Luis Fernández Luis Fernández
“Por la misma... y cambiando”
Federico Arregui Federico Arregui
La región y Uruguay
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Los tiempos cambian, las visiones de país no
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El impuesto al valor agregado. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
El Mundo en guerra
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
La difamación como arma disuasoria del sionismo
Gonzalo Moratorio Gonzalo Moratorio
Cazadores de virus, así estudiamos la evolución viral
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Frontera colada
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Sobre las encuestas basadas en avisos de Facebook II
Lic. Sebastian Hagobian Lopez Lic. Sebastian Hagobian Lopez
Uruguay, mirado desde el mundo
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
Redoblando la apuesta
Michael Añasco Michael Añasco
Polonia blanca, Pura y Católica
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
¿ISRAEL NOTICIAS O PROPAGANDA? CUANDO SE MIENTE NO SE PUEDE DETENER
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
La maradonización de Argentina o viceversa
Adriana Marrero Adriana Marrero
Señores: así, NO.
Carlos Pérez Carlos Pérez
A propósito del borrador del Programa del Frente Amplio
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Manini violó las normas y su arresto a rigor es sano para la Democracia
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti se va, yo me quedo
Juan Santini Juan Santini
El regalito del Pepe y del Ñato a Tabaré
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
El nuevo curso escolar, un aparatoso espectáculo en Cuba
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
Si estás desorientado y no sabés…
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El debate por el zócalo
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Carta abierta al “Negro”
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
No llores por mi Argentina… que yo lloro por ti!
Daniel Feldman Daniel Feldman
Roraima y la tristeza
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Israel, ¿modelo de democracia occidental? La Torah, ¡libro de historia!
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
AUF y Frente Amplio
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El regreso de Sanguinetti, los problemas del FA y las limitaciones conservadoras
Charles Carrera Charles Carrera
Lacalle Pou, y el arte de hacer política desde los trascendidos de prensa
José Antonio Vera José Antonio Vera
Paraguay: estado cloacal
José W. Legaspi José W. Legaspi
2019: “Tantas opciones”, y a la vez, ninguna
Jaime Secco Jaime Secco
Odiaos los unos a los otros
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Voy a escribir sobre una persona
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Secciones | Coberturas Especiales | Infoesfera
imagen del contenido Internet sabe más de nosotros que nosotros mismos

INFOESFERA

Internet sabe más de nosotros que nosotros mismos

30.03.2018

BUENOS AIRES (Uypress) - Una columna y varias publicaciones en Twitter de Daniel Molina, escritor, crítico de arte argentino, ganador del Premio Konex 2007 y licenciado en Letras con diploma de honor de la UBA, nos advierte de un problema que explotó como una bomba digital en nuestra vida íntima.

En una columna publicada en el diario Río Negro, de la provincia homónima, dice Molina "La mayoría de la gente cree que actúa libremente y que la "manipulación" es algo que le sucede a los otros (a los "tontos"). Pues no. Todos somos manipulables, aunque no todos de la misma manera ni para las mismas cosas".

Facebook tiene 2.000 millones de usuarios. Con ello tiene la mayor base de datos y la mayor capacidad tecnológica para analizar los datos de sus usuarios.

A partir del desarrollo del Big Data se puede desarrollar la psicometría en grado extremo. Big Data es una herramienta para procesar un conjunto de datos o combinaciones de conjuntos de datos cuyo tamaño, complejidad, variabilidad y velocidad de crecimiento dificultan su captura, gestión, procesamiento o análisis mediante tecnologías y herramientas convencionales, tales como bases de datos relacionales y estadísticas convencionales o paquetes de visualización, dentro del tiempo necesario para que sean útiles.

Recuerda en su columna Molina que ya en los 80 la psicometría evaluaba 5 rasgos de personalidad: la apertura mental, la conciencia, la extroversión, la conveniencia y cuán neurótico eres, pero ahora, gracias a los estudios de Michal Kosinski, la psicometría dio un salto gigantesco.

Michal Kosinski tiene doctorado obtenido en el Centro de Psicometría de la Universidad de Cambridge. Creó una app llamada My Personality.

En esa app los usuarios llenaban sus datos psicométricos. Millones de personas revelaron sus convicciones más íntimas sin ningún problema.

Esto le permitió a Kosinski combinar las puntuaciones psicométricas con los perfiles de Facebook, unió los 5 rasgos psicométricos con los "me gusta" y con lo que se comparte en Facebook y le agregó datos de género, edad, lugar de residencia.

Relata Molina que "en 2012, Kosinski demostró que, basándose en un promedio de 68 "me gusta" de Facebook, era posible predecir el color de piel (con un 95% de precisión), la orientación sexual (88% de precisión) y si prefería al Partido Demócrata o al Republicano (85%). Con 70 "me gusta" se lograba saber más de alguien que lo que sabían sus amigos. Con 150 "me gusta" lo que sabían los padres de la persona estudiada. Y al llegar a 300 "me gusta" ya se sabía más de lo que sabía de uno la persona más cercana (la pareja, por ejemplo)".

Y eso, con sólo los datos dejados en los "me gusta" de Facebook. Si se le suman otras aplicaciones, los viajes y todas las huellas dejadas en internet, el conocimiento que se puede tener de una persona supera incluso lo que ella misma sabe de sí.

sas.

En su cuenta de Twitter Molina detalló en 18 puntos las manipulaciones a las que los ciudadano están expuestos

1. Por lo que vi en las redes sociales sobre los datos cedidos por FB a Cambridge Analytica y la creación de mensajes que pueden manipularte NADIE ENTENDIÓ NADA. Incluso expertos en el tema.

2. No se trata de poder mandarte un email que te ofrezca una oferta de un producto (que acabás de buscar en Google, por ejemplo). Ni de una propaganda de un candidato con declaraciones que te gusten más que si no te conocieran "un poco". Eso se hace desde hace mucho.

3. En el caso específico de las elecciones (las ya conocidas: la de Trump y la del Brexit, las sospechadas, los nazis en Alemania y Macri en Argentina, entre otras) lo que se hace es saber de vos TODO. Hasta más de lo que vos creés saber de vos mismo. Para empezar.

4. Con millones de datos de electores sobre los que se sabe TODO un comité de campaña diseña una saturación absoluta en redes sociales.

No te mandan un email o una publicidad que "te convenza": te crean un mundo a medida de tus prejuicios, dudas, miedos y esperanzas. Los conocen.

5. Crearte esos mundos digitales a tu medida y para millones de personas es muy caro. Por algo la inversión en propaganda DIGITAL específicamente política creció 2500% en EEUU en 4 años, mientras todas las demás propagandas NO DIGITALES bajaron.

6. Como es caro trabajar en la manipulación de millones de personas con ese nivel de conocimiento, eligen a grupos de indecisos. En Argentina de 2015, digamos los que no querían kirchnerismo pero desconfiaban mucho de Macri (un 30% del electorado por aquel entonces).

7. Si vos eras del 60 o 70% de los que estaba un poco seguro o muy seguro de votar a Macri o a Scioli no te llegaban más que las locuras sociales de la guerra que atacaba a los indecisos. No veías mucho de lo que recibían los que no sabían a quién votar.

8. El mecanismo de manipulación de Cambridge Analytica es parecido al de los medios tradicionales pero llevado al extremo de estar dirigido únicamente a cada persona.

Los individuos miran los medios tradicionales según su idiosincracia (prejuicios, sentimientos, ideología, etc).

9. Es el individuo el que va a comprar Clarín, mira TN o escucha a Lanata porque quiere recibir ese mensaje. Pero ese mensaje está pensado para millones "parecidos" a ese individuo. Y un individuo es un individuo.

Ahí entra la precisión de Cambridge Analítica: trabaja para vos.

10. El individuo va a las redes sociales en Argentina de 2015 y qué ve: Macri desmiente el ajuste, sigue el Fútbol para Todos, está siempre con Antonia.

11. En el caso argentino instalar la campaña de Cambridge Analytica fue muchísimo más fácil porque toda la prensa masiva estaba contra el kirchnerismo. Es un caso único. No es lo mismo en el caso Trump y el Brexit, con la prensa en contra.

12. Cientos de trolls líderes se pasan todo el día destruyendo a un candidato con lo que cada individuo quiere escuchar (que hizo abortar, que no reconoce a su hijo, que se tira pedos, que viajó al Mundial gratis, etc). Y las granjas de millones de bots repiten ese discurso.

13. Aunque quieras mantenerte fuera de ese microclima inmundo no podés salir porque estás rodeado. En todos los medios, en los seguidores que tenés, en los que seguís, en FB, en los emails, en Whatsaap, en todo el mundo digital te llega lo mismo: el candidato A es horrible.

14. Desde hace 20 años vivimos (de manera creciente) en lo que se llama "democracia negativa": se odia a todos los políticos, se vota por los menos "políticos" y se vota más "en contra" de tal candidato que "a favor" del que terminamos votando.

15. Las campañas de ultrasaturación a cada votante no es sobre lo genial que es Trump (por ejemplo) sino sobre lo terrible que es Hillary.

Lo genial de Trump (te dicen) no es que tenga todas las soluciones sino que "no es de la política" "no robará porque ya es rico", etc.

16. No es que un medio (tradicional o FB, Twitter o Instagram) pone una publicidad visible diciendo Trump (o Macri o quién se te ocurra) es bueno por tal cosa.

Te crean un mundo, las 24 horas, en el que ese candidato es el menos malo para vos. El otro es el horror.

17. Es mucho más complejo el proceso, pero en esencia es lo que resumí brutalmente en los 16 tuits anteriores.

Y vos, que te creías superindependiente y crítico, votaste con asco por tal opción, votaste por ella "porque era la menos mala". Pero la votaste. Y ganó.

18. Les dejo mi columna sobre este tema. Debería hacer más columnas sobre este tema porque es esencial y porque tiene mucho para explicar sobre cómo usan nuestros datos (y los seguirán usando, digan lo que digan).

 



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net