*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Homero Bagnulo y Carlos Vivas Homero Bagnulo y Carlos Vivas
La responsabilidad social de los médicos en el ejercicio de su profesión
Esteban Valenti Esteban Valenti
Ser de izquierda, votar a la izquierda
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
Seamos utópicos, pidamos lo posible
Pablo Mieres Pablo Mieres
EDUY21: una bocanada de esperanza y un desafío para los partidos políticos
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Jerusalem no está ocupada
Alfredo Correa Reissig Alfredo Correa Reissig
LA GRAN OPORTUNIDAD HISTÓRICA PARA EL SR. FISCAL PACHECO (Segunda Parte)
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
¿Como poder explicar, cómo poder transmitir.?
Carlos Visca Carlos Visca
¿Qué es lo primero?
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Argentina dividia por la moneda. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
La Militancia y los Comités
Michael Añasco Michael Añasco
El Coro de Hombres de Londres vs el Coro de Hombres del Ejército Rojo
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Las expresiones del ciudadno Mario Layera
José Antonio Vera José Antonio Vera
Marqués de Sade nacionalizado paraguayo
Julio Fernando Gil Diaz Julio Fernando Gil Diaz
Crisis oportunas
Gustavo Firpo Gustavo Firpo
El Memorial del Penal de Libertad...
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
La grieta social en Uruguay y sus 25 barrios excluidos
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Dólar planchado, defensa del statu quo explicada didácticamente
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Wilson Netto debe renunciar
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Vivian Trías y el proceso hacia el marxismo leninismo
Daniel Vidart Daniel Vidart
CRISTOBAL COLON: IGNORANCIAS Y OLVIDOS DE LA HISTORIA OFICIAL. (Primera parte)
Mario Peralta Mario Peralta
Algunas reflexiones sobre la Hiperinflación, Dolarización y Desocupación en la Argentina durante el periodo 1973-1991
William Marino William Marino
Las redes sociales
Roberto Soria Roberto Soria
Cómo hacer izquierda(s) con palabras: Respuesta a Marcelo Marchese
Héctor Musto Héctor Musto
El Frente Amplio, ¿nos quiere echar?
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Dos payasos desesperados por tocar el botón
Mauricio Zieleniec Mauricio Zieleniec
Los extremos se unen desde el Medio Oriente hasta nuestras latitudes
Ismael Blanco Ismael Blanco
"Volemos a través de la niebla y del aire corrompido"
Daniel Feldman Daniel Feldman
We are fantastic!
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
No es lo mismo venderse que colaborar
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Laringitis, la enfermedad más común en Cuba el 2 de mayo
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Cuidado del río Negro…
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
TLC: Un ejemplo de los dilemas frenteamplistas que hacen dudar de la viabilidad de un cuarto gobierno
Gustavo Guarino Gustavo Guarino
Ley de Riego: qué debemos saber
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
La gloriosa Paysandú: Wilson renace con Leandro Gómez
Pablo Martínez Bengochea Pablo Martínez Bengochea
¿Segmentación socio-territorial o fractura social?
Jaime Secco Jaime Secco
A 50 años del Mayo Francés
Germán Moldes Germán Moldes
El "garantismo" y la gente*
E. Canon, F. López D’Alesandro, R. Rivarola * E. Canon, F. López D’Alesandro, R. Rivarola *
Cambiar al Frente, al gobierno y al Uruguay
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
El otro día en el INISA; fuimos adolescentes
José W. Legaspi José W. Legaspi
Te equivocaste, Gonzalo Mujica
Adriana Marrero Adriana Marrero
La universidad de la educación: ¿será posible una síntesis? (*)
David Malowany David Malowany
Explicando lo inexplicable
Claudio Martinez Debat Claudio Martinez Debat
Rosalind Franklin y la doble hélice del ADN
Mónica Xavier Mónica Xavier
Un Uruguay para todos
Jorge Braun Jorge Braun
¿Por qué Svalbard justo ahora?
Juan Santini Juan Santini
Miras la paja en el ojo ajeno, y no consideras la viga en el tuyo propio
Bertha Sanseverino Bertha Sanseverino
Diputados estudia proyecto ley Trata de Personas
Andrea recomienda: desplastificate Andrea recomienda: desplastificate
Diseño, Arte, Gastronomía & Co.
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
El juez Moro y la historia universal de la infamia
Joan Cañete Bayle Joan Cañete Bayle
El espejo de Gaza (CTXT*)
Claudio Visillac Claudio Visillac
Astori ya fue
Roberto Savio Roberto Savio
Reflexiones sobre la crisis
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
El dilema del encuestador
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138

El silencio en nuestra sociedad sobre el final de la vida

Carlos Vivas y Homero Bagnulo

10.04.2018

Siempre nos ha llamado la atención lo escaso que se analiza en nuestro medio la muerte. Es excepcional encontrar artículos en la prensa o entrevistas en otros medio sobre el tema, lo que nos diferencia claramente de sociedades del hemisferio norte y en especial en países anglosajones, donde el tema es abordado frecuentemente.  Para algunos autores esta situación se vincula a la baja tolerancia a la incertidumbre de los latinos.

Dado estos  hechos, nos resultó especialmente llamativo, el análisis que apareció el 24 de marzo en el página editorial de Clarín, escrito por la Psicóloga Mariana Pedace del Hospital Italiano de Buenos Aires. Nuestro propósito es por tanto analizar y  realizar algunos aportes a dicho artículo de prensa.

Comienza la autora por destacar el ocultamiento de diagnósticos y pronósticos de pacientes con enfermedades terminales por parte de sus familiares y denomina este hecho como "pacto de silencio". Según ella, habría un acuerdo implícito o explícito entre los familiares del paciente para esconder o distorsionar la información sobre la situación que este enfrenta. Aclaremos que lo habitual es considerar a un paciente como terminal a quien tiene una perspectiva de sobrevida no mayor a 6 meses. Los familiares, pese al dolor que la situación conlleva, deben brindarle al enfermo apoyo emocional y físico sin desmedro de continuar ocupándose del resto de la familia, de los aspectos económicos, frecuentemente con demandas aumentadas, dado el aumento en el gasto que la enfermedad determina y posiblemente la disminución de los ingresos por la falta de aportes del paciente. También deberán administrar el tiempo restante hasta el fallecimiento, la calidad de vida remanente frecuentemente deteriorada, y además encarar asuntos pendientes, tanto en lo económico como en lo familiar.

Se cita en dicha publicación, que únicamente el 21% de los familiares de pacientes oncológicos  parece dispuesto a compartir  el diagnóstico y el pronóstico de la enfermedad. Se suele justifica esta posición citando las repercusiones emocionales negativas que eventualmente se podrían incrementar: depresión, angustia, tristeza, etc. También se argumenta que no todos los pacientes desean conocer su real estado de salud ya que este conocimiento les resulta psicológicamente gravoso. Se reiteran relatos de  pacientes que luego de  conocer su diagnóstico se han suicidado. Estas situaciones, sin embargo, son muy poco frecuentes. Lo que es común es que  al poco tiempo de haber escuchado su diagnóstico, los pacientes no retengan esa información y menos aún tengan una adecuada evaluación de su situación , pese a la información aportada.

Queda absolutamente claro que es imprescindible encontrar fórmulas para mejorar la comunicación entre  los médicos, los familiares y el paciente en estas circunstancias.

Si bien los médicos aceptamos teóricamente la necesidad que el paciente esté al tanto de su diagnóstico y su pronóstico, usamos frecuentemente subterfugios que sobre todo implican mejorar los pronósticos y  poner expectativas en tratamientos "salvadores" y  aun  prometer sobrevidas que van más allá de lo razonable y de lo que los datos estadísticos nos muestran. Lo que  queda claro es que  los equipos de atención habitualmente  están poco capacitados para hablar de la muerte con los pacientes . Estas situaciones son escasamente abordadas durante la formación de los estudiantes de medicina y de enfermería. Estos temas pocas veces son tratados durante la formación en el pregrado y tampoco se les capacita en la mayor parte de los postgrados. Se une a esto que con la prolongación de la vida no es inusual que  el médico, con escasos años de recibido, nunca haya enfrentado alguna situación de muerte en su entorno cercano. Además están formando parte de una sociedad, que como hemos visto niega la muerte. Lo que no nos parece relevante es la explicación facilista que hablar con los pacientes de la proximidad del final de la vida, enfrente a los médicos a su propia condición de mortales. Consideramos que la dificultad, se vincula mucho mas a la falta de capacitación en como enfrentar estas noticias en el ámbito sanitario, agravado por estar inmersos en una sociedad que prefiere negar la muerte.

En toda la situación, lo que debe predominar es conocer los recursos que cada paciente dispone para enfrentar la situación así como las preferencias del mismo . Para este tipo de aproximación es imprescindible dotar al equipo sanitario de estrategias que faciliten el abordaje de situaciones, que serán necesariamente dolorosas.



Dres. Homero Bagnulo; Carlos Vivas


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net