*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El Decreto mordaza sobre el agua y su escudero (Respuesta al colega Balseiro)
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
La ley de nacionalidad de Israel: reacciones y exageraciones
William Marino William Marino
En serio o en broma
Roberto Savio Roberto Savio
Inmigración: muchos mitos y escasa realidad
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
En el 70 aniversario del Estado de Israel: la larga marcha a constituirse en un estado fascista y del apartheid
E. Canon-F. López D’Alesandro E. Canon-F. López D’Alesandro
Democracia, propuestas y el verdadero cambio
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
La jura de la Constitución
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Moneda para ricos, moneda para pobres. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Esteban Valenti Esteban Valenti
¿Para qué sirve?
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
Imaginación kafkiana, de la pesca a UPM
Lic. Sebastian Hagobian López Lic. Sebastian Hagobian López
El México progresista y su ventana de oportunidad para Uruguay
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Candidatos en el Frente Amplio
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Situaciones estresantes como desencadenantes de enfermedades
Daniel Vidart Daniel Vidart
¿Por qué Montevideo?
Pablo Mieres Pablo Mieres
Fracaso en el corazón del gobierno de izquierda: la integración social
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Manuela Presidenta
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Casavalle y la izquierda
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Tarda, pero (finalmente) llega...
Dr. Federico Arregui Mondada Dr. Federico Arregui Mondada
Ineludible agenda de derechos para el próximo quinquenio
Carlos Visca Carlos Visca
Doctrina Naval, otras reflexiones
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
“Reconocer el fracaso”… No es Deportivamente Correcto
Juan Santini Juan Santini
Martìn Aguirre
Michael Añasco Michael Añasco
Los macacos huyen de Gibraltar
Carlos Garramón Carlos Garramón
Estados Unidos le declaró la guerra a China
Felipe Michelini Felipe Michelini
Las víctimas y el Estatuto de Roma
Hugo Naya Hugo Naya
El genoma humano y la gallina de los huevos de oro
Andrea recomienda: a la uruguaya Andrea recomienda: a la uruguaya
Diseño, Arte, Gastronomía & Co.
Mónica Xavier Mónica Xavier
45 años del golpe del 73
Charles Carrera Charles Carrera
A cuarenta y cinco años del Golpe de Estado de 1973: ¡Nunca más terrorismo de Estado en el Uruguay!
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Las UMAP (Unidades Militares de Apoyo a la Producción) o el miedo a decir la verdad
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
El ser o no ser de Lionel Messi
Ismael Blanco Ismael Blanco
La revolución perdida
Roberto Savio Roberto Savio
Trump está aquí para quedarse y cambiar el mundo
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Jaime Pérez, renovación y democracia
Iván Solarich Iván Solarich
¿Por quién esperamos? ¿Esperamos a alguien?
Macarena Pereyra Macarena Pereyra
Violencia doméstica, entre las carencias del sistema y el estigma social
Daniel Feldman Daniel Feldman
Empiecen a empacar maletas
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Información Forestal
imagen del contenido Gabón y el desarrollo de la industria forestal
Foto: ITTO

INFORMACIÓN FORESTAL

Gabón y el desarrollo de la industria forestal

03.07.2018

LIBREVILLE (Uypress)- La industria forestal ha sido un elemento clave de la economía de Gabón, que en la actualidad se beneficia de una serie de medidas específicas, que incluyen el apoyo a las pequeñas y medianas empresas (PYME), mejora de la formación de profesionales en el rubro madera, y la creación de una oficina para garantizar la industrialización del sector.

 

La selva tropical en la cuenca del río Congo, que cubre el 85% del territorio nacional, ha convertido la industria de la madera en la segunda fuente de ingresos para el Estado, después del petróleo, representando el 5% del PBI, según datos oficiales del año 2014.

En el año 2009 se extrajeron 2 millones de metros cúbicos de madera, de los que 1,7 millones fueron exportados en forma de troncos. 

Entre 2010 y 2011 las exportaciones aumentaron un 39.2%, convirtiéndose, la explotación maderera en el subsector más importante del sector primario gabonés, siendo el principal empleador del sector privado, ya que emplea al 28% de la población activa. Actualmente, Gabón produce 3 millones de m3 de madera al año, principalmente okumé.

En febrero del año 2012, se anunció la construcción, en Owendo, puerto de Libreville, una planta de elaboración de la madera producida en Gabón. El anuncio fue realizado por la  'Sociedad Nacional de Maderas de Gabón' (SNBG) que para construir la fábrica obtuvo un préstamo  de 13,7 millones de euros del Banco de Desarrollo de los Países del África Central (BDEAC) y del banco privado gabonés 'Ecobank'. Según lo publicado en la prensa local e internacional, la construcción de la planta fue financiada en un 80% con fondos de la misma SNBG.

Desde noviembre del 2010 está prohibida la exportación de maderas no elaboradas, para favorecer el desarrollo de la industria local. La medida ha suscitado críticas incluso de expertos del sector. A pesar de disponer de uno de los más ricos patrimonios forestales del continente, con una superficie de 20 millones de hectáreas, Gabón sólo saca de la producción maderera el 3 o 4 % de su Producto Bruto Interno. La explotación de tres cuartas partes de las selvas vírgenes ha sido dada en concesión a empresas privadas extranjeras que exportan sobre todo troncos sin elaborar, y sólo el 30% de la madera es elaborada en el país. El sector maderero proporciona 15.000 puestos de trabajo directos y 5.000 indirectos y es el segundo empleador después del sector petrolero.

En el 2010 el gobierno estableció un fondo de apoyo a la industrialización para promover la modernización de la elaboración de la madera en el país, con el fin de que se exporten sólo productos elaborados o semielaborados, con un mayor valor agregado.

El 15 de mayo de 2010, comenzó la prohibición estatal de exportación de madera en rollo, y se ha pasado a exigir que el producto fuese transformado en el país. En este sentido, el Gobierno firmó un acuerdo estratégico con OLAM Internacional, empresa de Singapur, para el desarrollo conjunto de una Zona Económica Especial para procesamiento de madera en Nkok, que es una zona franca de inversión cercana a Libreville, de una extensión de 1.400 Ha. con incentivos fiscales, arancelarios y de suministro de energía, y que está siendo actualmente urbanizada para acoger inversores (por parte de la empresa francesa Cogedor y Ramky, de la India), en principio de explotación maderera, aunque está abierta a otros sectores. El estado gabonés quiere que se convierta en el impulsor de la economía, en especial de los sectores que no sean de hidrocarburos, con la intención de diversificar la economía y atraer inversión extranjera. La Zona consiste en una Joint Venture del Gobierno gabonés con el grupo Olam, en la cual la multinacional con sede en Singapur, posee el 60% de las acciones.

La iniciativa forma parte del interés por incrementar la competitividad del país, atraer empresas extranjeras y crear empleo para la población local. Según fuentes gabonesas, desde la prohibición, se han generado 7.000 puestos directos e indirectos. Además, desde el 1 de enero de 2010, también está prohibida la exportación de troncos, con el objetivo de promover el valor agregado nacional en el sector.

El 85% de la superficie del país está cubierta por bosques y selva tropical, lo que supone alrededor de 213.334 kilómetros cuadrados. Se estima que existen unos 400.000 metros cúbicos de reservas de madera comercial en el país. De esta cifra, aproximadamente un tercio lo forman las apreciadas especies de madera de Okumé, que tienen una tasa de regeneración potencial del 1 ó 2% anual. 

Unas 300 compañías se encargan de la explotación de 65 especies, de las 400 existentes en Gabón. El sector ha estado dominado tradicionalmente por compañías francesas, aunque en los últimos años se ha incrementado la presencia de empresas chinas y malayas. Según estimaciones del FMI, la cifra de exportación de madera en 2015, aportó un total de 406 millones de euros. En el año 2015 las rentas forestales representaban el 2,89% del PIB.

En los últimos diez años, Gabón ha atravesado por un profundo proceso de reforma en relación con los bosques y el medio ambiente. Se promulgó una nueva ley forestal que destaca la OFS como el enfoque general en la ZFP. La actividad forestal es, y seguirá siendo, uno de los pilares del desarrollo económico y social de Gabón. 

El sector privado ha pasado a ser un importante impulsor del desarrollo forestal industrial y la exportación de productos forestales. El gobierno ha implantado un sistema para institucionalizar la silvicultura comunitaria como una forma de satisfacer las necesidades locales de madera y otros productos forestales. Gabón tiene una baja tasa de deforestación y bosques con abundancia de especies maderables valiosas y se cuenta entre los países con mejores posibilidades para desarrollar una industria forestal sostenible y próspera. Sin embargo, existen algunos problemas, principalmente de gobernabilidad. Por ejemplo, se observa un nivel limitado de defensa civil y contados procesos participativos en el sector forestal. La ordenación de áreas protegidas en Gabón aún se encuentra en sus etapas preliminares y se necesita una mayor planificación y un control efectivo del cumplimiento de la ley.

Puntos clave

  • Gabón posee extensos recursos forestales con abundancia de especies maderables y un nivel relativamente bajo de conversión para otros usos.
  • La ZFP de Gabón es de aproximadamente 13,3 millones de hectáreas, que comprenden 10,6 millones de hectáreas de bosque natural de producción, 2,70 millones de hectáreas de bosque de protección y 25.000 hectáreas de plantaciones.
  • Se estima que por lo menos 1,48 millones de hectáreas de la ZFP natural de producción se encuentran bajo ordenación sostenible. Se calcula que hay por lo menos 1,09 millones de hectáreas de la ZFP de protección bajo este tipo de ordenación.
  • La viabilidad financiera de la OFS se ve sumamente facilitada por la alta calidad y cantidad de una especie noble (okoumé) en una extensa área de la zona forestal, especialmente en las planicies costeras.
  • Sin embargo, debido a su alto valor, el okoumé se suele sobreexplotar.
  • Es posible establecer bosques comunales en las zonas forestales rurales, pero hasta 2004 sólo se habían establecido unos pocos.
  • En teoría se establecieron normas muy estrictas para la gestión de las concesiones, pero éstas aún no se han introducido o aplicado totalmente. Existe un interés en la aplicación de C&I como herramienta de control y se ha alentado la certificación forestal.
  • Muchas áreas protegidas del país no parecen estar manejadas de forma eficaz.
  • Las prácticas de manejo para la producción de carne de caza y otros PFNM siguen en su mayor parte sin controlarse en las concesiones forestales. 

 

El Banco Mundial estima la población activa en el año 2014 en 645.573 personas, con una tasa de crecimiento del 2,8%. Por su parte, la FAO estima que en 2014 el 24% de la población activa se dedicaba a la agricultura, llegando al 33% en el caso de las mujeres. El sector forestal es considerado como el segundo empleador del país (más de 20.000 trabajadores), por detrás de las administraciones públicas. 

 

Nota elaborada a partir de informes de ITTO (Internacional Tropical Timber Organization), la FAO, la Secretaría de Comercio de España, y el Banco Mundial.





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net