Crónica del surgimiento de un Presidente sex simbol durante la pandemia

Jaqueline Darosa

19.01.2021
Crónica del surgimiento de un Presidente sex simbol durante la pandemia

Los sectores que poseen por tradición el poder real y en la actualidad también el poder político, siempre se adjudican el calificativo de la seriedad.

 

Son serios su prensa, su televisión, sus negocios y serio su accionar.

Eso es algo que los ciudadanos comunes hemos descifrado.

Cuando el Presidente de la República huyo de la conferencia de prensa en la que había que explicar el tema de las vacunas, señores serios manifestaron que el Señor Presidente estaba preocupado por la situación, pero que esté era un país serio que hacia las cosas seriamente y los científicos procuraban tomarse tiempo para elegir la mejor vacuna.

Con la anuencia de una prensa que no ahondó en la respuesta, el colectivo social no vio colmada sus inquietudes.

Pero me tomo la licencia de señalar que en un país serio, un funcionario de tercera o cuarta categoría, no rechaza una vacuna y que tampoco es prueba de seriedad destituirlo.

No es serio manifestar que está esperando para "colarse" en la fila de los que esperan la vacuna.

Qué en un país serio, en medio de una tragedia colectiva cuando los sectores más pobres ni siquiera logran el jornal diario, no es aceptable que un Presidente se muestre nadando en las playas en pleno jolgorio y otro Presidente, en este caso el nuestro, se exhiba surfeando y luego conceda fotos, escaso de ropa, promocionando sus dotes físicas de jugador de rugby duro e irascible.

Quizás eso despierte comentarios de admiración de la Canosa, la Carrió, la Giménez y la Casán, pero ellas son amanuenses del poder, desde Astiz "El Ángel de la muerte" hasta hoy.

Es de pensar que quienes votaron esta opción política que hoy nos gobierna, no fue por sex-symbol, quienes lo votaron seguramente, no deben enorgullecerse de esas actitudes, por lo menos un sector importante.

Y quienes no lo votaron, tendrían la esperanza de que reflejara cierta empatía hacia todos los seres humanos y no solo a los alineados privilegiados.

La unión familiar del Presidente, podrá juntar cinco o seis apellidos "ilustres" avalados por calles de nuestra ciudad, que impresionaran a las clases altas de ambas orillas del Plata, pero a nivel mundial, nuestro jerarca es identificado como afín con Trump, Bolsonaro y Macri integrantes de "El cuarteto de los asustadores";festejante del Golpe de Bolivia, promotores de un ataque a Venezuela y para completar nuestro Presidente, con altanería desembarco en Argentina, con aires de catedrático, para invitar a la población pudiente a fincarse en su paraíso prometido.

Las oportunidades de quedar en la historia como un hombre amable, preocupado por la gente, con consideración y amante de  su pueblo, se van agotando, pero para verlo con optimismo si es que nos llega la vacuna, pensemos que siempre hay espacio para los cambios.

Jacqueline  Darosa

Columnas
2021-01-19T18:09:00

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias