*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Cinthia Andrade Cinthia Andrade
Pan y circo, para los romanos: Los ecuatorianos nos contentamos con el circo
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Cuba, los cubanos y un camino de rieles maltrechos
Stella Maris Zaffaroni Stella Maris Zaffaroni
Hagamos el amor y no…
Aram Aharonian Aram Aharonian
20 años no es nada, o el reverdecer del Foro Social Mundial
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
La desigualdad, el combustible elegido para mantener encendidos los motores de la economía
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
¡La verdad os hará libres! (La vacuna secreta y el lapsus del presidente)
Esteban Valenti Esteban Valenti
Marx, Keynes y Kalecki y la crisis actual
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Cosas del diario vivir. (Abordando eso gris, que parece la teoría)
William Marino William Marino
50 años en la vida de un País
Manuel Chabalgoity Manuel Chabalgoity
“El Milagro”: un mega proyecto que esconde una preocupante disputa socio-territorial
Apegé Apegé
Tu cuerpo está en el horno: Crónica de un delirio en Salud Pública
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
“Tolerancia 0” quiere decir intolerancia
José W. Legaspi José W. Legaspi
Falta información y falta debate: Así no se puede pretender que uno se vacune contra el coronavirus
Gustavo Guarino Gustavo Guarino
Algunas consideraciones sobre artículo del Economista Fernando Isabella sobre forestación
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Usureros
Michael Añasco Michael Añasco
El abuelo irlandés
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
¿Nos enteramos ahora o nos hicimos los distraídos?
Nicolás Burgueño Kosenco Nicolás Burgueño Kosenco
2021, un año para superar el fanatismo y expresar lo que se piensa con firmeza y respeto, sin velos ni vendas
María Landi María Landi
Elogios a Israel y oídos sordos a Palestina (Más sobre el apartheid de las vacunas)
Pablo Tosquellas Pablo Tosquellas
Queso progre
Mónica Díaz Mónica Díaz
El “antes y después” de la política, luego que Raúl Sendic afirmara ser licenciado
Jaqueline Darosa Jaqueline Darosa
Los sectores que poseen por tradición el poder real y en la actualidad también el poder político, siempre se adjudican el calificativo de la seriedad.
Stefano Casini Stefano Casini
¿Teorías conspirativas? ¿Apocalipsis?
Daniel Feldman Daniel Feldman
EPITAFIOS: El amanuense de las maravillas
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
Oficializando el narcoestado en México
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Qué se encubre al encarar un déficit fiscal
Jaime Secco Jaime Secco
La insoportable fragilidad de la democracia
Silvio Amodei Silvio Amodei
De la caída del Muro de Berlín hacia la era del distanciamiento social
Ismael Blanco Ismael Blanco
Mi hermana
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
“Crímenes perfectos”, un nuevo cortometraje del realizador argentino Juan Lanzillotta Katz
Luis Fernández Luis Fernández
Veraneando
Roberto Savio Roberto Savio
Italia y el dudoso honor de presidir el G20
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
No hay vacuna contra el fascismo
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Las mentiras sobre el “apartheid” en la vacunación israelí
Gustavo “Tato” Olmos Gustavo “Tato” Olmos
Elevar el nivel
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
El largo plazo y la negociación
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Diario de la guerra del cerdo ¿Rebelión juvenil?
Ariel Bank Ariel Bank
De vacunas y geopolítica
Pedro Olalla Pedro Olalla
"Gravemente ilesos"
Emir Sader Emir Sader
¿Podrá Bolsonaro sobrevivir el 2021?
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
Mansa la Mansa: El coronavirus en las playas de Punta del Este
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Oportunismo político e inequidad tributaria
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Zapatero a tus zapatos
Sergio Reyes Sergio Reyes
Portarse bien
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Carta abierta al rugbier Pablo Matera
Andrea Burstin Andrea Burstin
La otra epidemia
Horacio “Tato” López Horacio “Tato” López
La Maradonia
Adrián Fernández Adrián Fernández
Se equivocaron nuevamente las encuestas electorales en EE.UU
Emiliano Galasso Emiliano Galasso
El Covid, los virus y nuestro país
David Malowany David Malowany
Aristóteles y los gobiernos populares.
Pablo Stefanoni Pablo Stefanoni
Cuba: ¿Fuera del Estado, nada?
Jaime Igorra Jaime Igorra
Sigue vigente y lo reitero: “Arroyito serrano que viene bajando al llano, agua clarita traes, perfume de manantiales.”
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
La antesala de los parabrisas
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
LA TIERRA BALDÍA DE IVÁN SOLARICH Y SU ELENCO
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
La gran prensa ante la pandemia
Nina Nina
Cincuenta y dos días
Catarina de Albuquerque Catarina de Albuquerque
Invertir en Agua y Saneamiento es vital para nuestras economías
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
El “servicio sexual” y la seducción de los poderosos
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La Revolución Rusa y Uruguay
Enrique Canon Enrique Canon
La autocrítica es estratégica
Carlos Vivas, Homero Bagnulo Carlos Vivas, Homero Bagnulo
Ayudando a las grandes compañías del medicamento
Lic. María Cristina Azcona Lic. María Cristina Azcona
La educación de la moralidad para padres e hijos, en el contexto de la nueva normalidad
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Tercera parte
QU Dongyu, Director General de FAO QU Dongyu, Director General de FAO
La clave para recuperarse del Covid-19 es la innovación, particularmente la digitalización
José Escárate Mansilla José Escárate Mansilla
Chile…Plebiscito AD-PORTAS
Álvaro Ons* Álvaro Ons*
Flexibilización de las negociaciones comerciales en el MERCOSUR: ¿una trampa para Uruguay?
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
Apuntes primarios para una autocrítica responsable
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
Justicia social y educativa: el desafío de la presencialidad
Omar Fuentes Omar Fuentes
¡Basta de joder con Venezuela!
Juan Santini Juan Santini
A veces la realidad parece ficción, pero es la tozuda realidad
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué el FA perdió las elecciones? Apuntes y aportes para una autocrítica necesaria.
Roberto Elissalde Roberto Elissalde
¿Qué pasó con los Centros MEC?
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Reflexiones sobre las pasadas elecciones departamentales y municipales
Ignacio Munyo Ignacio Munyo
¿Qué es CERES?
Sara Granados, consultora de FAO Sara Granados, consultora de FAO
Primer día mundial de la de la concienciación sobre la pérdida y desperdicio de alimentos
Federico Fasano Mertens Federico Fasano Mertens
La democracia no termina en las urnas
Daniel Vidart Daniel Vidart
Un domingo de “votaciones”
Sabina Goldaracena Sabina Goldaracena
El puerto de conveniencia para las flotas pesqueras del Atlántico Sudoccidental
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Cuando los de afuera no son de palo
Elena Grauert Elena Grauert
Oficinas, funciones y funcionarios
Filomena Narducci Filomena Narducci
Yo voto "No" y tu?
Constanza Moreira. Constanza Moreira.
Crónica de un secuestro
Álvaro Rico Álvaro Rico
El honor militar en los años 60
Gastón Grisoni Gastón Grisoni
¡Construyendo futuro!
Federico Arregui Federico Arregui
Libertad orientales
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia 2020: el racismo ordinario
Gonzalo Zunino (*) Gonzalo Zunino (*)
Por qué y para qué reformar la Seguridad Social en Uruguay
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Columnas | José W. Legaspi

Maradona no fue ni será dios, es inolvidable y eterno

José W. Legaspi

26.11.2020

Los seres humanos, comunes, buscamos permanentemente ídolos que nos justifiquen la existencia. Nos fanatizamos con ellos, los creemos “más nuestros” que de nadie, y los convertimos en seres perfectos, “a imagen y semejanza”. Y nos equivocamos feo.

Javier Calvelo / adhocFOTOS 

No terminamos de entender que los seres humanos somos nuestras virtudes y TAMBIÉN nuestras miserias. Por eso somos humanos. Nada más simple. Pero claro, la enfermiza necesidad de idolatrar "seres perfectos", tallados y esculpidos en la arcilla de nuestras propias limitaciones, nos lleva a crear y destruir, diariamente, a "los elegidos".

Eso hacíamos con Diego Armando Maradona.

Desde sus inicios como futbolista, medios de prensa, periodistas, hinchas y público en general nos dejamos llevar por la magia extraordinaria de su zurda, la impecable visión y análisis del juego que tenía, y nos olvidamos que era un ser humano.

Nuestra devoción creció hasta niveles increíbles, alcanzando su paroxismo en el mundial de México 86: desde el fútbol llegaba el nuevo ídolo de multitudes, que desplazaría en el "merchandising" a los más grandes hasta el momento: desde los Beatles, pasando por cualquier otro ídolo destacado por el amable lector, hasta el mismo Che Guevara.

Nos olvidamos que cuando idolatramos no hacemos otra cosa que deslumbrarnos con las virtudes, las genialidades, aquello que brilla, que es fácilmente visible, del objeto de nuestra admiración, sin preocuparnos ni interesarnos "por el lado oscuro" de la Luna.

De 1986 en adelante el fanatismo se mantuvo intacto. "El Diego", como familiarmente lo mencionábamos, seguía subiendo cuál "barrilete cósmico" hacia las mieles de la devoción absoluta y multitudinaria. ¡Y cómo no iba a seguir elevándose después de aquellos dos goles ante Inglaterra, muestra de "picardía y viveza" el primero, y de una absoluta genialidad el segundo!. En pocos minutos "el ladrón y el artista", como definiera Eduardo Galeano.

Pocos avizoraron o se detuvieron a pensar en el ser humano. 

Conocíamos TODO lo que hacía y dejaba de hacer el ídolo: festejamos los nacimientos de sus hijas como propias, sus cumpleaños como si fueran los de un familiar, y las excentricidades y anécdotas, contadas hasta el día de hoy por un excelente narrador oral como Guillermo Cóppola, nos hacían reír a carcajadas, mientras envidiábamos su éxito y su fortuna. 

Y he aquí un elemento clave: nosotros, sujetos portadores de esa fiebre, de esa idolatría, depositamos en el objeto de la misma, nuestras frustraciones y deseos.

Y eso hacíamos, hicimos y hacemos con "el 10".

El "amor", la admiración, siguió aumentando inexorable hacia el Mundial de Italia 90. Con un agregado: Maradona era "el sudaca" que triunfaba en el adorado y deseado norte. 

Y si faltaba algo para completar la aureola "santísima", jugaba en un ignoto equipo del sur de Italia, Nápoles, que el imaginario de los tanos del norte, "rico y culto", solía ubicar más cerca de África que de la misma Europa.

Esos, los "ricos y cultos", lo silbaron, lo denostaron, lo rompieron, en ese mundial, al punto de hinchar por Alemania en la final, que ganó con gol de Brehme en el minuto 85. ¿Quién no sintió empatía ante las lágrimas del dolor físico y espiritual del ídolo? ¿Quién no compartió su espíritu confrontativo hacia "los del norte"?

Después, la caída.

Los idólatras vieron "caer" a dios. "Descubrieron" que el ídolo era humano, que tenía sombras. Y apareció ante los medios "el otro" Maradona, el que no nos había importado un pito: el que consumía cocaína, el que era "encontrado sospechosamente con otro hombre en una cama", el que era juzgado por la Justicia y por todos, ahora, en el derrape. ¡Tan fácil embarrar a los dioses!

Y eso hicieron. Hicimos. Una y otra vez.

Después vino su recuperación física y el intento de volver para el Mundial 94, pero su final ya estaba decretado y embarrado.

Y volvió a levantarse y embarrarse una y otra vez hasta que dejó de jugar al fútbol, hace más de 20 años. ¡MÁS DE 20 AÑOS!

Sin embargo, siguió "siendo noticia".

Su adicción, su entorno, los hijos que fueron apareciendo, sus peleas mediáticas, sus denuncias "de que lo robaban", sus amoríos y aventuras, su "desintoxicación" en Cuba, su amistad con Fidel y Chávez, sus declaraciones políticas, sus idas y venidas, su necesidad enfermiza del lente con el foco prendido, del micrófono y "el éxito", hasta este 25 de noviembre, cuando su corazón dijo basta.

Admiré y admiro al futbolista. No vi uno mejor ni más completo. Ojalá no me quede con eso y surja otro mago con la pelota y con su carácter y entrega en una cancha. Ojalá.

Pero esa admiración no se queda en lo futbolístico, como dicen ahora algunos "puritanos" de la vida y de la especie humana.

Admiré y admiro al que se enfrentó al poder económico que vive detrás y dentro del fútbol, el que peleó sin tregua por unir a todos los futbolistas contra ese poder.

Admiré y admiro "al dios sucio y pecador, el más humano de los dioses", por esa tan maravillosa como humana síntesis de las virtudes y las debilidades, que siento como propias.

Murió Diego Armando Maradona, y será inolvidable, eterno e irrepetible. En sus luces y sus sombras.



José W. Legaspi


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net