*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Un gobierno siervo de los organismos internacionales
Pablo Tosquellas Pablo Tosquellas
Gordo, dame una chapa
Stella Maris Zaffaroni Stella Maris Zaffaroni
¿Sentís mal olor?
Emiliano Galasso Emiliano Galasso
Sobre la representación gráfica del COVID
Sergio Reyes Sergio Reyes
La infantilización de la sociedad
Esteban Valenti Esteban Valenti
El papel de Tabaré Vázquez
Jaime Igorra Jaime Igorra
Sigue vigente y lo reitero: “Arroyito serrano que viene bajando al llano, agua clarita traes, perfume de manantiales.”
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Desidia y poco apego
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
La antesala de los parabrisas
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
En medio de una turbulencia, ¿Qué puede derramar el efecto derrame?
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Intercambio: China, Xi Jinping. (Abordando eso gris, que parece la teoría)
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
COVID 19: la medicalización de la sociedad
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
LA TIERRA BALDÍA DE IVÁN SOLARICH Y SU ELENCO
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
La gran prensa ante la pandemia
Stefano Casini Stefano Casini
Covid-19 y esa maldita ignorancia
Nicolás Burgueño Kosenco Nicolás Burgueño Kosenco
Licencia para opinar con distanciamiento físico sostenido y tapabocas
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Se idolatra la tragedia
José W. Legaspi José W. Legaspi
Maradona no fue ni será dios, es inolvidable y eterno
Ariel Bank Ariel Bank
La democracia contrataca
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
Pronosticar el pasado
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
La isla “bocarriba”: Cuba precisa los sueños, y las acciones…
Nina Nina
Cincuenta y dos días
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
Paraíso de la impunidad militar en México
William Marino William Marino
El dueño de las bananas
Michael Añasco Michael Añasco
Los cuatro grandes reinicios del siglo XX
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Europa no vale una misa
Jaime Secco Jaime Secco
Mi carnicero y los precios de Ancap
Catarina de Albuquerque Catarina de Albuquerque
Invertir en Agua y Saneamiento es vital para nuestras economías
Luis Fernández Luis Fernández
Sugerencias
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
El “servicio sexual” y la seducción de los poderosos
Gustavo “Tato” Olmos Gustavo “Tato” Olmos
El chantaje como forma de hacer política
Mónica Díaz Mónica Díaz
Buena vecina
Roberto Savio Roberto Savio
Trump se va, pero no el trumpismo
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Un largo proceso de aprendizaje compartido
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La Revolución Rusa y Uruguay
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
Rodolfo Rabanal, escritor y periodista, falleció en Punta del Este
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
“Yo soy antisemita"
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
La hora de los pueblos unidos en su diversidad
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Para variar, en medio de la pandemia, un día de fiesta en Israel
Enrique Canon Enrique Canon
La autocrítica es estratégica
Carlos Vivas, Homero Bagnulo Carlos Vivas, Homero Bagnulo
Ayudando a las grandes compañías del medicamento
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias reales e intemporales. El sentido del deber con amor. General Licandro
Emir Sader Emir Sader
La hora de la nueva izquierda chilena
Ariel Bank Ariel Bank
Los 75 del Peronismo
Lic. María Cristina Azcona Lic. María Cristina Azcona
La educación de la moralidad para padres e hijos, en el contexto de la nueva normalidad
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Tercera parte
QU Dongyu, Director General de FAO QU Dongyu, Director General de FAO
La clave para recuperarse del Covid-19 es la innovación, particularmente la digitalización
José Escárate Mansilla José Escárate Mansilla
Chile…Plebiscito AD-PORTAS
Álvaro Ons* Álvaro Ons*
Flexibilización de las negociaciones comerciales en el MERCOSUR: ¿una trampa para Uruguay?
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
Apuntes primarios para una autocrítica responsable
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
Justicia social y educativa: el desafío de la presencialidad
Omar Fuentes Omar Fuentes
¡Basta de joder con Venezuela!
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
“Las víctimas”, un nuevo y revulsivo libro de la psicoanalista argentina Sonia Cesio (*)
Juan Santini Juan Santini
A veces la realidad parece ficción, pero es la tozuda realidad
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué el FA perdió las elecciones? Apuntes y aportes para una autocrítica necesaria.
Roberto Elissalde Roberto Elissalde
¿Qué pasó con los Centros MEC?
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Reflexiones sobre las pasadas elecciones departamentales y municipales
Ignacio Munyo Ignacio Munyo
¿Qué es CERES?
Sara Granados, consultora de FAO Sara Granados, consultora de FAO
Primer día mundial de la de la concienciación sobre la pérdida y desperdicio de alimentos
Andrea Burstin Andrea Burstin
Mercosur, paredón y después
Federico Fasano Mertens Federico Fasano Mertens
La democracia no termina en las urnas
Daniel Vidart Daniel Vidart
Un domingo de “votaciones”
Sabina Goldaracena Sabina Goldaracena
El puerto de conveniencia para las flotas pesqueras del Atlántico Sudoccidental
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Cuando los de afuera no son de palo
Ismael Blanco Ismael Blanco
Partido Comunista
Elena Grauert Elena Grauert
Oficinas, funciones y funcionarios
Filomena Narducci Filomena Narducci
Yo voto "No" y tu?
Constanza Moreira. Constanza Moreira.
Crónica de un secuestro
Álvaro Rico Álvaro Rico
El honor militar en los años 60
Gastón Grisoni Gastón Grisoni
¡Construyendo futuro!
Federico Arregui Federico Arregui
Libertad orientales
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia 2020: el racismo ordinario
Gonzalo Zunino (*) Gonzalo Zunino (*)
Por qué y para qué reformar la Seguridad Social en Uruguay
Jaime Igorra Jaime Igorra
Qué hacer con el estadio centenario
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Marcelo Marchese
imagen del contenido Marcelo Marchese

La educación virtual y el coronavirus

Marcelo Marchese

31.08.2020

De igual manera que un trauma no es tanto el hecho en sí sino más bien cómo se interpreta, el Coronavirus no es tanto un virus peligroso, sino las medidas que a partir de su eventual peligro se han adoptado, medidas que repercuten en la salud, en la psique (que incide en la salud) la política y la economía.

De igual manera que el trauma se anuda a interpretaciones anteriores a anteriores traumas, las medidas derivadas del Coronavirus se anudan a interpretaciones anteriores a anteriores traumas sociales, o para decirlo de manera más directa, a nuestro estado anterior de pensamiento o indefensión.

De igual manera que el trauma, el nudo que se establece en el tejido de la psique, repercute en la psique a futuro y en particular, la determina a la hora de enfrentar nuevos traumas, el inédito encierro de la humanidad debilitará a la humanidad ante futuros desafíos. Jamás, en tan poco tiempo y de forma tan extensa, se había logrado reducir las fuerzas anímicas de la humanidad.

La clave del daño perpetrado radica en el distanciamiento social, cuando precisamente las conquistas de la humanidad devienen de su carácter social. El hombre es el animal que nace más desprotegido de toda la naturaleza, salvo, precisamente, por el cuidado que hace de la criatura la madre, la familia, y a la postre, toda su comunidad, que además se ampara en todo lo que ha construido la humanidad.

Fue nuestro carácter gregario lo que nos permitió bajar de los árboles y enfrentar a los leones y vencerlos, y nuestro carácter gregario permitió el desarrollo de la economía y por último, el carácter gregario permite la mayor conquista del hombre, sus herramientas culturales, la suma de conocimientos y técnicas en todos los terrenos de la creación material, intelectual y espiritual humanas. Sin cultura, sin toda la cultura heredada desde que tenemos habla, el hombre no sería nada.

La cultura se construye de forma social, se transmite de forma social y se ejerce de forma social, y esta elaboración, esta construcción y este ejercicio se realiza por una cantidad de vehículos entre los cuales debemos contar con la llamada educación formal, que se distingue de la educación que uno recibe por fuera de las instituciones emanadas o reguladas por el Estado.

La educación formal en tiempos del Coronavirus ha significado un profundo avance de la educación virtual con los siguientes perjuicios.

 

1- Menor transmisión de conocimientos

Empezando porque no todos los estudiantes tienen un celular adecuado para participar y siguiendo porque aunque lo tuviesen, no necesariamente participan, pueden hacer como que están en clase mientras hacen cualquier otra cosa, pero esto, con ser evidente, no es lo más grave. Supongamos que los problemas técnicos, o de pobreza, se resolvieran, y supongamos que los estudiantes tuvieran ardientes deseos de seguir el curso (el uso de la palabra "deseo" en cuanto a enseñanza formal es una imprudencia) en esos casos, jamás la comunicación virtual equipararía la sinergia que podría generarse en un aula donde la gente se comunica, se mira, se huele y siente. Sería como equiparar una asamblea virtual y una asamblea donde la gente además de pensar y debatir, vibra.

No se trata aquí sólo de que el docente vea el rostro de los estudiantes para evaluar si lo están siguiendo, se trata de poner en juego las fuerzas gregarias de la humanidad para potenciar el proceso de aprendizaje. Como experiencia de vida, con toda certeza que el lector preferiría que su cumpleaños se realizara en un lugar con sus seres queridos, y no que fuera un cumpleaños a modo de farsa vía zoom. Sus invitados preferiríamos lo mismo.

 

2- Menor construcción de conocimientos

Una cosa es aprender oyendo, o de modo pasivo, y otra cosa es aprender haciendo. Oír es fundamental, pero cuando el hombre se aplica a hacer, pone más cosas de sí en juego, por lo que el aprendizaje se construye desde esas cosas que pone de sí en juego. Aquí no sólo es necesario el intercambio vertical entre docente y alumno, sino también el contacto horizontal entre alumnos, que en el caso de una comunicación virtual es algo así como la sombra de un fantasma de un sueño proyectada en la bruma, con respecto a la excitación (y uso de esta palabra con toda consciencia) que viven una serie de primates sin cola apenas se juntan.

 

3- Menor desarrollo del método de aprendizaje

No sólo importa saber quién fue Cervantes o cómo se realiza la regla de tres, también importa que el estudiante elabore su propia manera de conocer, o que el sistema educativo ayude al estudiante a desarrollar su propia y exclusiva manera de conocer. Si buscamos que el estudiante incorpore su herencia cultural, si buscamos que el estudiante luego brinde su saber en la elaboración de bienes necesarios para todos, que participe activamente como ciudadano de nuestra República, y que desarrolle su talento natural para beneficio de todos y de sí mismo, es clave que en el proceso de aprendizaje se incluya el aprender a aprender, lo que implica aprender a pensar y aprender a hacer.

 

4- Disminución de la masa docente

Un fantasma recorre el mundo, el fantasma del fin del trabajo. La tecnología, dependiendo de cómo la usemos, puede ser enormemente buena o enormemente mala. Si se profundiza la enseñanza virtual, terminaremos con un sólo docente que dará un curso específico para millones de alumnos, y con un sólo docente que habrá grabado un curso que se emitirá luego por quién sabe cuántos años, con lo que él mismo y todos los demás docentes serán arrojados al basurero de la Historia. "Nos ahorraremos el costo de pagar funcionarios públicos", dirá el acérrimo e irracional enemigo del Estado ¿Eliminar funcionarios públicos en esta función vital? ¿Para qué? ¿Para hacer como que enseñamos en tanto los estudiantes hacen como que aprenden? ¿Esos docentes expulsados por "el avance de las comunicaciones", no formarán parte de una inmensa masa de expulsados de otras áreas de la economía gracias "al maravilloso avance de la tecnología"?

 

5- La muerte de la libertad de cátedra

Si un sólo docente o un robot con inteligencia artificial (un oxímoron grande como una vaca) dicta un cuso para millones, se estaría logrando el sueño de todo régimen fascista. Incluso si el docente fuera el mayor sabio del mundo sería profundamente empobrecedor. La libertad de pensamiento se encuentra expuesta a un peligro como no había ocurrido en los últimos siglos. Las ideas, para fortalecerse, necesitan de la lucha. En esta región de la actividad humana, así como en todo lo demás, exuberancia es belleza. Este camino que conduce a la imposición de la verdad única, condice con el tsunami de censura que se viene aplicando en las redes sociales, y condice con algo que aún no se ha avizorado: la decadencia del soporte libro con respecto a los ebooks no sólo implica una relación menos intensa con la letra escrita, sino que implica el riesgo de la pérdida de la "prueba", de las innumerables pruebas que constituyen los libros. Cuando todo sea digital, un simple botón podrá eliminar a un autor, una historia, una cultura.

 

6- La crucifixión de las fuerzas anímicas del hombre

Este sexto punto es más importante que la suma de todos los otros puntos. Por larga experiencia sé que será el menos aceptado o el menos comprendido.

¿Alguien duda que esos niños en sus plásticos no están recibiendo una perversa visión de su sexualidad y de la sexualidad de "su oponente"? Éste es el punto más nefasto de la normalidad que nos quieren imponer. El "otro" pasa a ser un peligro. Esa imagen ha sido tomada de un país profundamente disciplinado, el problema es que la tendencia histórica, acelerada gracias al Coronavirus, indica que lo que se vivió ayer en las sociedades más disciplinadas, se vivirá mañana en todas las demás. Eso es el progreso, un veneno inficionado en las arterias del hombre. Esos niños en sus plásticos son el paso intermedio antes de arribar a la plena educación virtual. Alcanza ver los deseos de un niño de cinco años por estar con sus compañeritos de escuela para advertir la necesidad de socializar que tiene un niño, pues cada uno de nosotros solos no valemos nada, y esto no es algo que refiere sólo a nuestra capacidad intelectual, sino que refiere al conjunto de nuestras fuerzas anímicas sobre las cuales se erige nuestro razonamiento y se erige todo.

Para comprender cómo el hombre ha dejado que avasallen sus libertades y que arruinen su vida con medidas inhumanas, debemos considerar la previa merma del pensamiento crítico, debemos considerar cómo el miedo paraliza a cualquier mamífero, pero debemos también considerar una rémora que atenaza al hombre y lo obliga a doblar la cerviz hasta morder el polvo: la culpa.

La culpa, que incluye al miedo, la culpa, que abarca toda la geografía del ser humano, la culpa, que aborta la acción antes de insinuarse y si logra insinuarse, constituye un "pecado del pensamiento", y la culpa, que es invisible, pues uno puede vivir toda su vida sin saber que siente culpa, de igual manera que puede vivir toda su vida sin saber que vive bajo la presión del aire.

El pensamiento es esclavo de la pasión. Aniquiladas las fuerzas anímicas de la humanidad, quedaremos inermes, sin ideas y expuestos a ser piezas de la máquina. La culpa es la lepra en la piel del deseo. En el fondo, sólo hay aquí una cuestión: la lucha entre la culpa y el deseo. Esta lucha es la verdadera lucha de la humanidad desde hace milenios, sólo que ahora ha llegado a su fase decisiva.



Marcelo Marchese

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net