*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Jaime Secco Jaime Secco
La insoportable fragilidad de la democracia
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
¿Trump o Cosse?
Silvio Amodei Silvio Amodei
De la caída del Muro de Berlín hacia la era del distanciamiento social
Ismael Blanco Ismael Blanco
Mi hermana
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
La izquierda del espejo
Esteban Valenti Esteban Valenti
El vendaval de los sueños rotos
Mónica Díaz Mónica Díaz
La Tierra es un enorme moretón
Stefano Casini Stefano Casini
Lo malo y lo bueno que oculta el covid
Pablo Tosquellas Pablo Tosquellas
Ataque de pánico
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Si no luchas, ten la decencia de respetar a quien sí lo hace
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Un TRUMPAZO, para iniciar un cierre. (Abordando eso gris, que parece la teoría)
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
“Crímenes perfectos”, un nuevo cortometraje del realizador argentino Juan Lanzillotta Katz
Stella Maris Zaffaroni Stella Maris Zaffaroni
Unos varados y otros viajados
Cinthia Andrade Cinthia Andrade
“El otro”, ese monstruo de tres cabezas que viene a comernos
Michael Añasco Michael Añasco
La Republica Británica y la Reina de Canadá
Luis Fernández Luis Fernández
Veraneando
Roberto Savio Roberto Savio
Italia y el dudoso honor de presidir el G20
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
No hay vacuna contra el fascismo
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Las mentiras sobre el “apartheid” en la vacunación israelí
William Marino William Marino
Covid19 y la maldición para quién
Gustavo “Tato” Olmos Gustavo “Tato” Olmos
Elevar el nivel
Yanet Núñez Yanet Núñez
Pequeño gran gigante
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
El largo plazo y la negociación
Gustavo Guarino Gustavo Guarino
Forestación en debate
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
En la piedra de los sacrificios
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Diario de la guerra del cerdo ¿Rebelión juvenil?
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Una franja de tierra sitiada desde hace 14 años… Hechos que mortifican a unos y le resbalan a otros
Ariel Bank Ariel Bank
De vacunas y geopolítica
Pedro Olalla Pedro Olalla
"Gravemente ilesos"
Emir Sader Emir Sader
¿Podrá Bolsonaro sobrevivir el 2021?
José W. Legaspi José W. Legaspi
Libertad restringida, aislamiento y soledad: ¿Noche de Paz, Noche de Amor?
Daniel Feldman Daniel Feldman
Año tras año, ya son 46 del asesinato de Raúl Feldman
Luis Fernández Luis Fernández
Había una vez... un verdadero poder
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
Mansa la Mansa: El coronavirus en las playas de Punta del Este
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Oportunismo político e inequidad tributaria
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Zapatero a tus zapatos
Sergio Reyes Sergio Reyes
Portarse bien
Nicolás Burgueño Kosenco Nicolás Burgueño Kosenco
Los guardavidas o el sol: ¿Cómo se entiende?
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Carta abierta al rugbier Pablo Matera
Andrea Burstin Andrea Burstin
La otra epidemia
Horacio “Tato” López Horacio “Tato” López
La Maradonia
Adrián Fernández Adrián Fernández
Se equivocaron nuevamente las encuestas electorales en EE.UU
Emiliano Galasso Emiliano Galasso
El Covid, los virus y nuestro país
David Malowany David Malowany
Aristóteles y los gobiernos populares.
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Pasos fundacionales hacia el buen vivir
Pablo Stefanoni Pablo Stefanoni
Cuba: ¿Fuera del Estado, nada?
Jaime Igorra Jaime Igorra
Sigue vigente y lo reitero: “Arroyito serrano que viene bajando al llano, agua clarita traes, perfume de manantiales.”
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
La antesala de los parabrisas
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
En medio de una turbulencia, ¿Qué puede derramar el efecto derrame?
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
LA TIERRA BALDÍA DE IVÁN SOLARICH Y SU ELENCO
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
La gran prensa ante la pandemia
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
Pronosticar el pasado
Nina Nina
Cincuenta y dos días
Catarina de Albuquerque Catarina de Albuquerque
Invertir en Agua y Saneamiento es vital para nuestras economías
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
El “servicio sexual” y la seducción de los poderosos
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La Revolución Rusa y Uruguay
Enrique Canon Enrique Canon
La autocrítica es estratégica
Carlos Vivas, Homero Bagnulo Carlos Vivas, Homero Bagnulo
Ayudando a las grandes compañías del medicamento
Lic. María Cristina Azcona Lic. María Cristina Azcona
La educación de la moralidad para padres e hijos, en el contexto de la nueva normalidad
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Tercera parte
QU Dongyu, Director General de FAO QU Dongyu, Director General de FAO
La clave para recuperarse del Covid-19 es la innovación, particularmente la digitalización
José Escárate Mansilla José Escárate Mansilla
Chile…Plebiscito AD-PORTAS
Álvaro Ons* Álvaro Ons*
Flexibilización de las negociaciones comerciales en el MERCOSUR: ¿una trampa para Uruguay?
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
Apuntes primarios para una autocrítica responsable
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
Justicia social y educativa: el desafío de la presencialidad
Omar Fuentes Omar Fuentes
¡Basta de joder con Venezuela!
Juan Santini Juan Santini
A veces la realidad parece ficción, pero es la tozuda realidad
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué el FA perdió las elecciones? Apuntes y aportes para una autocrítica necesaria.
Roberto Elissalde Roberto Elissalde
¿Qué pasó con los Centros MEC?
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Reflexiones sobre las pasadas elecciones departamentales y municipales
Ignacio Munyo Ignacio Munyo
¿Qué es CERES?
Sara Granados, consultora de FAO Sara Granados, consultora de FAO
Primer día mundial de la de la concienciación sobre la pérdida y desperdicio de alimentos
Federico Fasano Mertens Federico Fasano Mertens
La democracia no termina en las urnas
Daniel Vidart Daniel Vidart
Un domingo de “votaciones”
Sabina Goldaracena Sabina Goldaracena
El puerto de conveniencia para las flotas pesqueras del Atlántico Sudoccidental
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Cuando los de afuera no son de palo
Elena Grauert Elena Grauert
Oficinas, funciones y funcionarios
Filomena Narducci Filomena Narducci
Yo voto "No" y tu?
Constanza Moreira. Constanza Moreira.
Crónica de un secuestro
Álvaro Rico Álvaro Rico
El honor militar en los años 60
Gastón Grisoni Gastón Grisoni
¡Construyendo futuro!
Federico Arregui Federico Arregui
Libertad orientales
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia 2020: el racismo ordinario
Gonzalo Zunino (*) Gonzalo Zunino (*)
Por qué y para qué reformar la Seguridad Social en Uruguay
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Marcelo Marchese
imagen del contenido Marcelo Marchese

La quema de brujas

Marcelo Marchese

18.12.2018

La quema de brujas es un acontecimiento crucial que inaugura la Historia Moderna. Asociamos la quema de brujas a la Edad Media por error, y es un error llamar a la Edad Media Edad Media.

La historia es una imaginación de la Historia. Imaginamos lo que nos conviene, o lo que le conviene a otro que se transforma en nosotros. La historia no es una ciencia, ni tampoco existe una ciencia que se ampare en un método científico. La ciencia llega a verdades por carriles ajenos al método científico.

El Renacimiento miró la época que le precedió y la llamó Edad Media para maldecirla. El Renacimiento fue un proceso de entronización de fuerzas oscuras que intentaron desplazar otras fuerzas.

Las instituciones que dieron lugar a la quema de brujas vienen de la Edad Media, pero fue necesaria la lucha de fuerzas desatada en todos los planos en el Renacimiento, para que la quema de brujas alcanzara su máxima expresión entre mediados del siglo XVI y mediados del siglo XVII.

¿Por qué sucedió en el Renacimiento? Por ser la crisis que da inicio a un nuevo tiempo del Sistema.

El descubrimiento de América es otro hecho crucial, por ser la expresión de la dinámica dual del capitalismo. Por un lado, el comercio colonial se extiende y se incrementa la acumulación de riquezas. Esas riquezas darán origen a la expansión de Holanda e Inglaterra y al proceso llamado Revolución Industrial, pero al mismo tiempo esa expansión trajo una nueva concepción del mundo e instaló la duda, pues había otras tierras allende los mares, en un mundo esférico, en un mundo que era un punto más de un universo infinito.

El Capital se incrementó, pero a costa de descubrir otras vidas, las vidas de las comunidades primitivas de América que maravillaron al pensamiento europeo y le hicieron ver el pasado en el presente, lo que significa que los obligó a buscar ese presente americano en el lejano pasado europeo.

El Renacimiento fue un proceso de crisis del concepto tiempo, del concepto historia. El tiempo, para ser tiempo, precisa infinitos planos.

Los cambios económicos implican siempre cambios políticos, pues la política es economía reconcentrada. El tiempo alcanza una nueva abstracción, el dinero, que disuelve las estructuras del medioevo y por lo tanto, requiere una nueva y acorde abstracción política, los Estados nacionales.

El mundo de ideas se trastorna, el cristianismo vive su gran crisis, La Reforma, que por un lado es una liberación del individuo y por el otro, es una pérdida de unidad con la naturaleza y con las fuerzas de la naturaleza, por su mayor abstracción y por su desarraigo del arte.

La Iglesia Romana, ante los diversos peligros incrementa su poder y pretende arrasar a todos los pensamientos que considera enemigos. El terreno geográfico que pierde la Iglesia romana, es compensado con creces con otros planos del tiempo y del espacio.

Los descubrimientos arqueológicos en Europa, el regreso, por vía de la cultura árabe, de los textos de la antigüedad, unidos a todos los cambios en todos los terrenos operados en el Renacimiento, llevaron a una de las más prodigiosas revoluciones en el arte de todos los tiempos. El arte es una puerta que abre la vida para dar nacimiento a otras vidas, el arte es un desdoblarse de la vida para entenderse y justificarse. El arte es una operación mágica, la operación del mago que sabe que lo similar llama a lo similar y que todo aquello que una vez estuvo unido, está unido para siempre.

Todo lo pensado tiende a manifestarse, todo lo creado tiende a reproducirse, pues el hombre sólo imagina lo que necesita imaginar y el hombre sólo crea lo que necesita crear. Una obra de teatro es una puerta que crea la realidad para dar paso a otra realidad que la transforme. El poder mágico del teatro radica en que las cosas que se hacen en el teatro, son cosas que se han hecho en un plano y ahora ese plano existe y lucha por extenderse a otros planos.

Pero hay algo más que no ha sido dicho, algo que, para decirlo, deberíamos viajar en el tiempo en que la humanidad sabía que era una con el universo, donde los magos y las brujas comprendían y usaban las fuerzas de la vida que no saben del bien y del mal como lo conocemos y conducían a sus comunidades a participar en el gran teatro universal donde luchan y se transforman los elementos.

Las religiones teocráticas y luego los monoteísmos atacaron esta concepción mágica del universo, lo que significa aplastar y transformar las condiciones de vida que permitían la concepción mágica del universo y destruir a sus guerreros y sacerdotisas.

El intento de destruir a las sacerdotisas alcanzó su esplendor en el Renacimiento con la caza de brujas, conducida con el mismo empeño por católicos y protestantes.

Toda aquella antigua sabiduría se concentraba en mujeres que conocían las fuerzas de los elementos y cómo invocarlos y esas mujeres transmitían su saber a todos aquellos que lo necesitaban.

Las acusaciones de las iglesias no son infundadas, no sólo se atacaba a una inocente acusada de brujería porque alguien quería destruirla, también se atacaba a las brujas por cometer brujería.

Brujería es la palabra que el Sistema aplicó al conocimiento de las leyes de la vida y de la muerte. El universo, o si queremos, la Naturaleza es una creación femenina, pero la Naturaleza precisa un principio masculino para entenderse y justificarse, el principio masculino que todo lo desafía y que el monoteísmo ha llamado Satán, aquel cuyo nombre oculta al que sana.

Es Satán el que provoca una enfermedad cuando una energía no se ha conducido y se estanca en el cuerpo. Es Satán el que hace pudrirse la hoja para que resucite en tierra necesaria a la Naturaleza. Satán y la Naturaleza, también conocida como Afrodita, tejen alternativamente el uno en la otra la vida eternamente renovable y la bruja, la sacerdotisa, invoca los poderes de la vida para dar vida, para asistir a un parto, para curar una enfermedad y para maldecir, para despreciar por la palabra a toda criatura que deba ser despreciada.

Un cuchillo no es malo ni es bueno, un cuchillo puede ser usado para matar o para curar. Curar es salvar una vida y es matar una enfermedad. Matar puede ser matar una cosa hermosa o matar un ser que era preciso matar para que otras cosas vivieran.

Allí tenemos el Malleus maleficarum, conocido como El martillo de las brujas, que por tres siglos usaron las iglesias para destruir la antigua sabiduría que había llegado a nosotros a través de ese rico período que nuestra pobreza ha llamado Edad Media. Allí tenemos los potros de tormento y las sillas de hierro, esas supremas creaciones de un plano de la realidad para intentar destruir las supremas creaciones de otro plano de la realidad que era preciso destruir.

Miles de brujas fueron torturadas y quemadas, pero todo lo una vez pensado tiende a reproducirse, todo lo una vez dicho tiende a manifestarse. Nada se pierde en una Naturaleza cuya ley suprema es transformarlo todo. Alcanza con pensar cómo ha llegado a nosotros el saber sobre el uso del llantén, el tabaco y la amapola.

El saber de las brujas no ha sido destruido ni han sido destruidas las brujas ni serán destruidas nunca, en tanto las fuerzas de la vida den a luz mujeres, esas mujeres que por cordón umbilical tienen una linea directa con todas las mujeres que las precedieron hasta llegar a la primera mujer, tienen por cordón umbilical una linea directa a la memoria genética de la humanidad.

El hombre no, su cordón umbilical termina en su madre. El hombre debe apelar a otros recursos para integrarse a la naturaleza. El hombre es mago, pues la naturaleza, que es mujer, es la magia. Satán es el principio masculino, pues el hombre es el desafío a las fronteras. El desafío del tiempo y el espacio en su máximo esplendor, es lo que llamamos arte.

¿Dónde a ido a parar la sabiduría de las antiguas sacerdotisas? Anida en todos nosotros, pues todo lo una vez pensado permanece, todo lo una vez pensado por la humanidad es patrimonio de toda la humanidad.

Todo está en la mente, todo lo que ahora ves está en tu mente. Todo lo que ha pensado y sufrido la humanidad está en tu mente. Todos los idiomas creados están en tu mente. Tu mente se extiende por todo el universo.

Pero la vida gusta de diversos planos, y la sabiduría tiende a concentrarse en determinadas personas que han sido puestas a prueba por las fuerzas de la vida. Unas son brujas, otros, son magos.

El mago también fue perseguido por aquellos que perseguían a las brujas y el mago, por ser mago, buscó los caminos de la magia para hacer magia. Buscó los caminos para hacer magia engañando a las fuerzas que pudieran destruirlo, y así actuaron Leonardo y Shakespeare y Cervantes.

Se trata de ver cómo los magos escondieron su magia para que llegara a nosotros embellecida, pues siempre es más querido aquello que hemos alcanzado conjurando al espíritu de la lucha. Siempre es más rico para nosotros aquello complejo, pues son complejas las fuerzas de la vida.

Mientras se aplica con saña y fuego la persecución a los árabes, Cervantes te dice que su texto maravilloso ha sido escrito por un árabe y te ha dicho, por su hijo Sancho Panza, que debes pensar que el sabio necesita ser tomado primero por tonto, y Cervantes, esa hermosa mixtura, te ha enseñado el amor a la humanidad por la mixtura de su inmenso dolor renovado en su obra imperecedera.

Shakespeare te ha enseñado el complejo poder de la palabra escrita y te ha enseñado el saber que oculta y revela toda obra escrita. No siempre Shakespeare es Shakespeare, hay que encontrar a Shakespeare en Shakespeare. Shakespeare, el que invoca a las brujas de Macbeth, el que crea a la bruja Lady Macbeth, al prepotente Próspero y al aherrojado Calibán, el que escribe Ricardo III con el yámbico, la métrica empleada para las maldiciones.

Leonardo te ha dado la clave. El cuadro que ves no es el cuadro. El cuadro que ves por tu manera de mirar la vida no te permite ver el cuadro, pues hay un cuadro detrás del cuadro y Leonardo, el mago, conoce los secretos para abrir otros planos. Lo puedes ver en al autorretrato de Leonardo cuando Leonardo aparece desde otra dimensión. Puedes verlo en Juan el Bautista y La Gioconda, cuando el cuadro se transforma en otro cuadro y se revela y te asusta.

Tarkovski vio el cuadro detrás del cuadro. Otros, intentaron explicarlo por complejas leyes de la óptica que Leonardo, el artista y el científico, conoció mejor que nadie.

Leonardo, el pobre Leonardo que nunca pudo pintar la perfecta flor femenina, conoció sin embargo el secreto y conoció, aquella vez que Savonarola quemó públicamente su obra, el secreto para transmitir el secreto.

Leonardo, como nos han dicho los poetas, es aquel que camina en la noche mientras todos duermen, mas en ese caminar por la noche descubrió sus secretos. En la noche se ha refugiado el día pues el día precisó refugiarse en la noche para conocerla, y la noche precisó dar refugio al día para justificarse.

Es en la noche del tiempo donde camina Leonardo para descubrir los secretos. Hay un secreto en La Gioconda que Leonardo te ha regalado, hay un secreto en la noche que Leonardo te ha enseñado. Sólo falta saber que toda noche da a luz un día.



Marcelo Marchese

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net