*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Ismael Blanco Ismael Blanco
Mi hermana
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
La izquierda del espejo
Esteban Valenti Esteban Valenti
El vendaval de los sueños rotos
Mónica Díaz Mónica Díaz
La Tierra es un enorme moretón
Stefano Casini Stefano Casini
Lo malo y lo bueno que oculta el covid
Pablo Tosquellas Pablo Tosquellas
Ataque de pánico
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Si no luchas, ten la decencia de respetar a quien sí lo hace
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Un TRUMPAZO, para iniciar un cierre. (Abordando eso gris, que parece la teoría)
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
“Crímenes perfectos”, un nuevo cortometraje del realizador argentino Juan Lanzillotta Katz
Stella Maris Zaffaroni Stella Maris Zaffaroni
Unos varados y otros viajados
Cinthia Andrade Cinthia Andrade
“El otro”, ese monstruo de tres cabezas que viene a comernos
Michael Añasco Michael Añasco
La Republica Británica y la Reina de Canadá
Silvio Amodei Silvio Amodei
El Imperio Digital Global
Luis Fernández Luis Fernández
Veraneando
Roberto Savio Roberto Savio
Italia y el dudoso honor de presidir el G20
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
No hay vacuna contra el fascismo
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Las mentiras sobre el “apartheid” en la vacunación israelí
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
¿Se compraría un auto ruso?
William Marino William Marino
Covid19 y la maldición para quién
Gustavo “Tato” Olmos Gustavo “Tato” Olmos
Elevar el nivel
Yanet Núñez Yanet Núñez
Pequeño gran gigante
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
El largo plazo y la negociación
Gustavo Guarino Gustavo Guarino
Forestación en debate
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
En la piedra de los sacrificios
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Diario de la guerra del cerdo ¿Rebelión juvenil?
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Una franja de tierra sitiada desde hace 14 años… Hechos que mortifican a unos y le resbalan a otros
Ariel Bank Ariel Bank
De vacunas y geopolítica
Pedro Olalla Pedro Olalla
"Gravemente ilesos"
Jaime Secco Jaime Secco
Tommy Lowy, el precursor
Emir Sader Emir Sader
¿Podrá Bolsonaro sobrevivir el 2021?
José W. Legaspi José W. Legaspi
Libertad restringida, aislamiento y soledad: ¿Noche de Paz, Noche de Amor?
Daniel Feldman Daniel Feldman
Año tras año, ya son 46 del asesinato de Raúl Feldman
Luis Fernández Luis Fernández
Había una vez... un verdadero poder
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
Mansa la Mansa: El coronavirus en las playas de Punta del Este
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Oportunismo político e inequidad tributaria
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Zapatero a tus zapatos
Sergio Reyes Sergio Reyes
Portarse bien
Nicolás Burgueño Kosenco Nicolás Burgueño Kosenco
Los guardavidas o el sol: ¿Cómo se entiende?
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Carta abierta al rugbier Pablo Matera
Andrea Burstin Andrea Burstin
La otra epidemia
Horacio “Tato” López Horacio “Tato” López
La Maradonia
Adrián Fernández Adrián Fernández
Se equivocaron nuevamente las encuestas electorales en EE.UU
Emiliano Galasso Emiliano Galasso
El Covid, los virus y nuestro país
David Malowany David Malowany
Aristóteles y los gobiernos populares.
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Pasos fundacionales hacia el buen vivir
Pablo Stefanoni Pablo Stefanoni
Cuba: ¿Fuera del Estado, nada?
Jaime Igorra Jaime Igorra
Sigue vigente y lo reitero: “Arroyito serrano que viene bajando al llano, agua clarita traes, perfume de manantiales.”
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
La antesala de los parabrisas
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
En medio de una turbulencia, ¿Qué puede derramar el efecto derrame?
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
LA TIERRA BALDÍA DE IVÁN SOLARICH Y SU ELENCO
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
La gran prensa ante la pandemia
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
Pronosticar el pasado
Nina Nina
Cincuenta y dos días
Catarina de Albuquerque Catarina de Albuquerque
Invertir en Agua y Saneamiento es vital para nuestras economías
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
El “servicio sexual” y la seducción de los poderosos
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La Revolución Rusa y Uruguay
Enrique Canon Enrique Canon
La autocrítica es estratégica
Carlos Vivas, Homero Bagnulo Carlos Vivas, Homero Bagnulo
Ayudando a las grandes compañías del medicamento
Lic. María Cristina Azcona Lic. María Cristina Azcona
La educación de la moralidad para padres e hijos, en el contexto de la nueva normalidad
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Tercera parte
QU Dongyu, Director General de FAO QU Dongyu, Director General de FAO
La clave para recuperarse del Covid-19 es la innovación, particularmente la digitalización
José Escárate Mansilla José Escárate Mansilla
Chile…Plebiscito AD-PORTAS
Álvaro Ons* Álvaro Ons*
Flexibilización de las negociaciones comerciales en el MERCOSUR: ¿una trampa para Uruguay?
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
Apuntes primarios para una autocrítica responsable
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
Justicia social y educativa: el desafío de la presencialidad
Omar Fuentes Omar Fuentes
¡Basta de joder con Venezuela!
Juan Santini Juan Santini
A veces la realidad parece ficción, pero es la tozuda realidad
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué el FA perdió las elecciones? Apuntes y aportes para una autocrítica necesaria.
Roberto Elissalde Roberto Elissalde
¿Qué pasó con los Centros MEC?
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Reflexiones sobre las pasadas elecciones departamentales y municipales
Ignacio Munyo Ignacio Munyo
¿Qué es CERES?
Sara Granados, consultora de FAO Sara Granados, consultora de FAO
Primer día mundial de la de la concienciación sobre la pérdida y desperdicio de alimentos
Federico Fasano Mertens Federico Fasano Mertens
La democracia no termina en las urnas
Daniel Vidart Daniel Vidart
Un domingo de “votaciones”
Sabina Goldaracena Sabina Goldaracena
El puerto de conveniencia para las flotas pesqueras del Atlántico Sudoccidental
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Cuando los de afuera no son de palo
Elena Grauert Elena Grauert
Oficinas, funciones y funcionarios
Filomena Narducci Filomena Narducci
Yo voto "No" y tu?
Constanza Moreira. Constanza Moreira.
Crónica de un secuestro
Álvaro Rico Álvaro Rico
El honor militar en los años 60
Gastón Grisoni Gastón Grisoni
¡Construyendo futuro!
Federico Arregui Federico Arregui
Libertad orientales
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia 2020: el racismo ordinario
Gonzalo Zunino (*) Gonzalo Zunino (*)
Por qué y para qué reformar la Seguridad Social en Uruguay
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Pedro Olalla

"Gravemente ilesos"

Pedro Olalla

31.12.2020

Dudas razonables sobre la pandemia

 

Después de nueve meses "resistiendo" a la pandemia, declaro que mi estado es el de "gravemente ileso". Ileso todavía a nivel meramente inmunológico, pero afectado gravemente a todos los demás niveles. No encuentro, para expresar mi estado, otra fórmula más apropiada que este doloroso oxímoron, pero no se me oculta que, en muchas ocasiones, son las paradojas las que nos revelan algunas verdades.

Han transcurrido ya nueve meses desde que se declaró a escala universal esta pandemia, y creo que las insólitas vivencias acumuladas desde entonces deberían permitirnos tener cierta opinión sobre el asunto. En mi caso, sin embargo, más que una opinión, lo que tengo son dudas: dudas razonables -que ahora voy a tratar de formular-, inspiradas tal vez por una preocupante certeza: la de que en esta pandemia, más aún que la salud, peligran las conquistas sociales, el Estado de derecho democrático y, sobre todo, la verdad.

Mis primeras dudas surgieron ya en los momentos iniciales, allá por marzo, cuando la OMS declaró la pandemia y los líderes políticos de casi todo el mundo esgrimieron de inmediato un mismo discurso bélico, con proclamas como "¡Esto es una guerra!", "¡Luchamos contra un enemigo invisible!" y -una consigna de consenso universal- "¡La salud es lo primero!". Me extrañó su diligencia y combatividad ante este nuevo enemigo invisible, cuando tantos otros enemigos bien visibles -el hambre, el desarriago, la miseria, la desigualdad, la guerra, el inmenso poder de la economía especulativa, la pérdida de la biodiversidad, las amenazas ecológicas de causa antropogénica, o la propia integridad del planeta- han suscitado durante tanto tiempo respuestas políticas muchísimo más tibias, cuando no una disimulada indiferencia. ¿Acaso hemos visto pararse el mundo -como ahora parece que lo hace- ante alguna de estas otras lacras? ¿Acaso se ha adoptado ante alguna de ellas una estrategia tan inaplazable, coordinada y radical como la del COVID-19? ¿Por qué -ésta es mi primera duda- se ha parado entonces el mundo ante este virus?

Tal vez se nos responda que "porque la salud es lo primero"; pero cuesta creerlo cuando, según datos públicos de Oxfam (1), diez mil personas pierden la vida cada día por no poder costearse atención sanitaria o no tener acceso a los sistemas de salud. Diez mil personas al día: muchas más de las que han muerto y van a morir, víctimas de este nuevo enemigo invisible, cuya tasa de mortalidad a nivel mundial -pese a su gravedad- ronda apenas el 0,5% de los infectados. Cuesta creer que la salud es lo primero cuando la tendencia de gobierno en todo el mundo -con numerosas peticiones explícitas de la Comisión Europea a los Estados miembro- avanza claramente hacia la privatización de los sistemas sanitarios públicos, hacia los recortes en sanidad y pensiones, y hacia el potenciamiento del sector privado en la atención a las necesidades de salud y de tercera edad. En mi opinión, pues, a los gobiernos y las ideologías económicas que han permitido y han favorecido que la salud sea hoy en día un próspero terreno de enriquecimiento empresarial y de especulación financiera (2) -y que, con toda probabilidad, lo seguirán haciendo-, les falta autoridad moral y poder de convicción para imponernos restricciones y comportamientos argumentando altivamente que "la salud es lo primero". Al menos, no lo ha sido hasta ahora para ellos.

Sigamos con las dudas. ¿Cómo es posible que, en el año 2003, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos consiga que le sea otorgada una patente sobre el coronavirus que le asegure los derechos futuros sobre el microorganismo, su detección y su tratamiento terapéutico? Esto se hizo (3) -es la patente US 777652-, pero nunca se nos ha explicado por qué. Aparte de su muy cuestionable condición ética, la concesión de esa patente sobre un organismo supuestamente natural genera una paradoja legal, pues, si se trata en efecto de un organismo natural, la licencia contravendría la prohibición de otorgar patentes sobre organismos naturales, y, si se trata de un organismo fabricado en un laboratorio, se estarían violando los tratados sobre armas químicas y biológicas. La moralidad de esta patente, en todo caso, no debía de estar lo suficientemente clara, pues, cuatro años después, en 2007, el CDC solicitó a la oficina de patentes que su caso fuera clasificado como confidencial y privado. ¿Existen, pues, patentes sobre el COVID y no nos hemos enterado?

Otra duda acuciante: ¿Existe alguna relación entre lo que estamos viviendo ahora y los dos ejercicios de pandemia que la Junta de Vigilancia Mundial de la Preparación (GPMB) -órgano creado en 2018 por la OMS y el Banco Mundial- sugirió programar para septiembre de 2020, uno de ellos con la liberación deliberada de un patógeno respiratorio letal? (4)

En esta misma línea: ¿Existe alguna relación entre lo que estamos viviendo ahora y la reunión "Event 201", celebrada en Nueva York el 18 de octubre de 2019 -cinco meses antes de la declaración de la pandemia- para que quince líderes mundiales de negocios, gobernanza y salud pública -convocados por la Fundación Bill & Melinda Gates, el John Hopkins Center for Health Security y el World Economic Forum- reflexionaran sobre un simulacro de pandemia y sobre la necesidad de colaboración entre grandes compañías y gobiernos?

También me surge una duda sobre el perfil idóneo para un puesto de tanta trascendencia como el de Director General de la Organización Mundial de la Salud: ¿no debería ser esta persona una eminencia científica de impoluto expediente, dispuesta a arriesgar en el ejercicio de su labor el reconocido prestigio que la avalara para el cargo? Resulta llamativo, pues, que el actual Director General de la OMS, Tedros A. Ghebreyesus -respaldado en su candidatura por las Fundaciones Gates y Clinton, por el ex-director del CDC y por otros prestigiosos avalistas-, sea un controvertido biólogo y político que, mientras ejerció como Ministro de Salud y de Exteriores de Etiopía, fue acusado de encubrir con métodos oscuros varias epidemias de cólera (5,6) por Human Rights Watch y otras organizaciones de salud y derechos humanos, y que, por sus relaciones con el Frente de Liberación Popular de Tigray y con Robert Mugabe, tirano de Zimbabwe, fue también objeto de graves acusaciones y críticas. ¿Era realmente el mejor candidato para velar por la salud de la humanidad?

Todo son dudas. También me pregunto por qué una fundación privada como la de Bill & Melinda Gates tiene tanto protagonismo en todo lo que se refiere a la salud mundial: como financiadora de la OMS, como organizadora del Evento 201, como fundadora de la Alianza para la Vacunación GAVI, como participante activo en las primeras reuniones de Alemania sobre el COVID-19, y en tantos otros frentes...

También me pregunto por qué, ante el anuncio de los esperanzadores resultados de las vacunas fabricadas por Pfizer y Moderna -que hicieron dispararse en bolsa el valor de los títulos de ambas compañías-, los altos cargos de las dos farmacéuticas corrieron a vender el grueso de sus acciones (7). Supongo que la perspectiva de embolsarse millones de dólares en un sólo día -como de hecho se embolsaron los CEOs y altos directivos- venció sus escrúpulos sobre la credibilidad de sus vacunas y la reputación de sus propias compañías...

También cuesta entender que, si la salud es realmente lo primero, la Organización Mundial de Comercio -junto con la Unión Europea y muchos de los países ricos- haya impedido, hace tan sólo una semana (8), que prosperara la propuesta de India y Sudáfrica para que las patentes sobre vacunas y tratamientos de COVID quedaran suspendidas de forma excepcional, de modo que los países en desarrollo pudieran fabricar medicamentos genéricos con los que hacer frente a la pandemia. En el caso del SIDA, la simple demora de una decisión análoga provocó millones de muertos por falta de acceso a tratamiento médico... Y hay que subrayar que la mayoría de las vacunas existentes en este momento han sido fabricadas con grandes inyecciones de dinero público.

También me pregunto por qué un Premio Nobel de Fisiología o Medicina como el virólogo francés Luc Montagnier, descubridor de los virus de inmunodeficiencia humana (VIH), arriesga su prestigio afirmando sin ambages cosas tan graves como que el COVID-19 fue diseñado en un laboratorio y que se ha generado pseudo-literatura científica para negarlo (9)... O por qué los organizadores griegos del reciente congreso internacional "Ciencia y Sociedad en la Guerra de la Pandemia" -que reunió telemáticamente desde Atenas a 64 científicos de todo el mundo con opiniones discrepantes frente a la actual gestión de la crisis sanitaria- han recibido presiones del gobierno y han sido amenazados seriamente con ser expedientados por su Colegio de Médicos (10). ¿No son los dogmas precisamente lo contrario de la ciencia?

En este sentido, el epidemólogo Ioannis Ioannidis (11), una de las máximas autoridades mundiales en su campo, lleva meses argumentando en medios y en foros internacionales que la estrategia de los confinamientos -la implementada por la mayoría de los gobiernos- es una estrategia errada y peligrosa, con gravísimos efectos sanitarios y económicos que no están siendo suficientemente contemplados, y que lo acertado -desde el punto de vista científico- sería concentrar los recursos y esfuerzos en la protección y el seguimiento efectivo del 10% de la población que constituye el grupo de más alto riesgo, sin confinar al resto (12). ¿Acaso no merece ser escuchada la opinión de Ioannidis, de Montaigner o de tantos otros eminentes científicos que discrepan con los que se está haciendo? ¿No resulta alarmante para la democracia la actual tendencia a relegar, sin argumentos serios, a la denigrante condición de "terraplanista" a cualquier voz crítica con la hoja de ruta vigente? ¿No deberían ser los propios Estados quienes promovieran un verdadero debate científico, libre y transparente, sobre el mal que nos azota en estos momentos?

Y sobre la vacuna, también son razonables las dudas. Si el desarrollo de las vacunas convencionales sigue habitalmente un protocolo en el que, desde los análisis pre-clínicos hasta el comienzo de la fabricación masiva, llegan a transcurrir diez años de pruebas y estudios, ¿por qué no es razonable tener dudas acerca de la efectividad, la seguridad y la inocencia de una vacuna de nueva tecnología RNA, creada y aprobada por procedimientos de emergencia en menos de dos años? ¿Por qué tanta alegría y tanta confianza en un tratamiento tan poco contrastado y tan sujeto a fuertes intereses comerciales? ¿Por qué tan enconados ataques contra quienes expresan dudas razonables al respecto? ¿Por qué tan entusiasta defensa de medidas coercitivas y sanciones para quienes aún no se sienten suficientemente convencidos de someterse al tratamiento? Todas las dudas sobre las nuevas vacunas, al menos en esta fase, me parecen absolutamente razonables, y para disiparlas precisamos experiencias mensurables y un verdadero diálogo científico: esperamos leer y constrastar "peer-reviewed papers" y no sólo "comunicados de prensa". Quienes, en otros frentes, combaten la injusticia y la ignorancia, no deberían en éste declararse prematuramente defensores a ultranza de la vacunación obligatoria y las medidas coercitivas para los "insumisos" y los "insolidarios".

Lamentablemente, todas estas cuestiones -y muchas otras más- alimentan cada día la desconfianza y la duda. Lejos de existir -como sería lo prudente y deseable- comisiones científicas independientes, que investiguen, de forma paralela y sistemática, las causas, responsabilidades, estrategias y terapias propuestas para la solución de esta crisis global, y cuyas conclusiones sean debidamente contrastadas en la palestra de los hechos, tenemos, por desgracia, algo muy distinto: un discurso único, dictado desde instancias opacas y secundado por gobiernos desconcertados y temerosos del descrédito, que compran con millones del erario público el apoyo cotidiano de la prensa a ese discurso dominante (13). Y ya sabemos que el mayor poder no está en la verdad, sino en la posibilidad de marcar el discurso. Y por eso, porque -como la Historia nos enseña- los sistemas de poder de todo signo suelen asentarse sobre discursos interesados y falaces, buscar la verdad resulta siempre un acto subversivo.

No nos engañemos: en esta prolongada coyuntura de alarma y confusión, nuestras acciones para superar la pandemia no están regidas por la ciencia, sino por nuestra fe en el discurso dominante del momento. Un discurso único, ensombrecido por todas nuestras dudas razonables, donde lo único claro es, desgraciadamente, la oscuridad. El oscurantismo. Ojalá, con todo, el tiempo demuestre de forma inapelable que todas las dudas eran infundadas.

(1) Datos actualizados del Informe OXFAM (https://www.oxfam.org/.../cinco-datos-escandalosos-sobre...)

(2) Como dato elocuente, en EE.UU. -país que abandera el discurso neoliberal-, el sector farmacéutico es ya el más boyante de los sectores económicos y el más influyente en los grupos de presión (lobbies). Cfr. https://www.ipsnoticias.net/.../la-salud-del-mundo-manos.../

(3) https://patents.google.com/patent/US7776521B1/en

(4) Ver pág. 10 de este Informe: https://apps.who.int/.../GPMB_Annual_Report_Spanish.pdf

(5) https://qz.com/.../dr-tedros-adhanom-ghebreyesus-the-top.../

(6) https://www.washingtonpost.com/.../ethiopias-candidate.../

(7) https://markets.businessinsider.com/.../pfizer-ceo-sold... , https://insurgente.org/ladrones-de-guante-blanco-a-la.../

(8) https://www.ipsnoticias.net/.../la-salud-del-mundo-manos.../

(9) https://osf.io/tgw2d/ , https://www.europarl.europa.eu/.../E-9-2020-002429_EN.html

(10) https://www.iatropedia.gr/.../isa-peitharchika.../134724/

(11) https://en.wikipedia.org/wiki/John_Ioannidis

(12) https://www.youtube.com/watch?v=5txdE8mpH0g

(13) Para el caso de Grecia, 35 millones: https://attikiola.gr/%CE%B1%CF%81%CF%87%CE%AF%CE%B6%CE.../ , https://www.tovima.gr/.../syriza-kata-tis-kyvernisis-gia.../ , https://www.skai.gr/.../stin-dimosiotita-i-lista-me-ta... , https://www.ethnos.gr/.../111503_kke-katathetei-rythmisi...

 

Pedro Olalla. Español , residente en Grecia. Escritor, helenista, profesor, traductor,  fotógrafo, cineasta. Embajador del Helenismo. Associate Member, Harvard University's Center for Hellenic Studies.

 




UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net