*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
Trump y nosotros
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
La medicina como sustitución de la realidad
William Marino William Marino
“Un malandra” llamado Trump
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
Oficializando el narcoestado en México
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Qué se encubre al encarar un déficit fiscal
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Marcelo Aguiar Pardo y la ciencia oficial. Porqué la nota “Los negacionistas” hace agua
Jaime Secco Jaime Secco
La insoportable fragilidad de la democracia
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
¿Trump o Cosse?
Silvio Amodei Silvio Amodei
De la caída del Muro de Berlín hacia la era del distanciamiento social
Ismael Blanco Ismael Blanco
Mi hermana
Mónica Díaz Mónica Díaz
La Tierra es un enorme moretón
Stefano Casini Stefano Casini
Lo malo y lo bueno que oculta el covid
Pablo Tosquellas Pablo Tosquellas
Ataque de pánico
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Si no luchas, ten la decencia de respetar a quien sí lo hace
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Un TRUMPAZO, para iniciar un cierre. (Abordando eso gris, que parece la teoría)
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
“Crímenes perfectos”, un nuevo cortometraje del realizador argentino Juan Lanzillotta Katz
Stella Maris Zaffaroni Stella Maris Zaffaroni
Unos varados y otros viajados
Cinthia Andrade Cinthia Andrade
“El otro”, ese monstruo de tres cabezas que viene a comernos
Michael Añasco Michael Añasco
La Republica Británica y la Reina de Canadá
Luis Fernández Luis Fernández
Veraneando
Roberto Savio Roberto Savio
Italia y el dudoso honor de presidir el G20
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
No hay vacuna contra el fascismo
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Las mentiras sobre el “apartheid” en la vacunación israelí
Gustavo “Tato” Olmos Gustavo “Tato” Olmos
Elevar el nivel
Yanet Núñez Yanet Núñez
Pequeño gran gigante
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
El largo plazo y la negociación
Gustavo Guarino Gustavo Guarino
Forestación en debate
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Diario de la guerra del cerdo ¿Rebelión juvenil?
Ariel Bank Ariel Bank
De vacunas y geopolítica
Pedro Olalla Pedro Olalla
"Gravemente ilesos"
Emir Sader Emir Sader
¿Podrá Bolsonaro sobrevivir el 2021?
José W. Legaspi José W. Legaspi
Libertad restringida, aislamiento y soledad: ¿Noche de Paz, Noche de Amor?
Daniel Feldman Daniel Feldman
Año tras año, ya son 46 del asesinato de Raúl Feldman
Luis Fernández Luis Fernández
Había una vez... un verdadero poder
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
Mansa la Mansa: El coronavirus en las playas de Punta del Este
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Oportunismo político e inequidad tributaria
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Zapatero a tus zapatos
Sergio Reyes Sergio Reyes
Portarse bien
Nicolás Burgueño Kosenco Nicolás Burgueño Kosenco
Los guardavidas o el sol: ¿Cómo se entiende?
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Carta abierta al rugbier Pablo Matera
Andrea Burstin Andrea Burstin
La otra epidemia
Horacio “Tato” López Horacio “Tato” López
La Maradonia
Adrián Fernández Adrián Fernández
Se equivocaron nuevamente las encuestas electorales en EE.UU
Emiliano Galasso Emiliano Galasso
El Covid, los virus y nuestro país
David Malowany David Malowany
Aristóteles y los gobiernos populares.
Pablo Stefanoni Pablo Stefanoni
Cuba: ¿Fuera del Estado, nada?
Jaime Igorra Jaime Igorra
Sigue vigente y lo reitero: “Arroyito serrano que viene bajando al llano, agua clarita traes, perfume de manantiales.”
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
La antesala de los parabrisas
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
En medio de una turbulencia, ¿Qué puede derramar el efecto derrame?
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
LA TIERRA BALDÍA DE IVÁN SOLARICH Y SU ELENCO
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
La gran prensa ante la pandemia
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
Pronosticar el pasado
Nina Nina
Cincuenta y dos días
Catarina de Albuquerque Catarina de Albuquerque
Invertir en Agua y Saneamiento es vital para nuestras economías
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
El “servicio sexual” y la seducción de los poderosos
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La Revolución Rusa y Uruguay
Enrique Canon Enrique Canon
La autocrítica es estratégica
Carlos Vivas, Homero Bagnulo Carlos Vivas, Homero Bagnulo
Ayudando a las grandes compañías del medicamento
Lic. María Cristina Azcona Lic. María Cristina Azcona
La educación de la moralidad para padres e hijos, en el contexto de la nueva normalidad
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Tercera parte
QU Dongyu, Director General de FAO QU Dongyu, Director General de FAO
La clave para recuperarse del Covid-19 es la innovación, particularmente la digitalización
José Escárate Mansilla José Escárate Mansilla
Chile…Plebiscito AD-PORTAS
Álvaro Ons* Álvaro Ons*
Flexibilización de las negociaciones comerciales en el MERCOSUR: ¿una trampa para Uruguay?
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
Apuntes primarios para una autocrítica responsable
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
Justicia social y educativa: el desafío de la presencialidad
Omar Fuentes Omar Fuentes
¡Basta de joder con Venezuela!
Juan Santini Juan Santini
A veces la realidad parece ficción, pero es la tozuda realidad
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué el FA perdió las elecciones? Apuntes y aportes para una autocrítica necesaria.
Roberto Elissalde Roberto Elissalde
¿Qué pasó con los Centros MEC?
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Reflexiones sobre las pasadas elecciones departamentales y municipales
Ignacio Munyo Ignacio Munyo
¿Qué es CERES?
Sara Granados, consultora de FAO Sara Granados, consultora de FAO
Primer día mundial de la de la concienciación sobre la pérdida y desperdicio de alimentos
Federico Fasano Mertens Federico Fasano Mertens
La democracia no termina en las urnas
Daniel Vidart Daniel Vidart
Un domingo de “votaciones”
Sabina Goldaracena Sabina Goldaracena
El puerto de conveniencia para las flotas pesqueras del Atlántico Sudoccidental
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Cuando los de afuera no son de palo
Elena Grauert Elena Grauert
Oficinas, funciones y funcionarios
Filomena Narducci Filomena Narducci
Yo voto "No" y tu?
Constanza Moreira. Constanza Moreira.
Crónica de un secuestro
Álvaro Rico Álvaro Rico
El honor militar en los años 60
Gastón Grisoni Gastón Grisoni
¡Construyendo futuro!
Federico Arregui Federico Arregui
Libertad orientales
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia 2020: el racismo ordinario
Gonzalo Zunino (*) Gonzalo Zunino (*)
Por qué y para qué reformar la Seguridad Social en Uruguay
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Internacionales
imagen del contenido Trump no tomará cianuro
Donald Trump/White House

Por la vuelta

Trump no tomará cianuro

11.01.2021

OTHER NEWS (Por Boaventura de Sousa Santos*) – Su lucha por regresar a la Casa Blanca podría solo estar comenzando

 

Trump no es Hitler, Estados Unidos no es la Alemania nazi, ningún ejército invasor está en camino a la Casa Blanca. A pesar de todo eso, no es posible evitar una comparación entre Trump en estos últimos días y los últimos días de Hitler. Hitler en su búnker, Trump en la Casa Blanca. Los dos, habiendo perdido el sentido de la realidad, dan órdenes que nadie cumple y, cuando son desobedecidos, declaran traiciones que alcanzan a los más próximos e incondicionales: Himmler, en el caso de Hitler; Mike Pence, en el caso de Trump. Así como Hitler se negó a creer que el Ejército Rojo soviético estaba a diez kilómetros del búnker, Trump se niega a reconocer que perdió las elecciones. Las comparaciones terminan aquí. A diferencia de Hitler, Trump no ve llegado su final político y, mucho menos, se retirará a su habitación para, junto con su esposa, Melania Trump, ingerir cianuro y, conforme el testamento, incinerar sus cuerpos fuera del búnker, es decir, en los jardines de la Casa Blanca. ¿Por qué no lo hace?

Al final de la guerra, Hitler se sintió aislado y profundamente desilusionado con los alemanes por no haber sabido estar a la altura del gran destino que les tenía reservado. Como diría Goebbels, también en el búnker: «El pueblo alemán eligió su destino y ahora sus pequeñas gargantas están siendo cortadas». Por el contrario, Trump tiene una base social de millones de estadounidenses y, entre los más fieles, se encuentran grupos de supremacistas blancos armados y dispuestos a seguir al líder, incluso si la orden es invadir y vandalizar la sede del Congreso. Y, lejos de ser pesimista respecto a ellos, Trump considera a sus seguidores los mejores estadounidenses y grandes patriotas, aquellos que harán America great again. Hitler sabía que había llegado su fin y que su final político también sería su final físico. Lejos de eso, Trump cree que su lucha verdaderamente comienza ahora, porque solo ahora será convincentemente una lucha contra el sistema.

Mientras que muchos millones de estadounidenses quieren pensar que el conflicto ha llegado a su fin, Trump y sus seguidores desean mostrar que ahora comenzará, y continuará hasta que Estados Unidos les sea devuelto. Joe Biden se equivoca cuando, al ver la vandalización del Congreso, afirma que eso no es Estados Unidos. Sí lo es, porque Estados Unidos es un país que no solo nació de un acto violento (la matanza de los indios), sino que fue a través de la violencia que se dio todo su progreso, traducido en victorias de las que el mundo tantas veces se sintió orgulloso, desde la propia unión de Estados «Unidos» (620,000 muertos en la guerra civil), hasta la luminosa conquista de los derechos civiles y políticos por parte de la población negra (numerosos linchamientos, asesinatos de líderes, siendo Martin Luther King. Jr. el más prominente), como sigue siendo el país donde fueron asesinados muchos de los mejores (según ellos) líderes políticos electos, desde Abraham Lincoln hasta John Kennedy. Y esta violencia ha dominado tanto la vida interna como toda su política imperial, sobre todo tras la Segunda Guerra Mundial. Que lo digan los latinoamericanos, Vietnam, los Balcanes, Irak, Libia, los palestinos, etcétera.

Joe Biden también se equivoca cuando dice que la pesadilla ha llegado a su fin y que ahora se reanudará el camino de la normalidad democrática. Por el contrario, Trump tiene razón al pensar que todo está empezando ahora. El problema es que él, contrariamente a lo que piensa, no controla lo que va a empezar y, por este motivo, los próximos años tanto pueden serle favorables, llevándolo de vuelta a la Casa Blanca, como pueden dictar su fin, un triste final. Como sistema político y social, Estados Unidos está en un momento de bifurcación, un momento característico de los sistemas alejados de los puntos de equilibrio, en los que cualquier pequeño cambio puede producir consecuencias desproporcionadas. Resulta, por tanto, aún más difícil de lo habitual predecir lo que sucederá. A continuación, identifico algunos de los factores que pueden causar cambios en una u otra dirección: desigualdad y fragmentación, primacía del derecho y Stacey Abrams.

Desigualdad y fragmentación

Desde la década de 1980, la desigualdad social ha ido en aumento, tanto que Estados Unidos es hoy el país más desigual del mundo. La mitad más pobre de la población tiene actualmente solo el 12% del rendimiento nacional, mientras que el 1% más rico tiene el 20% de ese rendimiento. En los últimos cuarenta años el neoliberalismo ha dictado el empobrecimiento de los trabajadores estadounidenses y destruyó las clases medias. En un país sin servicio público de salud y sin otras políticas sociales dignas de ese nombre, uno de cada cinco niños pasa hambre. En 2017, uno de cada diez jóvenes de entre 18 y 24 años (3.5 millones de personas) había pasado en los últimos doce meses por un período sin un lugar donde vivir (homelessness). Adoctrinados por la ideología del «milagro americano» de las oportunidades y viviendo en un sistema político cerrado que no permite imaginar alternativas al statu quo, la política de resentimiento, que la extrema derecha es experta en explotar, ha hecho que los estadounidenses victimizados por el sistema consideren que el origen de sus males estaba en otros grupos aún más victimizados que ellos: negros, latinos o inmigrantes en general.

Con la desigualdad social, aumentó la discriminación étnico-racial. Los cuerpos racializados son considerados inferiores por naturaleza; si nos hacen daño, no hay que discutir con ellos. Tienes que neutralizarlos, depositándolos en cárceles o matándolos. Estados Unidos tiene la tasa de encarcelamiento más alta del mundo (698 presos por cada 100,000 habitantes). Con menos del 5% de la población mundial, EE. UU. tiene el 25% de la población carcelaria. Los jóvenes negros tienen cinco veces más probabilidades que los jóvenes blancos de ser condenados a prisión. En estas condiciones, ¿es sorprendente que la apelación antisistema sea atractiva? Nótese que hay más de 300 milicias armadas de extrema derecha repartidas por todo el país; un número que ha aumentado desde la elección de Obama. Si no se hace nada en los próximos cuatro años para cambiar esta situación, Trump seguirá alimentando, y con razón, su obsesión por regresar a la Casa Blanca.

Primacía del derecho

Estados Unidos se ha convertido en el campeón mundial de la rule of law y de la law and order. Durante mucho tiempo, en ningún país se conocía el nombre de los jueces de la Corte Suprema, excepto en Estados Unidos. Los tribunales estadounidenses ejercieron la función de garantizar el cumplimiento de la Constitución con una independencia razonable, hasta que ciertos sectores de las clases dominantes entendieron que los tribunales podían ponerse más activamente al servicio de sus intereses. Para ello, decidieron invertir mucho dinero en la formación de magistrados y en la elección o nombramiento de jueces para los tribunales superiores. Esta movilización política de la justicia tuvo una dimensión internacional cuando, especialmente después de la caída del Muro de Berlín, la CIA y el Departamento de Justicia comenzaron a invertir fuertemente en la formación de magistrados y en la modificación del derecho procesal (delación premiada) de los países bajo su influencia. Así surgió el Lawfare, una guerra jurídica, de la que la Operación Lava-Jato en Brasil es un ejemplo paradigmático. Trump cometió varios delitos federales y estatales, incluida la obstrucción de la justicia, el blanqueo de capitales, el financiamiento ilegal de campañas y delitos electorales (el más reciente de los cuales fue un intento de alterar de manera fraudulenta los resultados de las elecciones de Georgia en enero de 2021). ¿Funcionará el sistema penal como solía hacerlo en el pasado? Si es así, Trump será condenado y probablemente irá preso. Si eso ocurre, su fin político estará cerca. De lo contrario, Trump trabajará su base, dentro o fuera del partido republicano, para regresar con fuerza en 2025.

Stacey Abrams

Esta excongresista negra es la gran responsable de la reciente elección de los dos senadores demócratas en el estado de Georgia, una victoria decisiva para dar a los demócratas la mayoría en el Senado y así permitir que Biden no sea objeto de obstrucción política permanente. ¿Cuál es el secreto de esta mujer? En el transcurso de diez años, ha tratado de articular políticamente a todas las minorías pobres de Georgia (negras, latinas y asiáticas); un estado donde el 57.8% de la población es blanca, un estado considerado racista y supremacista, donde tradicionalmente ganan los conservadores. Durante años, Abrams creó organizaciones para promover el registro electoral de las minorías pobres alienadas por el fatalismo de ver ganar siempre a los mismos opresores. Orientó el trabajo de base para fomentar la unidad entre los diferentes grupos sociales empobrecidos, tan a menudo separados por los prejuicios étnico-raciales que alimentan el poder de las clases dominantes.

Después de diez años, y tras una carrera notable que podría haber alcanzado su auge con la nominación como vicepresidenta de Biden (en lo que fue relegada en favor de Kamala Harris, más conservadora y cercana a los intereses de las grandes empresas de información y de comunicación de Silicon Valley), Abrams logra una victoria que puede liquidar la ambición de Trump de regresar al poder. El mismo día en que los vándalos rompían cristales y saqueaban el Capitolio, se festejaba en Georgia esta notable hazaña; una poderosa demostración de que el trabajo político que puede garantizar la supervivencia de las democracias liberales en estos tiempos difíciles no puede limitarse a votar cada cuatro años, y ni siquiera al trabajo en las comisiones parlamentarias por parte de los electos. Exige trabajo de base en lugares inhóspitos y muchas veces peligrosos donde viven las poblaciones empobrecidas, ofendidas y humilladas que, casi siempre con buenas razones, perdieron el interés y la esperanza en la democracia.

La obra de Stacey Abrams, multiplicada por los movimientos Black Lives Matter, Black Voters Matter y tantos otros, muchos de ellos inspirados en Bernie Sanders y «nuestra revolución» animada por él, puede devolver a la democracia estadounidense la dignidad que Trump puso en riesgo. Si es así, la mejor lección que los estadounidenses pueden aprender es que el mito del «excepcionalismo estadounidense» es solo eso, un mito. Estados Unidos es un país tan vulnerable como cualquier otro a las aventuras autoritarias. Su democracia es tan frágil como frágiles son los mecanismos que pueden evitar que los autócratas, los antidemócratas sean elegidos democráticamente. La diferencia entre ellos y los dictadores es que, mientras estos últimos comienzan por destruir la democracia para llegar al poder, los primeros usan la democracia para ser elegidos, pero luego se niegan a gobernar democráticamente y a abandonar democráticamente el poder. Desde la perspectiva de la ciudadanía, la diferencia no es muy grande.

(Artículo publicado por Wall Street International Magazine el 09.01.21 -Traducción de Antoni Aguiló y José Luis Exeni Rodríguez)

---------

*Académico portugués. Doctor en sociología, catedrático de la Facultad de Economía y Director del Centro de Estudios Sociales de la Universidad de Coímbra (Portugal). Profesor distinguido de la Universidad de Wisconsin-Madison (EE.UU) y de diversos establecimientos académicos del mundo. Es uno de los científicos sociales e investigadores más importantes del mundo en el área de la sociología jurídica y es uno de los principales dinamizadores del Foro Social Mundial.

Anexos :

-Un golpe aplastante a la dañada imagen democrática de Estados Unidos

La coreografía fue inusual: el presidente de Francia, Emmanuel Macron, de pie con la bandera estadounidense a sus espaldas, declaraba en inglés: "Creemos en la fuerza de nuestras democracias. Creemos en la fuerza de la democracia estadounidense". Y así la presidencia de Donald Trump llega a su fin con un gobernante francés que se ve obligado a declarar su fe en la resiliencia de la democracia estadounidense, un acontecimiento extraordinario. El argumento más amplio de Macron era bastante claro: la turba de leales a Trump en Washington que intentaba interrumpir la transición pacífica del poder en Estados Unidos también suponía una amenaza para todas las democracias.

 

-El miércoles fue el día de los Cristales Rotos en los Estados Unidos

Cuatros días después del caos de Washington, cuando los seguidores de Donald Trump irrumperon en el Capitolio para impedir la designación de Joe Biden, el actor y exgobernador republicano de California, Arnold Schwarzegger publicó un video en sus redes sociales en el cual comparó el asalto de los trumpistas con la Noche de los Cristales Rotos de 1938, el ataque de grupos nazi contra comercios, sinagogas y hogares judíos en Alemania y Austria.

https://www.pagina12.com.ar/316461-arnold-schwarzenegger-comparo-el-asalto-al-capitolio-con-el-

 

 



Other News

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net