*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El Presidente en la Facultad de Medicina. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Esteban Valenti Esteban Valenti
Elecciones en Uruguay ¿Cómo leerlas?
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Delitos: entre la opacidad y el subregistro
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Cuestión palestino-israelí. Un relato ¿de terror o del terror?
Daniel Vidart Daniel Vidart
Un domingo de “votaciones”
Mónica Díaz Mónica Díaz
Vos sabés
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
La genuina distribución del ingreso que hace el Agro
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Arquímedes: ¿Cuáles son las prioridades del presupuesto?
Sabina Goldaracena Sabina Goldaracena
El puerto de conveniencia para las flotas pesqueras del Atlántico Sudoccidental
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias Reales. Capitulo 35. Patrón Navaja, la puta vida y otres
José W. Legaspi José W. Legaspi
Un voto por Álvaro Villar, un “voto útil”
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Cuando los de afuera no son de palo
Ismael Blanco Ismael Blanco
Partido Comunista
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El mito del eterno retorno
William Marino William Marino
Las Departamentales
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
Prensa vendida
Michael Añasco Michael Añasco
Derechos de autor, piratería y YouTube
Sergio Reyes Sergio Reyes
El perfume embriagador de lo posible
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Argentina : “quo vadis”
Jaime Secco Jaime Secco
El medio millón de pobres de Ceres
Héctor Musto Héctor Musto
Sobre el Presupuesto Universitario y el régimen de Dedicación Total
Dres. Carlos Vivas;  Homero Bagnulo Dres. Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Mirar para otro lado nunca ayuda: Lecciones aprendidas a 8 años de lo sucedido (III)
QU Dongyu (Director General de la FAO) QU Dongyu (Director General de la FAO)
Reconstruir mejor en el ámbito de la alimentación y la agricultura
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
La necesidad de recomponer la esperanza
Luis Fernández Luis Fernández
"Se acabó el recreo"
Elena Grauert Elena Grauert
Oficinas, funciones y funcionarios
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Una imagen vale más que mil palabras
Filomena Narducci Filomena Narducci
Yo voto "No" y tu?
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
Domingo de campaña
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La renovación frentista, la crisis de la derrota y la elección municipal
Constanza Moreira. Constanza Moreira.
Crónica de un secuestro
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
Fin de la telenovela de Manini, sus cómplices, el des-honor y la cobardía 
Roberto Sansón Mizrahi					Roberto Sansón Mizrahi
Más que asistencialismo apoyo de excelencia a la economía popular
Andrea Burstin Andrea Burstin
Más que dinero, conocimiento
Álvaro Rico Álvaro Rico
El honor militar en los años 60
Gastón Grisoni Gastón Grisoni
¡Construyendo futuro!
Enrique Canon Enrique Canon
Restitución pública de la honra que algunos pretendieron ensuciar
Federico Arregui Federico Arregui
Libertad orientales
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia 2020: el racismo ordinario
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
Educación en tiempos de Covid 
Roberto Elissalde Roberto Elissalde
Una deriva peligrosa
Gustavo “Tato” Olmos Gustavo “Tato” Olmos
Elegir las batallas
Gonzalo Zunino (*) Gonzalo Zunino (*)
Por qué y para qué reformar la Seguridad Social en Uruguay
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Las reacciones más patéticas al anuncio de la paz Israel-Emiratos
Jaime Igorra Jaime Igorra
Qué hacer con el estadio centenario
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Juan Santini Juan Santini
La Justicia tarda pero llega
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Homicidios de activistas ambientalistas en el mundo
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Gloria Canclini Gloria Canclini
¿Por qué es importante reactivar un Frente Parlamentario contra el Hambre en Uruguay?
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
AMIA: un año más bajo las sombras de la impunidad
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Rubén Flores Agreda Rubén Flores Agreda
FAO: El mejor camino a una ecuación entre alimentación, salud y ambiente
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Una nueva iconoclasia recorre el mundo
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Segunda parte
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
Que la Covid-19 no nos distraiga: “Todos somos George Floyd”
Alfonso Blanco Bonilla Alfonso Blanco Bonilla
Pandemia y esperanza en un cambio de época
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo sin un liderazgo claro ante el desafío del COVID-19
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89

TERCERA ENTREGA

Cuentos & versos en cuarentena

01.05.2020

MONTEVIDEO (Uypress) - Les presentamos los trabajos de Adriana Lissidini y Daniel Farré. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.

 

Los cuentos de este viernes son:

Miedo en Nueva York, de Adriana Lissidini

Alquimia, de Daniel Farré

 

 

Miedo en Nueva York

Adriana Lissidini

 

Me encontraba viviendo en Nueva York a fines de los años ochenta.

Era una época de calles repletas de inmundicia y violencia agazapada, ocultas durante el día al son de una energética multitud y del sonido de sirenas sempiternas.

La luz liminar del atardecer parecía la señal para que toda una galería de seres imaginables y no, comenzara a dejar sus guaridas y se lanzase a la conquista de algo, cualquiera que esto fuera.

Las noticias y las advertencias de conocidos y extraños, me hacían precavida. Eran nuevos miedos que se agregaban a otros tantos, que poblaban mis horas desde la infancia. Así podría nombrar los insectos nocturnos emboscados debajo de mi cama o el temor a quedar sin aire, así, de repente y otros más comunes como el miedo a cometer errores, a no ser querida, o a llamar la atención.

Si bien, Nueva York no me ahorró golpes ni sinsabores, con el tiempo nos aceptamos mutuamente. Aprendí a gestionar los miedos recién llegados como antes lo había hecho con los viejos. Existía, sin embargo, un elemento distinto e inquietante: lo imprevisto, que se multiplicaba hasta el infinito, provocándome un inevitable desasosiego.

Y tendría prueba de ello, un día oscuro y tenebroso de invierno en que permanecí hasta la noche en mi puesto de trabajo para ocuparme de un asunto de último momento.

Ocupábamos un piso treinta y siete de una moderna torre de oficinas que se vaciaba a las cinco de la tarde. Mientras me encontraba en la sala de comunicaciones, un sonido particular me puso en alerta. Provenía de mi despacho y asemejaba al que hacen los papeles al ser rasgados.

Con horror, tomé conciencia de mi anonimato, nadie sabía que estaría allí y a esa hora. Un frío gélido me empezó a circular por las venas, sentí las manos agarrotadas y la boca inmóvil. Mi mente, en cambio corría furiosamente, buscando una inexistente vía de escape.

De pronto, experimenté el primero de los desdoblamientos que tendría a lo largo de mi vida. Frente a un terror insoportable, una parte de mí se quedaba petrificada y otra salía en un estado de levedad, a enfrentar lo que fuera. Así ocurrió y mi ser leve llegó frente a ese individuo, enorme y oscuro que revisaba mis cajones. Cuando me miró, advertí en sus ojos una pizca de locura, la mía, y esas miradas reconociéndose en algo común dieron lugar a un diálogo de absurdas preguntas y respuestas, y en medio de trivialidades, lo acompañé hacia la salida, sugiriéndole que retornara en horario de oficina.

 

Muchas veces a lo largo de mi vida, he recordado este episodio y ensayado distintas explicaciones de mi actitud y la del intruso. Creo que fuimos simplemente, parte de esa humanidad doliente y maloliente que puebla Nueva York, que por una milésima de segundo se cruzó y decidió que cada cual tenía derecho a seguir su camino.

 

Alquimia

Daniel Farré

 

-Portate bien y dormite temprano -con un beso en la frente, Alejandra se despidió de su hija. Lucía ya estaba en la cama, tapada hasta el cuello con la sábana bien ajustada, como le gustaba que su papá la dejara para "irse a dormir soñando con los angelitos".

-Si, mami -respondió, segura que el pedido se cumpliría, porque la habían dejado al cuidado de su abuelo Lisandro y sus cuentos, que siempre lograban su cometido.

-¡Que se diviertan en el teatro! -les dijo Lisandro a Alejandra y Diego a modo de despedida-. ¿Qué van a ver? 

-"El alquimista" -respondió Diego, ya entrando en el auto.

-Disfrútenlo -Lisandro cerró la puerta de entrada y se dirigió a la pieza de su nieta.

-Abu, ¿qué es un alquimista? -preguntó, atenta y curiosa, Lucía.

El abuelo se tomó su tiempo para contestar. Se sentó en un costado de la cama y alzó levemente los ojos. Lucía le siguió la mirada esperando la chispita que le aparecía justo antes de empezar la narración.

-Hace muchos años -comenzó con sabias pausas que generaban el interés de su nieta-, en el antiguo Egipto, vivían los alquimistas, magos que poseían una fórmula secreta para convertir lo común en extraordinario. Con el paso del tiempo el secreto se fue perdiendo, y de ellos sólo quedó una vaga idea. Hay quienes quisieron recobrar su sabiduría para transformar metales en oro, y otros para descubrir un elixir que los convirtiera en inmortales. -Lisandro tomó una respiración profunda. Había dejado la carnada, y cual pescador experimentado conocedor de las características de su cardumen, sabía cuándo esperar.

-¿Hoy existe algún alquimista? -la vocecita de Lucía no tardó en asomarse.

El abuelo se inclinó levemente en dirección a Lucía y bajó la voz hasta un tono confidente: -¿Podrás guardar un secreto? Yo soy uno. Desde tu edad vengo aprendiendo el arte de transformar lo ordinario en extraordinario.

-¿En serio? ¿Qué transformabas cuando tenías mi edad?

-Lo primero que logré cambiar, fueron los mandados de mi mamá. Los convertía en juegos o en desafíos. Cuando tu bisabuela me mandaba a hacer las compras, yo tomaba la bicicleta y usaba el recorrido para aprender una cosa nueva. Recuerdo que aprendí a manejar con una sola mano un sábado yendo a comprar el diario, y sin las dos una tarde en que vinieron de visita los primos de Trenque Lauquen y nos habíamos quedado sin leche para la merienda. ¡Qué contento que estaba ese día! Allí me convencí que la alquimia era milagrosa.

-¿Y ahora que ya no andás en bici?

-Ahora, cuando tu abuela me pide ir a comprar pan, te vengo a buscar a vos, y transformo una tarea, en uno de mis fantásticos paseos con mi nieta, jugando a no pisar las baldosas negras o a encontrar gorriones ocultos en las ramas de los jacarandás. ¡Ah! Ya casi me olvidaba. El domingo la panadera me mandó saludos para vos cuando le conté que no habías venido porque estabas en el cumple de Magui.

-¿Y qué otras cosas sabés transformar, abu? -preguntó Lucía.

-¡Miles! El aburrimiento de la cola del banco lo convierto en tiempo para inventar algún cuento para vos y tus primos. Peinarme a la mañana, frente al espejo, es para mí un curso de mimo. Cuando viajo en tren o subte, busco a algún bebé entre los pasajeros y mediante parpadeos, guiños y gestos inventamos un código propio en menos de tres estaciones.

-¿Y también podés viajar por el tiempo o por el espacio?

-Para eso necesito la ayuda de unos amigos especiales que tengo en la plaza. Mi ciruelo me anticipa la primavera tres semanas, cuando se llena de flores de pétalos blancos. Y las noches de luna llena... -Lisandro cambió el tono para profundizar el efecto de la magia- entrecierro los ojos para ver el ginkgo biloba que se transforma en un cuadro impresionista y me transporta al Museo d´Orsay en París.

-Abu -la voz de Lucía mostraba los primeros indicios de la calma previa al sueño-, si te pido que uses tus superpoderes conmigo, ¿en qué me convertirías?

Lisandro confirmó una vez más que los secretos siempre terminan saliendo a la luz, y no dudó en contestar: -En una alquimista, Lucía.

Daniel Farré

Bonaerense, 54 años, esposo de Susana y papá de Paula, Martín y Carolina. Entre sus pasiones, se destacan la literatura, la pintura y la docencia. 



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net