*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
José W. Legaspi José W. Legaspi
Elecciones departamentales: El premio “a la inmoralidad” y los que festejan con sabor “agridulce”
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Breve historia del tapabocas
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias Reales. Capitulo 36. Guerreras en la calle
Mónica Díaz Mónica Díaz
La foto de hoy
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
¿Y dónde está la república?
Luis Fernández Luis Fernández
Se terminaron las elecciones departamentales y municipales
Sara Granados, consultora de FAO Sara Granados, consultora de FAO
Primer día mundial de la de la concienciación sobre la pérdida y desperdicio de alimentos
Andrea Burstin Andrea Burstin
Mercosur, paredón y después
Federico Fasano Mertens Federico Fasano Mertens
La democracia no termina en las urnas
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El Presidente en la Facultad de Medicina. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Esteban Valenti Esteban Valenti
Elecciones en Uruguay ¿Cómo leerlas?
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Delitos: entre la opacidad y el subregistro
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Cuestión palestino-israelí. Un relato ¿de terror o del terror?
Daniel Vidart Daniel Vidart
Un domingo de “votaciones”
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
La genuina distribución del ingreso que hace el Agro
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Arquímedes: ¿Cuáles son las prioridades del presupuesto?
Sabina Goldaracena Sabina Goldaracena
El puerto de conveniencia para las flotas pesqueras del Atlántico Sudoccidental
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Cuando los de afuera no son de palo
Ismael Blanco Ismael Blanco
Partido Comunista
William Marino William Marino
Las Departamentales
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
Prensa vendida
Michael Añasco Michael Añasco
Derechos de autor, piratería y YouTube
Sergio Reyes Sergio Reyes
El perfume embriagador de lo posible
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Argentina : “quo vadis”
Jaime Secco Jaime Secco
El medio millón de pobres de Ceres
Héctor Musto Héctor Musto
Sobre el Presupuesto Universitario y el régimen de Dedicación Total
Dres. Carlos Vivas;  Homero Bagnulo Dres. Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Mirar para otro lado nunca ayuda: Lecciones aprendidas a 8 años de lo sucedido (III)
QU Dongyu (Director General de la FAO) QU Dongyu (Director General de la FAO)
Reconstruir mejor en el ámbito de la alimentación y la agricultura
Elena Grauert Elena Grauert
Oficinas, funciones y funcionarios
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Una imagen vale más que mil palabras
Filomena Narducci Filomena Narducci
Yo voto "No" y tu?
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
Domingo de campaña
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La renovación frentista, la crisis de la derrota y la elección municipal
Constanza Moreira. Constanza Moreira.
Crónica de un secuestro
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
Fin de la telenovela de Manini, sus cómplices, el des-honor y la cobardía 
Roberto Sansón Mizrahi					Roberto Sansón Mizrahi
Más que asistencialismo apoyo de excelencia a la economía popular
Álvaro Rico Álvaro Rico
El honor militar en los años 60
Gastón Grisoni Gastón Grisoni
¡Construyendo futuro!
Enrique Canon Enrique Canon
Restitución pública de la honra que algunos pretendieron ensuciar
Federico Arregui Federico Arregui
Libertad orientales
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia 2020: el racismo ordinario
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
Educación en tiempos de Covid 
Roberto Elissalde Roberto Elissalde
Una deriva peligrosa
Gustavo “Tato” Olmos Gustavo “Tato” Olmos
Elegir las batallas
Gonzalo Zunino (*) Gonzalo Zunino (*)
Por qué y para qué reformar la Seguridad Social en Uruguay
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Las reacciones más patéticas al anuncio de la paz Israel-Emiratos
Jaime Igorra Jaime Igorra
Qué hacer con el estadio centenario
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Juan Santini Juan Santini
La Justicia tarda pero llega
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Homicidios de activistas ambientalistas en el mundo
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Gloria Canclini Gloria Canclini
¿Por qué es importante reactivar un Frente Parlamentario contra el Hambre en Uruguay?
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
AMIA: un año más bajo las sombras de la impunidad
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Una nueva iconoclasia recorre el mundo
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Segunda parte
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
Que la Covid-19 no nos distraiga: “Todos somos George Floyd”
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo sin un liderazgo claro ante el desafío del COVID-19
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89

SÉPTIMA ENTREGA

Cuentos & versos en cuarentena

05.06.2020

MONTEVIDEO (Uypress) - Les presentamos los trabajos de Laura Santestevan Bellomo y de Iratze Legaspi Legaspi. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.  

 

Los textos de este viernes son:

En buses amordazados, de Laura Santestevan Bellomo

Bajo sus pies, de Iratze Legaspi Legaspi

 

En buses amordazados

Laura Santestevan Bellomo

 

Volvía ayer noche de lo de mi hija. Subía a un bus. Cansada, abrigada, cargada con bolsas, comida, libros, cartera. Con miedo de perder algo, el chal, el monedero, el boleto, la plata del segundo boleto que me trasladaría fuera de Montevideo. No podía perder, olvidarme de nada. Al subir, pago mis monedas y muero. Toda la gente sentada, durita, erguida, con un emplasto delante de la cara que les cubría boca, nariz, mejillas. Todos serios, callados, como alumnos antiguos de un colegio de monjas crueles a los que hubieran amordazado por mala conducta. Sujetos humanos atados, acallados, silenciados, privados de su oxígeno, sofocados sus movimientos por aquellas bridas equinas que los orientaban en una única dirección. Terroristas de cara tapada, en fila, dirigidos a algún objetivo desconocido. Seres de otro planeta, alienígenas, técnicos equipados en un CTI de alto, exponencial riesgo. El chófer, guarda a la vez, portando una careta, un emplasto peor, complejo, cargado de tecnologías, ortopedia salida de un hospital espacial, además de guantes de goma, látex, qué sé yo.

"Ay, mi tapabocas, mi barbijo, ¿podré subir igual? Debo tenerlo, debo portarlo, me faltan manos para sacarlo del bolsillo, Dios, dame otra mano, debo agarrar mi barbijo". 

El chófer/guarda me cobró sin decir nada, me instalé, me puse las bridas, me senté derechita, y fui una más de aquel extraño grupo de marcianos de aeronave espacial o de caballos viajeros encerrados en una caballeriza rodante.

 

Bajo sus pies

Iratze Legaspi Legaspi 

 

De pronto, entré al cuarto y lo noté casi muerto. 

No entendía mucho lo que pasaba, hasta que recordé lo que había sucedido el día anterior. Martín y yo estuvimos planeando esto por meses, casi un año, y al fin había llegado el día en el que dejaríamos a nuestra familia demente y nuestras vidas de mentira, atrás, y seguiríamos adelante juntos, como hermanos, buscando sobrevivir. 

Martín es el menor, nunca fue una persona arriesgada o impulsiva, esa siempre fui yo. Él es inteligente, bueno con los demás, aunque un poco complicado. En cambio, yo soy todo lo opuesto. La verdad, no me iba muy bien en el colegio, a veces puedo ser un poco terca, y no me llevo muy bien con mi entorno, salvo con mi hermano, él es lo más importante que tengo. 

El día antes de nuestro escape, Martín lo había pasado con su novia, la cual a mi no me caía muy bien, pero en el fondo, yo sabía que no se parecía a nuestra familia. Fue difícil su despedida, ya que era muy posible que no se volvieran a ver. Nadie sabe a donde vamos, tampoco les puedo contar. 

La idea es que no nos sigan. 

Llevábamos mucha comida, bebida, objetos personales y de ayuda para sobrellevar la situación, ya que probablemente estaríamos un largo tiempo allí, sin poder salir ni hablar con nadie. 

Cuando llegamos a destino, era de noche, hacía frío, y se escuchaba la brisa del viento que chocaba con las ventanas de las casas. 

-Yo creo que nadie nos encontrará- dije susurrando. Es el lugar menos pensado para ellos. 

-¿Y si nos siguieron? Tal Vez no estaban dormidos- respondió, nervioso, Martín. 

Claramente, mi hermano estaba aterrado, sin embargo, nos sentamos en el suelo y empecé a cantar una canción hasta que se durmió. Eso lo tranquiliza. Él me dice siempre que mi voz es como la de un ángel. 

Tampoco para tanto, yo no creo que sea así, pero a Martín le ha gustado desde chico, desde que estaba en la panza de esa mujer con la cual, lamentablemente, compartimos la sangre. 

Se preguntarán por qué hablo tan mal de esa mujer y de nuestra "familia", ¿qué nos habrán hecho? Fueron unas personas horribles con nosotros, no hay palabras suficientes para describir a esas bestias, pero si nos encuentran, nos matan, y esta vez es literal. 

Acosté a mi hermano en un cuarto del lugar en el que estábamos y saqué una manta de mi bolso. En ese momento, encontré un sobre misterioso dirigido hacia mí. Tapé a Martín y me fui a otra habitación, para abrirlo. 

Dentro del sobre había una foto borrosa en la que se veía una persona acostada y algo rojo cubriéndola. Recordé que la manta con la que había abrigado a mi hermano era de ese color. 

Ya no tiene sentido que les siga ocultando nuestro escondite; si, estamos bajo sus pies, un lugar inimaginable, pero al parecer nos encontraron igual. 

A la imagen se adjuntaba una carta firmada por aquellas bestias, que decía lo siguiente: "Nos alegra que estén bien. Ya saben lo que va a pasar ahora. Recuerden que siempre los quisimos". 

Pocas veces me asusto, esta fue una de ellas. 

Corrí a buscar a Martín para irnos, sin embargo, ahí fue cuando lo encontré moribundo. Apenas hablaba y no podía respirar, creo que se estaba asfixiando. Me suplicó, con todas sus fuerzas, que siguiera adelante, que siguiera por los dos... 

No tuve tiempo de decirle cuánto lo quería y cuánto me importaba. 

Lo extraño tanto, él era mi hermanito, mi única familia. 

 



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net