*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
Ser de izquierda
Jaime Igorra Jaime Igorra
Qué hacer con el estadio centenario
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias Reales. Capitulo 26. Del ladrillo en la Punta. Comienzo del siglo XXI
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Una madraza al Senado
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Dos comentarios bien de esta época. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
¿Pandemia? ¿Peste? Una mirada histórica
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Tejido financiero apropiador, el caso de BlackRock
José W. Legaspi José W. Legaspi
¡Si, Álvaro Villar, Maduro es un dictador!
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Covid 19: más que una política, una ideología
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
El Gobierno y su estrategia comunicacional: Prohibido decir “NO” o usar expresiones negativas
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Juan Santini Juan Santini
La Justicia tarda pero llega
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Descuajeringados
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Con el ajuste en curso el resultado fiscal puede empeorar
Mónica Díaz Mónica Díaz
Los desconocidos
William Marino William Marino
75 años de la Barbarie Humana
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Luis Fernández Luis Fernández
Juan Carlos I vuelve a ocupar titulares
Gustavo “Tato” Olmos  Gustavo “Tato” Olmos 
Nostalgia del Plan Cóndor
Andrea Burstin Andrea Burstin
Se busca
Michael Añasco Michael Añasco
¿Con quiénes entrenan muchos Departamentos de Policía de los Estados Unidos?
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Nada que perder, un mundo a ganar. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
México “intubado”
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
5 argumentos a favor de la educación laica
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Otra vez el método de la infamia, funciona
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Homicidios de activistas ambientalistas en el mundo
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Cubano, que tu voz no se quiebre como moneda de oro pobre
Gloria Canclini Gloria Canclini
¿Por qué es importante reactivar un Frente Parlamentario contra el Hambre en Uruguay?
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
AMIA: un año más bajo las sombras de la impunidad
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Notas sobre la actual pandemia XVI. ¿Qué otros grupos corren alto riesgo de contagio?
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jaime Secco Jaime Secco
Volver a leer la trenza en la historia nacional
Héctor Musto Héctor Musto
Sobre mi amigo Jorge, sus padres y los años de la dictadura
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
El techo de cristal y la capacidad de las mujeres
Elena Grauert Elena Grauert
URSEC y ANTEL: ¿Y las inhibiciones?
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Rubén Flores Agreda Rubén Flores Agreda
FAO: El mejor camino a una ecuación entre alimentación, salud y ambiente
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
Entre el bosque y la pradera
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Una nueva iconoclasia recorre el mundo
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
De cómo des entreverar
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Segunda parte
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Luces y sombras de una gran victoria: La Guerra de los Seis Días
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
Que la Covid-19 no nos distraiga: “Todos somos George Floyd”
Alfonso Blanco Bonilla Alfonso Blanco Bonilla
Pandemia y esperanza en un cambio de época
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Guillermo Chifflet y el socialismo libertario
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Enrique Canon Enrique Canon
Reunidos alrededor de la bandera
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Ismael Blanco Ismael Blanco
1º de mayo
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo sin un liderazgo claro ante el desafío del COVID-19
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
El Covid-19 dejó al descubierto cosas muy complicadas
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
Álvaro Rico Álvaro Rico
Los desaparecidos ayer y hoy
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Ana Jerozolimski

Luces y sombras de una gran victoria: La Guerra de los Seis Días

Ana Jerozolimski

06.06.2020

La guerra de los Seis Días salvó la existencia de Israel, pero creó uno de sus más difíciles problemas.

Caricatura del periódico egipcio Ruz el-Yusuf, el 5 de junio de 1967: la "unidad árabe" se dispone a aplastar a Israel

Se cumplen 53 años del comienzo de la guerra de los Seis Días. Aquella conflagración se vio precedida por semanas dramáticas en las que no pocos pensaban que el Estado Judío podría estar al borde de la aniquilación. Las amenazas del mundo árabe encabezado por el Presidente de Egipto Gamal Abdel Nasser- no sólo verbales sino acompañadas de actos provocativos en el terreno - preocupaban a Israel y los judíos del mundo. Nadie imaginaba entonces que la victoria militar israelí sería tan avasallante.

Egipto había expulsado a las tropas de las Naciones Unidas del Sinaí, cerrado los estrechos del Tirán a la libre navegación de Israel y  firmado una alianza militar con  Jordania . Hasta las caricaturas de la prensa árabe se hacían eco del espíritu enfervorecido con el que hablaban sus líderes. Una de ella mostraba un par de brazos fuertes, en los que estaba escrito en árabe "la unidad árabe", que se disponían a aplastar a una pequeña figura que representaba al Estado de Israel. El mensaje estaba claro.

"En Tel Aviv preparaban cementerios para miles de muertos", recuerda Shlomo Hillel, que en aquel momento era el número dos en la representación de Israel en las Naciones Unidas y volvió a Israel en el cuarto día de la guerra, habiendo sido nombrado como Vice Director General de la Cancillería para asuntos de Medio Oriente.   "Recuerdo que la sensación era que nos querían matar a todos"- nos contó  Rajel Hayut, que era una niña en Jerusalem en aquella guerra. "Los jordanos nos disparaban hacia nuestras casas y ni teníamos refugio. Nos escondimos en la escuela". Y David Banai, que en la guerra tenía 37 años, casado y con dos pequeños hijos, cuenta cómo uno de sus compañeros de trabajo, sobreviviente del Holocausto, sentía que "ahora sí que van a aniquilar al pueblo judío que está en Israel".

Para Israel, la situación era insostenible, según recuerdan hoy políticos y militares, intelectuales de izquierda y de derecha por igual.Finalmente se decidió: abrir fuego, sorprender a los árabes y garantizar así que el primer golpe sea el de Israel, para que la guerra no se libre en su territorio, lo cual podría haber sido propio de suicidio. Ese primer disparo fue magistral: sorprender a Egipto destruyendo en tierra la mayor parte de su Fuerza Aérea, lo cual impidió superioridad egipcia en el cielo y protegiendo así las ciudades de Israel.

En seis días, no sólo que Israel puso fin a la amenaza, sino que conquistó territorios en todos los frentes, la Península del Sinaí y la Franja de Gaza en el frente egipcio en el sur, Jerusalem oriental y Cisjordania (Judea y Samaria) en el frente jordano y los Altos del Golán en el frente sirio, en el norte.

La dimensión de la victoria israelí, fue de la misma profundidad que la derrota árabe. Israel hablaba de alivio y "liberación". Los árabes, de "ocupación".

Lo más simbólico fue la conquista de la Ciudad Vieja de Jerusalem, que permitió a los judíos acceder por primera vez desde la ocupación jordana en 1948 a su santuario más sagrado, el Muro de los Lamentos. A diferencia de lo hecho en otros frentes, Israel declaró su soberanía en  Jerusalem oriental y la declaró parte de su capital "eterna e indivisible" .

"La guerra era inevitable porque nuestra existencia se veía amenazada"- nos dijo  años atrás el escritor israelí A.B.Yehoshua."Pero creó uno de nuestros mayores problemas, al agravar seriamente el tema palestino del que todavía no logramos salir".

Yehoshua sostiene que si bien es verdad que con la guerra Israel salvó su existencia, ésta también creó situaciones inaceptables, según sus términos, con los que concuerda por cierto aproximadamente la mitad de la ciudadanía israelí, todos los israelíes que consideran que continuar controlando Judea y Samaria(Cisjordania) es nocivo para el país.

"Crearon el concepto de que la tierra de Israel es más sagrada que el Estado, que hay algo superior a la voluntad del pueblo.Y eso es sumamente negativo"-nos dijo  el destacado escritor."Además, hace ya muchos años que un niño israelí no puede dibujar claramente las fronteras de su país". En su opinión, esta situación es justamente lo opuesto al "sionismo", el movimiento de liberación nacional del pueblo judío.

Quizás lo más complejo de todo, al analizar hoy la situación,  sea ver que más de cinco  décadas después, el conflicto no ha terminado. Es más: parece haberse complicado más aún, con el ascenso del Islam fundamentalista y la profunda desconfianza entre Israel y la Autoridad Nacional Palestina. Y claro está que el contacto entre ambos es clave para poder llegar a un acuerdo de paz en cuyo marco se pueden determinar las fronteras reconocidas y seguras de Israel.

La única luz es que desde entonces, Israel suscribió un acuerdo de paz-el primero con un país árabe- con el más duro de sus enemigos en la guerra de los Seis Días, Egipto. Y fue eso lo que hizo posible, años después, la firma de otro acuerdo de paz, entre Israel y Jordania, que también había participado en aquella guerra. En el frente norte nadie concibe hoy retirarse de los Altos del Golán conquistados en la guerra con Siria, no solamente por recordar los cañoneos sirios desde allí hacia las localidades israelíes en el valle. Siria, enfrascada desde hace  años en una cruenta guerra, es íntimo aliado del régimen fundamentalista islámico de Irán y de la milicia chiita pro-iraní Hizbala, dos fuerzas que en el 67 no existían.

La victoria de los Seis Días, una guerra en la que los árabes prometían la aniquilación de Israel, salvó al Estado judío. Pero creó indudablemente las bases de uno de los problemas más serios con los que lidia hoy, al mantener su presencia militar en Cisjordania (Judea y Samaria), controlando en la práctica los destinos de más de dos millones de palestinos que allí viven, por más que en la vida diaria, la enorme mayoría de ellos depende del gobierno de la Autoridad Nacional Palestina.

El gran desafío es hallar la fórmula que permita separarse de los palestinos sin arriesgar su seguridad. No es sencillo ya que resulta imposible olvidar el precedente de lo ocurrido cuando Israel se retiró completamente de Gush Katif en la Franja de Gaza en setiembre del 2005, desmantelando allí todos los asentamientos. Eso no fue el prólogo de una nueva página de diálogo y entendimiento ni de paz, sino del incremento del disparo de cohetes desde dicha zona hacia territorio israelí. Si lo mismo sucede en Cisjordania, los cohetes caerán en Jerusalem y el aeropuerto Ben Gurion. Ahora, con los planes del gobierno (por ahora sólo en declaraciones, no en decisiones formales oficiales), de declarar soberanía israelí en parte de Judea y Samaria, se agregan complicaciones.

A nuestro criterio, la separación de los palestinos es clave para la normalidad de la vida en Israel, para su entereza moral y la preservación del carácter judío, democrático y sionista del Estado.

Para resolver esta situación, sin embargo, no basta con las decisiones del gobierno israelí. Israel tiene la responsabilidad de ser quien controla los territorios en los que los palestinos quieren crear su Estado independiente, pero ello no significa que todo pueda depender solamente de sus decisiones. Es que el terrorismo y las guerras contra Israel comenzaron mucho antes de la conquista de territorios, cuando Cisjordania hoy controlada por Israel, estaba en manos árabes, al igual que Gaza (de la que en el interín Israel se ha retirado totalmente). Aquí es clave la postura que adopte el liderazgo oficial palestino, que por ahora, habla en inglés en favor de la paz y en árabe no tanto, por decirlo delicadamente. La incitación al odio y la violencia en los medios oficiales palestinos sigue siendo cosa de todos los días y es un tema que debe ser resuelto si se quiere realmente hallar una solución. 

Al cumplirse un nuevo aniversario  desde aquella guerra, queda nuevamente claro cuán importante es que Israel sea fuerte militarmente, para poder defenderse. Y al mismo tiempo, queda claro que eso no es suficiente para vivir en paz.



Ana Jerozolimski



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net