" />
Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
José W. Legaspi José W. Legaspi
¡Si, Álvaro Villar, Maduro es un dictador!
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Covid 19: más que una política, una ideología
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
El Gobierno y su estrategia comunicacional: Prohibido decir “NO” o usar expresiones negativas
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Juan Santini Juan Santini
La Justicia tarda pero llega
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Descuajeringados
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Con el ajuste en curso el resultado fiscal puede empeorar
Mónica Díaz Mónica Díaz
Los desconocidos
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias Reales. Capitulo 25. Del bloque y las bloqueras
William Marino William Marino
75 años de la Barbarie Humana
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
Esteban Valenti Esteban Valenti
Presupuesto, Estado y reactivación
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Luis Fernández Luis Fernández
Juan Carlos I vuelve a ocupar titulares
Gustavo “Tato” Olmos  Gustavo “Tato” Olmos 
Nostalgia del Plan Cóndor
Andrea Burstin Andrea Burstin
Se busca
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
¿Cambiará el viento?
Fernando Gil Dìaz Fernando Gil Dìaz
Manini, los allanamientos ¿y después qué?
Michael Añasco Michael Añasco
¿Con quiénes entrenan muchos Departamentos de Policía de los Estados Unidos?
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Nada que perder, un mundo a ganar. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
México “intubado”
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
5 argumentos a favor de la educación laica
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Otra vez el método de la infamia, funciona
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Homicidios de activistas ambientalistas en el mundo
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Cubano, que tu voz no se quiebre como moneda de oro pobre
Gloria Canclini Gloria Canclini
¿Por qué es importante reactivar un Frente Parlamentario contra el Hambre en Uruguay?
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
AMIA: un año más bajo las sombras de la impunidad
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Notas sobre la actual pandemia XVI. ¿Qué otros grupos corren alto riesgo de contagio?
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jaime Secco Jaime Secco
Volver a leer la trenza en la historia nacional
Héctor Musto Héctor Musto
Sobre mi amigo Jorge, sus padres y los años de la dictadura
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Los virus mutan, las sociedades también. Hegemonía y decadencia de principios ordenadores
Jaime Igorra Jaime Igorra
La salud humana, animal y ambiental, es una sola.
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
El techo de cristal y la capacidad de las mujeres
Elena Grauert Elena Grauert
URSEC y ANTEL: ¿Y las inhibiciones?
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Rubén Flores Agreda Rubén Flores Agreda
FAO: El mejor camino a una ecuación entre alimentación, salud y ambiente
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
Entre el bosque y la pradera
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Una nueva iconoclasia recorre el mundo
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
De cómo des entreverar
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Segunda parte
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Luces y sombras de una gran victoria: La Guerra de los Seis Días
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
Que la Covid-19 no nos distraiga: “Todos somos George Floyd”
Alfonso Blanco Bonilla Alfonso Blanco Bonilla
Pandemia y esperanza en un cambio de época
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Guillermo Chifflet y el socialismo libertario
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Enrique Canon Enrique Canon
Reunidos alrededor de la bandera
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Ismael Blanco Ismael Blanco
1º de mayo
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Encendamos el cerebro
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo sin un liderazgo claro ante el desafío del COVID-19
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
El Covid-19 dejó al descubierto cosas muy complicadas
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
Álvaro Rico Álvaro Rico
Los desaparecidos ayer y hoy
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Marcelo Marchese
imagen del contenido Marcelo Marchese

La libertad ahogada en la dictadura de los ofendidos

Marcelo Marchese

12.06.2020

Nunca escuché el programa "Los galanes" y por lo que vi del cuplé aludido, lo único que me hizo gracia fue lo de china Zorrilla, pero no se trata de defender el derecho a hablar o hacer humor "de los nuestros", se trata de defender el derecho a hablar o hacer humor para todos, pues es muy fácil defender el derecho de Les Luthiers, Los hermanos Marx o Los tres chiflados, lo difícil es defender el derecho al humor cuando el humorista no está el nivel de aquellos genios.

Así que sobre los que no defienden el derecho de Cotelo porque Cotelo por 15 años hizo humor políticamente correcto, digo que sus broncas personales les impiden ver el bosque, y que caen ellos mismos en la corrección política que condenan.

No es grave que Cotelo haya hecho un chiste que no hizo reír a casi nadie, ya que hacer reír es algo difícil, lo realmente grave es la reacción que generó, esta punta de un iceberg que a uno lo deja en estado de intensa preocupación.

Si alguien impulsara un plebiscito para anular la libertad de expresión, vencería de forma abrumadora. Esto significa muchas cosas, pero la primera, es que la escuela, el liceo y la universidad han fracasado estrepitosamente. No se entiende qué significa libertad de opinar y menos aún se entienden los innumerables beneficios de dejar a la gente expresarse libremente.

Vayamos a un ejemplo candente, el tema de las razas. Supongamos que haya uno que piense, radicalmente en contra de la corrección política, que la especie humana está conformada por varias razas y que cada raza tiene sus fortalezas físicas: ésta tiene más resistencia a la hora de correr, esta otra más habilidad a la hora de nadar, y supongamos que esa persona concluyera que si hay ciertas habilidades innatas, es muy posible que haya ciertas modalidades de la inteligencia más desarrolladas o visibles en una razas que en otras, pues la inteligencia tiene más de una faceta.

Esta idea podría llegar a ser peligrosísima, pero lo realmente peligroso, y lo que conduciría a sus aspectos más negativos, sería prohibirla. Si la idea fuera correcta o parcialmente correcta, nada perderíamos, y si fuera falsa, la mejor manera de demostrar que es falsa es mediante el razonamiento. Por lo tanto, al prohibir una idea "mala", estamos impidiendo desterrarla de la mente de los hombres, o al menos, estamos impidiendo destruir sus fundamentos lógicos.

Por otra parte, si se estableciera que hay ideas malas e ideas buenas ¿Quién estaría en el tribunal que juzgaría lo malo y lo bueno? No hay otro tribunal que la humanidad, ante la cual, hay que dejar que comparezcan los testigos con absoluta libertad.

Estamos hablando de ideas. Esta libertad a la hora de pensar no tiene nada que ver con acusar a alguien de algo indebido y sin aportar pruebas, pues esto es una cosa muy grave llamada difamación, y ese es un límite muy bien puesto a la libertad de expresión. La libertad de pensar, también debemos aclararlo, es algo muy diferente a la libertad de actuar. Como dijo un sabio "Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa."

La idea del progreso nos ha hecho creer que lo conquistado fue conquistado para siempre. Craso error. Las libertades hay que resguardarlas y dependen siempre de las ideas que prevalecen en una sociedad. El derecho a hablar es algo que debemos defender, aunque perderemos ese derecho en un proceso irreversible. De hecho, hay un consenso a modo de ukase en las ciencias sociales, por el cual el que admita la existencia de las razas es un enfermo mental que se opone a una verdad establecida para siempre. Esa cosa tan "libre" llamada "ciencia" ostenta, sin embargo, sus dogmas, pues toda institución humana tiende a una de estas dos estructuras: la Iglesia o el Ejército.

Otro ejemplo elocuente del peligro es este arrastrarse en el pantano de la literalidad. Es la capacidad de simbolizar y de abstraer lo que nos ha hecho humanos. Si una persona pone un ejemplo para ilustrar una idea y el receptor se queda en el ejemplo y no enciende la chispa que lo lleve a la idea, ha perdido la capacidad de simbolizar, que implica la capacidad de pensar, de imaginar, de soñar, de anudar las infinitas cosas que conforman nuestro mundo y que nos llevan a obrar en nuestro mundo.

Es preocupante que no se entienda que lo que dice un personaje no necesariamente es lo que piensa el autor que ha creado el personaje, pues anuncia una férrea incapacidad de simbolizar.

El tercer dato que anuncia, como una bocina insoportable, que caeremos en el abismo donde medran los tiburones y los cocodrilos, es el ataque al humor, un ataque a una antigua terapéutica de la humanidad y un ataque a nuestra capacidad de simbolizar.

Haciendo, en los hechos, una defensa de nuestra capacidad de simbolizar, no defenderé el humor directamente, sino que citaré a eminencias que lo atacaron.

El primero es Platón, un simpático pensador que escribió sobre su régimen político ideal, y en ese lindo régimen político ideal, el poder estaría en manos de los filósofos (conviene recordar que, casualmente, Platón era filósofo) Estos filósofos establecerían lo que pueden o no hacer los poetas y los músicos. Los músicos deberían encargarse de hacer marchas militares, y en cuanto a los poetas, deberían dedicarse a glorificar a los dioses, escribir mentiras bajo el dictado de los filósofos y en cuanto a las emociones que deben generar, deben obrar con cuidado pues "Tampoco es necesario que sean amigos de la risa. Porque cuando alguien se entrega a una risa violenta, casi seguro que sufre después una alteración violenta".

Siguiendo estos lindos preceptos, en el siglo V se escriben Reglas Monásticas donde puede leerse esta advertencia: "La forma más terrible y obscena de romper el silencio es la risa, si el silencio es virtud existencial y fundamental de la vida monástica, la risa es gravísima violación". Un siglo después, el bueno de San Benito nos dice lo siguiente: "Cuando la risa está por estallar hay que prevenir, sea como sea, que se exprese. O sea que, entre todas las formas malignas de expresión, la risa es la peor."

Con esto es suficiente, pero resta agregar algunas cosas.

Lamento profundamente el pusilánime pedido de disculpas por parte de Cotelo, pero eso no obsta para que defendamos su derecho (nuestro derecho) a hacer el humor que le salga.

Es saludable establecer que en nuestro País se hablaba el castellano, se hablaba, y mucho, el portugués y portuñol, y se hablaba el guaraní. Gracias a José Pedro Varela perdimos el guaraní y se ha hecho lo imposible para que perdamos el portugués y el portuñol. Afortunadamente, la gente de la frontera logró mantener el portugués y el portuñol, y eso es algo que debemos agradecerles, pues llevaron a cabo una resistencia cultural al mismo tiempo que defendieron su propia forma de ver el mundo.

Por último, te recuerdo que cuando se liquidó a los charrúas que quedaban luego de sucesivas liquidaciones, nadie dijo nada, y apenas si hubo alguna queja porque con toda maldad, de los charrúas que trajeron a Montevideo para esclavizarlos, se separaba a las madres de los hijos y había que ser de piedra para no apiadarse de esas madres y esos hijos, y así y todo, se apiadaron muy pocos. Te recuerdo que hubo un amplio porcentaje de personas que apoyaron el Golpe de Estado, hubo un 40% que le dio el "SÍ" a la dictadura en el Plebiscito del 80, y luego hubo un amplio porcentaje que votó por dejar impunes crímenes abominables perpetrados por una institución, el Estado, cuyo objetivo declarado es defendernos de los crímenes abominables.

Son cosas a tener en cuenta. Antes de andar señalando con el dedo, preguntate qué cosas estás haciendo vos en esta vida. No sea que por fijarte en la espiga en ojo ajeno, no veas el tronco que tenés en el propio.


 



Marcelo Marchese

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net