*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Jaime Secco Jaime Secco
Pensar al Frente de otra manera
Esteban Valenti Esteban Valenti
Uruguay: los tupamaros
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Presencia mundial del armamentismo israelí al servicio de una geopolítica
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Perón, el peronismo, el debate continúa. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
México, la narcocracia perfecta
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Tercera parte
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
De cómo van a imponer el modelo chino al mundo
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Decisiones miserables
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
Argentina: “Por otro 17”
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Me enorgullece que un destacado jerarca palestino esté internado en Israel
QU Dongyu, Director General de FAO QU Dongyu, Director General de FAO
La clave para recuperarse del Covid-19 es la innovación, particularmente la digitalización
José Escárate Mansilla José Escárate Mansilla
Chile…Plebiscito AD-PORTAS
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Lo mismo de siempre: censura y desinformación
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Una falacia en dos palabras: Generación espontánea
Álvaro Ons* Álvaro Ons*
Flexibilización de las negociaciones comerciales en el MERCOSUR: ¿una trampa para Uruguay?
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
Apuntes primarios para una autocrítica responsable
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
“Ganando voluntades”: Limitaciones de la declaración del conflicto de interés
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Tierra para asentamientos populares y agricultura familiar
Mónica Díaz Mónica Díaz
“Con amor” o la política desde lo cotidiano, en plena crisis
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
Justicia social y educativa: el desafío de la presencialidad
Omar Fuentes Omar Fuentes
¡Basta de joder con Venezuela!
Gustavo “Tato” Olmos Gustavo “Tato” Olmos
Un Presupuesto Nacional “que aleja” al Estado, de la gente
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias Reales. Sanguinetti me tapó la boca y me cierran el libro
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
“Las víctimas”, un nuevo y revulsivo libro de la psicoanalista argentina Sonia Cesio (*)
William Marino William Marino
Los después ¿unas elecciones perdidas?
Michael Añasco Michael Añasco
Bloques de apartamentos: "conejeras" y "dispositivos de almacenamiento humano masivo". El “ejemplo” de Dina marca.
Juan Santini Juan Santini
A veces la realidad parece ficción, pero es la tozuda realidad
Roberto Savio Roberto Savio
El Papa y la desigualdad
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué el FA perdió las elecciones? Apuntes y aportes para una autocrítica necesaria.
Roberto Elissalde Roberto Elissalde
¿Qué pasó con los Centros MEC?
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Reflexiones sobre las pasadas elecciones departamentales y municipales
Ignacio Munyo Ignacio Munyo
¿Qué es CERES?
José W. Legaspi José W. Legaspi
Elecciones departamentales: El premio “a la inmoralidad” y los que festejan con sabor “agridulce”
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
¿Y dónde está la república?
Luis Fernández Luis Fernández
Se terminaron las elecciones departamentales y municipales
Sara Granados, consultora de FAO Sara Granados, consultora de FAO
Primer día mundial de la de la concienciación sobre la pérdida y desperdicio de alimentos
Andrea Burstin Andrea Burstin
Mercosur, paredón y después
Federico Fasano Mertens Federico Fasano Mertens
La democracia no termina en las urnas
Daniel Vidart Daniel Vidart
Un domingo de “votaciones”
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
La genuina distribución del ingreso que hace el Agro
Sabina Goldaracena Sabina Goldaracena
El puerto de conveniencia para las flotas pesqueras del Atlántico Sudoccidental
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Cuando los de afuera no son de palo
Ismael Blanco Ismael Blanco
Partido Comunista
Sergio Reyes Sergio Reyes
El perfume embriagador de lo posible
Elena Grauert Elena Grauert
Oficinas, funciones y funcionarios
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Una imagen vale más que mil palabras
Filomena Narducci Filomena Narducci
Yo voto "No" y tu?
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La renovación frentista, la crisis de la derrota y la elección municipal
Constanza Moreira. Constanza Moreira.
Crónica de un secuestro
Álvaro Rico Álvaro Rico
El honor militar en los años 60
Gastón Grisoni Gastón Grisoni
¡Construyendo futuro!
Enrique Canon Enrique Canon
Restitución pública de la honra que algunos pretendieron ensuciar
Federico Arregui Federico Arregui
Libertad orientales
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia 2020: el racismo ordinario
Gonzalo Zunino (*) Gonzalo Zunino (*)
Por qué y para qué reformar la Seguridad Social en Uruguay
Jaime Igorra Jaime Igorra
Qué hacer con el estadio centenario
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Homicidios de activistas ambientalistas en el mundo
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Una nueva iconoclasia recorre el mundo
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
Que la Covid-19 no nos distraiga: “Todos somos George Floyd”
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido María Noel Vaeza
Ma. Noel Vaeza/ONU Mujeres

La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar

María Noel Vaeza

23.06.2020

En América Latina y el Caribe, entre 11 y 18 millones de personas se dedican al trabajo doméstico remunerado, de las cuales 93% son mujeres.

 

En América Latina y el Caribe, entre 11 y 18 millones de personas se dedican al trabajo doméstico remunerado, de las cuales 93% son mujeres. Esto supone un promedio de entre el 10,5% y el 14,3% del empleo de las mujeres en la región. Durante la crisis global desatada por la pandemia del COVID-19, las mujeres empleadas en el sector del trabajo doméstico están ocupando un lugar crucial dentro de la respuesta por el papel que juegan en el cuidado de niñas y niños, personas enfermas y dependientes, y el mantenimiento de los hogares, incluyendo la prevención del contagio del virus. Ahora más que nunca es tiempo de relevar este empleo crucial para el bienestar de todas las personas de la sociedad al nivel debido y asegurar los derechos laborales de las trabajadoras del hogar.

Sin embargo, y a pesar de su enorme contribución, las trabajadoras del hogar es uno de los principales colectivos más afectados por la crisis. Esto se debe, entre otras razones a la situación de precariedad en el empleo que presenta este sector. Tradicionalmente, el trabajo doméstico ha sido objeto de condiciones de trabajo inadecuadas, incluyendo extensas jornadas, bajos salarios, trabajo forzoso y una escasa o nula protección social. Esta situación es, en gran medida, el reflejo de la escasa valoración social y económica que las sociedades suelen otorgar a esta actividad, lo que en muchas situaciones se refleja en la ausencia de legislaciones adecuadas o en la falta de una aplicación efectiva de las mismas.

16 países de América Latina y el Caribe han ratificado el Convenio 189 de la OIT sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos, lo que supone el 55% del total de las ratificaciones en el mundo. Sin embargo, apenas en 8 países de la región el salario mínimo del trabajo doméstico está equiparado al salario mínimo nacional. Como consecuencia, los ingresos del trabajo doméstico remunerado son iguales o inferiores al 50% del promedio de todas las personas ocupadas, según señala un estudio de la OIT. Tan sólo en 8 países la normativa vigente equipara su jornada máxima de trabajo a las del resto de personas asalariadas.

Aun cuando la mayoría de los países establecen como obligatoria la afiliación a la seguridad social, la cobertura es -con pocas excepciones- más bien baja y en países como Bolivia, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Paraguay y Perú no llega al 10%. En varios países existen restricciones respecto a quienes se pueden afiliar, dejando fuera a quienes desarrollan jornadas parciales para varios empleadores, o establecen sistemas administrativos relativamente engorrosos que desincentivan el cumplimiento.

La crisis del COVID-19 ha puesto de manifiesto y exacerbado estas injusticias previas. Según estimaciones de la OIT, 70,4% de las trabajadoras remuneradas del hogar están siendo afectadas por las medidas impuestas por los gobiernos a causa de la cuarentena, que se traducen en disminución de la actividad económica, desempleo, reducción de las horas de trabajo o pérdida de salarios. Por ello, se requiere de una combinación de medidas que refuercen el cumplimiento y garanticen sus derechos laborales.

En lo inmediato es fundamental impulsar medidas para garantizar la retención de empleos en el trabajo del hogar remunerado y activar o ampliar las prestaciones por desempleo y los subsidios sociales de emergencia incondicionados para beneficiar a aquellas trabajadoras remuneradas del hogar que hayan perdido parte de sus ingresos. Es también imprescindible elaborar protocolos de salud y seguridad que atiendan las especificidades del sector, así como garantizar la cobertura en salud para todas las trabajadoras, incluidas las trabajadoras migrantes y las que trabajan en la informalidad.  Se necesita igualmente fomentar la formalización facilitando los trámites para el registro en la seguridad social y medidas de fiscalización para asegurar el cumplimiento de la ley. La formalización implica el acceso efectivo a la protección social para un gran contingente de mujeres y es un derecho fundamental. Además, mitigará los efectos de la crisis y disminuirá su situación de vulnerabilidad. 

En el marco del día internacional de trabajadoras remuneradas del hogar, conmemorado el 16 de junio, debemos recordar la importancia de que los Estados Miembros se comprometan a adoptar las medidas conformes a su compromiso al ratificar el Convenio 189 de la OIT con el fin de eliminar la discriminación y equiparar los derechos de este colectivo.

En un contexto de restricciones económicas como el que vivimos, y en el que los Estados buscan estrategias de recuperación socioeconómica, el trabajo del hogar remunerado debe estar entre los sectores económicos a apoyar dentro de los paquetes de estímulos y reactivación. Desde Naciones Unidas proponemos que después de esta crisis tendremos que reconstruir mejor  (Build Back Better). Con esto nos referimos a estrategias de desarrollo sostenible que no dejen a nadie atrás. Asegurar hoy los derechos de las trabajadoras remuneradas del hogar permitirá reducir esas discriminaciones múltiples que enfrentan por ser mujeres, indígenas, afrodescendientes, migrantes, y sin acceso a educación o formación profesional en muchos casos y así reconstruir mejor tras la crisis.  Es una asignatura pendiente con quienes nos cuidan.

 

María Noel Vaeza

Directora Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe

 




UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net