*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
José W. Legaspi José W. Legaspi
¡Si, Álvaro Villar, Maduro es un dictador!
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Covid 19: más que una política, una ideología
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
El Gobierno y su estrategia comunicacional: Prohibido decir “NO” o usar expresiones negativas
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Juan Santini Juan Santini
La Justicia tarda pero llega
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Descuajeringados
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Con el ajuste en curso el resultado fiscal puede empeorar
Mónica Díaz Mónica Díaz
Los desconocidos
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias Reales. Capitulo 25. Del bloque y las bloqueras
William Marino William Marino
75 años de la Barbarie Humana
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
Esteban Valenti Esteban Valenti
Presupuesto, Estado y reactivación
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Luis Fernández Luis Fernández
Juan Carlos I vuelve a ocupar titulares
Gustavo “Tato” Olmos  Gustavo “Tato” Olmos 
Nostalgia del Plan Cóndor
Andrea Burstin Andrea Burstin
Se busca
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
¿Cambiará el viento?
Fernando Gil Dìaz Fernando Gil Dìaz
Manini, los allanamientos ¿y después qué?
Michael Añasco Michael Añasco
¿Con quiénes entrenan muchos Departamentos de Policía de los Estados Unidos?
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Nada que perder, un mundo a ganar. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
México “intubado”
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
5 argumentos a favor de la educación laica
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Otra vez el método de la infamia, funciona
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Homicidios de activistas ambientalistas en el mundo
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Cubano, que tu voz no se quiebre como moneda de oro pobre
Gloria Canclini Gloria Canclini
¿Por qué es importante reactivar un Frente Parlamentario contra el Hambre en Uruguay?
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
AMIA: un año más bajo las sombras de la impunidad
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Notas sobre la actual pandemia XVI. ¿Qué otros grupos corren alto riesgo de contagio?
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jaime Secco Jaime Secco
Volver a leer la trenza en la historia nacional
Héctor Musto Héctor Musto
Sobre mi amigo Jorge, sus padres y los años de la dictadura
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Los virus mutan, las sociedades también. Hegemonía y decadencia de principios ordenadores
Jaime Igorra Jaime Igorra
La salud humana, animal y ambiental, es una sola.
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
El techo de cristal y la capacidad de las mujeres
Elena Grauert Elena Grauert
URSEC y ANTEL: ¿Y las inhibiciones?
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Rubén Flores Agreda Rubén Flores Agreda
FAO: El mejor camino a una ecuación entre alimentación, salud y ambiente
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
Entre el bosque y la pradera
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Una nueva iconoclasia recorre el mundo
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
De cómo des entreverar
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Segunda parte
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Luces y sombras de una gran victoria: La Guerra de los Seis Días
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
Que la Covid-19 no nos distraiga: “Todos somos George Floyd”
Alfonso Blanco Bonilla Alfonso Blanco Bonilla
Pandemia y esperanza en un cambio de época
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Guillermo Chifflet y el socialismo libertario
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Enrique Canon Enrique Canon
Reunidos alrededor de la bandera
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Ismael Blanco Ismael Blanco
1º de mayo
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Encendamos el cerebro
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo sin un liderazgo claro ante el desafío del COVID-19
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
El Covid-19 dejó al descubierto cosas muy complicadas
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
Álvaro Rico Álvaro Rico
Los desaparecidos ayer y hoy
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Secciones | Coberturas Especiales | Infoesfera

IPS

Redes sociales alzaron y ahora acorralan a Bolsonaro

18.07.2020

RÍO DE JANEIRO(IPS / Mario Osava) - Las redes sociales que ayudaron a alzar a  Jair Bolsonaro a la presidencia de Brasil aparecen ahora como un factor del deterioro de su gobierno amenazado con un fin anticipado, dos años y medio antes de su término oficial.

Gabriel Paiva/Fotos Públicas

 

Los medios que en las elecciones sumaban votos ahora "fragmentan incluso la base de apoyo político" del gobierno de extrema derecha y exponen los diseminadores de informaciones falsas a incriminaciones judiciales, resumió João Guilherme dos Santos, doctor en Comunicación e investigador del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología en Democracia Digital.

La campaña electoral de Bolsonaro para las elecciones de octubre de 2018, que lo colocaron en la presidencia el 1 de enero siguiente, usó mucho a WhatsApp, una red encriptada que no permite el rastreo y dificulta así determinar la responsabilidad del delito informativo.

"Juntaba lo útil, impulsar una estrategia de inmediato, a lo agradable, que es una tecnología accesible y popular, ya que todos tienen un celular, sin los costos de paquetes de comunicación", definió Santos a IPS, por teléfono desde Río de Janeiro.

El límite, de 256 participantes como máximo en los grupos que comparten los mensajes, se desbordó por las interconexiones sucesivas de los grupos, estimuladas por una dinámica electoral, recordó.

Pero se trata de una "red inestable, en que el retiro de algunas personas interrumpe la cadena" de retransmisiones masivas. En el gobierno los bolsonaristas tuvieron que migrar a otras redes, como Twitter, Facebook e Instagram, y enfrentan ahora las consecuencias.

Esos medios cuestan algún dinero si se pretende la difusión masiva y permiten identificar a los autores y retransmisores de sus mensajes, por lo que no aseguran la impunidad.

Investigaciones sobre el abuso de esos medios digitales por los hijos, asesores y aliados del presidente, para difusión masiva de falsedades y difamaciones, están en marcha desde el año pasado en el Supremo Tribunal Federal (STF), el Tribunal Superior Electoral (TSE) y el legislativo Congreso Nacional.

El peligro más cercano está en el TSE que puede juzgar en los próximos meses los pedidos de impugnación del triunfo electoral de Bolsonaro y su vicepresidente, el general retirado Hamilton Mourão, si se comprueba la financiación ilegal de la campaña que se basó en muchas mentiras difundidas por las redes sociales.

Algunas empresas financiaron ilegalmente la difusión masiva de mensajes de la campaña electoral de Bolsonaro, destinados a electores de listas compradas en el mercado de datos personales, otra ilegalidad, según aseguró el diario Folha de São Paulo el 18 de octubre de 2018, entre las dos vueltas de las elecciones presidenciales.

La autora del reportaje, Patrícia Campos Mello, acaba de ganar el premio Maria Moors Cabot, concedido por la Facultad de  Periodismo de la estadounidense Universidad de Columbia a periodistas de investigación que se destacan por su labor.

La Comisión Parlamentaria Mixta de Investigación (CPMI), que debería haber concluido sus trabajos en abril, los prorrogó por seis meses más. En el STF la investigación también tuvo una prórroga de 180 días y se extenderá hasta final de 2020.

El cerco judicial al bolsonarismo, que moviliza también la Policía Federal y el Ministerio Público (fiscalía general), acaba de recibir una gran ayuda de Facebook, que canceló el 8 de julio 35 cuentas y 14 páginas por "inauténticas" y violadoras de las reglas de la plataforma.

Otras 38 cuentas en Instagram, de la que es propietaria Facebook al igual que WhatsApp, también fueron removidas. Esas medidas responden a un boicot de grandes empresas internacionales que sacaron su publicidad de las redes sociales, para disociarse de la desinformación y los discursos de odio.

Una de las cuentas en Instagram fue creada por Tercio Arnaud Tomaz, asesor especial del presidente Bolsonaro, según trascendió. Se trata del supuesto líder de la "Oficina del odio", que, según la prensa, opera desde el Palacio del Planalto, sede de la presidencia, en Brasilia.

Si llegasen a comprobarse, esas denuncias representarían la desviación de recursos públicos para fines indebidos y configurarían varios delitos, como malversación, improbidad administrativa, difamación e incluso daños a la salud pública, al difundir informaciones engañosas sobre la pandemia de la covid-19.

Además involucrarían el presidente, sus tres hijos -uno senador, otro diputado y otro legislador municipal- y otros políticos y empresarios que respaldan a Bolsonaro.

La Policía Federal tendrá acceso a los datos de Facebook que justificaron la purga de cuentas, por decisión de Alexandre Moraes, magistrado del STF que conduce la investigación sobre la red de noticias falsas, además de otra sobre manifestaciones protagonizadas por bolsonaristas que reclaman "intervención militar" y el cierre del STF y del Congreso.

También el Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU, un órgano parlamentario) empezó a condenar la publicidad gubernamental que se está destinando y remunerando a sitios web inadecuados, difusores de falsedades, las también llamadas fake news,  e incluso acusados de ilegalidades.

Bolsonaro perdió popularidad y credibilidad en sus 18 meses de gobierno no por la tibia acción opositora, sino por sus actitudes, como negar la gravedad de la pandemia de covid-19 y promover la destrucción del patrimonio ambiental, cultural, científico y diplomático de Brasil.

"Casi todas las crisis, incluso las investigaciones sobre informaciones falsas, resultan de las propias iniciativas del presidente y su gobierno", evaluó Santos, quien colabora con el Congreso en la CPMI y en los debates para aprobación de una ley con que se busca contener la proliferación de noticias falsas y otros bulos en las redes sociales.

El abuso de las redes por el bolsonarismo agrava sus divisiones internas, observó. Las discrepancias transforman correligionarios en enemigos inconciliables y todos los enemigos son "comunistas".

Así son tratados importantes líderes del inicio del gobierno, como Gustavo Bebianno, ex secretario general de la Presidencia, muerto de infarto el 14 de marzo, y los diputados Joice Hasselmann y Alexandre Frota, purgados por diferencias banales.

Las "inverdades" y ofensas digitales que proliferan en la comunicación de extrema derecha no son típicos solo de esa corriente política, sino de "regímenes radicales mayoritaristas", es decir que defienden todo el poder a la supuesta mayoría, aunque viole derechos humanos de minorías, como los indígenas, definió el investigador Santos.

Eso conduce a los ataques a las garantías constitucionales y democráticas, encaradas como obstáculos a la realización de la mayoría. Las redes ayudan a fomentar la solidaridad, al destacar "las amenazas externas, que en Brasil son las élites, como el STF, los parlamentarios", acotó.

Pero facilitan también los ataques a aliados, en un "canibalismo" que debilita el gobierno.

Durante la campaña electoral se ignoran las diferencias, se trata de "aumentar el rechazo popular al oponente en una disputa polarizada" para conquistar votos indecisos.

Esa táctica de Bolsonaro fue exitosa en 2018, especialmente entre los seguidores de iglesias evangélicas en que el oponente Fernando Haddad, del izquierdista Partido de los Trabajadores, tuvo muy pocos votos, recordó Santos.

Pero es relativo el poder de las redes sociales, matizó.

Bolsonaro tuvo gran exposición en los espacios informativos, por el cuchillazo en el abdomen que sufrió durante la campaña, casi lo mata y lo dejó 23 días hospitalizado. Además su acercamiento a los evangelistas no fue coyuntural, venía de lejos.

Para reducir el alcance de la información malintencionada por las redes, Santos recomienda "atacar la sostenibilidad financiera" de las ofensivas, identificando los financiadores y operadores en el inicio, para evitar la "viralización". Es como se debe hacer con la pandemia del coronavirus, concluyó.

 

Ed: EG



IPS Noticias

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net