*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
Ser de izquierda
Jaime Igorra Jaime Igorra
Qué hacer con el estadio centenario
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias Reales. Capitulo 26. Del ladrillo en la Punta. Comienzo del siglo XXI
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Una madraza al Senado
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Dos comentarios bien de esta época. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
¿Pandemia? ¿Peste? Una mirada histórica
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Tejido financiero apropiador, el caso de BlackRock
José W. Legaspi José W. Legaspi
¡Si, Álvaro Villar, Maduro es un dictador!
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Covid 19: más que una política, una ideología
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
El Gobierno y su estrategia comunicacional: Prohibido decir “NO” o usar expresiones negativas
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Juan Santini Juan Santini
La Justicia tarda pero llega
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Descuajeringados
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Con el ajuste en curso el resultado fiscal puede empeorar
Mónica Díaz Mónica Díaz
Los desconocidos
William Marino William Marino
75 años de la Barbarie Humana
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Luis Fernández Luis Fernández
Juan Carlos I vuelve a ocupar titulares
Gustavo “Tato” Olmos  Gustavo “Tato” Olmos 
Nostalgia del Plan Cóndor
Andrea Burstin Andrea Burstin
Se busca
Michael Añasco Michael Añasco
¿Con quiénes entrenan muchos Departamentos de Policía de los Estados Unidos?
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Nada que perder, un mundo a ganar. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
México “intubado”
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
5 argumentos a favor de la educación laica
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Otra vez el método de la infamia, funciona
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Homicidios de activistas ambientalistas en el mundo
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Cubano, que tu voz no se quiebre como moneda de oro pobre
Gloria Canclini Gloria Canclini
¿Por qué es importante reactivar un Frente Parlamentario contra el Hambre en Uruguay?
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
AMIA: un año más bajo las sombras de la impunidad
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Notas sobre la actual pandemia XVI. ¿Qué otros grupos corren alto riesgo de contagio?
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jaime Secco Jaime Secco
Volver a leer la trenza en la historia nacional
Héctor Musto Héctor Musto
Sobre mi amigo Jorge, sus padres y los años de la dictadura
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
El techo de cristal y la capacidad de las mujeres
Elena Grauert Elena Grauert
URSEC y ANTEL: ¿Y las inhibiciones?
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Rubén Flores Agreda Rubén Flores Agreda
FAO: El mejor camino a una ecuación entre alimentación, salud y ambiente
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
Entre el bosque y la pradera
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Una nueva iconoclasia recorre el mundo
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
De cómo des entreverar
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Segunda parte
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Luces y sombras de una gran victoria: La Guerra de los Seis Días
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
Que la Covid-19 no nos distraiga: “Todos somos George Floyd”
Alfonso Blanco Bonilla Alfonso Blanco Bonilla
Pandemia y esperanza en un cambio de época
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Guillermo Chifflet y el socialismo libertario
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Enrique Canon Enrique Canon
Reunidos alrededor de la bandera
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Ismael Blanco Ismael Blanco
1º de mayo
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo sin un liderazgo claro ante el desafío del COVID-19
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
El Covid-19 dejó al descubierto cosas muy complicadas
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
Álvaro Rico Álvaro Rico
Los desaparecidos ayer y hoy
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Rafael Sanseviero

Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)

Rafael Sanseviero

22.07.2020

Durante varios días busqué noticias sobre la evolución de Andrés Vargas después de ser atacado en la madrugada del miércoles 15 pasado mientras dormía a la intemperie.

 

Nada aparece en titulares, bajadas, copetes; ningún parte médico ni detalle de tratamiento. Aparentemente el interés público por el estado y pronóstico de vida de Andrés cabe en la glosa de un mismo tuiteo de las autoridades del Centro Nacional de Quemados. Es casi una misma nota al pie insertada en diferentes y sucesivos artículos dedicados a noticiar el hecho de fuego, sus circunstancias, las reacciones de la vecindad, la pesquisa y actuaciones judiciales.

Pero lo que está en juego ahora mismo, y necesitaríamos saber en régimen de veinticuatro siete es si Andrés muere o vive, y cómo será su vida después de este ataque. ¿O me equivoco y eso no es lo más importante? Creo que sí. Después sobrará tiempo para enterarnos sobre autores y cómplices, gustos y costumbres de Andrés, culpa de ministerio o call center contratado, si a la víctima le tienen tirria los transas de la Ciudad Vieja o es que su presencia excita fanáticos de odio y desprecio.

El principal bien -en riesgo- es una vida merecedora de cuidados y respetos que Andrés no tuvo. Ahora probablemente cuente con la atención médica básica que aquí se brinda a todas las personas, que no es poca. No conozco a Andrés -creo no conocerlo- pero mientras sumo deseos para su mejor curación, siento necesidad de comentar algo sobre la persona que se dibuja en las imágenes y comentarios de quienes lo frecuentan, porque todo sugiere que la suya no es una existencia cualquiera.

Aparenta ser una persona que sabe empujar los límites de lo posible, haciendo realidad eso tan feminista de que un cuerpo solo sabe lo que puede cuando lo hace. Porque se anima a ser amable y confiado a pesar de las cargas de indiferencia y desprecio que recae sobre personas como él. Lo describen entrador, amigable y buen charlatán a pesar de que su ropa y aspecto tienen mala reputación y peor prensa. Dicen que hace muchos años sostiene el desafío de vivir como quiere, y todas sabemos que esa opción expone las personas a la hostilidad y negligencia de los poderes públicos. Sonríe confiado, aunque no puede ignorar los riesgos de ser foco de una hostilidad que resuena demasiado en la sociedad, y ahora se reproduce desde los niveles donde la palabra formatea y legitima el desprecio. Me refiero al Presidente y el Ministro del Interior afirmando el derecho constitucional a la vivienda, a través de una gárgara de palabras confusas que solo se vuelven claras -y categóricas- para afirmar que los Andreses no tienen derecho a vivir en la calle. Y se sabe que así como la palabra -de autoridad- propone el brazo dispone. Es entonces que la policía se esmera para limpiar la ciudad de la gente sin derecho a calle y siempre alguien se excede, porque errar es humano dijo también el ministro del Interior. Como odiar y temer también es humano, sucedió que antes del ataque a Andrés Vargas un cana mató por gusto al perro de otro Andrés, algunas semanas atrás en Paso Carrasco otros lúmpenes voluntariosos prendieran fuego algún Andrés que andaba viviendo por allí, y antes otro Andrés fue asesinado a golpes y navaja en la plaza de alguna ciudad de Canelones cuyo nombre no recuerdo ni tengo ganas de buscar ahora.

No obstante la sombra ominosa que acompaña la existencia de los Andreses -cuando esa vida es vista desde nuestros lugares- este Andrés Vargas persiste en ser el que sonríe al pasar, se mama y canta, baila y alegra la calle a pesar de las "privaciones y necesidades insatisfechas", de las agresiones y hostilidad que definen su cotidianidad. Pero él sabe y puede ser más que lo definido por esos límites, y en ese plus hay una singularidad luminosa. Andrés Vargas es un escándalo andante, cuya vida y ejemplo reclaman cuidados y atención. Porque cualquiera puede ser presidente, ministro, diputado, obrero, periodista, buen estudiante o investigador destacado, si se encuentran la voluntad con las circunstancias adecuadas. Por eso abundan tanto. Lo que siempre escasea son tipas y tipos como Andrés Vargas, capaces de sostener su deseo, sonrisa y amabilidad bajo cualquier circunstancia. Esas gentes que proclaman ni todo está perdido y hacen visible cuanta vida digna es posible incluso cuando parece que ya no quedara nada. Su temple es un bien colectivo que es necesario proteger para que estas gentes así de poderosas no se caigan entre las rendijas de la indiferencia, el hábito de consentir barbaridades y el odio legitimado. Un paso en ese sentido sería sacar la atención del último chisme sobre el ingreso del presidente Lacalle a la farándula porteña, y colocar la evolución de Andrés Vargas en el Centro de Quemados en un lugar visible, destacado y actual.

Publicado en La Diaria, el 21 de julio de 2020

Rafael Sanseviero fue coordinador de proyectos de la fundación Friedrich Ebert en Uruguay.



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net