*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
Ser de izquierda
Jaime Igorra Jaime Igorra
Qué hacer con el estadio centenario
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias Reales. Capitulo 26. Del ladrillo en la Punta. Comienzo del siglo XXI
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Una madraza al Senado
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Dos comentarios bien de esta época. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
¿Pandemia? ¿Peste? Una mirada histórica
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Tejido financiero apropiador, el caso de BlackRock
José W. Legaspi José W. Legaspi
¡Si, Álvaro Villar, Maduro es un dictador!
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Covid 19: más que una política, una ideología
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
El Gobierno y su estrategia comunicacional: Prohibido decir “NO” o usar expresiones negativas
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Juan Santini Juan Santini
La Justicia tarda pero llega
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Descuajeringados
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Con el ajuste en curso el resultado fiscal puede empeorar
Mónica Díaz Mónica Díaz
Los desconocidos
William Marino William Marino
75 años de la Barbarie Humana
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Luis Fernández Luis Fernández
Juan Carlos I vuelve a ocupar titulares
Gustavo “Tato” Olmos  Gustavo “Tato” Olmos 
Nostalgia del Plan Cóndor
Andrea Burstin Andrea Burstin
Se busca
Michael Añasco Michael Añasco
¿Con quiénes entrenan muchos Departamentos de Policía de los Estados Unidos?
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Nada que perder, un mundo a ganar. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
México “intubado”
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
5 argumentos a favor de la educación laica
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Otra vez el método de la infamia, funciona
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Homicidios de activistas ambientalistas en el mundo
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Cubano, que tu voz no se quiebre como moneda de oro pobre
Gloria Canclini Gloria Canclini
¿Por qué es importante reactivar un Frente Parlamentario contra el Hambre en Uruguay?
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
AMIA: un año más bajo las sombras de la impunidad
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Notas sobre la actual pandemia XVI. ¿Qué otros grupos corren alto riesgo de contagio?
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jaime Secco Jaime Secco
Volver a leer la trenza en la historia nacional
Héctor Musto Héctor Musto
Sobre mi amigo Jorge, sus padres y los años de la dictadura
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
El techo de cristal y la capacidad de las mujeres
Elena Grauert Elena Grauert
URSEC y ANTEL: ¿Y las inhibiciones?
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Rubén Flores Agreda Rubén Flores Agreda
FAO: El mejor camino a una ecuación entre alimentación, salud y ambiente
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
Entre el bosque y la pradera
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Una nueva iconoclasia recorre el mundo
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
De cómo des entreverar
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Segunda parte
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Luces y sombras de una gran victoria: La Guerra de los Seis Días
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
Que la Covid-19 no nos distraiga: “Todos somos George Floyd”
Alfonso Blanco Bonilla Alfonso Blanco Bonilla
Pandemia y esperanza en un cambio de época
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Guillermo Chifflet y el socialismo libertario
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Enrique Canon Enrique Canon
Reunidos alrededor de la bandera
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Ismael Blanco Ismael Blanco
1º de mayo
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo sin un liderazgo claro ante el desafío del COVID-19
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
El Covid-19 dejó al descubierto cosas muy complicadas
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
Álvaro Rico Álvaro Rico
Los desaparecidos ayer y hoy
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Michael Añasco

Apartheid israelí para Palestina

Michael Añasco

26.07.2020

Opinar desde lejos el conflicto palestino-israeli no me parece justo. El siguiente artículo se basa en entrevistas a Alon Liel quien se desempeñó como embajador de Israel en Sudáfrica de 1992 a 1994 y fue director general del Ministerio de Relaciones Exteriores Israelí.

En el apogeo del régimen de apartheid sudafricano, el gobierno de la minoría blanca del país planeaba crear 10 llamados países de origen, o Homelands se establecieron diez reservas de esta clase, destinadas a alojar y concentrar en su interior poblaciones étnicamente homogéneas.

La palabra «bantustán» comenzó a utilizarse en 1940; tiene su origen en bantú (que significa «gente») y en el sufijo- Stan («tierra de», en lenguaje persa, en forma similar a la terminación -land de origen germánico). Era un término usado por los de los gobiernos del apartheid, en oposición a la expresión homelands («patrias»), que era la promovida por el discurso oficial para designar el mismo fenómeno.

Allí donde los sudafricanos negros podían vivir lejos de las ciudades que esperaban mantenerse blancas. Fue la culminación de lo que el régimen llamó "desarrollo separado": un esfuerzo por desviar la atención de la opresión racial al afirmar que a los negros se les había otorgado la independencia en sus propios estados y que no eran ciudadanos de segunda clase en Sudáfrica.

El gobierno del apartheid finalmente creó solo cuatro bantustanes ostensiblemente independientes. Bophuthatswana(etnia twana), Venda(etnia vahvenda), Ciskei (Xhosa del sur) y Transkei (Xhosa) para las etnias bantúes y seis territorios supuestamente autónomos.

En la práctica los habitantes eran mujeres, niños y ancianos. Los hombres iban a trabajar a las minas del Transval. Su presupuesto continúo siendo provisto por Sudáfrica y la moneda el rand.

Los gobiernos extranjeros en su mayor parte desestimaron a los estados títeres por lo que eran; Sudáfrica fue casi el único país del mundo que reconoció oficialmente a los bantustanes, y las principales decisiones con respecto a sus asuntos se tomaron exclusivamente en Pretoria.

El único otro país, que no estaba muy informado, reconoció durante unas semanas de 1974, al nuevo país de Transkei, fue la pequeña república sudamericana de Uruguay.

La palabra "bantustán" ha reaparecido. En la actualidad, el término «bantustán» se emplea a menudo con intención peyorativa, cuando se pretende aludir a un país o región carente de legitimidad. El término ha vuelto a alcanzar gran difusión, apareciendo sobre todo en forma extrapolada; por ejemplo, en discursos críticos a las políticas israelíes para con los Territorios Palestinos de la Franja de Gaza y de Cisjordania y, particularmente, en relación a la barrera israelí de Cisjordania, llamada por sus detractores «muro del apartheid» o «muro de la vergüenza».

Alon Liel

"He dedicado décadas de mi vida al servicio exterior de Israel, incluido el de servir como oficial de escritorio de Sudáfrica en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel durante la era del apartheid y como embajador israelí en Sudáfrica de 1992 a 1994, durante la transición a la democracia del país " .

"Durante estos años, aprendí, para mi consternación, que ningún país del mundo (con excepción de Sudáfrica) contribuyó más a la economía de los bantustanes que Israel. Los israelíes construyeron fábricas, vecindarios, un hospital e incluso un estadio de fútbol y una granja de piscícola y otra de cocodrilos.

Israel fue tan lejos como para permitir que uno de ellos, Bophuthatswana, mantuviera una misión diplomática en Tel Aviv, y su líder, Lucas Mangope, rechazado por todo el mundo por avanzar y legitimar el apartheid cooperando con el régimen sudafricano, era frecuente Invitado en Israel.

"Mientras el mundo entero boicoteaba la farsa de Bantustán, Israel, motivado por el deseo de cooperación en seguridad y un mercado de exportación para su industria de armas, se movilizó para apoyar el régimen del apartheid. La cooperación de seguridad de Israel con Sudáfrica comenzó en 1974 y terminó solo con la elección de Nelson Mandela en 1994".

 

La relación de 20 años fue de amplio alcance e incluyó el desarrollo conjunto de armas entre los dos países y el suministro israelí de entrenamiento militar y armas a Sudáfrica. De hecho, Sudáfrica fue a veces el mayor comprador de armas israelíes.

"Esta cooperación había estado ocurriendo durante casi dos décadas cuando me convertí en embajador y era tan intrincado que incluso yo, como embajador, no estaba al tanto de sus detalles, que fue coordinado en gran parte por el Ministerio de Defensa en lugar del Ministerio de Defensa. Relaciones Exteriores".

A través de esta cooperación, Israel se convirtió en uno de los aliados más cercanos de Sudáfrica -económica, militar y diplomáticamente- y atendió su solicitud de ayudar a desarrollar a los bantustanes.

"Los intentos de blanquear un régimen discriminatorio y opresivo mediante la creación de estados autónomos ficticios habitados por sujetos que no tienen derechos políticos reales no funcionaron en Sudáfrica y no funcionarán en otros lugares".

Finalmente, por supuesto, estos bantustanes cayeron, junto con el régimen del apartheid, gracias en parte a la organización internacional y el no reconocimiento, incluida la presión y los boicots, a pesar de los grupos de supremacía blanca afrikaner que defendieron a los bantustanes hasta los últimos días del apartheid.

"Ahora, por supuesto, está claro que los intentos de blanquear un régimen discriminatorio y opresivo mediante la creación de estados autónomos ficticios habitados por sujetos que no tienen derechos políticos reales no funcionaron en Sudáfrica y no funcionarán en otros lugares.

"Esta lección, sin embargo, ahora se está probando. Con el apoyo activo de los Estados Unidos en la forma del llamado "acuerdo del siglo" del presidente Donald Trump, Israel está tratando de introducir y desarrollar la versión del nuevo milenio de la deplorable política de la vieja Sudáfrica".

Recientemente en la Casa Blanca, Trump otorgó otro regalo más a su amigo cercano el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu en Israel, presentando un plan que su yerno (judío casado con Ivanka Trump) y sus emisarios idearon sin la presencia de ningún palestino.

"Los detalles de la propuesta, y la retórica utilizada tanto por Trump como por Netanyahu, dejaron en claro que esto no era un acuerdo, sino más bien la implementación del plan a largo plazo de Netanyahu para afianzar aún más el control de Israel sobre Cisjordania al dar a sus residentes enclaves desconectados de territorio sin otorgarles libertad real o derechos políticos básicos. Ese era precisamente el objetivo de la política bantustana del antiguo gobierno sudafricano también".

"Trump no solo trató de darle a su amigo casi un tercio de Cisjordania, sino que también, y quizás principalmente, trató de proporcionarle a Netanyahu una ruta hacia la aceptación internacional. Al igual que el reconocimiento estadounidense de la soberanía israelí sobre los Altos del Golán y el traslado de la Embajada de los Estados Unidos a Jerusalén, Trump continúa señalando que puede y borrará las políticas tradicionales de la comunidad internacional con sus propios dictados".

Estas son malas noticias para millones de palestinos, pero no solo para ellos. Con los años, las Naciones Unidas han establecido que la división de la tierra entre el río Jordán y el mar Mediterráneo en dos estados independientes es la única solución justa y sostenible.

"Esta solución se basa en la creencia de que los 14 millones de personas que viven actualmente en esa tierra tienen derecho a la independencia, la igualdad y la dignidad, y que la mejor manera de garantizar este resultado es el fin de la ocupación israelí, ahora en vigencia por más de medio siglo, y partición basada en las fronteras anteriores a 1967".

Instituciones prominentes como la Unión Europea y la Liga Árabe han expresado en repetidas ocasiones su apoyo y compromiso con este modelo, al igual que las administraciones estadounidenses anteriores, dirigidas por republicanos y demócratas.

"Desafortunadamente, el compromiso declarado de la comunidad internacional con la solución de dos estados aún no se ha manifestado de manera sustantiva, lo que parece haber llevado a Netanyahu y Trump a la conclusión de que la costa es clara para su visión anexionista".

El mapa adjunto al plan Trump es una imitación del modelo de Bantustan, con fragmentos palestinos rodeados de territorio totalmente bajo control israelí, lo que hace permanente el dominio de un grupo étnico o religioso sobre otro.

El mapa adjunto al plan Trump es una imitación del modelo de Bantustan, con fragmentos palestinos rodeados de territorio totalmente bajo control israelí, lo que hace permanente el dominio de un grupo étnico o religioso sobre otro. Por lo tanto, viola los principios del orden internacional basado en reglas, lo que indica que Trump cree que puede ignorar el derecho internacional y legitimar un nuevo modelo de apartheid del siglo XXI. Esta arrogante muestra de fuerza debe encontrarse con una respuesta clara.

Hace solo tres años, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó la Resolución 2334, afirmando que los asentamientos en los territorios palestinos ocupados son ilegales y que no se reconocerían cambios unilaterales en las fronteras anteriores a 1967. Para responder a Trump y Netanyahu, y dado el anuncio de este último de planes de anexar territorio dentro de unos meses, los líderes regionales y occidentales y las principales instituciones internacionales deben hablar una vez más en voz alta y clara.

Nadie debe dar siquiera una aprobación tácita a esta nueva forma de apartheid y la ideología que lo sustenta. Hacerlo traicionaría no solo el legado y la eficacia de la resistencia internacional al apartheid sudafricano, sino también el destino de millones de personas que viven en Israel y lo que debería ser una Palestina verdaderamente independiente.

El ex asesor de seguridad nacional John Bolton manifestó que la comunidad internacional no apoyaría lo de anexionarse territorios Palestina especialmente el valle del Jordán principal fuente de agua de la región. El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, prometió en su campaña la electoral anexión de los territorios palestinos.

La anexión de asentamientos judíos en territorios palestinos que han estado bajo la ocupación militar de Israel desde 1967 se propone en el plan de paz de Trump para Oriente Medio. El motivo es que no se cumple el plan de 2 países-Israel y Palestina, si no también no respeta las fronteras de 1967, que incluyen la totalidad de Cisjordania y la Franja de Gaza.

Alon Liel se desempeñó como embajador de Israel en Sudáfrica de 1992 a 1994 y fue director general del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel de 2000 a 2001.

 

Michael Añasco

michaelanascoblogger@hotmail.com



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net