*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
Ser de izquierda
Jaime Igorra Jaime Igorra
Qué hacer con el estadio centenario
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias Reales. Capitulo 26. Del ladrillo en la Punta. Comienzo del siglo XXI
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Una madraza al Senado
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Dos comentarios bien de esta época. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
¿Pandemia? ¿Peste? Una mirada histórica
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Tejido financiero apropiador, el caso de BlackRock
José W. Legaspi José W. Legaspi
¡Si, Álvaro Villar, Maduro es un dictador!
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Covid 19: más que una política, una ideología
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
El Gobierno y su estrategia comunicacional: Prohibido decir “NO” o usar expresiones negativas
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Juan Santini Juan Santini
La Justicia tarda pero llega
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Descuajeringados
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Con el ajuste en curso el resultado fiscal puede empeorar
Mónica Díaz Mónica Díaz
Los desconocidos
William Marino William Marino
75 años de la Barbarie Humana
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Luis Fernández Luis Fernández
Juan Carlos I vuelve a ocupar titulares
Gustavo “Tato” Olmos  Gustavo “Tato” Olmos 
Nostalgia del Plan Cóndor
Andrea Burstin Andrea Burstin
Se busca
Michael Añasco Michael Añasco
¿Con quiénes entrenan muchos Departamentos de Policía de los Estados Unidos?
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Nada que perder, un mundo a ganar. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
México “intubado”
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
5 argumentos a favor de la educación laica
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Otra vez el método de la infamia, funciona
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Homicidios de activistas ambientalistas en el mundo
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Cubano, que tu voz no se quiebre como moneda de oro pobre
Gloria Canclini Gloria Canclini
¿Por qué es importante reactivar un Frente Parlamentario contra el Hambre en Uruguay?
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
AMIA: un año más bajo las sombras de la impunidad
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Notas sobre la actual pandemia XVI. ¿Qué otros grupos corren alto riesgo de contagio?
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jaime Secco Jaime Secco
Volver a leer la trenza en la historia nacional
Héctor Musto Héctor Musto
Sobre mi amigo Jorge, sus padres y los años de la dictadura
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
El techo de cristal y la capacidad de las mujeres
Elena Grauert Elena Grauert
URSEC y ANTEL: ¿Y las inhibiciones?
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Rubén Flores Agreda Rubén Flores Agreda
FAO: El mejor camino a una ecuación entre alimentación, salud y ambiente
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
Entre el bosque y la pradera
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Una nueva iconoclasia recorre el mundo
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
De cómo des entreverar
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Segunda parte
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Luces y sombras de una gran victoria: La Guerra de los Seis Días
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
Que la Covid-19 no nos distraiga: “Todos somos George Floyd”
Alfonso Blanco Bonilla Alfonso Blanco Bonilla
Pandemia y esperanza en un cambio de época
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Guillermo Chifflet y el socialismo libertario
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Enrique Canon Enrique Canon
Reunidos alrededor de la bandera
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Ismael Blanco Ismael Blanco
1º de mayo
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo sin un liderazgo claro ante el desafío del COVID-19
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
El Covid-19 dejó al descubierto cosas muy complicadas
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
Álvaro Rico Álvaro Rico
Los desaparecidos ayer y hoy
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Fernando Gil Díaz

Gracias, Ernesto!

Fernando Gil Díaz

27.07.2020

El gobierno multicolor será histórico por muchas cosas seguramente, entre ellas por haber cortado el ciclo progresista del Frente Amplio en el poder, por ejemplo. Pero -también seguramente- por la seguidilla de episodios políticos producidos a pocos meses de instalado.

Las renuncias fueron la tónica de un gobierno marcadamente presidencialista donde, a las voluntarias, se sumaron las obligadas por decisión del primer mandatario. Y están otras -como las de Ernesto- que no solo se bajó del ejercicio de atribuciones delegadas en tanto Ministro sino que fue mucho más allá bajándose de la actividad política toda. Algo que dejó huérfanos a las más de 140 mil voluntades que creyeron en él como un outsider salvador que venía a hacer otra política distinta que terminó sucumbiendo ante la vieja y más rastrera forma de ejercerla. Con el tiempo podremos dimensionar la decisión que hoy tomó el líder de Ciudadanos pero hoy solo se me ocurre agradecerle lo que nos dejó con su gestión. Porque nos dejó de las buenas y de las malas también y por todo ello solo puedo decir: Gracias, Ernesto...

Venezuela y la diplomacia de cóctel
En la campaña no vaciló en tildar a Venezuela de dictadura pero una vez que asumió la responsabilidad de la gestión de las relaciones internacionales del país como Canciller, se cuidó muy bien de tal calificación. Con su actitud enojó al Presidente, quien ya se había alineado a la postura norteamericana de interferir en el proceso de diálogo instalado y que tuvo a nuestro país al frente -junto a México- en busca de una salida negociada, sin vulnerar principios caros a la política internacional uruguaya, afiliada desde siempre a la no intervención y la solución pacífica de los conflictos. Esa determinación le significó la crucifixión a poco de haber asumido y los ruidos empezaron a minar la gestión del Ministro que recogía más simpatía de todo el Gabinete multicolor.

Porque a Ernesto Talvi hay que reconocerle una satisfactoria gestión en medio de la pandemia mundial del Covid-19, repatriando a miles de compatriotas que quedaron aislados por diferentes rincones del planeta y que tuvo -en el ex Canciller- un aliado incondicional que facilitó el retorno sin importar el color político de los involucrados.
Otro de los puntos altos de su corta gestión fue el episodio del Greg Mortimer, donde tuvo la valentía de pujar una arriesgada solución humanitaria que fue ejemplo para el mundo y que permitió salvar las vidas de la tripulación de un crucero varado con casos positivos de Covid-19 y dejado a su suerte hasta que el valiente canciller oriental aceptó el desafío de dar una salida humanitaria que fue ejemplo mundial. No sin sufrir traiciones como la de su homónimo de Defensa que adelantó la primicia de la resolución del caso -el desembarco de su tripulación y posterior ayuda humanitaria- por su cartera (lo anunció la Armada en su cuenta de twitter), cuando quien había hecho toda la gestión con el propio Presidente había sido Talvi.
Sin dudas que este personaje político desentonaba en un elenco multicolor que manejaba prioridades que se chocaban de bruces con las del hoy renunciado. Un político que no estuvo dispuesto a ceder a las presiones de un peso pesado como Sanguinetti y vetó nada menos que a su hijo -Julio Luis- para ocupar un lugar en la CARU. 

Abandona la actividad política un recién llegado que cometió el imperdonable error de dejarle la estructura partidaria a quien había sido el gran derrotado en las internas. Semejante regalo no se lo esperaba ni el mismo beneficiado pero, un viejo lobo de la política uruguaya como Sanguinetti, se las ingenió para condicionar esa decisión apelando a una estrategia de la que seguramente no esté exento ni el propio Presidente de la República. Porque, si algo no se puede hacer con Julio María es subestimarlo, y esa jugada de ajedrez no fue ingenua y mucho menos, casual. Aquella decisión original fue como el pecado ídem del que nunca tendrá tiempo para arrepentirse. Allí comenzó a gestarse su itinerante recorrido, que lo alejaría definitivamente de la política.


Entonces hoy, ya anunciada su renuncia, a los agradecimientos reseñados deben sumarse otros no tan agraciados como esos pero que merecen hacerse. Por ejemplo, imagino los miles de votantes que lo pusieron en ese lugar del que hoy renuncia y me pregunto qué pensarán, cuán defraudados pueden sentirse y qué grado de responsabilidad le imprimen a tamaña decisión. Esa orfandad en que deja a su electorado es digna de ser considerada pues puede ser tildado de suma irresponsabilidad. Ya sea por ingenuidad, inexperiencia o la razón que sea, es preocupante llegar a concluir que no estaba preparado para asumir esos riesgos y peor aún que haya propiciado a que otros asumieran la responsabilidad de dirigir el país.


Porque si bien es cierto que un acto de renunciamiento como el que hizo no es común en la clase política uruguaya tan afecta a aferrarse al sillón del poder, también es cierto que hacerlo -aún a ese precio de quedarse sin nada- puede calificarse como inmadurez o irresponsabilidad en el ejercicio republicano de gobernar.


Sea cual sea la razón de su decisión solo resta agradecerle por los servicios prestados con el adicional de reconocerle varios méritos en tan corta gestión, dejando el sabor agridulce de lo que pudo haber sido su gestión 5.0 alejada de la diplomacia de cóctel, reivindicada por su sucesor ni bien tuvo oportunidad pública de hacerlo.


Fue un político de corto vuelo, que deja más dudas que certezas por saber las verdaderas razones de su alejamiento.


Gracias, de parte de Julio María, que renació de sus cenizas y se erige en el líder del principal socio de este gobierno.

Gracias, de parte de Manini Ríos, quien confirma lo acertado de su decisión al negarse integrar el gabinete y sigue tan campante como socio multicolor.


Gracias, de parte de Pedro, que si bien fue vetado en su momento hoy se maneja como posible sucesor de un sector colorado que se quedó sin referente.


Pero sobre todo, gracias, muchísimas gracias, de parte de los miles y miles de uruguayos (la otra mitad del país), que no dejaremos de agradecerle (¿?) -por los siguientes 4 años y pico- que gracias a él tenemos un  gobierno que empezó a recortar y deshacer los avances logrados en 15 años de gobierno progresista. 


Gracias, Ernesto!! 


el hombre firmó su renuncia,

el perro gruñió su agradecimiento...



Fernando Gil Díaz



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net