*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Sergio Reyes Sergio Reyes
El perfume embriagador de lo posible
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Argentina : “quo vadis”
Jaime Secco Jaime Secco
El medio millón de pobres de Ceres
Esteban Valenti Esteban Valenti
Global e interminable
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias Reales. Capitulo 34. Beatriz la Vice
Héctor Musto Héctor Musto
Sobre el Presupuesto Universitario y el régimen de Dedicación Total
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Affaire Navalny ¿Cui bono?
Dres. Carlos Vivas;  Homero Bagnulo Dres. Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Mirar para otro lado nunca ayuda: Lecciones aprendidas a 8 años de lo sucedido (III)
QU Dongyu (Director General de la FAO) QU Dongyu (Director General de la FAO)
Reconstruir mejor en el ámbito de la alimentación y la agricultura
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
La necesidad de recomponer la esperanza
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Dos medallones, con yapa, en mi Uruguay. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Luis Fernández Luis Fernández
"Se acabó el recreo"
William Marino William Marino
Tres elecciones en América
Elena Grauert Elena Grauert
Oficinas, funciones y funcionarios
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Una imagen vale más que mil palabras
Filomena Narducci Filomena Narducci
Yo voto "No" y tu?
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
Domingo de campaña
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La renovación frentista, la crisis de la derrota y la elección municipal
Constanza Moreira. Constanza Moreira.
Crónica de un secuestro
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
De aquel honor no queda nada
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
Fin de la telenovela de Manini, sus cómplices, el des-honor y la cobardía 
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
La cría es la clave
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
Mujeres de Papel
Roberto Sansón Mizrahi					Roberto Sansón Mizrahi
Más que asistencialismo apoyo de excelencia a la economía popular
Andrea Burstin Andrea Burstin
Más que dinero, conocimiento
Álvaro Rico Álvaro Rico
El honor militar en los años 60
Gastón Grisoni Gastón Grisoni
¡Construyendo futuro!
Michael Añasco Michael Añasco
Lesotho la potencia marihuanera africana, quiere unirse a Sudáfrica... más o menos
Enrique Canon Enrique Canon
Restitución pública de la honra que algunos pretendieron ensuciar
Federico Arregui Federico Arregui
Libertad orientales
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia 2020: el racismo ordinario
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
Educación en tiempos de Covid 
Roberto Elissalde Roberto Elissalde
Una deriva peligrosa
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Presupuesto Nacional: El papel del Estado es la cuestión
Daniel Vidart Daniel Vidart
Cavernas, cavernícolas y cavernarios
Gustavo “Tato” Olmos Gustavo “Tato” Olmos
Elegir las batallas
Ismael Blanco Ismael Blanco
Para que supieras
José W. Legaspi José W. Legaspi
Cabildo Abierto “empuja” a sus aliados del gobierno hacia la desmemoria y el fascismo: ¿Hasta cuándo?
Gonzalo Zunino (*) Gonzalo Zunino (*)
Por qué y para qué reformar la Seguridad Social en Uruguay
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Las reacciones más patéticas al anuncio de la paz Israel-Emiratos
Jaime Igorra Jaime Igorra
Qué hacer con el estadio centenario
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Juan Santini Juan Santini
La Justicia tarda pero llega
Mónica Díaz Mónica Díaz
Los desconocidos
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Homicidios de activistas ambientalistas en el mundo
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Gloria Canclini Gloria Canclini
¿Por qué es importante reactivar un Frente Parlamentario contra el Hambre en Uruguay?
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
AMIA: un año más bajo las sombras de la impunidad
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Rubén Flores Agreda Rubén Flores Agreda
FAO: El mejor camino a una ecuación entre alimentación, salud y ambiente
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Una nueva iconoclasia recorre el mundo
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Segunda parte
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
Que la Covid-19 no nos distraiga: “Todos somos George Floyd”
Alfonso Blanco Bonilla Alfonso Blanco Bonilla
Pandemia y esperanza en un cambio de época
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo sin un liderazgo claro ante el desafío del COVID-19
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
El Covid-19 dejó al descubierto cosas muy complicadas
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Marcelo Marchese
imagen del contenido Marcelo Marchese

¿Cambiará el viento?

Marcelo Marchese

04.08.2020

En el edificio donde vivo la Administración colgó carteles prohibiendo el ingreso sin barbijo, pero los carteles no duraron tres días, manos desconocidas los arrancaron en un acto de legítima defensa de la libertad.

 

Veremos si la Administración se atreve a reivindicar sus dudosos fueros, pero los nuevos carteles, presumo, no durarían un día, pues quienes no los arrancamos en su momento, los arrancaremos ahora de inmediato.

Los resultados de la pandemia en nuestro País están a la vista, todos y cada uno de los menguados casos de muerte anunciados como muerte por Coronavirus presentaron comorbilidades. Como se hizo público en un informe, el 100% de los casos presentaron comorbilidades, sin embargo, aunque al principio la prensa anunciaba que tal persona enferma de cáncer murió de Coronavirus, a partir del caso número 10 cambió la consigna y el cáncer o cualquiera otra dolencia maligna desaparecían como por ensalmo de la noticia ante el esplendor de la palabra "Coronavirus".

Decenas de miles de personas perdieron el trabajo. Miles cerraron sus negocios. Miles se las vieron canutas para pagar sus alquileres y demás obligaciones. La salud ha sido un desastre. En la educación contamos un año perdido, aunque tampoco se gana demasiado en un año normal. La vida social se retrae, lo que implica que la ciudadanía se retrae y se retrae la discusión de la cosa pública. Se prohíben las fiestas, se condena a estudiantes de medicina que se reúnen a festejar y pretenden que los actores no se besen y mantengan una ridícula distancia en tanto los trabajadores acuden a sus trabajos chocando traste con traste en los ómnibus.

En Berlín, centenares de miles de personas protestaron, sin tapabocas, contra esta operación criminal que busca acaparar economías enteras mediante su previo hundimiento. Los tres magnates tecnológicos, Jeff Bezos, Mark Zuckerberg y Elon Musk, han incrementado su riqueza en casi 115.000 millones de dólares en lo que va de "pandemia". El distanciamiento social, como se ve, trae réditos inusuales. Nuestra economía, nuestra vida, se digitaliza, mientras millones son arrojados a la hambruna y la desesperación a la espera de que sus actos desesperados generen un reclamo de orden.

La crítica a la marcha de Berlín muestra la hilacha de los promotores de esta operación biopolítica. Presentan a los defensores de su libertad como "negacionistas" de "ultraderecha", lo que implica lisa y llanamente tratarlos de nazis. Se quiere asociar el negacionismo al holocausto con negar que estemos frente a una pandemia, salvo que sea una pandemia de miedo y culpa que azota a la humanidad. Acaso los que acusan de nazis al barrer a todo el mundo podrían explicarnos cómo se orquestó el acuerdo Haavara entre el nazismo y el sionismo por el cual sesenta mil judíos fueron enviados en los años 30 a Palestina desde Alemania, con todo tipo de pertrechos que alentaron la colonización en contra de los aborígenes, todo lo cual fue conmemorado con una medalla que por un lado tenía la esvástica y por el otro lado la estrella de David.

Ya se sabe qué esconde en términos retóricos agitar el cuco del nazismo a toda hora, pero hay algo más a considerar en este cerrar filas ante los que piensan con cabeza propia y ponen en tela de juicio las verdades que vomitan los grandes medios de comunicación -medios de comunicación que detentan los dueños del mundo- en este cerrar filas ante ante las verdades que se vomitan desde los organismos internacionales que pretenden arrasar las soberanías nacionales -organismos internacionales propiedad de los dueños del mundo- y esto más a considerar es la censura que se extiende por las redes como un tsunami.

 

LO QUE DEMUESTRA EN VERDAD LA CENSURA

 

Si alguien está seguro de sus ideas y de la importancia del debate de ideas, de la importancia del debate para el fortalecimiento de las ideas, no censura. Sólo censura el que tiene miedo ¿Para qué va a censurar ideas aquel que está seguro de las bondades de lo que dice? Nunca nada bueno emergió de la censura en el arte, en la ciencia, o en la política. Testimonios tenemos a montones y testimonios en contra no tenemos ni uno solo ¿Alguien se anima aquí a defender la censura? Sin embargo, la prensa no atiende a las voces discordantes y cuando las atiende, las trata de negacionistas o ultraderechistas o simplemente de rabiosos dementes ¿Es que no recuerdan quienes nos tratan de nazis por oponernos a la censura, que fueron los propios nazis quienes censuraban las voces discordantes?

Cientos de videos han sido barridos de youtube por presentar una visión de los hechos que no convienen a los millonarios dueños de youtube y compinches. Millones de personas han sido suspendidas en facebook por utilizar un lenguaje inapropiado. En un cuento que publiqué, un personaje llamado Jean Ñogor se refería a "la puta vida", lo que propició una semana de suspensión. Esta censura, lejos de atenuarse, se incrementará, pues unas cuantas marcas con poder amenazaron a facebook sobre su retiro publicitario si no incrementaba sus límites al "discurso de odio".

Lo cierto es que si los dueños del mundo, esta KAKISTOCRACIA, este gobierno de los peores, se lanza en una mentira escandalosa con el propósito de enriquecerse aún más, se lanza en una mentira escandalosa con el propósito de obtener aún más poder, y se lanza en una mentira escandalosa con el deliberado propósito de esclavizarnos a todos, debe mantener su mentira escandalosa so pena de que se transforme en su contrario y miles de millones se pregunten ¿Hasta cuándo estos sujetos pretenden mantenernos encerrados en nuestras casas? ¿Hasta cuando prohibirán que asistamos al fútbol, a los recitales, al teatro? ¿Hasta cuando mantendremos a nuestros hijos encerrados en vez de enviarlos a la escuela? ¿Cuándo reabrirán las universidades? ¿También en el verano nos obligarán a usar esta inmundicia aborrecible del tapabocas que todo el mundo sabe es un criadero de gérmenes y porquerías y además devuelve lo que el cuerpo, sabiamente, expulsa a cada instante? ¿Serían capaces de hacernos comer nuestros propios excrementos? ¿De qué trabajaré cuando todo se "normalice"? ¿Cómo traeré el pan a mi mesa? ¿No será toda esta parafernalia una operación mundial para incrementar las riquezas y someternos a todos? ¿Será que los dueños del mundo que han llevado a cabo guerras y bestialidades de todo tenor y han abandonado a la muerte por hambre y enfermedades a comunidades enteras, quieren ahora hacernos creer que están preocupados por nuestra salud? ¿No será todo esto una farsa de la que fui, lamentablemente, cómplice?

Estas preguntas están soplando en el viento. Por algo una mano misteriosa arrancó los carteles liberticidas de mi edificio. Por algo los "médicos por la verdad" hicieron una declaración de prensa en España la cual fue, obviamente, censurada a posteriori en las redes. Por algo un amigo músico festejó su cumpleaños con su banda en un boliche al que convocaron boca a boca. Por algo se acusa de nazis a los defensores de la libertad en Berlín y por algo la censura se extiende como una mancha de aceite.

En todo el mundo, miles de personas enfrentaron la maniobra criminal apenas nació. Desde ese momento hasta ahora, su número no ha hecho más que incrementarse. No sabemos cuántos somos, pero somos cada vez más. La censura ha venido a demostrarnos que se teme lo que podamos decir, que se temen nuestras palabras, pues nuestras palabras desbrozan el camino y presentan los hechos verdaderos y cuestionan el miedo y la culpa que cada uno de nosotros ha puesto en juego para aceptar lo inaceptable.

Las protestas aquí y allá contra el secuestro, empobrecimiento, e intimidación de la humanidad, aumentarán de manera inevitable. Ha llegado la hora de levantar la voz y hacer un recuento de fuerzas denunciado esta maniobra criminal de la KAKISTOCRACIA. La censura es otro tapabocas. En tanto sigan imponiendo el tapabocas, estarán tapándole la boca a la humanidad. Como decía una proclama lanzada en algún lugar de América en 1810: "Hemos guardado un silencio demasiado parecido a la estupidez".

 



Marcelo Marchese

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net