*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Sergio Reyes Sergio Reyes
El perfume embriagador de lo posible
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Argentina : “quo vadis”
Jaime Secco Jaime Secco
El medio millón de pobres de Ceres
Esteban Valenti Esteban Valenti
Global e interminable
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias Reales. Capitulo 34. Beatriz la Vice
Héctor Musto Héctor Musto
Sobre el Presupuesto Universitario y el régimen de Dedicación Total
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Affaire Navalny ¿Cui bono?
Dres. Carlos Vivas;  Homero Bagnulo Dres. Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Mirar para otro lado nunca ayuda: Lecciones aprendidas a 8 años de lo sucedido (III)
QU Dongyu (Director General de la FAO) QU Dongyu (Director General de la FAO)
Reconstruir mejor en el ámbito de la alimentación y la agricultura
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
La necesidad de recomponer la esperanza
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Dos medallones, con yapa, en mi Uruguay. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Luis Fernández Luis Fernández
"Se acabó el recreo"
William Marino William Marino
Tres elecciones en América
Elena Grauert Elena Grauert
Oficinas, funciones y funcionarios
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Una imagen vale más que mil palabras
Filomena Narducci Filomena Narducci
Yo voto "No" y tu?
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
Domingo de campaña
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La renovación frentista, la crisis de la derrota y la elección municipal
Constanza Moreira. Constanza Moreira.
Crónica de un secuestro
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
De aquel honor no queda nada
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
Fin de la telenovela de Manini, sus cómplices, el des-honor y la cobardía 
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
La cría es la clave
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
Mujeres de Papel
Roberto Sansón Mizrahi					Roberto Sansón Mizrahi
Más que asistencialismo apoyo de excelencia a la economía popular
Andrea Burstin Andrea Burstin
Más que dinero, conocimiento
Álvaro Rico Álvaro Rico
El honor militar en los años 60
Gastón Grisoni Gastón Grisoni
¡Construyendo futuro!
Michael Añasco Michael Añasco
Lesotho la potencia marihuanera africana, quiere unirse a Sudáfrica... más o menos
Enrique Canon Enrique Canon
Restitución pública de la honra que algunos pretendieron ensuciar
Federico Arregui Federico Arregui
Libertad orientales
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia 2020: el racismo ordinario
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
Educación en tiempos de Covid 
Roberto Elissalde Roberto Elissalde
Una deriva peligrosa
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Presupuesto Nacional: El papel del Estado es la cuestión
Daniel Vidart Daniel Vidart
Cavernas, cavernícolas y cavernarios
Gustavo “Tato” Olmos Gustavo “Tato” Olmos
Elegir las batallas
Ismael Blanco Ismael Blanco
Para que supieras
José W. Legaspi José W. Legaspi
Cabildo Abierto “empuja” a sus aliados del gobierno hacia la desmemoria y el fascismo: ¿Hasta cuándo?
Gonzalo Zunino (*) Gonzalo Zunino (*)
Por qué y para qué reformar la Seguridad Social en Uruguay
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Las reacciones más patéticas al anuncio de la paz Israel-Emiratos
Jaime Igorra Jaime Igorra
Qué hacer con el estadio centenario
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Juan Santini Juan Santini
La Justicia tarda pero llega
Mónica Díaz Mónica Díaz
Los desconocidos
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Homicidios de activistas ambientalistas en el mundo
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Gloria Canclini Gloria Canclini
¿Por qué es importante reactivar un Frente Parlamentario contra el Hambre en Uruguay?
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
AMIA: un año más bajo las sombras de la impunidad
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Rubén Flores Agreda Rubén Flores Agreda
FAO: El mejor camino a una ecuación entre alimentación, salud y ambiente
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Una nueva iconoclasia recorre el mundo
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Segunda parte
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
Que la Covid-19 no nos distraiga: “Todos somos George Floyd”
Alfonso Blanco Bonilla Alfonso Blanco Bonilla
Pandemia y esperanza en un cambio de época
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo sin un liderazgo claro ante el desafío del COVID-19
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
El Covid-19 dejó al descubierto cosas muy complicadas
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Esteban Valenti
imagen del contenido Esteban Valenti

Ser de izquierda

Esteban Valenti

13.08.2020

Hay izquierda y hay derecha, y en el medio está el centro. La prueba irrefutable: en las encuestas cuando le preguntan a la gente por su autodefinición ideológica, más del 90% de los ciudadanos se definen a pesar de las olas perpetuas que intentan borrar estas definiciones. Existen y es bueno que existan.

También hay integrantes de partidos de izquierda que tienen mentalidades e ideas que no son de izquierda.

Una sociedad que incluye esas calificaciones de su propia identidad política e ideológica, da muestras de madurez y de cultura cívica. Nada impide afrontar algunos grandes problemas y temas con una visión nacional. El Uruguay se destaca y diferencia de sus vecinos, precisamente por haber avanzado en esa dirección en las últimas décadas. Eso no borra las diferencias, al contrario, emergen las verdaderas, las auténticas y las que importan y forjan y fortalecen la cultura política.

El apego y la defensa de la democracia en Uruguay y en muchos países no tiene exclusividades. En 15 años de gobiernos del FA en el Uruguay - lo he reiterado muchas veces - la democracia lejos de debilitarse se fortaleció y las normas democráticas y constitucionales fueron plenamente preservadas. Esos no fueron ni los errores  ni las fracasos del FA en el gobierno.

No todos los que se proclaman de izquierda, son realmente de izquierda. En todo el mundo abundan los ejemplos. En la derecha funciona diferente, sobre todo en Uruguay, donde muy pocos quieren ser definidos de derecha o se hacen los desentendidos.

Para ser de izquierda no alcanza con adherir a determinado partido, grupo o frente, pueden y existen razones muy diversas, costumbres propias y familiares, intereses, vagas simpatías o fuertes identificaciones con personas, o por descarte, broncas y variadas razones.

¿Hay alguien que puede dar patentes de izquierda? Cada vez que eso sucede, la izquierda camina hacia el precipicio. Es una condición que depende de las definiciones, sensibilidades e ideas de cada uno y de los grupos que invocan esa condición de izquierda. Hay muchas izquierdas, aunque hablemos en singular.

Hay muchos que se proclaman de izquierda y llegado el momento y en temas cruciales y definitorios lo niegan. Incluso gobiernos enteros y ni que hablar ciertos regímenes.Venezuela y Nicaragua, no les queda un retazo de izquierda. Son dictaduras.

Existe una amplia gama de posiciones de izquierda, que en general se definen sobre diversos temas. Sobre políticas y programas económicos y sociales, sobre libertades públicas y democracia, sobre derechos humanos, sobre los derechos de las mujeres, sobre medio ambiente y sobre sus bases ideológicas e históricas.

Cuando se llega al gobierno aparece un nuevo elemento: la moral y la legalidad como factor determinante. No se puede proponer y luchar por una más justa distribución de la riqueza - que es un rasgo definitorio de la izquierda con todos sus matices - y convivir y practicar la inmoralidad y la corrupción, que es una de las formas más viles y despreciables de apoderarse de la riqueza y del trabajo de la sociedad.

La izquierda nació de una gran revolución, que derribó la imponente monarquía francesa, que se animó a enfrentar la burocracia monárquica, la nobleza, los militares y la iglesia, todos mezclados y comprometidos y que apeló a los más pobres de esa sociedad - los sansculottes(1) -,a un amplio espectro de ciudadanos y de intelectuales y de burgueses.

Desde su nacimiento, la izquierda tuvo su base cultural e ideológica (la Ilustración), que fue diversificando y afrontando duras polémicas y diferencias dentro de la propia izquierda. Las mayores diferencias se basaron precisamente en los aspectos ideológicos, desde la socialdemocracia, el socialismo, el anarquismo, el comunismo (marxista-leninista) y sus diversas versiones (soviético, chino, nordcoreano, albanés, yugoslavo, etc.) Y dentro de estas corrientes, partidos y gobiernos hubo y hay infinidad de variantes y de profundas diferencias.

¿Quién establece los límites de la izquierda? ¿Hay límites para ser considerados de izquierda?

Es un atrevimiento ponerme a definir esos límites, pero me voy a atrever.

Cualquier partido, ideólogo o ciudadano que se proclame de izquierda y promueva la concentración injusta de la riqueza y el papel omnipotente del mercado, de que las mercancías, los servicios, los capitales, la fuerza de trabajo y la cultura debe regirse exclusivamentepor la oferta y la demanda y sin ningún sistema de protección social, ese no es de izquierda. Habrá y hay mil matices y variantes, pero hay también fronteras.

Los que violan de los derechos humanos, las libertades básicas - cuando nacimos precisamente promoviendo la libertad contra el absolutismo - y perpetúan regímenes dictatoriales y hasta dinásticos, no son de izquierda. Aunque lo griten a todo pulmón. La derecha en este sentido, tiene una amplia experiencia, en particular en América Latina.

La corrupción y la inmoralidad y su combate frontal y sin justificaciones de ningún tipo, son una frontera importante y compleja. Lo hemos vivido en diversos gobiernos de la región. El poder es la mayor prueba para cualquier organización o dirigente político. De izquierda y de derecha. Pero no es cierto que el poder siempre corrompe, esa es la mayor coartada de los corruptos.

En estos tiempos ser de izquierda es incorporar como un elemento fundamental ideas y programas de desarrollo y progresos sustentable ambientalmente y socialmente y la conquista de nuevos derechos, integrados a losgrandes principios históricos de la izquierda, que requieren estudio, investigación, audacia intelectual y política y modestia. No tenemos patentes de la verdad en ningún sentido.

Las definiciones tienen su tiempo, su lugar en la historia. Para los tiempos actuales, el batllismo, el Estado del Bienestar, entre los primeros y más avanzados del mundo en su momento, eran ideas y un gobierno avanzado y de izquierda. Ni que hablar si se lo compara con nuestra época. La propia definición de izquierda y su historia merecen ser analizadas en relación a sus tiempos, pero las fronteras siguen siendo básicas y fundamentales.

Si hay algo que es contrario frontalmente a cualquier definición de izquierda, es el fanatismo, la ferocidad, la falta de capacidad de discutir, de polemizar con argumentos. Y para eso nos falta mucho, es una batalla permanente contra las tentaciones totalitarias y absolutistas de la verdad. Lo digo desde mi propia experiencia. Parte de esa negación de la izquierda es la falta absoluta de sentido crítico y autocrítico. Pero aún, substituir el hambre de poder por las propias definiciones e ideas.

Como hay que someterse al implacable archivo propio, les agrego un link de una columna de Bitácora.com.uy: Ser de izquierda, votar a la izquierda, escrita el 21.5.2018. http://www.bitacora.com.uy/auc.aspx?9734,7

(1)     El término "sansculotte" procede de la prenda de vestir (el culotte) que portaban a finales del siglo XVIII las clases acaudaladas de Francia y que, por contra, no era utilizado por las clases populares, que lo sustituían por pantalones largos. Los sansculottes procedían de los sectores menos acomodados de la sociedad urbana francesa, integrados por artesanos, sirvientes, pequeños comerciantes y obreros varios, es decir, aquellos que padecían con mayor intensidad la crisis económica que aquejaba a Francia desde 1788.

 

Durante los inicios de la revolución, los sansculottes formaron el núcleo fundamental que se amotinó contra la monarquía, protagonizando los principales desórdenes (asalto a la Bastilla, palacio de las Tullerías, etc). Más tarde, entre 1792 y 1795, jugaron un importante papel en la revolución, constituyendo junto a los jacobinos la fuerza más radical durante el Régimen del Terror, y responsable entre otras, de la decisión de ejecutar al rey Luis XVI y a su esposa María Antonieta.

 



Esteban Valenti - Periodista, escritor, coordinador de Bitácora, director de Agencia de Noticias Uypress

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net