*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
17 tesis sobre el coronavirus
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Albert Camus condena el terrorismo
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
“Libertad, libertad, sin ira libertad”
Esteban Valenti Esteban Valenti
Que ganas de hablar con el Choche
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
“Acá mando yo”, dijo el covid-19
Enrique Canon Enrique Canon
La autocrítica es estratégica
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Líos en la Baticueva
Carlos Vivas, Homero Bagnulo Carlos Vivas, Homero Bagnulo
Ayudando a las grandes compañías del medicamento
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias reales e intemporales. El sentido del deber con amor. General Licandro
Michael Añasco Michael Añasco
Cuando la Iglesia Católica demando a los Vikingos
Emir Sader Emir Sader
La hora de la nueva izquierda chilena
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Desde este lugar en el mundo. (Abordando eso gris, que parece la teoría)
Jaime Secco Jaime Secco
Chile, ¿ahora qué?
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
La señora Jeanine Áñez
William Marino William Marino
Los problemas del Frente Amplio
Ariel Bank Ariel Bank
Los 75 del Peronismo
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
Un caso de "numerofobia"
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Triste que en Cuba ya no sobreviva ni el café
Gustavo “Tato” Olmos Gustavo “Tato” Olmos
Auditame que me gusta
Lic. María Cristina Azcona Lic. María Cristina Azcona
La educación de la moralidad para padres e hijos, en el contexto de la nueva normalidad
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Presencia mundial del armamentismo israelí al servicio de una geopolítica
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
México, la narcocracia perfecta
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Tercera parte
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
Argentina: “Por otro 17”
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Me enorgullece que un destacado jerarca palestino esté internado en Israel
QU Dongyu, Director General de FAO QU Dongyu, Director General de FAO
La clave para recuperarse del Covid-19 es la innovación, particularmente la digitalización
José Escárate Mansilla José Escárate Mansilla
Chile…Plebiscito AD-PORTAS
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Una falacia en dos palabras: Generación espontánea
Álvaro Ons* Álvaro Ons*
Flexibilización de las negociaciones comerciales en el MERCOSUR: ¿una trampa para Uruguay?
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
Apuntes primarios para una autocrítica responsable
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Tierra para asentamientos populares y agricultura familiar
Mónica Díaz Mónica Díaz
“Con amor” o la política desde lo cotidiano, en plena crisis
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
Justicia social y educativa: el desafío de la presencialidad
Omar Fuentes Omar Fuentes
¡Basta de joder con Venezuela!
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
“Las víctimas”, un nuevo y revulsivo libro de la psicoanalista argentina Sonia Cesio (*)
Juan Santini Juan Santini
A veces la realidad parece ficción, pero es la tozuda realidad
Roberto Savio Roberto Savio
El Papa y la desigualdad
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué el FA perdió las elecciones? Apuntes y aportes para una autocrítica necesaria.
Roberto Elissalde Roberto Elissalde
¿Qué pasó con los Centros MEC?
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Reflexiones sobre las pasadas elecciones departamentales y municipales
Ignacio Munyo Ignacio Munyo
¿Qué es CERES?
José W. Legaspi José W. Legaspi
Elecciones departamentales: El premio “a la inmoralidad” y los que festejan con sabor “agridulce”
Luis Fernández Luis Fernández
Se terminaron las elecciones departamentales y municipales
Sara Granados, consultora de FAO Sara Granados, consultora de FAO
Primer día mundial de la de la concienciación sobre la pérdida y desperdicio de alimentos
Andrea Burstin Andrea Burstin
Mercosur, paredón y después
Federico Fasano Mertens Federico Fasano Mertens
La democracia no termina en las urnas
Daniel Vidart Daniel Vidart
Un domingo de “votaciones”
Sabina Goldaracena Sabina Goldaracena
El puerto de conveniencia para las flotas pesqueras del Atlántico Sudoccidental
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Cuando los de afuera no son de palo
Ismael Blanco Ismael Blanco
Partido Comunista
Sergio Reyes Sergio Reyes
El perfume embriagador de lo posible
Elena Grauert Elena Grauert
Oficinas, funciones y funcionarios
Filomena Narducci Filomena Narducci
Yo voto "No" y tu?
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La renovación frentista, la crisis de la derrota y la elección municipal
Constanza Moreira. Constanza Moreira.
Crónica de un secuestro
Álvaro Rico Álvaro Rico
El honor militar en los años 60
Gastón Grisoni Gastón Grisoni
¡Construyendo futuro!
Federico Arregui Federico Arregui
Libertad orientales
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia 2020: el racismo ordinario
Gonzalo Zunino (*) Gonzalo Zunino (*)
Por qué y para qué reformar la Seguridad Social en Uruguay
Jaime Igorra Jaime Igorra
Qué hacer con el estadio centenario
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Una nueva iconoclasia recorre el mundo
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Ismael Blanco
imagen del contenido Ismael Blanco

Para que supieras

Ismael Blanco

20.08.2020

Tenía una pequeña grabadora a cassette. Mi madre apareció con ella. La había adquirido cuando no sé por qué,  pero por alguna razón que era más que simple novelería,  la había adquirido en el Centro de Buenos Aires.

Por aquellos años vivíamos por Villa Bonich, cerca de Caseros. Como los cambios de lugar eran constantes entre 1978 y 1979 puedo ubicar la locación en el tiempo. En dos años, 4 lugares, 4 casas, 4 escuelas, 4 barra de amigos y sumados desarraigos.

 Aquel aparato que era una joya tecnológica para mi y supongo que también lo sería  para muchos, me atrajo maravillado y quizá  por esa razón se me hizo familiar rápidamente. Por aquel "lujo" de la técnica surgía la voz de Nino Bravo; Elvis; Los Beatles, recuerdo también a Jorge Cafrune,  fallecido "misteriosamente" por esos años y no mucho más. El objetivo principal de aquel aparato era escuchar las voces que nos animaban a resistir, la de los queridos nuestros.

Estoy seguro que por allí escuche a mi abuela, una vieja luchadora, herrerista de origen por lo que tengo sabido y que abrazo al Frente en el ´71, convirtiéndose en ferviente militante. Dicen que le ofrecieron el carnet "del partido", aunque era tan roja que no lo necesitaba. Su casa desde los ´60 se había convertido en una embajada. Por allí llegaban huidos, maltratados de golpizas y torturas en comisarias y cuarteles. Su refugio casi era una consigna: Santiago de Chile 908.

Recuerdo también, una voz de particular acento surgiendo del aparato, que al escucharla  se le sumaba una solemnidad extraordinaria, motivo de reunión de mis padres con sus camaradas, se trataba de  Arismendi y su particular gorjeo en la voz. Mas lo que me impacto, lo que quedo eterno en mi recuerdo fue la voz grave,  profunda, esas que sólo emiten ciertas almas: la de Zitarrosa con su "Canción y el poema", esa que es de él y de Idea.

Nada sabía por ese entonces de Idea Vilariño. Ayer y casi por casualidad, me enteré que fue el cantor, quien una noche de verano acudió a su casa en Las Toscas a solicitarle su poesía y esta se la dio. El cantor de esa forma se fusionaba con la poetisa para siempre.

 

"Hoy que el tiempo ya pasó", hoy que ya pasó la vida" ...

No se por qué, vaya a saber, pero con 11 o con 12 de edad, la voz de aquel hombre profunda, dramática y conmovedora me llegaban al alma. De él sabía algo o lo suficiente. Anécdotas de Palermo donde vivía, más bien frente al Cementerio Central, donde nace el Barrio Sur; o de su oficio de locutor, o de los particulares cigarrillos "para dejar de fumar", que le compraba a mi padre en un pequeño salón que tenían con mi madre, allá por donde Gonzalo Ramírez tiene la empinada. En ese lugar compartían espacio, con un gallego, de oficio peluquero y que según me dicen, me bautizó con mi primer corte.   

 

"Hoy que río si pienso, hoy que olvide aquellos días" ...

Subsistíamos intentando hacer la "normalidad" que permite el fascismo. A veces pienso que las "infancias clandestinas" de mi generación hacían natural o corriente lo impensado hoy ... al menos por ahora. Digo "por ahora" por que es cierto,  estoy convencido que el fascismo nunca se termino de ir. Que en una de esas podía estar adormecido, o haber pasado a la defensiva,  haberse replegado, pero el fascismo sobrevive como una ponzoña intensa y latente. Creo que sólo le hace falta una cuota de chauvinismo, o la suficiente amplificación del discurso de la cuestión criminal en la sociedad para hacerse ver y fustigar sobre la carne sensible de los cándidos, de los indiferentes y de los buscones oportunistas irresponsables a consciencia.

 

"No se por qué me despierto algunas noches vacías..."

Con los años y con el tiempo dicen que nos atrapa el insomnio. Quiero suponer que al acercarse la muerte puede tratarse de una manera de "resistencia" y que de paso aprendemos a aprovechar ese tiempo a cuenta del sueño, para nuestras cavilaciones.

Hace días que percibo crecientemente el tufo de los fascistas por donde ando.

Por voluntad popular y en marco de las reglas del "mercado" electoral, los nostálgicos de la dictadura vinieron a ocupar los lugares de quienes los enfrentaron a idea y mano limpia. Y es entonces que al mirar el recinto de las leyes , en lugar de Zelmar está sentado un tal Domenech; en lugar de Gutierrez Ruiz un tal Lust que se dice escribano; que en donde estaba el zapatero Enrique ahora hay un coronel que pide impunidad para quienes cometieron terrorismo de Estado y se llama Raúl Lozano, y un poco más acá por donde  se ubica el general Manini -el mismo que aún debe responder ante la justicia democrática- se ubicaba Wilson, aquel que en la misma noche del Golpe del ´73 "se declaraba el más radical e irreconciliable enemigo" de los tiranos.

 

"Oyendo una voz que canta y que tal vez es la mía" ...

La naturaleza humana está hecha de muchas cosas, pero elijo dos: memoria y rebeldía. No sé si alcanzan para sobrevivir,  pero estoy convencido que servirán para intentar  salvarnos. Entiendo y me convenzo cada vez más que  al menos con estas dos razones defenderemos la dignidad, esa que se necesita para existir.

Estaba visto  y es cierto que nada es para siempre, que la memoria es frágil, que damos por sentado que lo que alcanzamos ya es nuestro y que por eso no lo perderemos, que los discursos pueden ser dulces y engañosos;  que pudo ser mejor, mas los procesos se envician, se corrompen y a veces se extravían. Que podemos ser jodidos;  que "el pueblo" es una bella palabra pero también en ella se esconde mucha cosa... porque es en el pueblo donde habita el abnegado,  el crédulo, el  limpio, el confiado, el inocente, el sencillo y también el rufián, el abyecto, el alcahuete, el traidor y los infaltables oportunistas.

Que los pueblos no son el problema, pero  en democracia  tampoco son inocentes. Es que al Reichstag lo incendió la bestia parda y aun así, después de este inmenso disparate, una de las sociedades más avanzadas y cultas de Europa les creyó abriéndoles las puertas a la peor locura humana.     



Dr. Ismael Blanco



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net