*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
17 tesis sobre el coronavirus
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Albert Camus condena el terrorismo
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
“Libertad, libertad, sin ira libertad”
Esteban Valenti Esteban Valenti
Que ganas de hablar con el Choche
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
“Acá mando yo”, dijo el covid-19
Enrique Canon Enrique Canon
La autocrítica es estratégica
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Líos en la Baticueva
Carlos Vivas, Homero Bagnulo Carlos Vivas, Homero Bagnulo
Ayudando a las grandes compañías del medicamento
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias reales e intemporales. El sentido del deber con amor. General Licandro
Michael Añasco Michael Añasco
Cuando la Iglesia Católica demando a los Vikingos
Emir Sader Emir Sader
La hora de la nueva izquierda chilena
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Desde este lugar en el mundo. (Abordando eso gris, que parece la teoría)
Jaime Secco Jaime Secco
Chile, ¿ahora qué?
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
La señora Jeanine Áñez
William Marino William Marino
Los problemas del Frente Amplio
Ariel Bank Ariel Bank
Los 75 del Peronismo
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
Un caso de "numerofobia"
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Triste que en Cuba ya no sobreviva ni el café
Gustavo “Tato” Olmos Gustavo “Tato” Olmos
Auditame que me gusta
Lic. María Cristina Azcona Lic. María Cristina Azcona
La educación de la moralidad para padres e hijos, en el contexto de la nueva normalidad
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Presencia mundial del armamentismo israelí al servicio de una geopolítica
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
México, la narcocracia perfecta
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Tercera parte
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
Argentina: “Por otro 17”
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Me enorgullece que un destacado jerarca palestino esté internado en Israel
QU Dongyu, Director General de FAO QU Dongyu, Director General de FAO
La clave para recuperarse del Covid-19 es la innovación, particularmente la digitalización
José Escárate Mansilla José Escárate Mansilla
Chile…Plebiscito AD-PORTAS
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Una falacia en dos palabras: Generación espontánea
Álvaro Ons* Álvaro Ons*
Flexibilización de las negociaciones comerciales en el MERCOSUR: ¿una trampa para Uruguay?
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
Apuntes primarios para una autocrítica responsable
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Tierra para asentamientos populares y agricultura familiar
Mónica Díaz Mónica Díaz
“Con amor” o la política desde lo cotidiano, en plena crisis
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
Justicia social y educativa: el desafío de la presencialidad
Omar Fuentes Omar Fuentes
¡Basta de joder con Venezuela!
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
“Las víctimas”, un nuevo y revulsivo libro de la psicoanalista argentina Sonia Cesio (*)
Juan Santini Juan Santini
A veces la realidad parece ficción, pero es la tozuda realidad
Roberto Savio Roberto Savio
El Papa y la desigualdad
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué el FA perdió las elecciones? Apuntes y aportes para una autocrítica necesaria.
Roberto Elissalde Roberto Elissalde
¿Qué pasó con los Centros MEC?
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Reflexiones sobre las pasadas elecciones departamentales y municipales
Ignacio Munyo Ignacio Munyo
¿Qué es CERES?
José W. Legaspi José W. Legaspi
Elecciones departamentales: El premio “a la inmoralidad” y los que festejan con sabor “agridulce”
Luis Fernández Luis Fernández
Se terminaron las elecciones departamentales y municipales
Sara Granados, consultora de FAO Sara Granados, consultora de FAO
Primer día mundial de la de la concienciación sobre la pérdida y desperdicio de alimentos
Andrea Burstin Andrea Burstin
Mercosur, paredón y después
Federico Fasano Mertens Federico Fasano Mertens
La democracia no termina en las urnas
Daniel Vidart Daniel Vidart
Un domingo de “votaciones”
Sabina Goldaracena Sabina Goldaracena
El puerto de conveniencia para las flotas pesqueras del Atlántico Sudoccidental
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Cuando los de afuera no son de palo
Ismael Blanco Ismael Blanco
Partido Comunista
Sergio Reyes Sergio Reyes
El perfume embriagador de lo posible
Elena Grauert Elena Grauert
Oficinas, funciones y funcionarios
Filomena Narducci Filomena Narducci
Yo voto "No" y tu?
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La renovación frentista, la crisis de la derrota y la elección municipal
Constanza Moreira. Constanza Moreira.
Crónica de un secuestro
Álvaro Rico Álvaro Rico
El honor militar en los años 60
Gastón Grisoni Gastón Grisoni
¡Construyendo futuro!
Federico Arregui Federico Arregui
Libertad orientales
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia 2020: el racismo ordinario
Gonzalo Zunino (*) Gonzalo Zunino (*)
Por qué y para qué reformar la Seguridad Social en Uruguay
Jaime Igorra Jaime Igorra
Qué hacer con el estadio centenario
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Una nueva iconoclasia recorre el mundo
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Columnas

Francia 2020: el racismo ordinario

Carlos Wuhl

30.08.2020

Un nuevo paso se ha dado en esta Francia del 2020, en medio de la pandemia hacia lo más nauseabundo de las expresiones humanas, el racismo. En una de las publicaciones semanales de tendencia de derecha y mismo de la extrema derecha, « Valeurs Actuelles », no tuvieron otra cosa para hacer leer que una « novela de verano » disfrazando a la diputada Danièle Obono, de la Francia Insumisa de esclava. Un paso más del racismo ordinario que azota Francia y parte de Europa y en los EEUU.

En este fin de semana, final de vacaciones del verano, embotellamientos automovilisticos por centenas de kilómetros, mientras se desarrolla el famoso mundialmente « Tour de France » de ciclismo, una serie de comentarios y un twiter anuncian, que la revista semanal Valores Actuales ha cometido un acto de racismo caracterizado.

Recientemente, en la revista Valores actuales, un dibujo impactante no pasó desapercibido. Era una imagen de Danièle Obono, una diputada del LFI, clasificada como esclava. Varias figuras políticas y el propio gobierno, inmediatamente condenaron este dibujo. Este último caricaturizó a un representante electo de la República y se refirió a un episodio muy oscuro de la historia. Geoffroy Lejeune, editor en jefe de la revista de valores actuales, tuvo que explicarse y disculparse. ¿Había un objetivo político?

 

"Parece 'Eso-Si-Podemos-No-Podemos-decir-nada. Afortunadamente, todavía podemos escribir mierda racista en un trapo de cocina, ilustrada por las imágenes de una parlamentaria francesa, africana, negra repintada como una esclava... La extrema derecha, odiosa, estúpida y cruel ".

 

Lo primero,han sido en resumen de las otras expresiones de la prensa, radio y televisión, mientras que el segundo es el twiter directo de la diputada Obono.

 

Y es interesante desmenuzar, porqué, en este momento con todas las complicaciones de la pandemia, la situación catastrófica de las economías, ahora desesperadas de "quien va a pagar" y como será la "rentrée" escolar después de más de 6 meses que no han habido clases, este pasquín de la derecha, se permite reavivar el viejo demonio del esclavismo y del racismo.

 

Es en el mismo pensamiento, que en los EEUU, también la violencia policial comete crímenes racistas y que es el reflejo del manoteo de Trump para reavivar su figura para las próximas elecciones. Y al mismo tiempo (el sábado) en Berlín una manifestación de la extrema derecha y nazis, contra las directivas de utilizar barbijos para evitar el contagio de la pandemia, asaltan las escaleras del Bundestag mostrando las viejas banderas del nazismo y del nacionalismo alemán. Otra vez los demonios del racismo, del nazismo y de la histeria contra la ciencia sacan a relucir todas sus fuerzas de odio y sin razón.

 

¿Que es lo que pasa?, como salen las fuerzas más reaccionarias por el mundo, escudándose detrás de una epidemia, para ocasionar el caos y la violencia permanente, y si, ya la primera respuesta que se hacen los periodistas, es que detrás de todo esto hay designios políticos, de revanchismo, unido a lo mas retrógrada negación de las ciencias y de la propia calidad de humanos. Racismo en los EEUU, pero también resurge con fuerza en Europa y mismo en nuestra América Latina, no por algo las represiones en Bolivia, y en Chile como en Argentina y el Brasil.

 

En Francia, precisamente porque, al contrario que en países como EE UU, oficialmente el Estado no distingue entre franceses de distinto origen étnico, cultural o religioso, no puede haber racismo de Estado, pero es en este mismo país en que el legado de la Revolución francesa se ve ensuciado por el racismo ordinario, cotidiano, y hasta diría dirigido por una política contra el pueblo, porque ya no es casual esta representación de esclavaje, a una diputada de La Francia Insumisa, cuando en el pasado quinquenio de François Hollande, este mismo odio desenfrenado se dirigió a la ex Ministro de la Justicia, Christiane Toubira, originaria de la Guayana francesa, en que fue objeto de insultos, mismo al interior de la Cámara de diputados, y le arrojaron bananas a su paso, por elementos de la extrema derecha francesa.

Este racismo es bien dirigido, por aquellos nostálgicos del colonialismo francés y que hoy mismo siguen con cierta presencia militar en paises del  Sahel, ya que el golpe de Estado en Mali, donde actúa un contigente del ejército francés desde hace algunos años, con el motivo de « luchar contra el terrorismo » y que tiene sus operadores de la inteligencia militar, no podían ignorar la preparación de un golpe desde cuarteles del ejército de Mali. Y la protesta tanto de Macron, como de su Ministro de RREE han sido apenas chapuceos para pedir que no atentaran la vida del ex presidente de ese país.

La historia del esclavaje, está bien anclada en la historia francesa, desde las ordenanzas de Colbert, que era el Contralor de las finanzas de Louis XIV, « el rey sol », imponiendo un Código para los Negros, con referencia al trato de esclavos. Para ilustrar al menos nociones del Código del oprobio se presentaría así :

Los redactores del código creen que los negros son personas humanas, dotadas de alma y susceptibles de salvación; animan a bautizar esclavos, a instruirlos y educarlos en la religión apostólica y católica romana (artículo 2).

 

Los esclavos tienen derecho a contraer matrimonio (artículos 10 y 11) 10 si el amo lo permite, y a tener un entierro normal en los cementerios si son bautizados (artículo 14).

 

El código prohíbe a los esclavos cualquier ejercicio público de religión que no sea la católica, apostólica y romana (artículo 3) y, en particular, prohíbe la práctica de la fe protestante (artículo 5).

 

El código prohíbe a los amos practicar o autorizar relaciones adúlteras con sus esclavos y establece multas importantes de dos mil libras de azúcar, además de la confiscación de propiedad de los niños y sus madres. insta a las personas libres que tengan un hijo natural con un esclavo y que no estén ya casadas a casarse y legitimar a sus hijos por matrimonio (artículo 9).

 

Las disposiciones relativas a los niños se dividen en varias categorías:

 

El amo "que no estuvo casado con otra persona durante su convivencia con su esclavo, se casará en las formas observadas por la Iglesia con dicho Esclavo, que será liberado por este medio, y los hijos serán libres y legítimos" (artículo 9 del código de 1685)

Un niño nacido de padres esclavos se convierte a su vez en esclavo, según el artículo 12.

El artículo 13 especifica que "si el marido esclavo se ha casado con una mujer libre, tanto los hijos varones como las mujeres siguen la condición de su madre, y si el padre es libre y la madre una esclava, los hijos son esclavos por igual".

 

Mismo al recordar el Código de la trata de esclavos, los « nuevos-viejos » racistas, quieren diluir la responsabilidad que le cupo a Francia, en lo que se llamaba « La trata-triangular », es que los musulmanes, hicieron el comercio de esclavos mucho antes que las potencias, como Francia, Inglaterra y Holanda efectuaran sus cacerías de negros para embarcarlos al Nuevo Mundo. De esta manera, el « fardo » a los musulmanes cuenta también para la justificación del racismo directo que ciertos sectores de la policía utiliza toda la violencia en las comunas de los suburbios de Paris, y de otras grandes ciudades de Francia. Ya el racismo, anti-negro, como anti-magrebino, tiene la justificación del comercio de drogas, como de venta de armas y de « terroristas en potencia ».

Sabemos que la mayoría del pueblo francés, no es racista, pero es esta prensa rastrera al servicio de esos nostálgico del colonialismo, como los viejos políticos del revanchismo aún, y es para asombrarse, que siguen creyendo que el Frente Popular del 36 tiene su responsabilidad en la derrota del 40, aún los seguidores de Petain siguen distribuyendo su odio contra la izquierda y contra los « extranjeros », en ese juego, de un pasado ya más que repulsivo, el gobierno clasista de Macron, navega en vista de las elecciones del 2022.


Csrlos Wuhl

 

 

 

 

 

 



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net