*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Ariel Bank Ariel Bank
Los 75 del Peronismo
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
Un caso de "numerofobia"
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Triste que en Cuba ya no sobreviva ni el café
Emir Sader Emir Sader
El Segundo Ciclo Antineoliberal en América Latina
Esteban Valenti Esteban Valenti
Día Nacional de la Construcción, una ventana al futuro
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
El irredentismo
Gustavo “Tato” Olmos Gustavo “Tato” Olmos
Auditame que me gusta
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias Reales. Capitulo 37. A la vuelta del corredor de la puta vida, al encuentro de la puta muerte
Lic. María Cristina Azcona Lic. María Cristina Azcona
La educación de la moralidad para padres e hijos, en el contexto de la nueva normalidad
Jaime Secco Jaime Secco
Pensar al Frente de otra manera
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Presencia mundial del armamentismo israelí al servicio de una geopolítica
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Perón, el peronismo, el debate continúa. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
México, la narcocracia perfecta
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Tercera parte
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
De cómo van a imponer el modelo chino al mundo
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Decisiones miserables
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
Argentina: “Por otro 17”
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Me enorgullece que un destacado jerarca palestino esté internado en Israel
QU Dongyu, Director General de FAO QU Dongyu, Director General de FAO
La clave para recuperarse del Covid-19 es la innovación, particularmente la digitalización
José Escárate Mansilla José Escárate Mansilla
Chile…Plebiscito AD-PORTAS
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Lo mismo de siempre: censura y desinformación
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Una falacia en dos palabras: Generación espontánea
Álvaro Ons* Álvaro Ons*
Flexibilización de las negociaciones comerciales en el MERCOSUR: ¿una trampa para Uruguay?
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
Apuntes primarios para una autocrítica responsable
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
“Ganando voluntades”: Limitaciones de la declaración del conflicto de interés
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Tierra para asentamientos populares y agricultura familiar
Mónica Díaz Mónica Díaz
“Con amor” o la política desde lo cotidiano, en plena crisis
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
Justicia social y educativa: el desafío de la presencialidad
Omar Fuentes Omar Fuentes
¡Basta de joder con Venezuela!
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
“Las víctimas”, un nuevo y revulsivo libro de la psicoanalista argentina Sonia Cesio (*)
William Marino William Marino
Los después ¿unas elecciones perdidas?
Michael Añasco Michael Añasco
Bloques de apartamentos: "conejeras" y "dispositivos de almacenamiento humano masivo". El “ejemplo” de Dina marca.
Juan Santini Juan Santini
A veces la realidad parece ficción, pero es la tozuda realidad
Roberto Savio Roberto Savio
El Papa y la desigualdad
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué el FA perdió las elecciones? Apuntes y aportes para una autocrítica necesaria.
Roberto Elissalde Roberto Elissalde
¿Qué pasó con los Centros MEC?
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Reflexiones sobre las pasadas elecciones departamentales y municipales
Ignacio Munyo Ignacio Munyo
¿Qué es CERES?
José W. Legaspi José W. Legaspi
Elecciones departamentales: El premio “a la inmoralidad” y los que festejan con sabor “agridulce”
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
¿Y dónde está la república?
Luis Fernández Luis Fernández
Se terminaron las elecciones departamentales y municipales
Sara Granados, consultora de FAO Sara Granados, consultora de FAO
Primer día mundial de la de la concienciación sobre la pérdida y desperdicio de alimentos
Andrea Burstin Andrea Burstin
Mercosur, paredón y después
Federico Fasano Mertens Federico Fasano Mertens
La democracia no termina en las urnas
Daniel Vidart Daniel Vidart
Un domingo de “votaciones”
Sabina Goldaracena Sabina Goldaracena
El puerto de conveniencia para las flotas pesqueras del Atlántico Sudoccidental
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Cuando los de afuera no son de palo
Ismael Blanco Ismael Blanco
Partido Comunista
Sergio Reyes Sergio Reyes
El perfume embriagador de lo posible
Elena Grauert Elena Grauert
Oficinas, funciones y funcionarios
Filomena Narducci Filomena Narducci
Yo voto "No" y tu?
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La renovación frentista, la crisis de la derrota y la elección municipal
Constanza Moreira. Constanza Moreira.
Crónica de un secuestro
Álvaro Rico Álvaro Rico
El honor militar en los años 60
Gastón Grisoni Gastón Grisoni
¡Construyendo futuro!
Enrique Canon Enrique Canon
Restitución pública de la honra que algunos pretendieron ensuciar
Federico Arregui Federico Arregui
Libertad orientales
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia 2020: el racismo ordinario
Gonzalo Zunino (*) Gonzalo Zunino (*)
Por qué y para qué reformar la Seguridad Social en Uruguay
Jaime Igorra Jaime Igorra
Qué hacer con el estadio centenario
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Una nueva iconoclasia recorre el mundo
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
Que la Covid-19 no nos distraiga: “Todos somos George Floyd”
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Fernando Gil Díaz

Un camino diferente

Fernando Gil Díaz

13.10.2020

La soberbia no es buena consejera, menos para intentar -en solitario- enfrentar a un flagelo que nos incumbe a todos sin distinciones, como es la violencia.

Porque la misma atraviesa todos los estamentos sin importar a quien afecte, excediendo, ampliamente, a la cartera encargada de la seguridad de las personas. Si no se entiende eso estamos en un problema de imposible solución, porque a esa violencia estructural, que atraviesa a toda sociedad en este mundo globalizado, será imposible contenerla. Seguiremos sufriendo sus efectos y acumulando víctimas mientras llenamos las cárceles con más presos. En medio de todo este problema, los recortes anunciados por el gobierno para el próximo quinquenio contribuyen a agravar el problema. Por lo tanto, es hora de sentarse a dialogar para buscar soluciones entre todos y pujar por políticas de Estado que excedan los mandatos, si es que en verdad queremos encontrar soluciones duraderas.

¿Te acordás de aquel acuerdo?

El 10 de agosto de 2010 se firmó un acuerdo multipartidario que se dio en llamar "Documento de Consenso". En el mismo se establecieron las bases de una necesaria política de Estado en materia de seguridad que permitió aglutinar las voluntades de todos los partidos políticos con representación parlamentaria que dieron su aprobación a ese documento. Un documento que fue cumplido en su totalidad, según consta en la tabla de cumplimiento que aún está colgada junto al mismo en el portal del Ministerio del Interior.

Esa decisión política de sumar soluciones para encarar un problema de toda la sociedad fue un espejismo que duró muy poco tiempo. En efecto, a poco de haberse sellado, los mismos firmantes del acuerdo comenzaron su campaña de ataque sistemático contra el titular de la cartera haciendo de ello una estrategia electoral que les llevaría una década pero que terminaría poniendo a la seguridad pública como un elemento de captación de votos antes que una política pública a ser encarada colectivamente. El contrasentido de toda esa puesta en escena era ni más ni menos que atacar lo que hacía el titular de la cartera que no era otra cosa que cumplir lo escrito por todos, y así quedó estampado en ese documento de cumplimiento referido.

Hoy, que por fin llegaron al gobierno, les toca la difícil tarea de comandar la cartera más complicada y en medio de un escenario de pandemia que no ha mitigado -en absoluto- la violencia que campea en la sociedad uruguaya. Nuestro país, a contrario del resto de la región y el mundo, lejos de bajar la estadística delictiva la ha visto incrementar con extrema virulencia, por más que el Ministro intente decirnos lo contrario. Una muestra nefasta de la situación son los primeros días de octubre que marcaron una escalada en los homicidios que genera una alta preocupación para muchos, incluso para quienes no se cansaron de argumentar que no iban a poner excusas.

Pero como esta columna no se trata de cobrar facturas, es hora que los responsables asuman su rol y entiendan -con humildad- que no podrán obtener resultados en solitario y menos sin escuchar al resto de los que hacen parte de este colectivo llamado Uruguay. Es hora de llamar a la academia, a expertos internacionales, a representantes de la sociedad civil, a víctimas del delito, a ex privados de libertad, a todos los que tengan algo para aportar en procura de encontrar un camino que permita desterrar los efectos de una violencia que impregnó a todos los estamentos sociales sin distinción.

Porque es hora que abandonemos definitivamente esa puja por encontrar defectos y aumentar la distancia entre los uruguayos; ya pasaron las elecciones, es hora de construir un país, que es como un barrio, donde vivimos los orientales, y más en un contexto de pandemia que nos impone desafíos que debemos sortear también entre todos.

Posteo de Roy Berocay en Facebook

Un gran acuerdo nacional en la materia se impone, pero uno que nos permita y nos invite a todos a ser parte de la solución. Porque el problema ya lo conocemos, y es hora que nos demos cuenta que no se trata de un partido político o de una orientación ideológica, el delito no elige víctimas por afinidad partidaria, es una conducta humana que viene acompañada de múltiples causas que debemos identificar para poder contrarrestar a tiempo.

Uruguay no tiene pena de muerte ni prisión perpetua, en una clara señal de humanismo que nos legaron los fundadores de nuestra Nación. Manteniendo esa misma postura, es hora que nos aboquemos a construir espacios de convivencia, restauradores de heridas sociales, defensas para nuestros niños/as, estructuras que cobijen a mujeres jefas de hogar, y -también- volver a reconstruir esos lazos perdidos en la familia, donde muchas veces olvidamos el abrazo a tiempo, el oído dispuesto a escuchar, o simplemente un apretón de manos que nos diga que no estamos solos.

Las señales que se vienen dando no contribuyen al mejor escenario, ni los discursos efectistas de "se terminó el recreo" ni las soluciones legislativas de inflación punitiva y mucho menos la de asignar a la Policía el rol principal para resolver un problema que la excede ampliamente. La solución nunca fue ni será policial, esta solo contrarresta el efecto final de la conducta pero hace falta adelantarse muchos casilleros para que los efectos no se produzcan. Los caminos a explorar son y debieran ser los de la prevención fundamentalmente pero no pensada en aspectos meramente policiales o delictivos, sino de construcción de espacios de convivencia, donde la resolución de un conflicto no sea la vía rápida y violenta de una reacción inmediata sino aquellos donde el diálogo sea la primera respuesta, siempre.

La violencia la vemos y la vivimos a diario en el tránsito, en la calle, en el supermercado, en la escuela, en un hospital, en una fiesta y hasta en nuestro hogar. Si no buscamos las respuestas a esa violencia oculta, que se manifiesta en cualquier momento y en cualquier lugar, de una manera inteligente que no apele a usar más violencia como remedio, estaremos dando vueltas al problema como un perro que pretende morderse la cola.

Es hora de escribir nuevas páginas, son tiempos difíciles y vendrán obstáculos que deberemos eludir con inteligencia colectiva más que individual, porque somos seres gregarios y esa condición es la que nos permitió siempre resolver dificultades de la mejor manera, entre todos.

Por ello es que se impone un gran acuerdo nacional, donde estén los mejores, pero donde - también- nos sintamos todos representados. Sin soberbia ni falsa modestia, con humildad, esa que nos legaron nuestros viejos representantes, esos que nos dejaron un país hermoso para vivir y al que tenemos la obligación de mejorar aún más para las nuevas generaciones.

Si queremos obtener resultados diferentes hay que transitar caminos diferentes; sin que el acuerdo planteado sea un camino desconocido ni una práctica novedosa, es hora de aplicarlo con honestidad republicana sin que nadie esté pensando en un rédito electoral ni parecido.

Si ello ocurre, habrá patria para todos...

 

el hombre quería hablar,

el perro, seguir ladrando...


elperrogil@gmail.com
http://elperrogil.blogspot.com/
http://guayberto.blogspot.com/
http://www.laondadigital.com/



Fernando Gil Díaz



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net