*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Ariel Bank Ariel Bank
Los 75 del Peronismo
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
Un caso de "numerofobia"
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Triste que en Cuba ya no sobreviva ni el café
Emir Sader Emir Sader
El Segundo Ciclo Antineoliberal en América Latina
Esteban Valenti Esteban Valenti
Día Nacional de la Construcción, una ventana al futuro
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
El irredentismo
Gustavo “Tato” Olmos Gustavo “Tato” Olmos
Auditame que me gusta
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias Reales. Capitulo 37. A la vuelta del corredor de la puta vida, al encuentro de la puta muerte
Lic. María Cristina Azcona Lic. María Cristina Azcona
La educación de la moralidad para padres e hijos, en el contexto de la nueva normalidad
Jaime Secco Jaime Secco
Pensar al Frente de otra manera
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Presencia mundial del armamentismo israelí al servicio de una geopolítica
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Perón, el peronismo, el debate continúa. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
México, la narcocracia perfecta
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Tercera parte
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
De cómo van a imponer el modelo chino al mundo
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Decisiones miserables
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
Argentina: “Por otro 17”
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Me enorgullece que un destacado jerarca palestino esté internado en Israel
QU Dongyu, Director General de FAO QU Dongyu, Director General de FAO
La clave para recuperarse del Covid-19 es la innovación, particularmente la digitalización
José Escárate Mansilla José Escárate Mansilla
Chile…Plebiscito AD-PORTAS
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Lo mismo de siempre: censura y desinformación
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Una falacia en dos palabras: Generación espontánea
Álvaro Ons* Álvaro Ons*
Flexibilización de las negociaciones comerciales en el MERCOSUR: ¿una trampa para Uruguay?
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
Apuntes primarios para una autocrítica responsable
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
“Ganando voluntades”: Limitaciones de la declaración del conflicto de interés
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Tierra para asentamientos populares y agricultura familiar
Mónica Díaz Mónica Díaz
“Con amor” o la política desde lo cotidiano, en plena crisis
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
Justicia social y educativa: el desafío de la presencialidad
Omar Fuentes Omar Fuentes
¡Basta de joder con Venezuela!
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
“Las víctimas”, un nuevo y revulsivo libro de la psicoanalista argentina Sonia Cesio (*)
William Marino William Marino
Los después ¿unas elecciones perdidas?
Michael Añasco Michael Añasco
Bloques de apartamentos: "conejeras" y "dispositivos de almacenamiento humano masivo". El “ejemplo” de Dina marca.
Juan Santini Juan Santini
A veces la realidad parece ficción, pero es la tozuda realidad
Roberto Savio Roberto Savio
El Papa y la desigualdad
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué el FA perdió las elecciones? Apuntes y aportes para una autocrítica necesaria.
Roberto Elissalde Roberto Elissalde
¿Qué pasó con los Centros MEC?
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Reflexiones sobre las pasadas elecciones departamentales y municipales
Ignacio Munyo Ignacio Munyo
¿Qué es CERES?
José W. Legaspi José W. Legaspi
Elecciones departamentales: El premio “a la inmoralidad” y los que festejan con sabor “agridulce”
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
¿Y dónde está la república?
Luis Fernández Luis Fernández
Se terminaron las elecciones departamentales y municipales
Sara Granados, consultora de FAO Sara Granados, consultora de FAO
Primer día mundial de la de la concienciación sobre la pérdida y desperdicio de alimentos
Andrea Burstin Andrea Burstin
Mercosur, paredón y después
Federico Fasano Mertens Federico Fasano Mertens
La democracia no termina en las urnas
Daniel Vidart Daniel Vidart
Un domingo de “votaciones”
Sabina Goldaracena Sabina Goldaracena
El puerto de conveniencia para las flotas pesqueras del Atlántico Sudoccidental
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Cuando los de afuera no son de palo
Ismael Blanco Ismael Blanco
Partido Comunista
Sergio Reyes Sergio Reyes
El perfume embriagador de lo posible
Elena Grauert Elena Grauert
Oficinas, funciones y funcionarios
Filomena Narducci Filomena Narducci
Yo voto "No" y tu?
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La renovación frentista, la crisis de la derrota y la elección municipal
Constanza Moreira. Constanza Moreira.
Crónica de un secuestro
Álvaro Rico Álvaro Rico
El honor militar en los años 60
Gastón Grisoni Gastón Grisoni
¡Construyendo futuro!
Enrique Canon Enrique Canon
Restitución pública de la honra que algunos pretendieron ensuciar
Federico Arregui Federico Arregui
Libertad orientales
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia 2020: el racismo ordinario
Gonzalo Zunino (*) Gonzalo Zunino (*)
Por qué y para qué reformar la Seguridad Social en Uruguay
Jaime Igorra Jaime Igorra
Qué hacer con el estadio centenario
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Una nueva iconoclasia recorre el mundo
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
Que la Covid-19 no nos distraiga: “Todos somos George Floyd”
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Internacionales

BRASIL

«Se ha convertido en un héroe»: crece la popularidad de Bolsonaro

15.10.2020

RÍO DE JANEIRO (Other News/Dom Phillips – The Guardian/ El.diario.es) - Pese a su gestión del coronavirus, los programas de apoyo a las familias necesitadas han ayudado al presidente de Brasil a alcanzar una popularidad récord del 40%. Pero las cosas pueden cambiar.

El presidente brasileño de extrema derecha, Jair Bolsonaro, calificó la COVID-19 como una «pequeña gripe» y dijo que había que enfrentarse a ella «como un hombre y no como un niño». Afirmó que las medidas de aislamiento eran «para los débiles» y protestó enfadado contra los confinamientos. Se enfrentó a los gobernadores de los estados e incluso su propio exministro de Sanidad atacó su gestión de la pandemia. Pero mientras Brasil suma ya cerca de 5 millones de casos y más de 147.000 muertos, Bolsonaro es más popular que nunca.

Al igual que su ídolo Donald Trump, el líder populista brasileño se contagió y salió aparentemente indemne. Pero hay una diferencia entre ambos: mientras el presidente de Estados Unidos va detrás de su rival Joe Biden en las encuestas, el Gobierno de Bolsonaro ha alcanzado una popularidad récord del 40%.

Gran parte de esa popularidad se debe a un paquete de ayudas para familias necesitadas, basado en un pago mensual de 92 euros –185 euros para madres solteras– que 67 millones de brasileños empezaron a recibir en abril.

Giselly Andrade, de 34 años, trabajó como cajera hasta que su segundo hijo, Gabriel, de cinco años, nació con microcefalia. Vive en Recife, en el estado de Pernambuco, la región pobre del noreste que tradicionalmente ha sido el bastión electoral del Partido de los Trabajadores, el partido progresista que gobernó Brasil de 2003 a 2016. Ahora, sin embargo, el apoyo a Bolsonaro está creciendo en la región, donde el 65% ha recibido ayuda de emergencia.

Andrade es una de ellas y los pagos le han ayudado a cambiar su percepción del presidente. «No esperaba esto de él», dice. «La gente dice que solo pensaba en sí mismo, pero ha demostrado lo contrario». Andrade emitió un voto nulo en 2018, pero asegura que ahora votaría por Bolsonaro cuando se presente a la reelección en 2022. Cree que «ha estado trabajando y pensando en la gente».

«Se ha convertido en un héroe», dice Ricardo Fernandes, actor de 31 años y habitante de la favela Ciudad de Dios de Río de Janeiro. Fernandes, que ha estado organizando entregas de comida en su comunidad, opina también que la propaganda en redes sociales de Bolsonaro ha hecho creer a la gente que él está detrás de esos pagos –cuando en realidad el Gobierno había propuesto un importe mucho menor y el Congreso forzó un aumento–.

Pero la popularidad de Bolsonaro tiene un precio que puede que Brasil no pueda asumir durante mucho más tiempo. La ayuda de emergencia se redujo a la mitad el mes pasado y se espera que termine en diciembre, dejando potencialmente a casi 40 millones de personas a la deriva, según un reciente estudio de la Fundación Getúlio Vargas, una importante escuela de negocios.

Según las investigaciones de Renato Meirelles para Locomotiva, un instituto de investigación especializado en la situación de los brasileños de menores ingresos, el 51% de los brasileños reciben actualmente la ayuda de emergencia o la prestación del programa ‘Bolsa Familia‘ introducido en el pasado por el presidente del Partido de los Trabajadores, Luiz Inácio Lula da Silva.

Pero como Bolsonaro no da señales de querer aumentar los impuestos a los superricos de Brasil, tendrá que penalizar a los brasileños de clases medias y bajas o recortar el gasto. «No hay una solución mágica», sostiene Felipe Salto, miembro de una institución fiscal independiente que vigila la ejecución del gasto público.

Wilma da Silva, de 51 años, que vive con su sobrina de 10 años en Belém, una ciudad de la Amazonia, comenzó a recibir esa ayuda de emergencia después de perder su trabajo como empleada doméstica cuando llegó la pandemia. Votó por Bolsonaro en 2018, pero como el pago mensual se redujo a la mitad y los precios del arroz se dispararon, hoy no volvería a votar por él. «No sé qué voy a hacer para mantener una casa con un niño… pagar la electricidad, el agua y comprar comida», dice. «Hay muchas familias en Brasil que están pasando por lo que yo estoy pasando.»

Bolsonaro planea introducir una revisión al programa ‘Bolsa Familia’ para el año que viene. Pasaría a llamarse ‘Ingreso ciudadano’ e incluirá algún dinero de ayuda de emergencia. Igual que ‘Bolsa Familia’ se identifica con su gran enemigo Lula, este nuevo programa llevaría la firma del ultraderechista. 

Brasil ya tenía un objetivo de déficit de 22.000 millones de dólares antes del inicio de la pandemia y ahora se espera que se eleve a 162.000 millones. Esto supone un grave problema para un país en desarrollo con un historial de hiperinflación e inestabilidad política, cuenta Gil Castello Branco, economista y fundador del organismo de control del gasto público sin ánimo de lucro Cuentas Abiertas.

La moneda brasileña, el real, ha caído en picado, la inversión extranjera ha salido del país, 13 millones de personas están desempleadas y los mercados temen que Bolsonaro tome la vía populista, gastando dinero que su Gobierno no tiene para asegurarse la reelección.

«Hay una delgada línea entre un déficit que puede ser controlado y un déficit que se sale de control», dice Castello Branco, que también advierte de que algunas maniobras financieras ideadas por el equipo económico de Bolsonaro para financiar el plan de Renta Ciudadana rozan la «contabilidad creativa» y posibles irregularidades presupuestarias que, al menos oficialmente, motivaron el polémico impeachment contra la presidenta progresista Dilma Rousseff en 2016.

Pero Bolsonaro juega con una ventaja, dice Meirelles: la oposición política no es capaz de capitalizar sus errores. Bolsonaro rompió sus propias promesas de campaña para formar alianzas con partidos mercenarios en el Congreso, dejó de atacar al Tribunal Supremo y en principio quería que el pago de las ayuda de emergencia fuera un tercio de lo que llegó a ser. El Congreso le obligó a aumentarlo y Bolsonaro se benefició políticamente de eso. Pero ahora se ha quedado atascado.

«Si la ayuda de emergencia no se convierte en una política pública como sucedió con ‘Bolsa Familia’, no hay posibilidad de reelección», dice Meirelles. «Es casi una cuestión de supervivencia».

Traducido por Alberto Arce



Other News

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net