*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Nicolás Burgueño Kosenco Nicolás Burgueño Kosenco
Licencia para opinar con distanciamiento físico sostenido y tapabocas
Pablo Tosquellas Pablo Tosquellas
Pegame el grito
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El hijo del hombre que desafió a los dioses
Esteban Valenti Esteban Valenti
25 años son muchos
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Se idolatra la tragedia
Stella Maris Zaffaroni Stella Maris Zaffaroni
Cuánto tiempo hace que…
José W. Legaspi José W. Legaspi
Maradona no fue ni será dios, es inolvidable y eterno
Ariel Bank Ariel Bank
La democracia contrataca
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
Pronosticar el pasado
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
La isla “bocarriba”: Cuba precisa los sueños, y las acciones…
Nina Nina
Cincuenta y dos días
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
No hay trabajo para todos. (Abordando eso gris, que parece la teoría)
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
Paraíso de la impunidad militar en México
William Marino William Marino
El dueño de las bananas
Michael Añasco Michael Añasco
Los cuatro grandes reinicios del siglo XX
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Europa no vale una misa
Fernando Gil Diaz Fernando Gil Diaz
NegociAcción!!
Jaime Secco Jaime Secco
Mi carnicero y los precios de Ancap
Catarina de Albuquerque Catarina de Albuquerque
Invertir en Agua y Saneamiento es vital para nuestras economías
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
¡Los ludditas tenían razón!
Luis Fernández Luis Fernández
Sugerencias
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
El “servicio sexual” y la seducción de los poderosos
Gustavo “Tato” Olmos Gustavo “Tato” Olmos
El chantaje como forma de hacer política
Mónica Díaz Mónica Díaz
Buena vecina
Emiliano Galasso Emiliano Galasso
La Educación actual en el Uruguay, parte 2
Roberto Savio Roberto Savio
Trump se va, pero no el trumpismo
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Un largo proceso de aprendizaje compartido
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La Revolución Rusa y Uruguay
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
Rodolfo Rabanal, escritor y periodista, falleció en Punta del Este
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
“Yo soy antisemita"
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
La hora de los pueblos unidos en su diversidad
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Para variar, en medio de la pandemia, un día de fiesta en Israel
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
“Acá mando yo”, dijo el covid-19
Enrique Canon Enrique Canon
La autocrítica es estratégica
Carlos Vivas, Homero Bagnulo Carlos Vivas, Homero Bagnulo
Ayudando a las grandes compañías del medicamento
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias reales e intemporales. El sentido del deber con amor. General Licandro
Emir Sader Emir Sader
La hora de la nueva izquierda chilena
Ariel Bank Ariel Bank
Los 75 del Peronismo
Lic. María Cristina Azcona Lic. María Cristina Azcona
La educación de la moralidad para padres e hijos, en el contexto de la nueva normalidad
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Tercera parte
QU Dongyu, Director General de FAO QU Dongyu, Director General de FAO
La clave para recuperarse del Covid-19 es la innovación, particularmente la digitalización
José Escárate Mansilla José Escárate Mansilla
Chile…Plebiscito AD-PORTAS
Álvaro Ons* Álvaro Ons*
Flexibilización de las negociaciones comerciales en el MERCOSUR: ¿una trampa para Uruguay?
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
Apuntes primarios para una autocrítica responsable
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
Justicia social y educativa: el desafío de la presencialidad
Omar Fuentes Omar Fuentes
¡Basta de joder con Venezuela!
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
“Las víctimas”, un nuevo y revulsivo libro de la psicoanalista argentina Sonia Cesio (*)
Juan Santini Juan Santini
A veces la realidad parece ficción, pero es la tozuda realidad
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué el FA perdió las elecciones? Apuntes y aportes para una autocrítica necesaria.
Roberto Elissalde Roberto Elissalde
¿Qué pasó con los Centros MEC?
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Reflexiones sobre las pasadas elecciones departamentales y municipales
Ignacio Munyo Ignacio Munyo
¿Qué es CERES?
Sara Granados, consultora de FAO Sara Granados, consultora de FAO
Primer día mundial de la de la concienciación sobre la pérdida y desperdicio de alimentos
Andrea Burstin Andrea Burstin
Mercosur, paredón y después
Federico Fasano Mertens Federico Fasano Mertens
La democracia no termina en las urnas
Daniel Vidart Daniel Vidart
Un domingo de “votaciones”
Sabina Goldaracena Sabina Goldaracena
El puerto de conveniencia para las flotas pesqueras del Atlántico Sudoccidental
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Cuando los de afuera no son de palo
Ismael Blanco Ismael Blanco
Partido Comunista
Sergio Reyes Sergio Reyes
El perfume embriagador de lo posible
Elena Grauert Elena Grauert
Oficinas, funciones y funcionarios
Filomena Narducci Filomena Narducci
Yo voto "No" y tu?
Constanza Moreira. Constanza Moreira.
Crónica de un secuestro
Álvaro Rico Álvaro Rico
El honor militar en los años 60
Gastón Grisoni Gastón Grisoni
¡Construyendo futuro!
Federico Arregui Federico Arregui
Libertad orientales
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia 2020: el racismo ordinario
Gonzalo Zunino (*) Gonzalo Zunino (*)
Por qué y para qué reformar la Seguridad Social en Uruguay
Jaime Igorra Jaime Igorra
Qué hacer con el estadio centenario
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Jaime Secco
imagen del contenido Jaime Secco

Pensar al Frente de otra manera

Jaime Secco

20.10.2020

En el proceso de repensarse, que se embarcó el Frente Amplio, uno de los temas que se menciona con insistencia, pero sin mayor detalle, es la inadecuación de su estructura a la naturaleza y magnitud de los desafíos.

 

Se trata de encontrar otra forma de funcionar que preserve y potencie aquello que hace al Frente lo que es. Voy a fundamentar que no se va a resolver el problema si se sigue viendo y definiendo al Frente Amplio como algo que no es. Dicho de otra manera, si no se lo toma como objeto de análisis y se sigue partiendo de fórmulas, como "coalición y movimiento."

El Frente Amplio no es una coalición. Ellas son acuerdos momentáneos para formar gobierno. Desde su origen el Frente se propuso ser una creación política permanente con autoridades y organismos comunes. Tampoco es un movimiento, algo con cierto arraigo pero sin demasiadas definiciones. No puede ser, por tanto, una suma de dos cosas que no es.

El Frente Amplio es un partido. Los politólogos distinguen distintos tipos de partido según diferentes criterios. El Frente es un partido con sectores internos fuertemente organizados; otros partidos no, a lo sumo algún dirigente discrepa personalmente con otros. Es un partido con organismos de base activos; otros son simples máquinas electorales profesionales.

Esas dos características del Frente Amplio hacen a su esencia y todos tenemos que cuidarlas. No podemos dejar de ser una unidad de la izquierda basada en la fraternidad y el consenso, que ha resultado exitosa. Tampoco queremos de dejar de tener una militancia que tenga confianza en que su opinión cuenta.

Pero eso no quiere decir que sea imprescindible la estructura actual híbrida, que en cada organismo tiene una correlación de fuerzas distinta. Ningún partido de izquierda se da una dirección federal integrada con representantes de distritos. Tampoco es razonable una dirección creada "de afuera", con representantes de sectores. 

La organización actual que nos fuimos danto por sucesivos remiendos, ni esta dando resultado ni es la única posible. De vez en cuando surge alguien que pretende que los organismos electos en elecciones internas por mandato constitucional en junio de los años electorales sustituya todo el tinglado actual. Es evidente que eso haría que el Frente deje de ser lo que es, por democrático que suene.

Algunos efectos indeseados

Hoy tenemos una dirección sin peso político. En lugar de agrupar a los principales dirigentes, estos prefieren estar en sus sectores u otro lado. Solo en momentos de crisis se encuentran, en otro lado, y consensuan. Esa dirección no puede resolver más que asuntos cotidianos. Y hay otras dos cosas que no puede. Ni es un centro de pensamiento estratégico, del cual el FA carece, ni tiene un aparato partidario moderno capaz de enfrentarse a adversarios sumamente profesionales.

El hecho de que los dirigentes y luego buena parte de los militantes sectorizados estén aislados entre sí, solo favorece resquemores y sectarismos. Además, la organización no tiene en cuenta a los independientes, que seguramente los tenemos y muy calificados. Los cargos estatales fueron designados por cuota política, contra todo lo que habíamos dicho. Y eso, que en sí no es corrupción, pero le abrió la puerta, se mantiene después de la derrota.

Entonces, la forma de funcionar alienta el micro-agrupamiento y la fragmentación. Es una simpleza decir que no existen 30 o 60 filosofías políticas; los agrupamientos no corresponden a ideologías sino a desarrollos políticos, de confianza y a la respuesta a los incentivos que la actual organización ofrece.

Hay militancia frenteamplista en los comités. No es abundante y, por suerte, no es el total de los frenteamplistas activos, que están en sindicatos organizaciones feministas y mil otros lugares. "Las bases" o "el movimiento, es algo mucho más amplio. Pero la estructura actual obliga a los comités a atender a mil decisiones de la Mesa Política y el Secretariado y les quita tiempo para atender a los vecinos, a los compañeros de trabajo. Hemos perdido cobertura del territorio a medida que comités cerraban y no eran sustituidos y donde hay, es difícil que se encuentre una organización de manzaneros que conozcan quién hay detrás de cada puerta. Y la estructura actual no tiene un frente de organización que apoye activamente a los organismos de base, como siempre tuvieron los partidos de izquierda. Quizá por falta de confianza mutua. 

Tres expresiones del movimiento

Se precisa pensar el Frente no como una estructura federal que solo representa a un puñado de militantes, ni como un acuerdo que incluye solo a sectores reconocidos. 

Tenemos que pensarlo como tres formas del movimiento y combinar su interacción.

La primera expresión, la más participativa son los cientos de miles que definen la composición de los organismos constitucionales. No podemos seguir quejándonos de que en esas elecciones vota cada vez menos gente si antes avisamos a los electores que los organismos que está votando y por tanto su opinión no jugarán ningún papel. 

Eso no es dar prioridad a los sectores. En toda elección, claro, hay que definir opciones, pero el umbral para obtener un escaño es tan bajo que casi cualquier agrupamiento puede lograrlo. Esos organismos -llamémosle convenciones- formarán una dirección diaria. Pensamos en que tengan comisiones permanentes -quizá abiertas- que le den rica vida interna a la organización. Su número es similar al de quienes se reúnen en comités pasados los períodos electorales. El hecho de que los convencionales sean propietarios de su escaño, hace menos relevantes a los sectores que hoy llegan a estar enumerados en los estatutos. La vida dirá si se separan o reagrupan por afinidades.

Pero la actual estructura de departamentales y coordinadoras, una segunda expresión del movimiento, está acostumbrada a opinar y es conveniente que que lo haga. Lo que no se precisa es que todos los comités discutan todo el orden del día. Sí que puedan intervenir cuando realmente importa. En ese caso, debiera alcanzar con que reúnan un porcentaje menor al que precisan hoy para suspender una decisión.

¿Cómo se resuelve en esos casos? Haciendo intervenir a una tercera expresión del movimiento: el conjunto de los adherentes en plebiscito; un mecanismo ya previsto por el Estatuto.

A esto le falta una mención a los mecanismos razonables de protección a las minorías para no forzar rupturas.

Rafael Piñeiro, coautor de un libro premiado sobre la sobrevivencia del activismo en el Frente Amplio, comentó a este enfoque que sería bueno que en la dirección haya gente que no esté involucrada en la elaboración de listas sectoriales. Pensando esto, recordé que el Frente ya tenía eso. Cuando Líber Seregni era presidente, él nombraba a su secretario y a los presidentes de todas las comisiones: todos rigurosamente independientes y que funcionaban como una especie de "sector" de Seregni.

De hecho, ya hay un proyecto de estatuto con un sistema similar. Sus autores insisten en que no se trata de un proyecto ideal, sino de una demostración de que el Frente Amplio puede pasar al siglo XXI sin dejar de ser lo que es. Pueden surgir otras.

 



Jaime Secco

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net