*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Pablo Tosquellas Pablo Tosquellas
Pegame el grito
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El hijo del hombre que desafió a los dioses
Esteban Valenti Esteban Valenti
25 años son muchos
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Se idolatra la tragedia
Stella Maris Zaffaroni Stella Maris Zaffaroni
Cuánto tiempo hace que…
José W. Legaspi José W. Legaspi
Maradona no fue ni será dios, es inolvidable y eterno
Ariel Bank Ariel Bank
La democracia contrataca
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
Pronosticar el pasado
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
La isla “bocarriba”: Cuba precisa los sueños, y las acciones…
Nina Nina
Cincuenta y dos días
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
No hay trabajo para todos. (Abordando eso gris, que parece la teoría)
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
Paraíso de la impunidad militar en México
William Marino William Marino
El dueño de las bananas
Michael Añasco Michael Añasco
Los cuatro grandes reinicios del siglo XX
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Europa no vale una misa
Fernando Gil Diaz Fernando Gil Diaz
NegociAcción!!
Jaime Secco Jaime Secco
Mi carnicero y los precios de Ancap
Catarina de Albuquerque Catarina de Albuquerque
Invertir en Agua y Saneamiento es vital para nuestras economías
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
¡Los ludditas tenían razón!
Luis Fernández Luis Fernández
Sugerencias
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
El “servicio sexual” y la seducción de los poderosos
Gustavo “Tato” Olmos Gustavo “Tato” Olmos
El chantaje como forma de hacer política
Mónica Díaz Mónica Díaz
Buena vecina
Emiliano Galasso Emiliano Galasso
La Educación actual en el Uruguay, parte 2
Roberto Savio Roberto Savio
Trump se va, pero no el trumpismo
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Un largo proceso de aprendizaje compartido
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La Revolución Rusa y Uruguay
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
Rodolfo Rabanal, escritor y periodista, falleció en Punta del Este
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
“Yo soy antisemita"
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
La hora de los pueblos unidos en su diversidad
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Para variar, en medio de la pandemia, un día de fiesta en Israel
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
“Acá mando yo”, dijo el covid-19
Enrique Canon Enrique Canon
La autocrítica es estratégica
Carlos Vivas, Homero Bagnulo Carlos Vivas, Homero Bagnulo
Ayudando a las grandes compañías del medicamento
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias reales e intemporales. El sentido del deber con amor. General Licandro
Emir Sader Emir Sader
La hora de la nueva izquierda chilena
Ariel Bank Ariel Bank
Los 75 del Peronismo
Lic. María Cristina Azcona Lic. María Cristina Azcona
La educación de la moralidad para padres e hijos, en el contexto de la nueva normalidad
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Tercera parte
QU Dongyu, Director General de FAO QU Dongyu, Director General de FAO
La clave para recuperarse del Covid-19 es la innovación, particularmente la digitalización
José Escárate Mansilla José Escárate Mansilla
Chile…Plebiscito AD-PORTAS
Álvaro Ons* Álvaro Ons*
Flexibilización de las negociaciones comerciales en el MERCOSUR: ¿una trampa para Uruguay?
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
Apuntes primarios para una autocrítica responsable
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
Justicia social y educativa: el desafío de la presencialidad
Omar Fuentes Omar Fuentes
¡Basta de joder con Venezuela!
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
“Las víctimas”, un nuevo y revulsivo libro de la psicoanalista argentina Sonia Cesio (*)
Juan Santini Juan Santini
A veces la realidad parece ficción, pero es la tozuda realidad
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué el FA perdió las elecciones? Apuntes y aportes para una autocrítica necesaria.
Roberto Elissalde Roberto Elissalde
¿Qué pasó con los Centros MEC?
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Reflexiones sobre las pasadas elecciones departamentales y municipales
Ignacio Munyo Ignacio Munyo
¿Qué es CERES?
Sara Granados, consultora de FAO Sara Granados, consultora de FAO
Primer día mundial de la de la concienciación sobre la pérdida y desperdicio de alimentos
Andrea Burstin Andrea Burstin
Mercosur, paredón y después
Federico Fasano Mertens Federico Fasano Mertens
La democracia no termina en las urnas
Daniel Vidart Daniel Vidart
Un domingo de “votaciones”
Sabina Goldaracena Sabina Goldaracena
El puerto de conveniencia para las flotas pesqueras del Atlántico Sudoccidental
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Cuando los de afuera no son de palo
Ismael Blanco Ismael Blanco
Partido Comunista
Sergio Reyes Sergio Reyes
El perfume embriagador de lo posible
Elena Grauert Elena Grauert
Oficinas, funciones y funcionarios
Filomena Narducci Filomena Narducci
Yo voto "No" y tu?
Constanza Moreira. Constanza Moreira.
Crónica de un secuestro
Álvaro Rico Álvaro Rico
El honor militar en los años 60
Gastón Grisoni Gastón Grisoni
¡Construyendo futuro!
Federico Arregui Federico Arregui
Libertad orientales
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia 2020: el racismo ordinario
Gonzalo Zunino (*) Gonzalo Zunino (*)
Por qué y para qué reformar la Seguridad Social en Uruguay
Jaime Igorra Jaime Igorra
Qué hacer con el estadio centenario
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Fernando Gil Díaz

Al avión! Al av…

Fernando Gil Díaz

25.10.2020

Una semana para el olvido tuvo el Ministro del Interior en el comienzo de la segunda quincena de octubre. Los homicidios disparados mientras insiste en el absurdo de querer torcer la realidad que padecen muchos uruguayos que siguen sufriendo la delincuencia junto a la pandemia.

Que los delitos vienen bajando solo lo percibe el Ministro y una claque que cada vez se reduce más, ante el impulso de los hechos mismos. Un día tras otro los crímenes y rapiñas empiezan a movilizar a los vecinos en los barrios de Montevideo, principalmente. Varios colectivos se han hecho sentir con movilizaciones que reclaman más patrullaje y presencia policial ante lo que perciben como un aumento de la criminalidad que los afecta en su entorno más cercano: el barrio. Y no solo en Montevideo, porque en balnearios de la Costa de Oro también empiezan a mostrarse impacientes ante un recrudecimiento de los delitos que no parecen ser registrados por la cúpula de la cartera que sigue pregonando bajas que solo ellos perciben. Y para matizar una semana con metidas de pata incluidas, donde el periodista Gabriel Pereyra denunció el aumento de casos de desalojos a mano armada en varios barrios de la capital, el Ministro anunció el pase a Fiscalía de esa denuncia en una muestra de absoluta ajenidad mezclada con ingenuidad o directamente desconocimiento de lo que sucedía en los barrios de la circunscripción más importante del país. En un tiempo no tan lejano, los Operativos Mirador daban cuenta de esa actividad y ponían fin -en acciones interinstitucionales que incluían a la Policía, Fiscalía, Intendencia, Alcaldías, y empresas públicas- de bandas criminales que asolaban a los vecinos y se hacían de sus viviendas a punta de pistola. Pero en medio de tanta pálida una buena; casi media tonelada de cocaína fue incautada en un campo de Tacuarembó. Un gran golpe al narcotráfico, si no fuera porque a pesar de los escasos mil y pocos metros que los separaban, dejaron partir a la avioneta que transportó la droga, en una acción que pocos se explican y que muchos menos, entiende.

La isla de la fantasía

"El avión!!! ¡El avión!!!" ... era el grito del recordado Tatoo, anunciando la llegada de los visitantes a la famosa Isla de la Fantasía, serie televisiva de finales de la década del 70 y principios de los 80, con Ricardo Montalbán como el anfitrión. El recuerdo me vino a la mente para forzar una situación parecida con la "Operación Gallego", recientemente llevada a cabo por la Policía Nacional en el límite entre Tacuarembó y Salto donde un cargamento de 450 kg de cocaína fue incautado tras un operativo que insumió un trabajo de inteligencia previo de varias semanas con varias decenas de efectivos policiales apostados en el lugar. ¡Claro que en esta escena la frase sería: "Al avión!! Disparen, al avión!!!"

Todo hubiera sido perfecto si no se hubiera divulgado el video del momento en que los narcotraficantes descargaban la droga de la avioneta y la subían a una camioneta. Filmados desde unos mil doscientos metros aproximadamente según palabras del propio Director de la Policía Nacional. Y si bien los detalles posteriores indican que lo hicieron en unos seis minutos aproximadamente, llama mucho la atención que no se hubiera intervenido a tiempo para impedir que la avioneta fugara como lo hizo, evitando con ello que el golpe fuera todo lo impactante de otros tantos operativos similares en que intervino la Policía Nacional.

El tema del avión no es un tema menor, resulta un medio valioso para la organización, al igual que el piloto; la incautación de la nave junto con la detención del mismo, dañan mucho más que la requisa del cargamento, sin desmerecer esa prueba, por supuesto. Cuando se planifica una operación de este tipo se estudian todas las variables posibles para anular el despegue. En operaciones parecidas a esta de Tacuarembó, los francotiradores practicaban con modelos similares para dañar el motor de la aeronave. Incluso es bueno recordar que la Unidad Aérea de la Policía Nacional cuenta con unidades que fueron incautadas al narcotráfico, con lo que también vale considerar la importancia que tienen como instrumento que bien podría sumarse a la flota policial.

Una fuga de película

Si el video divulgado por las autoridades sobre la descarga de la droga desde la avioneta daba para pensar sobre la oportunidad de la detención e incautación no solo de la droga sino también de la aeronave y su piloto, la que se conoció luego sobre la insólita fuga de la misma resulta más insólita. Si no estuviera filmado, desde lo que se supone es un puesto de observación de uno de los grupos que intervino en el operativo, sería muy difícil de creer que eso realmente ocurrió.

Algo sí es cierto, la distancia de unos 1.200 metros aproximada, desde la que los observadores policiales visualizaron toda la operación antes de intervenir. Una distancia que hacía perfectamente posible (y así lo delata la larga experiencia acumulada por la Policía Nacional en operaciones similares), la interceptación de la avioneta con la intervención de francotiradores apostados y entrenados especialmente para ese tipo de acciones. Fueron varias las operaciones de este tipo que llevó adelante la Brigada Nacional Antidrogas, comandados entonces primero por Guarteche y luego por Layera, que dieron cuenta de sendas incautaciones de droga con sus respectivas aeronaves, una pieza fundamental para la organización delictiva que es de suma importancia retener si en verdad se quiere apostar al éxito de una operación de ese tipo.

Las imágenes son elocuentes, la dotación del helicóptero militar desembarca cuando la avioneta había encendido sus motores y empezado a carretear por un terreno harto dificultoso que hacía presumir una rápida acción que abortara su intento de fuga. Varios efectivos saltan del helicóptero y empiezan a perseguir la nave, acción en la que puede presumirse realizan disparos contra la misma. Pero a poco se detienen, la avioneta sigue su curso intentando despegar y el helicóptero no realiza intento alguno de perseguirla para interceptarla (desconocemos si lo hizo luego ya que la grabación culmina con el seguimiento del avión ya en el aire). 

Otro detalle más insólito aún es que los observadores apostados -los que grabaron el video de marras- no hayan intentado ninguna acción en procura de detener la aeronave mientras estaba en tierra o carreteaba buscando impulso para despegar. Eso revela la ausencia de un francotirador apostado allí -a una distancia más que idónea para intervenir y dar cobertura a los efectivos en tierra que pudieran actuar- pero todo ello si se hubiera planificado, algo que el propio Director de la Policía Nacional dio a entender que no se hizo al informar que la Policía no cuenta con armamento idóneo para esa operativa.

¿Dónde están los Peregrino?

Parece un contrasentido que el avión se les hubiera evadido sin más, y sin disparar un solo tiro que impidiera el carreteo por una pista irregular como esa y encima, que se argumente falta de armamento idóneo para hacerlo. Y dicho nada menos que por el Director de la Policía Nacional, lo cual lo expone a la pregunta inmediata de querer saber dónde está el armamento adquirido por la gestión anterior y que tiene el poder de fuego que dice carecer hoy el Policía Nº1 del Uruguay.

Como para todo hay archivo, basta recordar una nota de prensa del 8 de febrero de 2015 "Ser francotirador en el Uruguay" (ver nota), donde se hace referencia al armamento en poder de la Guardia Republicana, fuerza especial de la Policía Nacional que tiene entre sus integrantes la figura del "sniper" o francotirador:

"La Guardia Republicana uruguaya tiene en su poder varios fusiles de francotirador, entre ellos un Dragunov. Sus francotiradores disparan también con los austríacos Steyer y los Imbel 762 de origen brasileño. Algunos tiradores se especializaron en el fusil antimaterial denominado Peregrino, calibre .50, un arma capaz de destruir un automóvil a 1.500 o 2.000 metros. Se trata de un fusil poderoso, creado por un ingeniero uruguayo." (El País, 8 de febrero de 2015)

Sobre estos últimos - Peregrino - tengo presente su proceso de confección y posterior adquisición de 5 unidades que fueron destinadas para la Guardia Republicana (4) y Brigada Nacional Antidrogas (1), y que tienen el poder de fuego necesario para perforar el block de un motor hasta una distancia de entre 1.500 y 2.000 metros. La misma distancia desde donde estaban apostados quienes filmaron el avión bajando la droga.

O quizás podamos ir más lejos en el tiempo (año 2003) donde un francotirador puso fin a un espectacular operativo antidrogas según consignó LaRed21 en nota citada por Gabriel Pereyra en su cuenta de Twitter.

De aquel "exitoso golpe al narcotráfico" a estas dudas posteriores por la ausencia de una acción eficaz que impidiera el despegue de la aeronave, pasaron varias argumentaciones previas a la de la falta de armamento idóneo. Una fue que no hay un protocolo (la ley aún no está reglamentada), para aplicar la ley de derribos recientemente aprobada en la LUC. Claro que olvidaron un detalle, para derribar un avión es necesario que esté en vuelo y en este caso hubo tiempo suficiente para detenerlo sin que ello se produjera. Estuvo en tierra un tiempo más que necesario para no permitirle carretear siquiera en aquel terreno irregular que demoró -aún más- el despegue. Luego nos enteraríamos que la verdadera razón de esa evasión, sería la ausencia de armamento idóneo para impedirlo y -por consiguiente- de francotiradores apostados para ese fin.

Ahí es donde nos surgen otras interrogantes que debería responder el Ministro, y es saber el destino de ese armamento que fuera adquirido por las anteriores autoridades, armas que hacen (hicieron al menos) parte del acervo armamentístico de la Guardia Republicana. ¿Dónde están y cómo están los Peregrino .50 (punto cincuenta)?; ¿dónde están -y en qué condiciones- los Dragunov, Steyer e Imbel 762 que citaba aquella nota de prensa de El País? Y si se quiere, también, ¿por qué ya no se utilizan francotiradores en los operativos antidrogas?

Muchas preguntas que deberían responder antes de querer impresionar positivamente con una gestión que viene haciendo más alardes que méritos...

 

el hombre revisaba el inventario,

el perro buscaba un rastro...



elperrogil@gmail.com
http://elperrogil.blogspot.com/
http://guayberto.blogspot.com/
http://www.laondadigital.com/



Fernando Gil Díaz



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net