*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Nicolás Burgueño Kosenco Nicolás Burgueño Kosenco
Licencia para opinar con distanciamiento físico sostenido y tapabocas
Pablo Tosquellas Pablo Tosquellas
Pegame el grito
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El hijo del hombre que desafió a los dioses
Esteban Valenti Esteban Valenti
25 años son muchos
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Se idolatra la tragedia
Stella Maris Zaffaroni Stella Maris Zaffaroni
Cuánto tiempo hace que…
José W. Legaspi José W. Legaspi
Maradona no fue ni será dios, es inolvidable y eterno
Ariel Bank Ariel Bank
La democracia contrataca
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
Pronosticar el pasado
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
La isla “bocarriba”: Cuba precisa los sueños, y las acciones…
Nina Nina
Cincuenta y dos días
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
No hay trabajo para todos. (Abordando eso gris, que parece la teoría)
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
Paraíso de la impunidad militar en México
William Marino William Marino
El dueño de las bananas
Michael Añasco Michael Añasco
Los cuatro grandes reinicios del siglo XX
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Europa no vale una misa
Fernando Gil Diaz Fernando Gil Diaz
NegociAcción!!
Jaime Secco Jaime Secco
Mi carnicero y los precios de Ancap
Catarina de Albuquerque Catarina de Albuquerque
Invertir en Agua y Saneamiento es vital para nuestras economías
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
¡Los ludditas tenían razón!
Luis Fernández Luis Fernández
Sugerencias
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
El “servicio sexual” y la seducción de los poderosos
Gustavo “Tato” Olmos Gustavo “Tato” Olmos
El chantaje como forma de hacer política
Mónica Díaz Mónica Díaz
Buena vecina
Emiliano Galasso Emiliano Galasso
La Educación actual en el Uruguay, parte 2
Roberto Savio Roberto Savio
Trump se va, pero no el trumpismo
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Un largo proceso de aprendizaje compartido
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La Revolución Rusa y Uruguay
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
Rodolfo Rabanal, escritor y periodista, falleció en Punta del Este
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
“Yo soy antisemita"
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
La hora de los pueblos unidos en su diversidad
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Para variar, en medio de la pandemia, un día de fiesta en Israel
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
“Acá mando yo”, dijo el covid-19
Enrique Canon Enrique Canon
La autocrítica es estratégica
Carlos Vivas, Homero Bagnulo Carlos Vivas, Homero Bagnulo
Ayudando a las grandes compañías del medicamento
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias reales e intemporales. El sentido del deber con amor. General Licandro
Emir Sader Emir Sader
La hora de la nueva izquierda chilena
Ariel Bank Ariel Bank
Los 75 del Peronismo
Lic. María Cristina Azcona Lic. María Cristina Azcona
La educación de la moralidad para padres e hijos, en el contexto de la nueva normalidad
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Tercera parte
QU Dongyu, Director General de FAO QU Dongyu, Director General de FAO
La clave para recuperarse del Covid-19 es la innovación, particularmente la digitalización
José Escárate Mansilla José Escárate Mansilla
Chile…Plebiscito AD-PORTAS
Álvaro Ons* Álvaro Ons*
Flexibilización de las negociaciones comerciales en el MERCOSUR: ¿una trampa para Uruguay?
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
Apuntes primarios para una autocrítica responsable
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
Justicia social y educativa: el desafío de la presencialidad
Omar Fuentes Omar Fuentes
¡Basta de joder con Venezuela!
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
“Las víctimas”, un nuevo y revulsivo libro de la psicoanalista argentina Sonia Cesio (*)
Juan Santini Juan Santini
A veces la realidad parece ficción, pero es la tozuda realidad
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué el FA perdió las elecciones? Apuntes y aportes para una autocrítica necesaria.
Roberto Elissalde Roberto Elissalde
¿Qué pasó con los Centros MEC?
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Reflexiones sobre las pasadas elecciones departamentales y municipales
Ignacio Munyo Ignacio Munyo
¿Qué es CERES?
Sara Granados, consultora de FAO Sara Granados, consultora de FAO
Primer día mundial de la de la concienciación sobre la pérdida y desperdicio de alimentos
Andrea Burstin Andrea Burstin
Mercosur, paredón y después
Federico Fasano Mertens Federico Fasano Mertens
La democracia no termina en las urnas
Daniel Vidart Daniel Vidart
Un domingo de “votaciones”
Sabina Goldaracena Sabina Goldaracena
El puerto de conveniencia para las flotas pesqueras del Atlántico Sudoccidental
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Cuando los de afuera no son de palo
Ismael Blanco Ismael Blanco
Partido Comunista
Sergio Reyes Sergio Reyes
El perfume embriagador de lo posible
Elena Grauert Elena Grauert
Oficinas, funciones y funcionarios
Filomena Narducci Filomena Narducci
Yo voto "No" y tu?
Constanza Moreira. Constanza Moreira.
Crónica de un secuestro
Álvaro Rico Álvaro Rico
El honor militar en los años 60
Gastón Grisoni Gastón Grisoni
¡Construyendo futuro!
Federico Arregui Federico Arregui
Libertad orientales
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia 2020: el racismo ordinario
Gonzalo Zunino (*) Gonzalo Zunino (*)
Por qué y para qué reformar la Seguridad Social en Uruguay
Jaime Igorra Jaime Igorra
Qué hacer con el estadio centenario
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Columnas

“Libertad, libertad, sin ira libertad”

Carlos Pérez Pereira

30.10.2020

ACERCA DE LA PROPUESTA DEL SENADOR OPE PASQUET CONTRA EL LENGUAJE  INCLUSIVO.

Cuentan que un General romano, conquistador a punta de espada de un pueblo escondido entre los montes de la Hispania, pidió consejos al Gobernador General de Iberia para saber qué hacer con el pueblo conquistado. La escueta misiva, decía: "Cobramos tierras, cosechas, animales, mujeres, niños. Mayoría guerreros trabajan encadenados. Los haremos romanos, pero nos cuesta hacerlos hablar en latín. Cuando lo intentan, lo hacen en forma incorrecta. Aguardamos instrucciones."

La respuesta del Gobernador fue más sintética todavía: "Insista con el latín. Si no se logra, como sea suprima lengua. Envíe resultados inmediatos".

Dos semanas después el General contestó: "Órdenes cumplidas. Suprimimos lenguas mayores de un año. Antes del año no hablan".  El mensajero traía también 4 bolsas que contenían 8000 lenguas humanas extirpadas.

La historia de la civilización muestra que aquellos pueblos que impusieron su dominio a otros, además de arrebatar sus tierras y bienes, también quisieron borrar la cultura, las costumbres, las religiones y hasta los idiomas o dialectos, mantenidos desde tiempos inmemoriales. O los reglamentaron para que incidieran lo menos posible. En lo referente a las lenguas de los perdedores o sometidos, los ejemplos de intentos para "extirparlas" a fuerza de leyes, decretos, ukases, y un sinfín de "golpes civilizatorios", abundan. Otras veces la imposición de lenguas de conquistadores se hacía a sablazos y/o cañonazos. Aunque con éstos últimos, en general no solo se hacía desaparecer lenguas, sino también a los humanos hablantes, para cortar por lo sano. En lenguaje jurídico moderno, después de los juicios de Núremberg, a eso se le denominó genocidio.   

La imposición a palos o con sangre, de hablar una lengua diferente nunca fue fácil. Las lenguas nativas se constituyen en un factor identitario de los pueblos y oponen una colectiva -y a veces silenciosa- resistencia a la opresión. "Callan ante la presencia de una autoridad, pero luego hablan a su espalda y a sus anchas", se quejaba un sincero personero de explotadores en México colonial. Se dice también que aquella bestial medida del General romano piedeletrista, obligó a los emperadores a cambiar la estrategia con los pueblos sometidos. Más avivados, dieron órdenes a sus delegados en territorio para que redactaran los decretos y sentencias en lenguas locales. De ese modo la gente comprendió mejor las órdenes y la sumisión se hizo sin tantas pérdidas ni sacrificio al cuete de mano de obra esclava. La mezcla del viejo latín con los dialectos locales dio origen a las lenguas romances (por Roma), entre las cuales están el castellano, el portugués, el catalán, el francés y otras. Los emperadores y dirigentes romanos eran pragmáticos, por eso su Imperio duró siglos.  

Y no hay que ir tan lejos en el pasado para encontrar ejemplos, cuyos efectos aún perduran. En México, Centro y Sud América, las lenguas de los nativos no solo sobrevivieron a la embestida baguala de los conquistadores, sino que transmitieron su influencia al castellano y al portugués implantados en el sub-continente. Fue una pequeña revancha de los sojuzgados: me dominarás, pero yo hablo como quiero y no como quieras vos. Esa resistencia secular aun se sostiene para bronca de los genocidas por convicción filosófica. Biblias en ristre y lenguaje punitivo de discursos pre-conciliares, los aniquiladores claman por ajuste de cuentas con quienes consideran extranjeros en sus propias tierras. Quienes sostienen que matando al idioma matan la manera de pensar y de ser, porque matan la identidad de los pueblos, si ven frustrados sus intentos, apelan a extirpar lenguas con cabeza y todo de sus portadores. No aprovecharon la mala experiencia de aquel General romano.

Más cerca en la historia hay otros ejemplos: El franquismo victorioso en la Guerra Española quiso extirpar la lengua de las provincias que más se opusieron a la violencia anti-democrática y anti-republicana del fascismo español. En Catalunya, Países Vascos, Andalucía y otros, se quiso hacer desaparecer el idioma original o el local, para imponer el español como único idioma en centros de Enseñanza y en el habla de la gente en las calles y en sus casas. No pudieron; hubo que echar marcha atrás y aceptar el bilingüismo. Y al final se convencieron los ortodoxos de la lengua, que quien habla diferente el español, no es porque lo habla mal, sino porque habla -precisamente- diferente. Quizás, desde el punto de vista filosófico, quien realmente habla mal es este tipo de ortodoxos de la lengua, inaceptable hasta para la Real Academia Española (RAE).

El habla del homo, esa formidable fase en la transformación de las especies animales, que significó pasar del pre-homínido al homínido, tal como es ahora, es un instrumento para que la gente se entienda, y no una disposición dogmática que se pueda decretar con reglas inmutables. Porque, de ser así, estaríamos congelando por la fuerza una estructura que es esencialmente transformable, gracias a la cual las lenguas son tan ricas.

El Senador Ope Pasquet presenta un proyecto de Ley para establecer, como idioma oficial de la República Oriental del Uruguay, al idioma español, y hasta ahí todo bien. Pero una cosa es establecer como oficial una lengua, y muy otra es imponer normas para hablar o escribir. Podríamos presumir que el propósito se reduce a los documentos oficiales, provenientes de oficinas de los tres poderes del estado o municipales, pero no. Primero porque eso siempre se hizo y se hace, y segundo porque entre los argumentos del proponente, insumos de lo que los juristas denominan "el espíritu de la ley", está esto: "La libertad de cátedra no exonera del deber de cumplir con lo dispuesto por la presente ley", lo cual supone establecer reglas para la enseñanza (pública y privada). Porque, hasta donde sabemos, es allí donde se puede ejercer la tal "libertad de cátedra". Seguramente luego, en la reglamentación (que deberá decretarse para que no sea una ley inaplicable), vendrán las sanciones a quienes incumplan. No se sabe todavía, pero sin las sanciones, las leyes se vuelven inaplicables.

El Senador proponente no debe compartir la afirmación del Señor Presidente, quien anunció que querría terminar su mandato, sabiendo que en su presidencia logró hacer más libres a los uruguayos. Está bueno eso, pero entonces ni hablemos de los recortes, restricciones, retaceos, ninguneos, y todo lo que significa achiques a la vida, a la economía, a los derechos, etc. etc., que vienen en la Ley de Presupuesto y en la LUC, porque ahí ya no solo no se propician o amplían libertades, sino que las recortan a cara de perro. Tras cartón, uno de sus legisladores ataca el tema del idioma con espíritu restrictivo, reduccionista y reglamentarista. Y extirpador también, porque aunque no sugiere cortar las lenguas de quienes no hablen o no logren hacer hablar según las reglas, propone más cortes y más restricciones. O sea: ¿libertad de quién y para qué cosa? Por confesión de parte ya la Libertad de Cátedra no sale beneficiada y será un derecho menos, si el engendro se perpetra como ley.

El doctor Ope Pasquet "considera que el Estado debe tomar partido en el asunto del lenguaje inclusivo, que desde su perspectiva es simplemente una forma incorrecta de usar el español" (según informa el Portal del Partido Colorado).

¿Qué autoridad tiene el señor Senador para imponer su perspectiva como válida? Ni la RAE se erige como una entidad que impone una lengua coactivamente, sino que se remite a registrar el idioma en uso y a atender todos los cambios que en él se producen, aceptando usos y costumbres lingüísticas locales y regionales. ¿Puede pretender un legislador, por más credenciales que tenga como tal, determinar qué es lo correcto o incorrecto en el habla de les uruguayes? (esto último lo puse ex profeso).

Espero que no le sigan el apunte, y me niego a pensar que su recurso de apelar a la Academia Nacional de Letras, entre quienes hay versados conocedores de estos asuntos lingüísticos, encuentre eco en esa Institución. Sería un lamentable despropósito.

Carlos Pérez Pereira



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net