*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Pablo Tosquellas Pablo Tosquellas
Pegame el grito
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El hijo del hombre que desafió a los dioses
Esteban Valenti Esteban Valenti
25 años son muchos
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Se idolatra la tragedia
Stella Maris Zaffaroni Stella Maris Zaffaroni
Cuánto tiempo hace que…
José W. Legaspi José W. Legaspi
Maradona no fue ni será dios, es inolvidable y eterno
Ariel Bank Ariel Bank
La democracia contrataca
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
Pronosticar el pasado
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
La isla “bocarriba”: Cuba precisa los sueños, y las acciones…
Nina Nina
Cincuenta y dos días
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
No hay trabajo para todos. (Abordando eso gris, que parece la teoría)
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
Paraíso de la impunidad militar en México
William Marino William Marino
El dueño de las bananas
Michael Añasco Michael Añasco
Los cuatro grandes reinicios del siglo XX
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Europa no vale una misa
Fernando Gil Diaz Fernando Gil Diaz
NegociAcción!!
Jaime Secco Jaime Secco
Mi carnicero y los precios de Ancap
Catarina de Albuquerque Catarina de Albuquerque
Invertir en Agua y Saneamiento es vital para nuestras economías
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
¡Los ludditas tenían razón!
Luis Fernández Luis Fernández
Sugerencias
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
El “servicio sexual” y la seducción de los poderosos
Gustavo “Tato” Olmos Gustavo “Tato” Olmos
El chantaje como forma de hacer política
Mónica Díaz Mónica Díaz
Buena vecina
Emiliano Galasso Emiliano Galasso
La Educación actual en el Uruguay, parte 2
Roberto Savio Roberto Savio
Trump se va, pero no el trumpismo
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Un largo proceso de aprendizaje compartido
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La Revolución Rusa y Uruguay
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
Rodolfo Rabanal, escritor y periodista, falleció en Punta del Este
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
“Yo soy antisemita"
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
La hora de los pueblos unidos en su diversidad
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Para variar, en medio de la pandemia, un día de fiesta en Israel
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
“Acá mando yo”, dijo el covid-19
Enrique Canon Enrique Canon
La autocrítica es estratégica
Carlos Vivas, Homero Bagnulo Carlos Vivas, Homero Bagnulo
Ayudando a las grandes compañías del medicamento
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias reales e intemporales. El sentido del deber con amor. General Licandro
Emir Sader Emir Sader
La hora de la nueva izquierda chilena
Ariel Bank Ariel Bank
Los 75 del Peronismo
Lic. María Cristina Azcona Lic. María Cristina Azcona
La educación de la moralidad para padres e hijos, en el contexto de la nueva normalidad
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Tercera parte
QU Dongyu, Director General de FAO QU Dongyu, Director General de FAO
La clave para recuperarse del Covid-19 es la innovación, particularmente la digitalización
José Escárate Mansilla José Escárate Mansilla
Chile…Plebiscito AD-PORTAS
Álvaro Ons* Álvaro Ons*
Flexibilización de las negociaciones comerciales en el MERCOSUR: ¿una trampa para Uruguay?
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
Apuntes primarios para una autocrítica responsable
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
Justicia social y educativa: el desafío de la presencialidad
Omar Fuentes Omar Fuentes
¡Basta de joder con Venezuela!
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
“Las víctimas”, un nuevo y revulsivo libro de la psicoanalista argentina Sonia Cesio (*)
Juan Santini Juan Santini
A veces la realidad parece ficción, pero es la tozuda realidad
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué el FA perdió las elecciones? Apuntes y aportes para una autocrítica necesaria.
Roberto Elissalde Roberto Elissalde
¿Qué pasó con los Centros MEC?
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Reflexiones sobre las pasadas elecciones departamentales y municipales
Ignacio Munyo Ignacio Munyo
¿Qué es CERES?
Sara Granados, consultora de FAO Sara Granados, consultora de FAO
Primer día mundial de la de la concienciación sobre la pérdida y desperdicio de alimentos
Andrea Burstin Andrea Burstin
Mercosur, paredón y después
Federico Fasano Mertens Federico Fasano Mertens
La democracia no termina en las urnas
Daniel Vidart Daniel Vidart
Un domingo de “votaciones”
Sabina Goldaracena Sabina Goldaracena
El puerto de conveniencia para las flotas pesqueras del Atlántico Sudoccidental
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Cuando los de afuera no son de palo
Ismael Blanco Ismael Blanco
Partido Comunista
Sergio Reyes Sergio Reyes
El perfume embriagador de lo posible
Elena Grauert Elena Grauert
Oficinas, funciones y funcionarios
Filomena Narducci Filomena Narducci
Yo voto "No" y tu?
Constanza Moreira. Constanza Moreira.
Crónica de un secuestro
Álvaro Rico Álvaro Rico
El honor militar en los años 60
Gastón Grisoni Gastón Grisoni
¡Construyendo futuro!
Federico Arregui Federico Arregui
Libertad orientales
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia 2020: el racismo ordinario
Gonzalo Zunino (*) Gonzalo Zunino (*)
Por qué y para qué reformar la Seguridad Social en Uruguay
Jaime Igorra Jaime Igorra
Qué hacer con el estadio centenario
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Esteban Valenti
imagen del contenido Esteban Valenti

Entre los asesinatos y la micro delincuencia

Esteban Valenti

19.11.2020

No voy a entrar en una polémica sobre los diferentes periodos de gobierno en relación a la inseguridad, voy a hacer exactamente lo mismo que haría ante hechos concretos acumulados  en cualquier gobierno. Es más, lo hice cuando se quería hablar a favor o en contra de la sensación térmica durante gobiernos del FA.

En 40 días, no más, le rompieron el vidrio del auto a Selva al mediodía frente a la torre de Antel, obviamente para robarle, a mi hija Verónica le robaron la cartera cuando fue a visitar a unos compañeros en el Cerrito de la Victoria a plena luz del día y la semana pasada le fracturaron varios huesos de la cara a mi nieto, de noche en pleno centro de la ciudad para robarle un celular y unos días después a su hermana, junto a siete amigos los asaltaron tres delincuentes, uno de ellos muy menor de edad, les robaron el auto y luego incendiaron el vehículo que traían originalmente. Este trio es conocido en la zona de los balnearios de la Costa de Oro. Son particularmente agresivos. La policía seguramente los conoce.

Por otro lado prácticamente todos los días muere asesinado un joven, no en un enfrentamiento sino lisa y llanamente en un asesinato a sangre fría.

Cuando se suman tantos hechos en una sola familia no son, ni casualidad ni mala suerte, ni es una sensación térmica y no tengo idea como están registrados estos hechos en las estadísticas oficiales. En las redes, la cantidad de personas de todas las edades afectadas por delitos de este tipo es muy visible. Es lo que yo defino como micro delincuencia. Y es notorio que está creciendo y hay que buscarle explicaciones, no se trata solo de denunciar y quejarse. Estoy absolutamente seguro que no nos sucedió solo a nosotros.

Lo mismo sucede con el aumento de los asesinatos encomendados o por los llamados ajustes de cuenta, que no son otra cosa que la disputa de territorio y del mercado por parte de bandas de delincuentes.

Se mezclan varios factores.  La consolidación de un número de personas, sobre todo jóvenes en la indigencia o en niveles muy bajos de la pobreza, que aunque comparativamente con otros países y otros momentos en el país, es reducido, es sin duda un territorio social y cultural donde pesca y cultiva la delincuencia organizada, a lo que se agrega el empeoramiento notorio del desempleo que golpea en particular en los sectores juveniles.  La consolidación - a pesar de las operaciones notorias contra el narcotráfico - de una oferta creciente de tareas de todo tipo por parte de las bandas: venta al menudeo, ajustes de cuenta (sicariato), robo y rapiñas para proveerse de droga. A lo que se suma el innegable papel de la desesperación de determinados sectores sociales.

Tenemos el record regional por la cantidad de presos en proporción a la población, superamos los 13 mil encarcelados a pesar de que el nuevo Código del Proceso Penal, redujo drásticamente la cantidad de encarcelados sin sentencia. Pero la tendencia es a que el número de presos siga creciendo. ¿Hasta cuándo? No le hemos encontrado una solución a un doble problema: acompasar este crecimiento con el aumento y mejoramiento de la infraestructura y las condiciones de las cárceles y por otro lado las medidas substitutivas válidas y no desesperadas para no seguir aumentando el bulto de los presos pero aumentando también el problema. En el futuro serán delincuentes titulados.

A ello se agrega que la violencia y la brutalidad de los delincuentes va en aumento. Es notorio que la cima de ese proceso es el desprecio por la vida, de allí para abajo vale todo, los tiros, las amenazas, los golpes arteros y brutales para robar un celular y la tendencia no mejora en absoluto. Es en definitiva un fracaso de muchos años en materia cultural, social, educativa que repercute también a nivel de la represión y por lo tanto de la policía.

¿Hay indicadores sociales que mostrarán mejorías en los próximos meses? No, en absoluto, la pandemia y sus consecuencias no dan ningún tipo de señal alentadora en materia de desempleo y de integración social, al contrario.

¿La solución es que todos nos cuidemos mucho más en nuestras vidas cotidianas, en particular los jóvenes? Lo voy a confesar, yo se les dije claro a mis nietos, pero todo tiene un límite, si a los cuidados por la pandemia, además tenemos que confinarlos o limitarlos en su libertad de adolescentes y jóvenes (mi nieta asaltada tiene 21 años y mi nieto 28) pero tengo de casi todas las edades, el panorama es realmente tétrico. No hay tapaboca para la delincuencia, ni distancia, ni alcohol en gel.  El Estado es quien tiene la responsabilidad casi total, aunque los jóvenes y los mayores y hasta los que tenemos edades de riesgo nos cuidemos, vivir tenemos que vivir.  Lo que está demostrado una vez más es que no puede ser solo responsabilidad del Ministerio del Interior. También deberían aprenderlo los que desde la oposición se ensañaban solo con ese aspecto en el pasado reciente.

Yo sé que apenas se publique esta nota, comenzarán a llover las acusaciones sobre la herencia de los gobiernos del FA o las acusaciones sobre la actual administración y sus incapacidades. Lo que está demostrado es que la inseguridad tiene causas estructurales muy profundas y arraigadas y que no vamos en la dirección de que mejoren. La pandemia empeoró todo y todavía no ha terminado. Cuando una persona entra en el mundo del delito, se produce un salto hacia otro mundo, tan distante, tan diferente al del trabajo y la decencia, que el retorno se hace cada día más difícil, sobre todo si lo que hacemos todos los demás es vivir enzarzados en una estéril polémica, Si para combatir la pandemia apelamos a todas las fuerzas políticas, sociales y académicas de nuestra sociedad y nos dio un buen resultado, que todavía tenemos que proteger y cuidar, creo que también sobre el delito y la inseguridad vale el mismo método

O todos estaremos cada vez más en la lista de espera. Y además de empeorar nuestra calidad de vida, que es lo fundamental, empeorará nuestra imagen en el mundo. Todo se sabe y en esta materia las estadísticas valen hasta que te ponen un revolver en la cara o te pegan con una piña americana y te rompen varios huesos.



Esteban Valenti - Periodista, escritor, coordinador de Bitácora, director de Agencia de Noticias Uypress

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net