*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Pablo Tosquellas Pablo Tosquellas
Pegame el grito
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El hijo del hombre que desafió a los dioses
Esteban Valenti Esteban Valenti
25 años son muchos
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Se idolatra la tragedia
Stella Maris Zaffaroni Stella Maris Zaffaroni
Cuánto tiempo hace que…
José W. Legaspi José W. Legaspi
Maradona no fue ni será dios, es inolvidable y eterno
Ariel Bank Ariel Bank
La democracia contrataca
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
Pronosticar el pasado
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
La isla “bocarriba”: Cuba precisa los sueños, y las acciones…
Nina Nina
Cincuenta y dos días
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
No hay trabajo para todos. (Abordando eso gris, que parece la teoría)
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
Paraíso de la impunidad militar en México
William Marino William Marino
El dueño de las bananas
Michael Añasco Michael Añasco
Los cuatro grandes reinicios del siglo XX
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Europa no vale una misa
Fernando Gil Diaz Fernando Gil Diaz
NegociAcción!!
Jaime Secco Jaime Secco
Mi carnicero y los precios de Ancap
Catarina de Albuquerque Catarina de Albuquerque
Invertir en Agua y Saneamiento es vital para nuestras economías
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
¡Los ludditas tenían razón!
Luis Fernández Luis Fernández
Sugerencias
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
El “servicio sexual” y la seducción de los poderosos
Gustavo “Tato” Olmos Gustavo “Tato” Olmos
El chantaje como forma de hacer política
Mónica Díaz Mónica Díaz
Buena vecina
Emiliano Galasso Emiliano Galasso
La Educación actual en el Uruguay, parte 2
Roberto Savio Roberto Savio
Trump se va, pero no el trumpismo
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Un largo proceso de aprendizaje compartido
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La Revolución Rusa y Uruguay
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
Rodolfo Rabanal, escritor y periodista, falleció en Punta del Este
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
“Yo soy antisemita"
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
La hora de los pueblos unidos en su diversidad
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Para variar, en medio de la pandemia, un día de fiesta en Israel
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
“Acá mando yo”, dijo el covid-19
Enrique Canon Enrique Canon
La autocrítica es estratégica
Carlos Vivas, Homero Bagnulo Carlos Vivas, Homero Bagnulo
Ayudando a las grandes compañías del medicamento
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias reales e intemporales. El sentido del deber con amor. General Licandro
Emir Sader Emir Sader
La hora de la nueva izquierda chilena
Ariel Bank Ariel Bank
Los 75 del Peronismo
Lic. María Cristina Azcona Lic. María Cristina Azcona
La educación de la moralidad para padres e hijos, en el contexto de la nueva normalidad
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Tercera parte
QU Dongyu, Director General de FAO QU Dongyu, Director General de FAO
La clave para recuperarse del Covid-19 es la innovación, particularmente la digitalización
José Escárate Mansilla José Escárate Mansilla
Chile…Plebiscito AD-PORTAS
Álvaro Ons* Álvaro Ons*
Flexibilización de las negociaciones comerciales en el MERCOSUR: ¿una trampa para Uruguay?
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
Apuntes primarios para una autocrítica responsable
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
Justicia social y educativa: el desafío de la presencialidad
Omar Fuentes Omar Fuentes
¡Basta de joder con Venezuela!
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
“Las víctimas”, un nuevo y revulsivo libro de la psicoanalista argentina Sonia Cesio (*)
Juan Santini Juan Santini
A veces la realidad parece ficción, pero es la tozuda realidad
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué el FA perdió las elecciones? Apuntes y aportes para una autocrítica necesaria.
Roberto Elissalde Roberto Elissalde
¿Qué pasó con los Centros MEC?
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Reflexiones sobre las pasadas elecciones departamentales y municipales
Ignacio Munyo Ignacio Munyo
¿Qué es CERES?
Sara Granados, consultora de FAO Sara Granados, consultora de FAO
Primer día mundial de la de la concienciación sobre la pérdida y desperdicio de alimentos
Andrea Burstin Andrea Burstin
Mercosur, paredón y después
Federico Fasano Mertens Federico Fasano Mertens
La democracia no termina en las urnas
Daniel Vidart Daniel Vidart
Un domingo de “votaciones”
Sabina Goldaracena Sabina Goldaracena
El puerto de conveniencia para las flotas pesqueras del Atlántico Sudoccidental
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Cuando los de afuera no son de palo
Ismael Blanco Ismael Blanco
Partido Comunista
Sergio Reyes Sergio Reyes
El perfume embriagador de lo posible
Elena Grauert Elena Grauert
Oficinas, funciones y funcionarios
Filomena Narducci Filomena Narducci
Yo voto "No" y tu?
Constanza Moreira. Constanza Moreira.
Crónica de un secuestro
Álvaro Rico Álvaro Rico
El honor militar en los años 60
Gastón Grisoni Gastón Grisoni
¡Construyendo futuro!
Federico Arregui Federico Arregui
Libertad orientales
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia 2020: el racismo ordinario
Gonzalo Zunino (*) Gonzalo Zunino (*)
Por qué y para qué reformar la Seguridad Social en Uruguay
Jaime Igorra Jaime Igorra
Qué hacer con el estadio centenario
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Gustavo Guarino

EL AGRO EN EL CONGRESO DEL FRENTE AMPLIO

Gustavo Guarino

18.12.2013

Quienes vivimos y militamos en el interior siempre miramos con particular atención los temas agropecuarios y, en nuestro caso, más aún por estar directamente vinculado a la producción agropecuaria. A la izquierda le ha costado mucho entender el país rural y por tanto también al interior en su conjunto. Hemos avanzado mucho, de ahí la importancia de lo que resolviera el Congreso. Podíamos retroceder.

 

Lorenzo Goyeche, un hombre formado en las quintas del Montevideo rural y Canelones, pero con una gran visión de todo el campo uruguayo, profesor en la Facultad de Agronomía y militante comunista, siempre nos enseñó que había que cambiar la mirada que la izquierda tenía del campo y del interior del país; algunos tuvimos la suerte de formarnos a su lado y venimos dando batalla con otros compañeros para imponer esa nueva mirada.  En los primeros Congresos post-dictadura, se logró tener en lo programático un planteo más diferenciador de lo que era el campo. Lorenzo ayudó a acuñar los términos de “medianos” y “pequeños” productores rurales; la derecha siempre nos habló de la gran familia del campo, como que fuera lo mismo ser un pequeño productor ganadero que un gran estanciero y, por supuesto que también incluían a los peones rurales dentro de la gran familia. En la izquierda, el tema de los asalariados estaba un poco más claro, ya que lo incluíamos dentro de los trabajadores que había que ganar; costaba diferenciar  entre pequeños productores pobres y trabajadores. En los últimos años, ha habido un gran avance en comprender las diferencias de intereses y proponer políticas diferenciadas; en eso jugó un papel muy importante quien es hoy nuestro presidente. El Pepe supo interpretar en su discurso esas diferencias, pero también tuvo claro el papel que tienen las empresas agropecuarias de porte en el desarrollo del país. No es casualidad que durante los gobiernos del Frente la producción agropecuaria haya crecido a tasas nunca vistas en el país, se expandió a más del triple la producción y exportación de carne, la agricultura se transformó en el principal rubro de exportación, creció por tres la lechería y la forestación va en camino de exportar por 1000 millones de dólares anuales. Hubo una expansión del capitalismo; desde hace muchos años en la izquierda algunos decíamos que el Uruguay en el agro tenía un desarrollo capitalista deforme, fruto de la presencia del latifundio improductivo. Hoy se han roto algunas trabas que contenían el desarrollo capitalista y se produce esta verdadera revolución productiva. Por supuesto que esto trae problemas vinculados a la concentración de la tierra , a la presencia de empresas transnacionales ( ¿ acaso es esto diferente a lo que pasa en el comercio, en la industria, en los servicios, en los negocios inmobiliarios, en la banca?); pero también estos niveles de producción han permitido una explotación más intensiva de recursos, han generado miles de nuevos empleos, han cambiado la vida comercial y social de los pueblos y ciudades del interior y  han aportado al país muchas divisas. Goyeche siempre nos decía que hasta que la izquierda no comprendiera los temas del agro no iba a avanzar tampoco en el interior urbano, ya que la inmensa mayoría de los habitantes del interior tiene una dependencia muy grande de lo que pase en la agropecuaria y sobre todo una dependencia ideológica de los sectores dominantes que mayoritariamente en nuestros pueblos y ciudades son los vinculados a la tierra. Ellos saben cultivar el tema de la gran familia del campo, saben reproducir tradiciones, influyen sobre la cultura y los medios, saben cultivar el atraso, sobre todo el ideológico.  El tremendo avance capitalista que ha tenido el agro en estos últimos años ha roto esa dependencia; hoy los trabajadores son más libres, se sindicalizan, la moto y el celular les permite saber diariamente cómo se trabaja en cada empresa, cuánto pagan, les da la libertad de comunicarse y moverse de un lado a otro. Esto también es válido para pequeños y medianos productores que pueden producir con niveles de eficiencia similares a las empresas y, en muchos casos, complementan sus ingresos haciendo servicios para afuera. Es cierto que muchos se ven tentados por los altos valores de la tierra o de las rentas y venden o arriendan. Pero qué deberíamos hacer,¿ prohibir por decreto que lo hagan?¿ Tenemos derecho en aras de nuestros postulados ideológicos de antaño a condenar a un productor  ganadero de 100 Hás que valen 500.000 o 600.000 dólares a vivir en el medio del campo con un ingreso de 5.000 dólares anuales? Cuando se analizan los datos del último Censo, muchas veces se lo hace con la cabeza de los años 60.

Los Gobiernos del Frente Amplio han desarrollado políticas de apoyo a los productores familiares como nunca se lo había hecho antes; hoy funcionan las Mesas Locales y Departamentales de Desarrollo promovidas por el MGAP; el Instituto Nacional de Colonización ha hecho una política de tierra y apoyo a los colonos como no se hacía desde hace décadas; se ha llevado la electrificación rural al 98% del territorio; ANTEL está poniendo radio bases en los lugares más alejados del país; se están haciendo las cosas de la mejor manera para darle posibilidades a los productores de que se queden en el campo, pero no podemos imponer por Ley que los campos valgan menos y que se produzca menos soja o leche o carne por hectárea.

En el Congreso se abordaron muchos de estos temas, nosotros participamos en la Comisión Nº 2, en la que estaba el tema Agro.  El tema venía muy bien tratado en el documento base, fruto de largos meses de discusión entre un amplio grupo de gente vinculada el sector, entre ellos el propio Ministro Aguerre;  sin embargo, en la Comisión existieron algunos planteos que supuestamente querían “ ir más a la izquierda” o, para decirlo como lo dijo algún congresista, retomar las viejas banderas de la Reforma Agraria.

Se planteó tener una política impositiva más dura e incluir las detracciones a la exportación de productos primarios. La propuesta encendida de viejas consignas arrancó aplausos, comprensible si tenemos en cuenta que la inmensa mayoría de los presentes eran delegados de Comités de Base de Montevideo, que no tenían por qué estar informados en profundidad de estos temas y, a todos los que en la izquierda nos formamos, “La Reforma Agraria” nos conmueve. Sobre este tema habló un compañero productor rural de Cerro Largo que explicó con ejemplos cómo hoy más que la reforma Agraria pensada por nosotros hace décadas se estaba viviendo una revolución productiva nunca imaginada; expresó que hoy quizás duerma menos gente en el campo, pero que trabaja en el campo mucho más gente ; lo nuevo es que viven en centros poblados con sus familias ( moto mediante) y que tienen mucho más calificación, agregan más valor con su trabajo y tienen condiciones laborales y  derechos como  la salud y consejos de salarios. También muchos productores de tipo familiar atienden sus predios y hacen servicios a otras empresas; eso les genera ingresos muy superiores y pueden hacer que sus hijos estudien.  El tema se sometió a votación y la inmensa mayoría del plenario de la Comisión rechazó la propuesta “radical” de la Reforma Agraria.

Con relación a las detracciones me tocó  argumentar, explicar que las detracciones en sí mismas no son buenas ni malas; en el Uruguay tuvimos detracciones y no nos salvamos de la profundización de la crisis y estancamiento de los años 50, sí le sirvieron al Partido Nacional para fortalecer su política anti batllista; Nardone  ( Chicotazo) se hizo grande con el discurso contra los galerudos y comunistas chapa 15 que agredían a la gran familia del campo; fue la primera gran victoria del PN.

Pensamos que en Uruguay hoy no se justifican las detracciones por múltiples motivos, principalmente porque los niveles de ganancia del capital son razonables. Los altos costos del país pueden llevar a pasar el límite de rentabilidad y hacer que algunos rubros de la agricultura se vean desalentados. Cuando comparan con Argentina, se olvidan que  allá se produce con un gasoil con precios muy inferiores, lo mismo en Brasil; los fletes en nuestro país son casi el doble que en la región. Cuando nuestro gobierno opta por seguir utilizando los combustibles como recaudador de ingresos, o destina a políticas sociales parte importante del presupuesto y no a resolver los temas del transporte  únicamente, le está haciendo compartir al productor sus ganancias, pagando más el combustible y los fletes. Estos son sólo un par de ejemplos de cómo hay vías indirectas que actúan como detracciones. Explicamos algo de esto y la asamblea de la Comisión votó por amplia mayoría no aprobar la moción de poner detracciones, igual tuvo el 20% y pasó al pleno del Congreso; éste la rechazó por más del 90 % de los votos.

Lo anterior demuestra cómo  cuando se explican, las cosas se entienden y los frenteamplistas  actúan con racionalidad, a pesar de que la mayoría eran de Montevideo y luchadores de vieja tradición en la izquierda. Supimos así darnos el programa que la hora exige, entre otras cosas, porque no hay nada más radical que seguir avanzando como lo han hecho nuestros dos gobiernos.

Ing. Agr. Gustavo Guarino

Pte. Mesa Dptal. del FA de Cerro Largo




UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net