*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia: Macron ¿porqué no un Estado de Sitio ?
William Marino William Marino
26 de Marzo
Luis Fernández Luis Fernández
Un paseo por la historia reciente
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El piso secreto por donde camina y el manto de silencio que cubre a UPM
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El rumbo. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
María Noel Pardo María Noel Pardo
Emigrar en América Latina
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Ella, mujer y policía
Esteban Valenti Esteban Valenti
Discutir ideas, discutir insultos
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Un país es como una casa
Jorge Jauri Jorge Jauri
Reforma de Estado y utilidad de la libertad
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Relevamiento o más bien destitución de Guido Manini Ríos
Ismael Blanco Ismael Blanco
El latido libre
Jaime Secco Jaime Secco
El Partido Nacional tiene debilidad de liderazgos
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El mundo al revés pro-chorros y anti-chorros
Pablo Mieres Pablo Mieres
El rey del despilfarro y la opacidad propone proyectos de transparencia
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Historias de mujeres
Juan Santini Juan Santini
Ha parido el Bolsonaro oriental
Daniel Vidart Daniel Vidart
Carta a mi sangre (1973)
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: El agua ya no moja, contamina.
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
31 años sin Wilson y 100 con él a nuestro lado
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
“Decretos Express”: Prepotencia Institucional
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Se podría hacer
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ministerio de Defensa: Ya no hay flores ahora quedan los floreros
Michael Añasco Michael Añasco
Tiny House
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Lamentable ejemplo femenino
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti: ¿traidor? El maniqueísmo en la izquierda
Felipe Michelini Felipe Michelini
Examen Periódico Universal y desafíos de las políticas públicas en derechos humanos.
Alvaro Fierro Alvaro Fierro
El proyecto UPM2: incertezas de la mayor inversión de la historia (PARTE II)
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
¿La historia se repite?
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La extranjerización de la tierra
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Inseguridad. El Partido Nacional pone luz donde el FA quiso dejar oscuridad
Emin Ibrahimov Emin Ibrahimov
LA MASACRE DE JODYALÍ: CONSTANTE LLAMAMIENTO POR JUSTICIA Y PAZ
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Un Presidente que lidera con verdades, "militantes" virtuales que mienten
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El seregnismo y sus supuestos
Roberto Savio Roberto Savio
Un Partido Mundial
Javier Bonilla Javier Bonilla
Uruguayos….. Mediocres, Cobardes y Corruptos
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Las “fiestas” las disfrutan los acaudalados, no los sectores populares
Lic. Mabel Moreno Lic. Mabel Moreno
CABO POLONIO, BALIZAS Y SU ENTORNO: HiSTORIA DE UN PAISAJE NATURAL Y HUMANO A PROTEGER
Daniel Herrera Daniel Herrera
Qué funciona mal en la ciencia, y cómo mejorarlo
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Actualidad
imagen del contenido La tumba de Tutankamón
Foto© EGYPTIAN MUSEUM IN CAIRO/Daniela Comelli

YA NO ES MISTERIO

La tumba de Tutankamón

08.11.2018

VALLE DE LOS REYES (Uypress) - A 96 años del descubrimiento de la tumba del faraón egipcio más importante de la historia, la cámara escondida en su tumba, una malformación y su nacimiento fruto de una relación incestuosa son algunos de los misterios que han salido a la luz.

Desde que en 1922 el arqueólogo, Howard Carter descubrió la tumba del faraón Tutankamón, cientos han sido los estudios científicos para descubrir los secretos de uno de los reyes egipcios más importantes de la historia.

Hoy en día, con la tecnología que se dispone, muchos han sido las revelaciones que se han efectuado. Como por ejemplo la malformación que padecía o que nació producto de un incesto entre su padre, el rey Akenatón y su hija.

Cuando el arqueólogo Howard Carter inspeccionó la tumba del faraón Tutankamón, encontró dos dagas puestas sobre la momia, una de hierro y otra con una lámina de oro. La primera, que cuenta con un mango y funda de oro decorada, levantó mucho misterio por los metales que constituía el arma. Luego de años de misterios, en el 2016, investigadores italianos y egipcios analizaron el metal con espectrómetro de fluorescencia de rayos X para determinar su composición química. En los resultados demostraron que el arma tenía alto contenido de níquel y presencia de cobalto, resolviendo que el arma se fabricó a partir de un meteorito, luego de que lo compararan con uno encontrado a 2.000 kilómetros alrededor de la costa del Mar Rojo, en Egipto. La explicación que tendría es que “los antiguos egipcios le atribuyeron gran valor al hierro meteórico para la producción de objetos decorativos y ceremoniales”, ya que los únicos artefactos de hierro valiosos del antiguo Egipto encontrados hasta ahora, y analizados con precisión, son de origen meteórico.

Un equipo de investigadores internacional, liderado por el director del Consejo Superior Egipcio de Antigüedades, Zahi Hawass, reveló en 2010 que el padre de Tutankamón fue el rey Akenatón y que su madre es una mujer que la llaman “Younger Lady”o KV35YL, una mujer que no tuvo cargo importante en aquella época, por lo que los investigadores descartaron que fuese hijo de la esposa de Akenatón, la reina Nefertiti. Esto luego de que lograran extraer el ADN del cuerpo del faraón muerto hace más de 3.000 años. Estos resultados levantaron mucho más la teoría de que Akenatón hubiese embarazado a su hija y que se debió haber casado con ella “porque era un Dios”, explicó Hawass tras la investigación. “También Tutankamón se casó con su hermana o media hermana Anjesenamón”, aseguró, agregando que este tipo de uniones dentro de la familia real no eran inusuales en esa época.

De esta forma se explicaría la cantidad de enfermedades y malformaciones que padeció el último faraón de su dinastía. Tutankamón llegó al trono a los ocho años y murió a la corta edad de 19 años en el año 324 antes de Cristo, presuntamente por la cantidad de malformaciones que padecía producto del incesto entre sus padres.

El mismo estudio del Consejo Superior Egipcio de Antigüedades que se efectuó en 2010, revelaron que Tutankamón sufrió de una grave enfermedad ósea, padeció malaria y una malformación en sus extremidades, los que habrían causado su temprano fallecimiento.

De acuerdo a la investigación la endogamia durante generaciones llevó a una mala irrigación de los huesos y, por tanto, su malformación. Si bien no debió haber sido su causa directa de muerte, si redujo su movilidad, explicando también la cantidad de bastones que se hallaron en su tumba. Científicos alemanes de Tübingen Carsten Pusch que participaron en el mismo estudio señalaron que “Tutankamón sufría del peor tipo de malaria, la malaria tropical. Esto junto a la necrosis ósea, podría haber llevado a su muerte”.

Estos resultados podría dejar a un lado la presunción que Tutankamón murió por un asesinato o atropellado por un carruaje.

En mayo de este año el ministerio de Antigüedades de Egipto concluyó con uno de los misterios de la tumba de Tutankamón. Presuntas cámaras ocultas o espacios desconocidos donde podría estar escondida la tumba de la reina Nefertiti. Este mito comenzó en 2015 cuando el arqueólogo británico Nicholas Reeves descubrió unas fisuras y grietas artificiales en los muros de la tumba del faraón, luego de haber escaneado y fotografiar las paredes de la cámara sepulcral. Según él, existían dos puertas ocultas que darían a cavidades escondidas, que se diseñó inicialmente para la tumba de la reina Nefertiti, y luego se acondicionó para el faraón luego de su repentina muerte, por lo que los restos de ella estarían en la pared al otro lado del sarcófago del faraón. No obstante, la investigación de un equipo de científicos de la Universidad Politécnica de Turín, descartaron dicha hipótesis. Detrás de las paredes de la tumba de Tutankamón no hay nada. Los investigadores utilizaron un radar de gran precisión para explorar la roca, concluyendo “con un alto grado de certeza, que la hipótesis concerniente a la existencia de cámaras ocultas o corredores adyacentes a la tumba de Tutankamón, no está respaldada por los datos del georradar”, afirmó el profesor Franco Porcello, quien lideró el proyecto.

La cámara funeraria de Tutankamón se constituye de dos muros, el muro norte y el muro oeste. De acuerdo a lo que señala National Geographic, en el muro norte aparecen siete figuras, separadas en tres escenas diferentes. De derecha a izquierda primero se ve la ceremonia de apertura de la boca que le practicó el faraón Ay, vestido de sacerdote, a la momia de Tutankamón, su antecesor. En el centro se encuentra Nut, la diosa del firmamento que le da la bienvenida a Tutankamón. Mientras que en la última imagen se observa a Osiris abrazando a Tutankamón, seguido por su ka o fuerza vital Luego, en el muro oeste, hay una seguidilla de imágenes que están relacionadas con el libro Amduat, que describe las 12 horas nocturnas que realiza Ra, el dios del sol. En el registro superior aparece la barca solar con el escarabajo Jepri, que representa al dios solar y luego cinco deidades. Finalmente aparecen doce babuinos en cuclillas que representan las doce horas nocturnas que deberá pasar el faraón en su tránsito al Más Allá. De acuerdo a la creencia del antiguo Egipto, el faraón debía pasar por estas doce etapas para lograr llegar a la eternidad.

Fuente: Francisca Labarca/La Tercera



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net