*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Willliam Marino Willliam Marino
Los cínicos y mentirosos
Luis Fernández Luis Fernández
Acerca de las direcciones gremiales de nuestra Enseñanza
Esteban Valenti Esteban Valenti
Hacer política sin ser lobo ni oveja
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Atentado en Notre Dame de París
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Estados confesionales en el mundo
Michael Añasco Michael Añasco
Rwanda a 25 años del genocidio
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
En polémica. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Paris: la catedral de Nôtre Dame en llamas
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Maldición de Malinche
Carlos Visca Carlos Visca
Al margen de los últimos acontecimientos en las Fuerzas Armadas
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Sionismo: de la emancipación judía a nación de amos
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
Nuestro Judas Oriental y la Resurrección en Anchorena 
David Malowany David Malowany
El estado-nación israelí versus el patriotismo constitucional norteamericano según Hannah Arendt
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Beresheet se estrelló. Pero Israel no fracasó.
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Censura o “problemas cargando la página”
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
¿En nombre del pueblo? La amenaza populista a la salud
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: Mas que competir, inspirar…
Ismael Blanco Ismael Blanco
Tiranos temblad
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
La República no era platónica
Carlos Pérez Carlos Pérez
Ante una medida histórica del presidente Tabaré Vázquez. Regresan las teorías conspirativas.
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Otra economía, otro país
Jaime Secco Jaime Secco
El problema no es el dictamen sino la existencia de tribunales de honor
Dr Guillermo Chiribao  Dr Guillermo Chiribao 
Confesión de Gavazzo y el tema principal 
Jorge Braun Jorge Braun
Jose Nino Gavazzo, una pieza insignificante en el engranaje de la DICTADURA.
Héctor Musto Héctor Musto
El Partido Independiente: error y falta de ética política
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Mieres
Juan Santini Juan Santini
La Justicia de una democracia tutelada
Pablo Rudich Pablo Rudich
Masacre de Christchurch y la ultradercha en Austria
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
El mejor candidato para ganarle al Frente Amplio
Pablo Mieres Pablo Mieres
La oscuridad de la información del gobierno
María Noel Pardo María Noel Pardo
Emigrar en América Latina
Jorge Jauri Jorge Jauri
Reforma de Estado y utilidad de la libertad
Daniel Vidart Daniel Vidart
Carta a mi sangre (1973)
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
31 años sin Wilson y 100 con él a nuestro lado
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Se podría hacer
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ministerio de Defensa: Ya no hay flores ahora quedan los floreros
Felipe Michelini Felipe Michelini
Examen Periódico Universal y desafíos de las políticas públicas en derechos humanos.
Alvaro Fierro Alvaro Fierro
El proyecto UPM2: incertezas de la mayor inversión de la historia (PARTE II)
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La extranjerización de la tierra
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Alejandro Domostoj

Qué, por qué y para qué La Alternativa

Alejandro Domostoj

09.02.2019

Qué, por qué y para qué La Alternativa

 

El mapa político uruguayo permaneció más o menos estable por casi 50 años. En las últimas décadas los partidos Colorado y Nacional representaron el bloque tradicional - conservador, mientras que el Frente Amplio encarnaba la fuerza de cambio. Sin embargo, tras tres períodos consecutivos de gobierno con mayorías parlamentarias propias, el Frente Amplio sufrió un proceso de tradicionalización y agotamiento, quedando el Uruguay con tres partidos tradicionales, divididos en dos bloques electorales. 

En ese contexto, los tres partidos tradicionales, por motivos diferentes,  tomaron el camino de aferrarse a su tradición y conservadurismo. Mientras los nacionalistas apelan al mayor corrimiento a la derecha para mostrarse más antagónicos al Frente Amplio, los colorados buscan en su ala más derecha y en su pasado para proyectar una alianza con los blancos, el Frente Amplio se aferra a mantenerse en el gobierno parado en el mal pasado de sus adversarios y en los logros de sus dos primeros gobiernos, pero sin hacer apuesta concreta alguna sobre el futuro, preso de un debate interno que tiene a su estructura en disputa entre una izquierda socialdemócrata que enflaquece y una izquierda tradicional que cada día gana más espacio. Por uno u otro motivo, todos han ahogado con sus acciones a la centroizquierda, aunque todos salen electoralmente en su búsqueda. 

Y entonces, ¿qué es La Alternativa? Es la expresión natural de la centro izquierda, del progresismo, de la izquierda liberal y republicana, cuyos votos todos buscan, pero sólo este nuevo proyecto político contempla en forma concreta en sus aspiraciones políticas y programáticas.  Es el rescate de una fuerza de cambios para el Uruguay, es el volver a sembrar la esperanza, reconociendo que otros supieron serla, pero que hoy ya no lo son.

¿Para qué La Alternativa? Para evitar una estafa electoral a quienes nos identificamos con esas izquierdas. Las corrientes de centroizquierda de los tres partidos tradicionales están prisioneras de las mayorías de cada uno de sus partidos. Blancos y Colorados, con sus proyectos nítidamente de derecha; el Frente Amplio con la mayoría interna de la izquierda más radical, irracional y leninista. Los partidos "atrapatodo" (catch all), son hoy una estafa para los votantes identificados con la izquierda democrática y el progresismo.  Es entonces que nace La Alternativa, como una necesidad en ese sentido. Y es por eso que en La Alternativa confluimos ciudadanos  de diversos orígenes, que sentimos la necesidad de unirnos para tener la fuerza que no tendremos nunca votando individualmente, atrapados en las redes de los tres partidos tradicionales. 

La Alternativa no nace como un proyecto político en contra de nadie, sino a favor de recuperar el diálogo político, el parlamentarismo constructivo, el acordar entorno a ideas y no para mantenerse aferrado al gobierno por el gobierno en sí mismo, o para recuperar privilegios del pasado.  No es un proyecto político homogéneo, por el contrario, nos reconocemos en nuestras diferencias sin exigirle a nadie renunciamientos en sus ideas y libertades.

La Alternativa para romper con la bipolaridad, para no abonar el discurso de la grieta, para evitar los fanatismos cegadores, para que el Uruguay y los uruguayos volvamos a tener una fuerza de cambios, comprometida con avanzar y no con aplaudir sus pasadas conquistas; pero por sobre todas las cosas, comprometida con unir a la sociedad sin alimentar los falsos antagonismos promovidos por los tres partidos tradicionales, que, irresponsablemente, van dejando heridas en una sociedad cada día más crispada. 

Somos entonces una invitación abierta a todos aquellos ciudadanos que se identifican con el progresismo, con la izquierda democrática, republicana y liberal, a unirse para construir, haciendo pesar más la imperiosa necesidad de un mejor presente y futuro que los lazos afectivos y tradiciones pasados. 



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net