*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
¿La izquierda tuvo errores?
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Relevamiento o más bien destitución de Guido Manini Ríos
Ismael Blanco Ismael Blanco
El latido libre
Jaime Secco Jaime Secco
El Partido Nacional tiene debilidad de liderazgos
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El mundo al revés pro-chorros y anti-chorros
Pablo Mieres Pablo Mieres
El rey del despilfarro y la opacidad propone proyectos de transparencia
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Historias de mujeres
Luis Fernández Luis Fernández
¿Alguien sabe dónde está la brújula?
Juan Santini Juan Santini
Ha parido el Bolsonaro oriental
Daniel Vidart Daniel Vidart
Carta a mi sangre (1973)
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: El agua ya no moja, contamina.
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Israel y mujeres
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
31 años sin Wilson y 100 con él a nuestro lado
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
“Decretos Express”: Prepotencia Institucional
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
La mirada larga de Guido Manini Ríos
William Marino William Marino
Los medios de información
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Se podría hacer
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ministerio de Defensa: Ya no hay flores ahora quedan los floreros
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El fin de la predominancia. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Michael Añasco Michael Añasco
Tiny House
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Lamentable ejemplo femenino
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti: ¿traidor? El maniqueísmo en la izquierda
Felipe Michelini Felipe Michelini
Examen Periódico Universal y desafíos de las políticas públicas en derechos humanos.
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
BUSCADA (la verdad)
Alvaro Fierro Alvaro Fierro
El proyecto UPM2: incertezas de la mayor inversión de la historia (PARTE II)
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
¿La historia se repite?
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La extranjerización de la tierra
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Inseguridad. El Partido Nacional pone luz donde el FA quiso dejar oscuridad
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Triste es el país que hace política con sus niños
Emin Ibrahimov Emin Ibrahimov
LA MASACRE DE JODYALÍ: CONSTANTE LLAMAMIENTO POR JUSTICIA Y PAZ
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Un Presidente que lidera con verdades, "militantes" virtuales que mienten
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El seregnismo y sus supuestos
Roberto Savio Roberto Savio
Un Partido Mundial
Javier Bonilla Javier Bonilla
Uruguayos….. Mediocres, Cobardes y Corruptos
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Las “fiestas” las disfrutan los acaudalados, no los sectores populares
Lic. Mabel Moreno Lic. Mabel Moreno
CABO POLONIO, BALIZAS Y SU ENTORNO: HiSTORIA DE UN PAISAJE NATURAL Y HUMANO A PROTEGER
Daniel Herrera Daniel Herrera
Qué funciona mal en la ciencia, y cómo mejorarlo
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Secciones | Salud

DÍA MUNDIAL DEL SUEÑO

Cuando los sueños hablan: aprende a descifrar sus mensajes

15.03.2019

MONTEVIDEO (Sputnik) - Hay sueños que nos conmocionan y hacen que pasemos el día dándoles vueltas. Otros llegan como una premonición y apostamos con certeza al mensaje que creemos adivinar, pero soñar es algo más. Este 15 de marzo es el Día Mundial del Sueño.

Foto Capital

Desde que nacemos nuestra mente se prepara para soñar. Los científicos aseguran que en el vientre materno se producen las primeras experiencias y a medida que la cerebro se complejiza con el desarrollo del lenguaje nos transformamos en seres soñadores. Es precisamente el lenguaje como envoltura del pensamiento el que nos conduce hacia la metáfora del sueño.

La psicóloga uruguaya Mariana Alvez conversó con Sputnik sobre este mundo fascinante que suele comenzar a los 18 meses de edad. "Los sueños son metáforas del pensamiento que se alimentan de muchas cosas, de deseos, de situaciones reales, de anhelos, planes futuros, eventos del pasado. Todo lo que pueda ser fruto para un sueño la mente lo captura y luego lo expresa de acuerdo a la vida diaria, porque el sueño en algún punto va estar vinculado con el presente", aseguró Alvez.

Para esta experta, en los sueños podemos reflejar nuestras emociones más fuertes, ya sea sobre algo que nos atormenta, nos preocupa o deseamos concretar. Muchas noches, quienes entran en nuestros sueños son nuestras preocupaciones diarias y nuestros anhelos más íntimos.

Durante siglos, la interpretación de los sueños se ha consolidado como una técnica que asigna significado a los diversos componentes, elementos e imágenes que aparecen en nuestros sueños. Se trata de una práctica humana milenaria, de la que se conservan registros escritos de más de 3.800 años de antigüedad.

Pero según Alvez, aunque existen aspectos universales en el significado de cada sueño y sus interpretaciones son válidas en disímiles culturas, siempre hay que tener en cuenta que su significado depende del contexto de cada persona y por ende cada análisis es individual.

Algo más que soñar…

Hoy día en Internet podemos encontrar un sinfín de diccionarios de sueños que acumulan significados e interpretaciones a veces insólitas. La experta uruguaya del Centro de Psicología Positiva sugiere rescatar siempre la universalidad de tales simbolismos. A nivel mental los seres humanos compartimos determinadas universalidades, por ejemplo, el agua en distintas culturas siempre se relacionó con las emociones, la vida, lo materno y lo femenino. Podemos llegar al consenso de que varias culturas y civilizaciones han pensado que el agua simboliza esto y eso se transmite a nuestro inconsciente colectivo", explicó. "De ahí que si uno sueña con aguas claras, esto tiene que ver con emociones tranquilas, con la calma. Sin embargo, si uno sueña con mares oscuros estamos hablando de emociones revueltas o situaciones emocionales que nos están generando una crisis", comentó la experta.

También contó Alvez que se habla mucho del simbolismo de la luna, que igual se asocia a lo femenino y a la fertilidad.

En algunas culturas soñar con la muerte no es un hecho literal sino que se traduce en transformación, o en una etapa que termina y da paso a un nuevo comienzo, o quizás se está muriendo una parte de la personalidad para que crezca una mejor. "De ahí la necesidad de individualizar el análisis", insistió la psicóloga.

Freud vs Jung

A lo largo de la historia, distintos psiquiatras han contribuido con sus teorías a explicar el mundo de los sueños, quizás uno de los más certeros fue el padre del psicoanálisis Sigmund Freud. El estudioso planteó en su libro 'La interpretación de los sueños' que en realidad nuestro inconsciente pretende expresar nuestros deseos reprimidos. "Desde Freud, el inconsciente refleja a través de los sueños algo oscuro tal vez para la persona como por ejemplo el deseo de estar con la mujer del mejor amigo, que es algo censurable para la persona y termina siendo un sueño muy bizarro" explicó Alvez. Entonces según Freud, la censura que hace nuestra mente consciente no logra acceder al contenido puro del sueño, lo que explica tanta simbología.

Sin embargo para el psiquiatra suizo Carl G. Jung, los sueños reflejan nuestra sombra, que son aquellos aspectos no deseados de la personalidad. Jung explica cómo en los sueños se expresa esa sombra, cuando por ejemplo soñamos con personas del mismo sexo haciendo algo censurable por nuestra persona y lo proyectamos en otros. "No lo estamos haciendo nosotros pero en realidad es una expresión de nuestra personalidad", afirmó la experta uruguaya.

De aquí surge la idea también de que la mente nos cuida: los contenidos de nuestros sueños pueden deformarse para protegernos. "En los sueños bajamos todas nuestras defensas psicológicas y estamos expuestos a lo que nuestra mente quiere decir, aunque lo vamos transformando para que no nos duela tanto", explicó la entrevistada.

Los sueños más comunes

Alvez contó cómo existen dos sueños típicos que casi todas las personas han experimentado en algún momento de sus vidas. El primero es el de caerse, esa sensación de estar cayendo al vacío tiene su explicación en una revisión del cerebro cuando está chequeando algunas funciones. También puede estar asociado a un adormecimiento muscular en las piernas, una sensación que viaja al cerebro, que durante el sueño ofrece ese tipo de respuesta.

Otro clásico es cuando está ocurriendo algo malo, que nos persiguen, se viene un maremoto y nos quiere agarrar y nosotros tenemos que huir de esta situación pero no podemos, sentimos que corremos en cámara lenta o estamos estancados. Esto muchas veces es reflejo de una situación problemática o de la sensación de crisis que nos ahoga.

Otros sueños muy frecuentes también tienen que ver con las fobias, por ejemplo la gente que tiene fobia a las arañas es común que sueñe con arañas.

También las mujeres embarazadas suelen soñar con sucesos terribles acerca del futuro, según Alvez puede haber mucha simbología en el sueño de una embarazada como murciélagos, que simbolizan la mala suerte o alguna catástrofe. La psicóloga explica cómo esto es un reflejo de los miedos que acechan a las madres, es cuando comienza ese temor de que algo le sucede a su bebé y se empieza a desarrollar ese sexto sentido que nos hace estar alertas al mínimo movimiento.

¿Dulces sueños?

Por último la especialista explicó algunos trastornos que suelen afectar el preciado momento del sueño como el sonambulismo, el hablar dormido (que es un trastorno menor pero trastorno al fin), la parálisis del sueño y las pesadillas continuas. Según Alvez, muchas veces estas manifestaciones tienen un componente genético, asociado a quienes tienen una personalidad muy ansiosa. También están relacionados con disfunciones cerebrales, como neurotransmisores que predisponen a las personas a padecer estas patologías.

En los casos de sonambulismo se combinan la predisposición genética y una gran ansiedad, que está determinado por cada persona ya que todos tenemos niveles diferentes de esta sensación. Cuando el sonambulismo comienza en edades tempranas, por lo general es superado en la adolescencia, aseguró la experta.

También existen otras complicaciones como la enuresis nocturna que es cuando el niño moja la cama en el sueño, un reflejo de problemas en el hogar, operaciones o cirugías en la zona genital y —en los casos más graves— de abusos tanto físicos como sexuales, sobre todo cuando el niño es mayor de seis años y se manifiesta en repetidas ocasiones.

Por eso esta psicóloga insiste en escuchar y prestar atención tanto al momento del sueño como al contenido en sí. "Los sueños nos hablan de alguna forma y debemos escuchar lo que nos quieren decir. Está bueno aprender a escucharnos y aprender a interpretarlos, y consultar con los especialistas porque existen muchas terapias que pueden ayudarnos, nadie tiene que andar sufriendo por soñar", concluyó la especialista en psicología positiva.



Sputnik
UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net