*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Debate o de bate...
Ruby Soriano Ruby Soriano
El “Odebrecht” a la mexicana
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El VAR, o la transparencia del mal
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Acepto el duelo y la fiesta
Prof. Gustavo Toledo Prof. Gustavo Toledo
Talvi y el Uruguay que queremos
William Marino William Marino
Los daños de la desinformación
Federico Sequeira Federico Sequeira
¿Todo por la patria?
Carlos Pérez Carlos Pérez
“Hacete cargo, hermano”
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Perlas del debate. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué nadie quiere debatir con Mario Bergara?
Daniel Feldman Daniel Feldman
¿Qué quiere decir decir?
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
La peste plástica va tomando nuestros órganos
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La cultura criolla
Esteban Valenti Esteban Valenti
La actual imagen sindical
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Las repercusiones médicas y sociales de la pérdida de la audición en los adultos mayores
Julio César Boffano Julio César Boffano
Ideología de género es lo que hace la Iglesia Católica y lo voy a explicar
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Gestionar un país versus gestionar una empresa
Charles Carrera Charles Carrera
Sobre el 222, el “223” y la profesionalización de la Policía
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Un sistema de encuestas más transparente
Michael Añasco Michael Añasco
Mama, no quiero ser negro.
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Albert Camus, rebeldía de valores
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Mi encuentro con Zabalza
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Luces y sombras de una guerra histórica
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Murió Fraser, héroe anónimo de la lucha uruguaya
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo ha perdido su brújula
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
El Granma y los “falsos ídolos”
Ana Rosengurtt Ana Rosengurtt
Sobre la vacunación contra el VPH a varones
Luis Fernández Luis Fernández
¿Frío invernal?
Juan Santini Juan Santini
Ayer no fui
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
La República mental de Miranda
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
Daniel Martínez y ¿el todo vale?
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores (3) De crítica y autocrítica.
Ricardo Cappeletti Ricardo Cappeletti
Daniel Vidart en Chile
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Yo también soy EL PERIODISTA GABRIEL PEREYRA
Carlos Visca Carlos Visca
Aporte a la elaboración de una nueva Ley Organica de las FF.AA.
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Las otras dimensiones de las internas: motivación y organización
Héctor Romero y Gustavo Salinas Héctor Romero y Gustavo Salinas
Sydney Brenner (1927-2019): Hormigas en la Silla
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia : 1° de mayo no fue catastrófico como lo anunciaba el gobierno del Presidente Macron
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Daniel Vidart

Carta a mi sangre (1973)

Daniel Vidart

16.03.2019

Delgado  río rojo de mi sangre,

eres la viviente hidrografía de mi cuerpo

y en él, en su cauce de músculos y nerviosrepartes las aguas que del corazón descienden,

 

que el latido estruja con su puño

en rítmico vaivén

de noria sumergida.

 

Caminas cambiando de colores

camaleón viajero

de la especie,

transitas por elásticos canales,

dibujas paisajes debajo de la piel,

recorres victoriosa

 los misterios

escondidos  en los hondos terciopelos

de mi  arcaica  biología animal.

 

Se te advierte

en el pulso y sus discretos relojes arteriales,

y así

elaboras sin pausa la vigilia,

modelas panales con el polen

del sueño,

goteas sin pausa

en la inquieta clepsidra de las  horas.

 

 

Eres la madre de las vísceras,

la miel  de las colmenas vasculares,

el jugo de las uvas que maduran

al sol de los espacios interiores.

 

Por eso te asemejas

a un émbolo sin prisa,

a un ofidio repartido

por todo mi cuerpo transitorio

recamado por un traje de luces  

en el que arden fatigadas  lentejuelas.

 

Visitante de cuevas, de vasos capilares,

acequia intermitente de la vida,

motor salobre nacido del Océano

que diriges mis pasos por la Tierra:

un dia

correrás lentamente

te asomarás, oscura,

en el temblor de mis muñecas grises

y bajarás más bien como un derrumbe,

como un alud de sordos materiales,

como un triste reptil

jadeando a las orillas de un pantano.

 

El corazón colgará su ciruela taciturna

del árbol   deshojado de mi pecho

y entonces

ya no serás la flecha de oro, la exacta puntería,

la lanzadera que teje un manto tibio

sino un cansado surtidor, un alquitrán viscoso,

un raido murciélago, cegado

por el rayo final del desconsuelo.

 

Y te irás coagulando en tu sistema,

en tu red convertida en telaraña,

haciéndote raíz

en busca inexorable de la roca

y después geología, mineral sin destino,

coágulo de piedra, veta en el granito,

ágata congelada por el soplo

de la muerte.

 

Pero entretanto mantén la forma de las mías 

y otras manos,

que se abren con tu savia como  estrellas,

que señalan los puntos cardinales

del terrible y hermoso oficio de vivir,

que apuntan a las diarias injusticias y a  las que llevan siglos,

que ayudan a transformar el  mundo en el lugar de todos,

que trabajan, que acarician mientras la noche duerme,

que empuñan en la aurora  tu insignia de rubíes.

 

Sangre mía, una gracia

solamente   te pido:

guía al humilde lápiz con que yo, el poeta,

te escribo en mi media centuria ya cumplida.



Daniel Vidart. Antropólogo, docente, investigador, ensayista y poeta.

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net