*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Debate o de bate...
Ruby Soriano Ruby Soriano
El “Odebrecht” a la mexicana
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El VAR, o la transparencia del mal
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Acepto el duelo y la fiesta
Prof. Gustavo Toledo Prof. Gustavo Toledo
Talvi y el Uruguay que queremos
William Marino William Marino
Los daños de la desinformación
Federico Sequeira Federico Sequeira
¿Todo por la patria?
Carlos Pérez Carlos Pérez
“Hacete cargo, hermano”
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Perlas del debate. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué nadie quiere debatir con Mario Bergara?
Daniel Feldman Daniel Feldman
¿Qué quiere decir decir?
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
La peste plástica va tomando nuestros órganos
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La cultura criolla
Esteban Valenti Esteban Valenti
La actual imagen sindical
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Las repercusiones médicas y sociales de la pérdida de la audición en los adultos mayores
Julio César Boffano Julio César Boffano
Ideología de género es lo que hace la Iglesia Católica y lo voy a explicar
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Gestionar un país versus gestionar una empresa
Charles Carrera Charles Carrera
Sobre el 222, el “223” y la profesionalización de la Policía
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Un sistema de encuestas más transparente
Michael Añasco Michael Añasco
Mama, no quiero ser negro.
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Albert Camus, rebeldía de valores
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Mi encuentro con Zabalza
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Luces y sombras de una guerra histórica
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Murió Fraser, héroe anónimo de la lucha uruguaya
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo ha perdido su brújula
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
El Granma y los “falsos ídolos”
Ana Rosengurtt Ana Rosengurtt
Sobre la vacunación contra el VPH a varones
Luis Fernández Luis Fernández
¿Frío invernal?
Juan Santini Juan Santini
Ayer no fui
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
La República mental de Miranda
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
Daniel Martínez y ¿el todo vale?
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores (3) De crítica y autocrítica.
Ricardo Cappeletti Ricardo Cappeletti
Daniel Vidart en Chile
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Yo también soy EL PERIODISTA GABRIEL PEREYRA
Carlos Visca Carlos Visca
Aporte a la elaboración de una nueva Ley Organica de las FF.AA.
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Las otras dimensiones de las internas: motivación y organización
Héctor Romero y Gustavo Salinas Héctor Romero y Gustavo Salinas
Sydney Brenner (1927-2019): Hormigas en la Silla
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia : 1° de mayo no fue catastrófico como lo anunciaba el gobierno del Presidente Macron
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

El orden de los factores (3) De crítica y autocrítica.

Juan Pedro Ciganda

Reconozco que  a partir de comentarios amigos sobre alguna nota reciente, voy empezando a  asumir mi personalidad selenita.

I

Mirando televisión argentina anoche veía cómo se exaltaba el valor positivo de la inflación de 0,17 en Paraguay (supongo que del último mes) comparada con el 55% de la misma, anualizada, en Argentina. Algún panelista decía, no sin humor, que habría que mudarse a Asunción.

Sin pasar siquiera por la esquina donde están los economistas que saben sobre estos entuertos, me pregunto cómo funcionan estas vainas.

Supongo que para hacer competitiva a la industria del país, dar una lucha por el incremento de esa actividad, algo se podría hacer. La fórmula que puede no fallar en  política económica, apuntando a crear empleos, puede tener instrumentos no tan  complicados, en principio.

Si el dólar en Uruguay costara 50 pesos, se redujeran los salarios y jubilaciones, el incentivo para la inversión sería mayor. La rebaja mencionada no habría que "decretarla" pues con la susodicha cotización de la moneda estadounidense, los ingresos fijos se achicarían automáticamente sin necesidad de norma alguna, a la luz esclarecedora de una inflación situada en el 20, 30 o 54%. Es factible que el déficit fiscal se achique rápidamente.

Se puede llegar a Paraguay.

Temer, antes de Bolsonaro, ya caminó en Brasil en esa dirección borrando de un plumazo derechos laborales y sociales.

La fórmula argentina macrista ha hecho el ajuste. Por supuesto que a esta altura, en la vecina orilla, ya nadie habla de la "herencia" recibida del peronismo que gobernó más de una década  bajo el rótulo de kirchnerismo.  Eso es gorila, antinacional y neoliberal y contrario al "proyecto nacional y popular" que permanentemente refiere Guillermo Moreno y algunos que están presos.

Sinceramente, como dice la Sra. Cristina, "dejamos al país sin deudas" y ahora, la barbarie macrista - que para la gente lo es, sin duda - generó el actual caos. Simplemente "no le habíamos pagado a los fondos buitres", que como eran acreedores "avivados", no merecían que se les pagara.

Los talentos peronistas habían decidido no pagarle a los referidos buitres, en el Banco Central quedaban las paredes  y, por eso, incluso se hacían operaciones "a futuro", a como fuera.

Sinceramente, a su vez, la ex mandataria no explica mucho el asunto pero se indigna, porque fueron los oligarcas macristas, los que  compraron dólares a once pesos y los vendieron a quince o dieciséis pesos unos meses después que se cayó el "cepo" cambiario, cuyo cepo era ya, a esa altura, un juego semántico, porque en Buenos Aires todo se manejaba en el mercado paralelo conocido como "blue".  No había nada que no fuera "blue". Ni el tango.

El gobierno de "Cambiemos"  soñó con las inversiones que lloverían sobre Argentina y, en el entretiempo, para poder pagar las cuentas y lograr - eventualmente  - afrontar el presupuesto y arrancar de nuevo, apeló al Fondo Monetario Internacional.

Macri fracasó en toda la línea. Ni vinieron los inversores ni se reactivó otra cosa que la cifra de pobres (no muy distinta a la existente al irse el gobierno peronista) que ahora, eso sí,  viven mucho peor. Macri tuvo el raro mérito de ser derrotado en todos los planos. Parecería que se creyó su propio cuento.  Incluso el de que bajar la inflación, era un juego de niños y bailaba al son de "Sí, se puede".

De corrupción ni hablamos, aunque algunos intelectuales destacados del peronismo ya han sugerido suprimir al Poder Judicial y transformarlo en un servicio más, como meteorología o el de  los que ordenan el tránsito. Todo ello dentro del concurso de epítetos que se pueden reducir con licencia poética sencilla en "más corruptos son ustedes".

II

La referencia a los vecinos atañe a la necesidad de que en Uruguay todos, sin excepción, hablemos claro. En esta breve serie de notas referí  algunos presupuestos básicos que, me parece, tenían que estar en la mesa de trabajo y de explicitación, al tiempo de una era electoral de tres capítulos (junio, octubre, noviembre).

Incluso, acaso con ingenuidad, apunté que mis reflexiones iban a estar hechas más allá de simpatías partidarias.

La crítica y la autocrítica debían y deben ser, una tarea no solamente permanente sino especialmente calcificada, cuando los uruguayos tienen que optar. No se atisba mucho al respecto, aunque hay excepciones. Ni por el lado del frenteamplismo ni, obviamente, por parte de la oposición que, al fin y al cabo, hace quince años que no decide cosa alguna y no tiene por qué hacer esfuerzos de memoria para ver qué cosa dejó como recuerdo, herencia, patrimonio, al primer gobierno de Tabaré Vázquez.

Por ahora hay un modesto partido preliminar de fotos, folletos, spots y sonrisas. Es cierto que se está jugando "la previa", la que concierne a las primarias o internas de junio.

Yo reconozco que ansío poder ver aunque sea algún debate cruzado entre figuras políticas que, orejeando - como en el truco - confronten civilizadamente y le digan al público con un poco de nitidez, "cómo la ven".

¿Qué ideas concretas manejan para superar el déficit fiscal? Además de bajar los gastos en café, autos oficiales y especies similares.  ¿Cuáles para multiplicar el empleo?

Casi con rubor  digo que  sería bueno enterarse cuáles son los  planes para "reformar el Estado", tema más mencionado que Maracaná, pero que no se sabe, no contesta.

Aunque ya lo he subrayado con énfasis, ¡qué deseable sería que todo el mundo hablara claro para enterarnos  si las fuerzas armadas son efectivamente parte de la vida democrática o un cosmos autónomo con valores y Constitución propia!

Cosa buena significaría  que el potencial votante se entere, si para un ciclo de gobierno en que nadie tendrá mayorías parlamentarias, existe  convicción de la necesidad de políticas de Estado que tengan que ver con educación, salud pública, inserción internacional, producción o aclarar que todo ello y muchas cosas más, "se irán viendo", porque total, hay tiempo y falta mucho para el primero de marzo del 2020.

No desistiré, pero prometo salir del romanticismo.

Mag. Juan Pedro Ciganda



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net