*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Debate o de bate...
Ruby Soriano Ruby Soriano
El “Odebrecht” a la mexicana
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El VAR, o la transparencia del mal
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Acepto el duelo y la fiesta
Prof. Gustavo Toledo Prof. Gustavo Toledo
Talvi y el Uruguay que queremos
William Marino William Marino
Los daños de la desinformación
Federico Sequeira Federico Sequeira
¿Todo por la patria?
Carlos Pérez Carlos Pérez
“Hacete cargo, hermano”
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Perlas del debate. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué nadie quiere debatir con Mario Bergara?
Daniel Feldman Daniel Feldman
¿Qué quiere decir decir?
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
La peste plástica va tomando nuestros órganos
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La cultura criolla
Esteban Valenti Esteban Valenti
La actual imagen sindical
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Las repercusiones médicas y sociales de la pérdida de la audición en los adultos mayores
Julio César Boffano Julio César Boffano
Ideología de género es lo que hace la Iglesia Católica y lo voy a explicar
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Gestionar un país versus gestionar una empresa
Charles Carrera Charles Carrera
Sobre el 222, el “223” y la profesionalización de la Policía
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Un sistema de encuestas más transparente
Michael Añasco Michael Añasco
Mama, no quiero ser negro.
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Albert Camus, rebeldía de valores
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Mi encuentro con Zabalza
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Luces y sombras de una guerra histórica
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Murió Fraser, héroe anónimo de la lucha uruguaya
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo ha perdido su brújula
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
El Granma y los “falsos ídolos”
Ana Rosengurtt Ana Rosengurtt
Sobre la vacunación contra el VPH a varones
Luis Fernández Luis Fernández
¿Frío invernal?
Juan Santini Juan Santini
Ayer no fui
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
La República mental de Miranda
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
Daniel Martínez y ¿el todo vale?
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores (3) De crítica y autocrítica.
Ricardo Cappeletti Ricardo Cappeletti
Daniel Vidart en Chile
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Yo también soy EL PERIODISTA GABRIEL PEREYRA
Carlos Visca Carlos Visca
Aporte a la elaboración de una nueva Ley Organica de las FF.AA.
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Las otras dimensiones de las internas: motivación y organización
Héctor Romero y Gustavo Salinas Héctor Romero y Gustavo Salinas
Sydney Brenner (1927-2019): Hormigas en la Silla
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia : 1° de mayo no fue catastrófico como lo anunciaba el gobierno del Presidente Macron
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Juan Manuel Otero Ferres

La República mental de Miranda

Juan Manuel Otero Ferres

21.05.2019

Las Repúblicas pueden ser soberanas, añoradas,  democráticas, federativas, orientales, reales o simplemente mentales

 

Ubicación geográfica:

 

La República mental de Miranda se extiende desde el punto  34°54'16.4"S 56°11'11.7"W, calle Colonia 1367, hasta donde la vista se pierde en dirección Sur.

Limita al E con el Brasil, con quien rompió relaciones el 1 de noviembre de 2018. 

Limita al norte con las Provincias Unidas de USU, a quienes se declaro enemigas de la República en mayo de 2019.

Limita al Oeste con la Argentina.

 

Población / usos y costumbres :

 

1,6 millones de habitantes, cifra dinámica expuesta a permanentes migraciones sin información publica detallada.

Religión: Ateísmo ortodoxo el cual es motivo de un gran orgullo nacional,  se acepta y tolera el umbandismo.

Idioma oficial: Castellano violento

Comidas típicas: clase media y baja  se alimentan de guisos, choripanes y tortas fritas mientras que las  clases altas, funcionarios de gobierno y otros atornillados consumen risottos, picanhas y lasagnas, 

Deportes nacionales: el fútbol, la discusión bizantina, el porrismo y la vergüenza cívica.   

 

Sistema de gobierno : 

Califato representativo donde gracias al libre albedrío, conquistado en los últimos 14 años, cualquiera de los trece hacen lo que se les canta sin rendir cuentas,  parlamento bicameral existente pero sometido en pleno al designio de los decretos dedicado básicamente al tratamiento de normas domesticas de menor cuantía .

 

El Presidente en la República mental de Miranda es una figura apenas representativa, no se sabe bien si existe , casi una entelequia a la cual se le permite entre otros beneficios pescar en cualquier época del año, leer por la mitad edictos, exhortos o fallos de la naturaleza que sean sin que esto genere desbarajustes institucionales ni responsabilidades de connotación jurídica para nadie.

 

Principales productos de exportación:

 

Leche en polvo con destino a China producida por planta China.

Carne bovina con destino a China procesada por frigoríficos Chinos.

Troncos con destino a UPM.

Servicios globales y TICs desde ZF.

Ciudadanos bien formados y trabajadores al mundo entero.

 

 

En la República mental de Miranda :

 

Ut dividorum* es la premisa filosófica de la República  mental de Miranda la cual es repetida tres veces consecutivas en sesión confidencial previamente a los discursos oficiales;  instrumento perverso muy exitoso de manipulación de masas.

 

El Decreto: en la República mental de Miranda se gobierna por decreto y para ello se requiere simplemente la firma de los trece califas

Se regalan puertos y trenes por decreto sin derecho al pataleo. 

La Constitución por rebelde y justo es un libraco enemigo acérrimo del decreto, ademas de difícil comprensión para los comunes por ende se desestimo como fuente de consulta condenándose sus hojas a la humedad extrema y olvidada de la Biblioteca Nacional.

 

Patalear o quejarse es síndrome de fascismo para cuya cura se somete al ciudadano afectado a la exposición publica mediática desnudándolo en cuerpo y números para lo cual son utilizadas todas las vías de comunicación  oficiales o  privadas.

 

La información referente a los gastos de funcionamiento en todos los estamentos de la República mental de Miranda es absolutamente confidencial, por periodos de 10 años, que se renuevan automáticamente a partir de cualquier pedido de información que invoque la ley 18 381.

 

En la República mental de Miranda los gentiles adoran al cuco, odian a dios en todas sus formas y manifestaciones, existe expresa prohibición de portar biblias, coranes u otros de similar contenido que representen un riesgo para el modelo social impuesto.

En la República mental de Miranda los amigos ganan 250 000 y los gentiles ganan 15 000.

 

Los característicos discursos Mirandistas son histéricos y violentos .

Cargados de contundencia conceptual unitaria y centralista son dirigidos a las masas turulecas las que mientras comen choripanes escuchan aterradas.

En la República mental de Miranda se vive en vigilia permanente ante la amenaza constante externa que atenta contra la feliz democracia que gozan sus ciudadanos.

 

En la República mental de Miranda no hay industrias contaminantes ni explotados, todos viven del Estado.

La leche sale de una caja.

Los limones son Egipcios

Las vacas paren coliflores

 

* Ut dividorum  ( del latin )  ¨Que divide¨  antonimo de Ut serviam -¨ Para servir ¨ 

 

 

En la República de Miranda hace muchos años había una vez un Javier :

 

Iba al liceo,

bailaba  Los Beatles,

leia Tintin,

amaba al vecino,

gustaba del mar,

prestaba poemas;

era normal.

 

Yo lo conocí.

 

Juan Manuel Otero Ferres

Vociferix junior

 



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net