*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
William Marino William Marino
Ya fueron las internas, ahora…
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Mi modesto aporte al recuerdo de la AMIA
Esteban Valenti Esteban Valenti
¿Por qué me meto?
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
El conflicto y la lucha
Héctor Musto Héctor Musto
Sobre el FA, Daniel Martínez, Graciela Villar y el ocaso de los dioses
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El calentamiento global, el trabajo y UPM
Michael Añasco Michael Añasco
Asociación Chagociana de Fútbol
Diego Piñeiro Diego Piñeiro
BigData, Fake News y Deep Fakes
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
De profecías y realidades
Jorge Jauri Jorge Jauri
Ha nacido más de una esperanza…
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
La importancia de explicar. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Daniel Feldman Daniel Feldman
Es la cultura, estúpido
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Ante nuestros ojos tantas y tantas cosas desfilaron
Ismael Blanco Ismael Blanco
Pido la palabra
Janet Nuñez Janet Nuñez
Una reflexión sobre el Partido Cabildo Abierto
Ruby Soriano Ruby Soriano
México, la border patrol de Trump
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Nuestra seguridad amenazada
Prof. Gustavo Toledo Prof. Gustavo Toledo
¿Cuándo se jodió el Uruguay?
Jorge Eiris Jorge Eiris
Paso a paso…
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Del asesinato considerado como una de las malas artes
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
La renovación y la mañana siguiente
Charles Carrera Leal Charles Carrera Leal
A propósito del Sistema Automatizado de Interceptaciones Legales
Jaime Secco Jaime Secco
La unidad, un cuentito que pasó
Juan Santini Juan Santini
La Justicia italiana condena a cadena perpetua a militares uruguayos por el Plan Cóndor.
José W. Legaspi José W. Legaspi
La “sobrevaluada” corrección política y las verdaderas ratas
Agustín Deleo Mas Agustín Deleo Mas
Encierro y el día después…
Federico Sequeira Federico Sequeira
¿Todo por la patria?
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
La peste plástica va tomando nuestros órganos
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La cultura criolla
Julio César Boffano Julio César Boffano
Ideología de género es lo que hace la Iglesia Católica y lo voy a explicar
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Un sistema de encuestas más transparente
Michael Añasco Michael Añasco
Mama, no quiero ser negro.
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Albert Camus, rebeldía de valores
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Mi encuentro con Zabalza
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Murió Fraser, héroe anónimo de la lucha uruguaya
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo ha perdido su brújula
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
El Granma y los “falsos ídolos”
Ana Rosengurtt Ana Rosengurtt
Sobre la vacunación contra el VPH a varones
Luis Fernández Luis Fernández
¿Frío invernal?
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
La República mental de Miranda
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
Daniel Martínez y ¿el todo vale?
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores (3) De crítica y autocrítica.
Ricardo Cappeletti Ricardo Cappeletti
Daniel Vidart en Chile
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Yo también soy EL PERIODISTA GABRIEL PEREYRA
Carlos Visca Carlos Visca
Aporte a la elaboración de una nueva Ley Organica de las FF.AA.
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Las otras dimensiones de las internas: motivación y organización
Héctor Romero y Gustavo Salinas Héctor Romero y Gustavo Salinas
Sydney Brenner (1927-2019): Hormigas en la Silla
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia : 1° de mayo no fue catastrófico como lo anunciaba el gobierno del Presidente Macron
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

Mi balance sobre la votación de Mario Bergara en las internas

Héctor Musto

03.07.2019

En primer lugar quiero dejar claro que estas reflexiones que publico son mías, y no tienen por qué representar lo que piensa Mario, y el único responsable de estas líneas soy yo: desde el domingo, excepto felicitarlo, no tuve ninguna comunicación con él.

 

Aclarado lo anterior, paso a decir cómo la veo yo. Naturalmente, hay que comenzar por el principio. Y el principio es sencillo. Lo que nos unía es relativamente fácil de explicar: el frenteamplismo, el seregnismo, la trayectoria como cuadro de gobierno de Mario, la necesidad de la renovación de la dirigencia de primera línea, la esperanza de algo nuevo en el FA, el cansancio del aparatismo, el compartir los sueños de una generación (la del '83) que tuvo un papel no único pero sí importante en la caída de la dictadura y varios etcéteras más que expliqué en otras columnas en uy.press y otros medios. Hasta ahí, todo muy lindo y romántico.

Pero claro, desde el principio asumimos que la tarea no iba a ser nada fácil. En primer lugar, por nuestro renegar de los "aparatos". Porque esta renuncia implicaba algo muy obvio y costoso: no íbamos a contar con estructuras consolidadas a lo largo y ancho del país, no teníamos dirigentes reconocidos "por el gran público" (quizás ni siquiera Mario), sin legisladores o intendentes. Y por ese mismo motivo, sin recursos económicos. En resumen, arrancamos con ganas, sin aparato, sin plata. Llevar la candidatura de Mario iba a ser una lucha titánica para la cual contábamos solamente con nuestras ganas de cambiar al país (y al FA), con la militancia de unos pocos. Pero sabíamos, apostábamos, a que la trayectoria de Mario, sumada a su innegable capacidad de comunicación, podría, quizás, proyectarlo. En resumen, arrancamos desde el reconocimiento que tiene Mario... y casi nada más, sumado a las ganas de quienes lo apoyábamos.

Proyectar a Mario a las grandes ligas, entonces, era un sueño difícil: sobraba convicción... y faltaba todo el resto: recursos materiales (y toda campaña es muy pero muy costosa), cuadros en todo el país, funcionarios rentados, etc.

Y además, tema no menor, no contábamos con una lista que tuviese historia, al estilo de la 1001, la 90, la 609, la 2121, la 77... Por el contrario. Todas esas "marcas registradas, que tienen su historia bien ganada, estaban alineadas. Siempre mencionando grupos grandes, con Daniel estaban la 90, la Vertiente, el FLS entero, Casa Grande. O sea, por mencionar algunos cuadros conocidos, Mónica Xavier, Civila, Astori, Michelini, Oscar de los Santos, Enrique Rubio, Mariano Arana, Constanza Moreira. Con Carolina, nada más y nada menos que la 609 (el grupo más votado desde el 2004 a la fecha), o sea el Pepe (ex Presidente) y Lucía (actual Vice Presidente). Y el Boca Andrade, gran dirigente sindical, tenía atrás suyo nada menos que al PCU y la 1001 entera, que tiene cuadros como el senador Juan Castillo, de gran pasado sindical, un "mediático" como Gabriel Mazzarovich... más todo el aparato organizado que siempre tuvo el PCU. Y además, como para arrimar algunos votos, contaron con la 711.

En resumen, nos largamos de puro corazón "contra" todo eso (y digo "contra" en el sentido de pelear por la candidatura, pero sabiendo que nos unen el frenteamplismo, el compromiso con el programa del FA, y, aspecto no menor, saber que somos todos parte del progresismo de izquierda, del único progresismo que existe en el país).

Y nos largamos convencidos. Poniendo todos y cada uno de nosotros y nosotras lo mejor que podíamos. Desde dinero hasta la militancia boca a boca, desde colgar carteles y hacer pintadas hasta escribir en medios de prensa. Sabiendo que ganar la interna era, hoy, una tarea imposible... pero había que quedar bien parado en la interna. Porque Mario tenía que quedar bien posicionado. Tenía que transformarse, más allá de que el candidato a Presidente fuese otro, en un interlocutor válido. En un referente. Contra todo pronóstico previo, tuvimos una votación mucho más que digna. Por ejemplo, si bien tenemos, hay que reconocerlo, carencias en el interior del país, en Montevideo la 1983 fue la cuarta lista en votación dentro del FA, nos superaron solamente la 609, la 90 y la 1001... y votamos mejor que Astori, que Michelini, que Rubio. ¿Nada mal, verdad, para una lista sin aparato ni plata ni figuras de primera (excepto Mario)?

Y quiero terminar pensando en el futuro, en el próximo y en el más lejano. Tenemos claro que el Uruguay no se acaba en las internas que ya fueron. Y tampoco se va a terminar en las elecciones de octubre. Ni en noviembre, si es necesario. Más allá de que tenemos la convicción de que el FA con Daniel va a ganar en primera o segunda vuelta... tampoco se termina la política en las próximas elecciones. Pensamos y trabajamos también para el futuro. Para el 2024. Y aún más allá. Porque queremos, con Mario, cambiar al país y al FA. Somos pocos, pero bien montados. Y sabemos que la política, como la vida, crece desde el pie. Y una luz puntual nos espera. Y daremos todo para que así sea, hoy con Daniel y siempre con el FA.

Héctor Musto



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net